sábado, 29 de abril de 2017

LO NUNCA VISTO.


    Ya me voy a empezar a creer lo del cambio climático. Mis recuerdos se remontan a muy lejos. Les podría decir, por ej., que el año 1951 fue bueno. Se lo decía el Sr. Filomeno "el Olegario" a mi tío Paco en el taller de carros, donde servidor era niño observador.

    En el verano del 1959, llovió tanto que, entre otras desgracias, quedaron  gavillas, sin poner en morenas, por las tierras, sin llegar a la era. Recuerdo una tierra de "los Chicharros", mucho antes de la concentración, por donde nosotros ahora tenemos el regadío, y entonces siete cuartas con poza y noria, donde, ya muchacho, me encargaba de regar las eras de alfalfa, que se nació el trigo en las espigas.

    El "setenta y uno" fue muy bueno. Después de un invierno muy duro, estaba el campo casi sin nacer. Se lío a llover sobre el 29 de marzo, aquella noche estaba de "cuerpo presente" mi tía Josefa, la de "Coco", se tiró lloviendo todo abril y mayo. Cosechón de cereales. Fue el primer año que tuve alfalfa. Medio se estropearon todas. Recuerdo que "Requeté" y servidor le vendimos un camión cada uno, el de Miro a la deshidratadora que hubo en Benavente. Yo purría (sí, sí: pinchar las paquitas aquellas de veinticinco  y más kilos y echarlas al camión) y Requeté las "colocaba". Es un decir. ¿Qué tragedía!: yo con el "600" detrás, cuerdas y la purridera, hasta llegar a Benavente...

   Del ochenta y ocho, cuando se tollaban las cosechadoras en los bajos de algunas tierras, cuando las nubes y el ciclón, como una turmix, aquel 19 de julio por la mañana, nos deshojaron y hasta rompieron la cabeza de las zanahorias y nos refugiamos a la "obrigada" de la nave de "los Chisteras" temiendo que que aquel diluvio de agua, piedra, mieses machacadas nos arrastrara en el "ciento veintisiete", mejor no hablarles.

   Podría seguir, pero es suficiente para llegar "al consonante": NO HE CONOCIDO OTRA SITUACIÓN A LA DE ESTE DESGRACIADO AÑO: esos calores durante el día, ya en marzo y el frío de madrugada, rozando  o sin rozar, la helada, y sin caer una gota. Llega abril, este año bien ruín y se lía a calentar como en verano, 26 º grados algún día, aunque luego por la mañana, como en el desierto bajara a dos o tres.

    Algunas tierras todavía resistían, cuando dijo el tiempo: "ahora os vais a joder", y nos mete del Ártico una ola de frío polar. ¡Bueno!: y aquí, de lo malo, no bajó de cero grados. Parece ser que los majuelos, aunque algo tocados, se han salvado.  Habrán visto en el Bierzo y en la Ribera alta del Duero cómo han quedado los pámpanos, que el calor había adelantado, puesto que lo normal es que "hasta Santa Cruz la viña no reluz".  Ni las higueras. Las dos tontas de nuestro corral, llenas de brevas, tienen las hojas como moco de pavo. Lo de las higueras mustias (no sé si heladas) nunca lo había conocido.

    Y, ¿si lloviera este fin de semana?. Todavía si lloviera, todavía si lloviera.. ¡cuántos millones de veces, nosotros y nuestros heroicos y sufridos antepasados no habrán repetido esta frase..! Aunque digamos eso también de siempre, que el agua es muy verde, hay parcelas que ya están secas, que no tienen remedio. La nuestra de la carretera de Quintanilla. Rotura de alfalfa y encima NPK, Estaba impresionante. Da pena verla. Si tiras una cerilla arede.

    Para empezar, anoche cuando en TV CyL ponían tan claro el pronóstico de lluvia para hoy y para mañana, lo puse muy en duda. Y miro en internet, y escucho por la radio, y veo el tiempo de todas las teles, y siguen  "dando agua pa mañana". Miro ahora al cielo y no tiene pinta.

   Hace ya bastantes semanas, viendo el pelaje de esta primavera, áspero todos los días, me fui poniendo en lo peor. Urgí a mis hijos para que, además de la siembra de remolacha se pusieran a regar un trigo y una cebada. Pequeño consuelo.

    También es necesario adaptarse a las circunstancias, salir de la rutina: cien litros en febrero, calor en marzo; las alfalfas y vezas, llegada la segunda semana de abril, habían crecido todo lo que la humedad del suelo daba de sí. Se veía que ya no hacían más, que habían terminado su ciclo y que, aunque tuvieran poco, como media corta, era muy bueno. Además los días calurosos y secos, óptimos para el henificado. ¿Qué hacer?: ¡Segar!

