sábado, 16 de enero de 2016

CARTA A UNA MILITANTE SOCIALISTA.



     Amiga Natalia: Al leer tu comentario en  "Feisbur", (aunque tú lo domines yo prefiero castellanizar el inglés), criticando lo del bebé de Carolina Bescansa en el Congreso de los Diputados, y de paso a Podemos, mi reacción fue la de cierta coincidencia, y  seguir hablando de este problema. Te he contestado en el dicho "Feisbur", pero la segunda parte del mensaje, no he conseguido colgarla Ha desaparecido. No hago más que pinchar por todos los sitios y no lo encuentro. Menos mal que lo copié. Por eso ahora lo cuelgo aquí.

   Hablas Natalia de la historia del PSOE. La conozco bien, sobre todo la de Villalpando, con sus mártires, incluidos. Quien se asome a mi blog podrá leer cómo se gestó y surgió la Agrupación esta Agrupación Local.    He escrito bastante de los fundadores. No ha mucho me llamó el hijo pequeño, 87 años, del líder de los años veinte y treinta del siglo pasado, Antonio G. Sacristán. //

    No fue Pablo Iglesias, el fundador, un revolucionario, cuando ello, la revolución, no sin motivo, es lo que le pedía el cuerpo a las masas obreras. No eran revolucionarios los viejos socialistas de Villalpando, sino moderados, aunque llenos de ansia social. Sí, en cambio, no sin motivo, comunistas, anarquistas... Tenían como espejo y modelo la revolución rusa del "diecisiete". 

    En los años treinta, y sobre todo durante la II República, había dos alas claras en el PSOE: la social demócrata, Indalecio Prieto, Besteiro, Giner de los Rios..., y la marxista revolucionaria cuya cabeza más visible lo era el "Lenin español", Largo Caballero. 

      En los finales del franquismo, F. G., abolió el marxismo. El partido socialista fue homologado con los partidos socialdemócratas europeos. 

     Ahora el que Carolina Bescansa lleve a su bebé al Congreso de los Diputados, reconozco que me ha gustado, no es más que una anécdota. Lo grave es el modelo de estado, el modelo social, el modelo económico que propugna Podemos. 

   Desde el respeto que me merecen, coincidiendo en su afán regeneracionista, y lo he discutido con ellos, no puedo estar más en desacuerdo con esas posturas neo izquierdistas, incluso totalitarias, que, en los únicos lugares donde se han intentado aplicar (Grecia, donde no les dejaron, Venezuela, Argentina...) han llevado a más pobreza, más desigualdad.


    Aceptando la Declaración Universal de los Derechos Humanos que, entre otros puntos, consagra el respeto a la propiedad privada, el modelo de los países occidentales, economía liberal social de mercado, es el que nos ha traído, nos hace disfrutar de las sociedades del bienestar. La iniciativa privada es el motor de la economía, en beneficio de todos. A nadie hay que dejar sin techo, comida ni vestido, pero la renta básica universal sería un criadero de vagos y de pobreza Ya vemos, en los pueblos donde todos nos conocemos, como esta sociedad del bienestar crea parásitos.


     Cierto que el sistema tiene excesos y deficiencias. En eso es en lo que debemos aplicarnos para corregir, llevando como lema la honradez. 

     Y  con ese modelo han estado todos los gobiernos del PSOE desde la transición hasta ahora. Y con ese modelo están de acuerdo PP y C's.

     En esta coyuntura lo mejor para todos sería un gobierno con esa coalición. No se trata de dar el "poder a la derecha", (¿cuándo vamos a dejar los estereotipos? "derechistas" en su comportamiento los hay por todas partes, en un lado y el otro). Se trata de formar un gobierno fuerte que, mediante el acuerdo, emprenda todo el saneamiento y las reformas de sentido común que la nación necesita.

    Se trata de que Pedro Sánchez no se empeñe, pensando sólo en su interés personal, en gobernar a toda costa, aun la de romper la nación. Le ha prestado cuatro senadores a los separatistas.

    Y si consideran necesario quitar a Rajoy, creo estaría dispuesto a echarse a un lado.  Si los dirigentes del PSOE piensan que pactar con PP sería la ruina para ellos, en lo de hacerlo con Podemos, ni te cuento. 

    Como ves argumento en favor de tu crítica a Podemos. Pienso que los militantes de base del PSOE debéis haceros oír para evitar la catástrofe. Ya ves que mi postura es coincidente con la de mi partido, Ciudadanos.