    Es que es muy pronto, ¿cuándo se ha visto segar a primeros de abril? El año 1.990 recuerdo haber segado el 25 de marzo. Había sido un invierno muy cálido y lluvioso. Lo malo fue para secar aquello. Pero este año no era el caso, en cuanto a la seca.

     Pues quienes lo hicimos, tenemos, desde hace días unas preciosas pacas guardadas. Los que no, como "daba agua cada poco"... ¿Agua aquí con una situación del norte, áspero, frío y con el aire de arriba? ¿Cuándo se ha visto?, Pues ahí tienen las vezas sin segar secándose, mermando y estropeándose en las tierras. ¡Con la necesidad de forraje que hay este año..!

    Me preguntarán por la ganadería. Como el año pasado fue tan excepcional en el sentido contrario todos se inflaron a empacar y "hacer bolas". Anteayer un ganadero de Villamayor me dijo que el año pasado habían hecho dos mil pacas, a cinco euros, diez mil euros de empacado. Tienen para tres años. Los Pascas no sé cuántas bolas harían. Tienen una era llena. Si no las han roído los conejos o los ratones... Parece que no, porque les gusta más la colza nuestra.

    No es para las ovejas de aquí la escasez de forraje y de paja el mayor de los problemas, por eso que les digo de las reservas, sino el bajo precio de la leche y los corderos.

    No no es el económico el mayor problema de la sequía, sino el ecológico, el que llegue a escasear el agua incluso para el consumo. Sobre todo en nuestra comunidad los embalses están menos de mediados. Los acuiferos de aquí, que no están sobreexplotados parece que responden.

     Nuestra esperanza es que años secos siempre ha habido, que después de una gran secada, una gran mojada, y viceversa, que por aquí estamos acostumbrados a las sequías y a los encharcamientos (vean cómo iba el Valderaduey hace poco más de un año, en enero del dieciseis), que esto pase y lleguen lluvias, para el otoño, en el peor de los casos.

      Entre tanto vayámonos tomando muy en serio lo del calentamiento global, el cambio climático; cuidemos los bosques, nuestros pinares del Raso, evitando el riesgo de incendios como, por ej., supone un gran montón de leña talada de dicho pinar, y puesta por un particular como barrera para cortar un discutible paso, que se está secando y este verano puede ser, si no lo es ya, dinamita.

viernes, 28 de abril de 2017

CARTA ABIERTA.



     CARTA ABIERTA A DOÑA CARMEN FERRERAS.COLUMNISTA DE LA OPINIÓN, EL CORREO DE ZAMORA.

            Su columna de ayer, titulada ¡A POR ELLOS!, era un exordio contra la corrupción. ¡Qué menos, con la que está cayendo! Citaba nombres de esos “ellos”, los que están más de actualidad, y en Soto del Real, o a las puertas, pero ni una sigla. ¿Es que las del PP, las de la gaviota, están libres de haber cobijado bajo sus alas a todos los de la Gúrtel, Púnica,  Taula, Lezo, etc?

Lo mismo en el PSOE. ¿Los ERES son ajenos a los del puño y la rosa? Y lo de Cataluña, decir Pujol y Prenafeta es decir CIU.

Ayer, en la Opinión Digital, sobre su artículo escribí un breve comentario. Y, como me ocurre casi siempre que me meto con el PP, fue censurado.

Usted ante el terremoto de casos que está sacudiendo a los “populares”, buena defensora de los mismos, sale con esa proclama en la que, tácitamente, intenta salvar las siglas de sus amores.

Vamos a ver, doña Carmen: si hay 250 cargos del PP imputados. Si está imputado el mismo partido por financiación ilegal, llamado a declarar Mariano Rajoy, un expresidente de la Comunidad Autónoma más importante de España en la cárcel .  Si eran de sobra conocidas las andanzas de Bárcenas, Granados, Ignacio González, Correa, “el Bigotes”, … Zaplana, Munar,… ¿Cómo pretende usted desligar las siglas si están infectadas de carcoma?

Mire usted: en esa regeneración imprescindible, cada uno según sus fuerzas, debe arrimar el hombro. El cáncer de Genova tiene metástasis por toda la nación. Aunque sólo sea por su estructura piramidal caciquil de arriba abajo y de protección a los suyos, cuando podían. ¿Cómo si no se tapó el Caso Zamora?

Usted, tan conocedora de la política zamorana, ha perdido con los años, esa independencia y espíritu crítico de cuando escribía en el Norte, y era temida por los políticos. Usted ahora podría contribuir a la limpieza total de esta provincia, y de paso a intentar que no se nos muera del todo. Si no lo hace,  ¿es acaso por escribir en el grupo del Sr. Moll en quien por encima de toda ética, está la motivación  económica?

El grupo editorial prensa ibérica, EPI, se sostiene económicamente a base de practicar la doble moral.  En su joya de la corona, “La Nueva España”, de Oviedo, hace proclamas de españolismo contra el independentismo catalán. Este diario es quien, gracias a su balance económico positivo, sostiene las pérdidas del Diario de Gerona, y otros, en el que, no obstante, se apoya al separatismo.

No sé cómo andarán las cuentas de La Opinión de Zamora. Supongo que muy raspadito. Que tiene apoyo económico de las instituciones gobernadas por el PP, no cabe duda, ni de que ese favor lo paga.

 Le pongo un ejemplo que me afecta: cuando el Ayuntamiento pepero de Villalpando me reprobó por, según ellos calumniar, que no, como se ha demostrado, publicaron la noticia con comentarios injuriosos y calumniosas contra mi persona, en casi una página, y letras bien gordas, pero no me dieron la opción a la justa réplica. Así sucesivamente.  Como soy molesto para el PP, censura sobre censura.

Como cada uno no combatamos la corrupción que tenemos al lado, y la falta de libertad de prensa lo es, (la mayoría de la envejecida población zamorano no entra en internet y La Opinión es el medio más influyente por ese motivo)  mal asunto.

¿No podría La Opinión desligarse de EPI y con los buenos profesionales que tiene, usted entre ellos, ser independiente?




domingo, 23 de abril de 2017

LA CORRUPCIÓN DEL PP.


     Me van a permitir, porque es que si no hablo reviento. Si es que esto de la operación "Lezo", que se veía venir, aunque  diluvie sobre mojado, ya es demasiado, carga de razón a quien empezó a luchar contra la corrupción del PP hace dieciocho años en su pueblo y provincia.

     Como ustedes ven este blog es "un cajón de sastre" donde se puede encontrar historia, literatura, noticias locales, comarcales...,  y también, por qué no, crítica política, exenta siempre de ofensas personales y, sobre todo, de calumnias. Todas las informaciones que he dado, usando mi libertad de expresión, están respaldadas por documentación.

    Pero claro, la reacción de manual de  quien se siente poderoso, aunque sea en el ámbito de una pequeña villa, amparado por unas siglas, y con algo que ocultar, es la de intentar acallar al vocero.

    Como alguien se empeña en que la guerra no termine es conveniente recordar lo sucedido. Por ello voy a copiar  la información aparecida en la Opinión de fecha 8 de febrero de 2.015.

                                                     ---------------------------------

     TODA LA CORPORACIÓN DE VILLALPANDO REPRUEBA LA ACTITUD DE UN VECINO .

PP Y PSOE aprueban un acuerdo de pleno en el que desmiente las "falsedades" vertidas por Agapito Modroño.

08.02.2.015 / 10:50


I.G. Miembros de la Corporación Municipal de Villalpando han presentado denuncias contra un vecino de la villa, Agapito Modroño Alonso, por "las calumnias, injurias e insultos" vertidos contra ellos en su blog. Esta medida se ve corroborada pòr el acuerdo adoptado en el Pleno con el apoyo de todos los concejales -los del PP en el gobierno y los del PSOE en la oposición- en el que a lo largo de nueve puntos se denuncian públicamente los "constantes ataques" vertidos por Agapito Modroño.

"Basta ya de sembrar dudas; si hay alguna irregularidad, dígala o denúnciela, pero hágalo con claridad. Lo que está haciendo atenta contra el honor de las personas. Su único fin es desprestigiar socialmente a alguno de los miembros de esta Corporación, a través de insidias, falsedades e incluso injurias y calumnias" expresan en uno de los puntos.

El alcalde  de Villalpando, Félix González, ha justificado por su parte el traslado de este caso a los tribunales de Justicia por "poner en entredicho la honestidad y honradez de la Corporación Municipal, a la vez que lamenta "el daño, confusión y enfrentamiento vecinal que está causando el señor Modroño con la aplicación de su particular, autoritaria y visionaria justicia". El regidor no duda en calificar de "falta de ética, honestidad y cúmulo de falsedades" las afirmaciones de Modroño en su blog.

                                             ----------------------------------------

     Por ser vomitivos omito los siguientes párrafos. Pueden ir a la hemeroteca.

      Esa REPROBACIÓN fue la declaración de persecución desde el poder local contra un vecino honesto que jamás ha calumniado

       En efecto: se presentaron denuncias que, tras largo proceso e intento de presunta falsificación de pruebas por la vía penal, han sido archivadas, al demostrar que servidor ni injuriaba ni mentía. Más adelante aclararé la duda pueda quedar.

       Pero aún más grave que las denuncias fue valerse del cargo para adoptar una resolución en Comisión de Gobierno cuya única finalidad no era hacer cumplir la legalidad, ni velar por el bien común, sino CAUSAR EL MAYOR DAÑO POSIBLE A MI FAMILIA. Ya saben: "que habíamos de levantar la tubería soterrada de riego", un  daño irreparable, de muchos miles de euros.

       Nos obligaron a recurrir ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo, quien revocó tan inmoral acuerdo, y dicha instalación está completamente legalizada; pero hasta tanto, ¡cuántos gastos!, ¡cuántos disgustos! Y que todo lo anterior descrito lo haya hecho alguien de la familia antes tan querido, por quien tanto he hecho, quien tanto me debe...

      Y claro: aprovecharse del cargo público para obtener algún beneficio, es corruptela, aprovecharse del cargo público para perseguir a un vecino es corruptela, porque ello conlleva gastos al erario municipal. El abogado y procurador en el juicio ante el Juzgado de lo Contencioso, por ej. o la retro que fue a buscar la tubería, por ej.

      La corrupción del PP es sistémica, viene de muy lejos, es un  gangrena que se extiende por todo su cuerpo, que llega  hasta el último rincón, que deja poco tejido sano. Por supuesto que no generalizo en todas las gentes populares, pero dudo incluso de que Rajoy, con todo lo que está saliendo, por acción u omisión, esté limpio.

     Este Maillo nuestro que tanto sale por la tele. ¿No es acaso heredero de toda la oligarquía caciquil de la provincia? Fuimos los inventores de las mordidas a los empresarios, con ellas se compró a Antorrena. Sabemos como el de "Lis", ya no juez, tapó "el Caso Zamora", y como los del PSOE no lo apelaron ante Valladolid, Y como al poco le premiaron por ello a Villalba

       Este Maillo ha sido el jefe del partido de los Villasante, Lorenzo, Allende, González, Tomás... Ha sido Consejero de Caja España en la época del espolio. El que nombra a los cargos políticos en los Servicios Territoriales de la Junta en Zamora: agricultura, urbanismo, sanidad, educación..., donde, presuntamente, se protege a los de casa.

    Pongamos el ejemplo de aquí: dice el padre del promotor de la plaza de tientas en la dehesa, teniente alcalde en aquel momento, que ofendo a su honor cuando informo que la tal fue construida con una licencia de obra menor para "colocación" (esa es la palabra que aparece en la solicitud, aunque admitamos construcción) de cercados y corraletas". Por ello me denunció.

    Toda la "legalidad" a que se agarra es al informe del arquitecto municipal emitido cuatro años después (para empezar es ilegal no lo hiciera antes de conceder la solicitud). Lean ustedes dicho informe publicado meses atrás en este blog, con otros dos, igual de animosos contra mi persona, rebatidos ambos. Resulta que los "cercados y corraletas" se transforman en "recinto vallado" de forma circular... ¡Claro!: como según dijo en el Juzgado no sabe lo que es una "Plaza de Tientas..!  ¿No leería la  placa inaugurativa donde pone muy claro lo de PLAZA DE TIENTAS...?

   Y ya el sumum de la "legalidad" es que la Comisión Provincial de Urbanismo dé por bueno tal informe, sin tener en cuenta siquiera que ya los de Medio Ambiente habían incoado procedimiento por carecer la explotación ganadera de Licencia Medioambiental.

   Esa "legalidad", además de las alegaciones por escrito, la discutí tres veces con la Jefa. Le citaba los artículos del PGOU de Villalpando, los de la Ley 5/1999  y los consiguientes Reglamentos. No sabía por donde salir. Se "refugiaba" en el Roncero.

   Pero claro: estábamos en abril de 2.015. Todavía el PP con mayoría absoluta en la nación y en la provincia, vísperas de las elecciones municipales. ¿Cómo no intentar tapar ese escandalito?

     En esta cuestión hay algo muy elemental, que propuse por escrito al Ayuntamiento: que pidan el dictamen del Arquitecto de la Diputación Jefe del Área de Asistencia a Municipios. De todos modos Técnicos independientes por ahí quedan.

     Y si a mí me denuncian por injurias cuando no he hecho otra cosa que defenderme de las vertidas contra mi persona, ¿qué habría servidor de hacer con esa decisión de REPROBACIÓN publicada en La Opinión una vez probadas las no "falsedades" de que me acusaban, con esa nota que si es calumniosa y vejatoria: "el regidor no duda en calificar de falta de ética, honestidad y cúmulo de falsedades  vertidas por Modroño". ¿Es más ético lo querer hacernos levantar la tubería?

    Y a ese señor, tan amante de mi blog, que rebusca y saca de contesto frases para denunciarme, le recomiendo relea lo de la REPROBACIÓN, de que fue muñidor; los anónimos de cuya autoría nadie duda (fueron en plena guerra, cuando publiqué las fotos de las faegas taurinas y con un estilo literario que era una firma de los autores), y lo del "Feisbuk" , tan ofensivo y calumnioso, que yo había lanzado anónimos contra Javi Núñez y unas cuantas injurias más, que, aunque borrado quince días después, hay copias.

     Y a los que colaboraron en la persecución (reprobación, declaraciones, tubería...) les advierto deben desmarcarse. Igual a los cargos actuales.

     El PP necesita limpieza en España y en Villalpando.

    

   

        
       

      
    

      

        


    

miércoles, 19 de abril de 2017

HOY VA DE APELLIDOS.


    Antes de que nuestras aldeas se mueran del todo, al igual que he recogido todas las facetas de la vida en aquella sociedad rural tradicional, quiero hoy recoger los apellidos característicos de cada pueblo que, dada la endogamia, apenas se mezclaban con los de pueblos próximos.

    Aparte de los Fernández, González, García,  Martínez, Álvarez, Núñez comunes en todas las partes, voy a recoger los "pata negra" de cada pueblo_

   En Villalpando los Infestas, Boyano, Mazariegos, Allende, Bariego, Riaño, Cepeda, Mansilla, de la Puente. Compartidos con otros lugares, por ej. Sanabria, de donde puede que procedan, tenemos,  de Prada, Chimeno, Gallego, Vega. Luna y Espinaco, muy de Villalpando, se van perdiendo.

    Los Manrique pertenecen todos a la misma numerosa familia asentada en el pueblo a mediados del pasado siglo. Igual el Modroño, aunque menos numeroso en el pueblo, porque emigraron todos los hermanos de mi abuelo,  es apellido llegado, tres generaciones anteriores a la mía, de la provincia de Valladolid.

   Vayamos a Cerecinos de Campos. Creo que era el pueblo más endogámico de toda la comarca, a tenor de sus apellidos tan peculiares y predominantes: Miranda, Torio, Casquero, Gangoso, Anta, Cabreros...

     En Prado, tan próximo también hay Gangosos, por lo que dudo si éste es original de uno u el otro pueblo. Además están los  Palmero, Quesada y no sé si alguno más, que el pueblo siempre fue pequeño.

    Lo mismo podemos decir de Quintanilla del Olmo, que si le adjudicamos algún apellido autóctono, ese sería el de Peláez.

    Tampoco Villamayor se caracteriza por muchos apellidos genuinos, puesto que abundan los comunes. No obstante de Villamayor son los Riol, Lozano, Tomé, de Caso (éste compartido con Villalpando), Rojo...

    De  "Villarico", Villar de Fallaves, solo se me viene al cacumen el "del Castillo". En cambio de Castroverde de Campos los Bausela, Cando, Alcalá (de este también hay en Villanueva y Cerecinos), Morejón, Espeso, tienen mucha fuerza.

    Demos un salto a Quintanilla del Monte. Aquí es "sota, caballo y rey": Áres, Valdés, Brezmes y Martín. Más o menos en Cotanes: Cabello, Cimas, Vicente, Ferreras, Galindo..

    ¡A ver!: ¿Quién en Villárdiga y San Martín entre sus ocho apellidos no tiene algún Gago, Vidal, San Juan, Alaíz, Asensio o Benayas?

      Creo que el Toranzo, es oriundo de Cañizo, si bien extendido a Villalpando, Revellinos...; además, cómo no, están los Pedrero, Montaña, Cadierno, Margallo...

      El pueblo de tras la lomba es la villa de los Lobos, a igual que en su pariente de un poco más p'allá, Vega de..., aunque además algún Burón, Múñiz y Calderón deben quedar por ahí.

      No me podía olvidar de mi querido Villanueva del Campo, donde existen unas cuantas familias que siempre están en Febrero y en Abril. Pero, además, hay Labradores, Quintanas, Alcalás, Legidos, Escardas, Abades, Castellanos, del Campo, Morenos...

       He dejado Tapioles para el final por ser la "joya de la corona" de los apellidos linajudos: Osorios y Urueñas, ¡tela marinera!, que conviven con los más humildes, Posada, Uña, Maestro, de Vega...

       Como seguro que más de uno se me habrá olvidado, me lo pueden recordar con un mensaje.                                                                                                                                                                                                                              

   

 

domingo, 16 de abril de 2017


    Nada que ver la actual Semana Santa villalpandina con la de hace treinta y más años.

    Las procesiones: dos larguísimas filas de a uno, por las aceras, encabezadas por los ciriales portados por dos monaguillos. Niños y niñas vigilados por maestros y maestras; luego las mujeres, creo recordar, y al final los hombres, o viceversa.

   En la procesión del  Viernes Santo salían todos "los santos", todos en andas de cuatro brazos, por supuesto: el Señor atado a la columna, una talla pequeñita, portada por niños (le dábamos dos pts al nieto del Sacristán por llevarlo)  le seguía el  "Ceomo", un poco mayor; "La Oración en el Huerto"; San Juan, La Soledad, La Dolorosa, El Cristo con las Magdalenas, los únicos que iban en carroza; el Nazareno, y por último "La Urnía", escoltada por la Guardia Civil.

  Solo había dos cofradías: Vera Cruz y los del "Cristo". Desfilaban con sus pasos en fila interior. Detrás del Nazareno iban alumbrando un montón de mujeres, alguna menos detrás de la Dolorosa y del Cristo.

   Todos los años era noticia, "¿a ver quién lleva este año a Jesús?" . Aquello daba prestigio. Había que tener fuerzas y dinero. Las andas se subastaban y había puja  para decidir qué grupo de cuatro sería ese año el cargador. No sé si un año se llegaron a pagar 500 pts. por llegar a Jesús. Cada uno iba provisto de horquilla en la que apoyar los "brazos" en las frecuentes paradas de descanso. Aunque, como el recorrido era más corto, y el paso de los cargadores mucho más ligero, las procesiones duraban mucho menos que las actuales.

   No existía banda. El sonido de las procesiones era el bronco tambor de Miguel el pregonero, y la esquila de "Cementerio", pero sobre todo los "Cantos Penitenciales"- Recuerdo algunos fragmentos:

    "Amante Jesús mío / ¡oh cuánto te ofendí / perdona mi extravío (la mayor parte de la gente decía "nuestra vida") / y ten piedad de mí.

    ¡Quién al mirarte  exánime / pendiente de una cruz / por nuestras culpas víctima / expirar buen Jesús, / de compasión y lástima / no siente el pecho herido / habiéndote ofendido / con negra ingratitud.

     Otro muy conocido  era: ¡Perdón a tu pueblo Señor / perdón a tu pueblo /perdónalo señor/. No estés eternamente enojado, no estés eternamente enojado, / perdónalo Señor.

      Por las heridas de tu costado / y los tres clavos que te clavaron / perdónalo Señor.

      ¡Bueno, bueno!: qué tenebroso: un ¿Dios eternamente enojado? porque (esto moderno es más bonito)- todos somos pecadores / y por eso le cantamos / al Jesús de mis amores / al que ha resucitado. Yo soy el Camino la Verdad y la Vida, y nadie va al padre si no es por mí.

     Sin querer entrar en disquisiciones teológicas, pienso en "los pecados" de aquella sociedad rural, ¡pobres gentes!, y eran los mismos defectos de siempre de los seres humanos, aunque muy atemperados por la pobreza y la presión social del nacionalcatolicismo. Por ej.: había muchos menos robos, homicidios, odios.. que esos son los verdaderos pecados.

     Ahora bien: como un pecado, y gordo, era el incumplimiento del sexto ("No cometerás actos impuros". El Catecismo del Padre Astete decía: "No fornicarás") y noveno, ("No consentirás pensamientos ni deseos impuros", el idem decía: "No desearás a la mujer de tu prójiomo") Mandamientos de la Ley de Dios, de estos pecados, sobre todo contra el Noveno Mandamiento, nadie de los jóvenes se libraba. ¡Fíjate!. ¿Quién nos iba a decir la promiscuidad actual?

    Antes, contra estos pecados, clamaban los curas desde los púlpitos. Ahora, me parece, que ya ni los mientan. El jueves, en la sobremesa, pregunté si habían quitados estos dos de los Diez Mandamientos, porque, incluso personas de práctica muy religiosa, han dejado de practicar el "Sexto", según el cual las relaciones sexuales sólo estaban permitidas dentro del matrimonio y, además, encaminadas a la procreación. También era pecado el uso de anticonceptivos.

      Conocen los lectores mi filosofía ética: le doy verdadera importancia a las inmoralidades, que diría sociales, resumidas en algo esencial: ser buena persona, compasiva aunque amante de la justicia, tener buenos sentimientos, intentar no dañar al prójimo..., dicho lo cual, afirmo también mi desacuerdo con tanto desmadre sexual actual. Entre otras razones porque también es dañino socialmente, y no sé si hace más felices a los individuos. Desde luego no a los hijos de padres separados, ni al cúmulo de víctimas de la violencia.

     Aunque suene antiguo, ya desde antes de Cristianismo, la familia era la célula que cohesionaba a las sociedades. Las costumbres actuales están dañándola seriamente, lo que está yendo en perjuicio de las personas.

     Todavía nos queda el colchón de los de nuestra generación, e incluso más jóvenes, refugio, en muchos casos, de hijos/as procedentes de tanta pareja rota.

     La Semana Santa, celebración cumbre del Cristianismo, de la Iglesia Católica, no debería reducirse a esa farfolla de carrozas, cucuruchos, flores, cirios..; vírgenes de mantos, coronas, tronos de las "macarenas"... debería hacernos recapacitar sobre comportamientos.

    Me entristece la utilización de la Iglesia Católica actual para la celebración de actos sociales tan carentes de significado religioso, o escaso. Las procesiones de Semana Santa, en gran parte, pueden ser un ejemplo, aunque, ¡qué quieren que les diga!, en las de mi pueblo, percibo que la motivación principal es una religiosidad tradicional, que hay devoción, y, supongo, que todos los participantes serán creyentes, si no.. ¿a qué van?

   Rechazo la utilización de la iglesia para otros "actos sociales": los bautizos. ¡Pobres curas, tan pocos y ancianos! Unos pocos intentan ser justos, ( y se les cae el pelo). Otros ceden.

   Si lo normal es que los padres que no cumplen las normas de la Iglesia, en cuanto al matrimonio, por ej., que por esto no son mejores ni peores, pasen de ésta para todo.

    ¡Ah, no!: que el niño no se va a quedar moro. Pero qué bobada es esa. Sé consecuente. Si en la práctica no eres católico, pues que sea para todo.

     -¡Claro..! y luego no puede hacer la Primera Comunión.

       ¡Amigo!: el acto social de la Iglesia Católica por excelencia. Vomitiba farsa en la mayoría de las familias. A una cría, con diez añitos, le oí decir: -yo no creo en Dios pero hice la Primera Comunión por el vestido.  ¡¡¡...!!!

      ¿De las bodas...? La ceremonia religiosa es mucho más larga, solemne. Quiero pensar  que en quiénes optan por esta celebración, (sin minusvalorar las otras) existe algo más que los tules y la marcha nupcial.

       ¿Y los funerales? ¡Amigo!: Ahí, de  golpe, todos nos volvemos creyentes, y para los familiares, incluso anticlericales, es un consuelo, y son muy respetuosos, con la ceremonia religiosa.

        Ya de paso, recomendaría a todos los que usan la iglesia, aunque sólo sea en las procesiones de Semana Santa, que, al menos, pongan la cruz en el IRPF, que esta iglesia de ahora, tan escasa de curas, es mucho más pura que las anteriores, y sus obras sociales, (léase Caritas, Manos Unidas, etc.) están matando muchas necesidades.

        Resumiendo mis sentimientos, aunque la imagen de nuestro Nazareno, meciéndose entre rojo y morado, sobre recios hombros de villalpandinos, me siga conmoviendo, les canto: ....../ ¡Oh no eres tu mi cantar / no quiero cantar, ni puedo / a este Jesús del madero / sino al que anduvo en la mar/  ¡Oh, no...!

         Y que me marcho a la plaza a disfrutar de la otra faceta bonita de la Semana Santa: la convivencia.

miércoles, 12 de abril de 2017

NOTAS NECROLÓGICAS.


    Hace como dos semanas fallecio en Benavente, Aurelio Vázquez Revuelta, "Yeyín". tercer hijo de la familia de "Los Soberanos". Tenía 72 años. Desde hacía unos cuantos sufría una enfermedad neurodegenerativa. Estuvo muy bien atendido en la Residencia de Villalpando. Su hermano Jesús, único que vive en el pueblo, pasaba ratos con él todos los días.

   El pasado domingo falleció en una residencia de Valdemoro, creo, Ascensión Boyano Redondo,  "CHONI", tenía 85 años. La mayor de una familia de siete hermanos; la formada por el mayor de "Los Camilos", Cándido Boyano Chimeno (primo carnal de mi padre), y Angelita Redondo, hija del señor "Nino el narigón!. Sus hermanos fueron "Candi Requeté", "Nines", Jesusa, Serapio, Teodoro y "Quique".

   Ahora acabo de ver la esquela. El entierro será esta tarde: Julia Zamora Blanco, de 96 años. Fue la esposa de Ovidio Sánchez, "el del banco" y madre de  Jesús, Carlos, Isahel y Miguel.

   Como  Julia era una de esas personas mayores, lúcida hasta el final, deseosa siempre de tener noticias del pueblo, y,  como otras muchas, le decía, a su hija en este caso: "mira a ver si ha escrito hoy algo Agapito", quiero dedicarle mi pequeño homenaje.

   Pues resulta que era natural de Roales de Campos. Su familia se trasladó a Valladolid cuando ella tenía doce años. El padre había enfermado. Por eso vendió casa y labranza en el pueblo y compró cuatro casitas "molineras" en Valladolid: una para vivir, otra posada y dos para alquilar. Sabía decisión.

   Aunque Julia de niña, incluso algo moza, venía por Villalpando a casa de la señora Alejandra, la madre de los Gareas, en la calle Amargura, fue en Valladolid donde la conoció Ovidio, quien, acabada la guerra, y de la última quinta movilizada, los nacidos en 1920, fue la última licenciada. Aquellos soldaditos, mi tío Pablo entre ellos, tuvieron siete años de mili, acuertelados, por si acaso. Ovidio en Valladolid, donde aprovechó para formarse, y así que lo licenciaron, ingresar en el Banco Español de Credito. Entonces, en aquellos años, se hizo novio de Julia. Se casaron, y a Villalpando. Don Manolo y él eran "los del banco" Le ofrecieron direcciones en oficinas importantes, pero él no quiso salir de su pueblo. Y, claro, Julia era de Villalpando. Aquí parió y crió a sus cuatro hijos, que no era labor menor la de aquellas esposas y madres.

     Vivió en sus últimos años, el inmenso dolor de la pérdida de un hijo, pero ha tenido el el gran consuelo de estar siempre querida y protegida por los restantes. Fallecido Ovidio, mientras pudo siguió en Villalpando, muy pendientes todos de ella. Isabel y Pablo son de los de casi todos los fines de semana al pueblo. Cuando ya no se valía, se la llevó Isabel.

      En los últimos meses, aunque con la cabeza bien, era totalmente dependiente, y resultaba muy difícil manejarla,  atenderla en un piso. Ella pedía que la llevaran a una residencia. En la de Villalpando no había plazas, ¿..?  De entre Villanueva y Cañizo optó por éste, que allí tiene consuegros y casa su hijo Miguel. Como sus hijos no han dejado ni un día de estar con ella, ha fallecido con resignación cristiana, a los diez días de estar en "La Estrella de la Mañana".
 
     Acaso, ¿no hablan de Dios las estrellas? Mantengamos esa esperanza.
 

martes, 11 de abril de 2017

LOS PESTICIDAS Y LA AGRICULTURA.


  El debate, incluso a escala global, es tan intenso, el problema nos afecta tanto, como consumidores y productores, es tan actual, que me meto a informar y opinar.

  Primero: Son pesticidas tres grandes grupos de productos químicos: HERBICIDAS, INSECTICIDAS Y FUNGICIDAS que en el lenguaje comercial y agrario se les denomina FITOSANITARIOS, "FITOS" coloquialmente.

 Segundo: No son pesticidas los fertilizantes químicos, lo que se empezó a llamarse, y sigue, ABONOS MINERALES. Estas sales de Nitrógeno, Fósforo y Potasio, son el alimento natural de las plantas. Proceden de yacimientos y de la atmósfera (el nitrógeno). Se incorporan a los suelos, muy lentamente y de forma escasa,  por la descomposición de la materia orgánica, y de forma más abundante por las aportaciones fertilizantes.

  Tercero: Desgraciadamente sin los productos químicos en la agricultura, nos moriríamos de hambre. Bien ecológica era la agricultura de nuestra infancia: trabajaba en ella el 70 % de la población activa, que no producía alimentos para ellos y el 30 % restante, Vivíamos en España veintiocho millones de habitante, hoy cuarenta y siete. El promedio de vida en un siglo, se ha duplicado.  Un 6%  de población activa en el campo, produce alimentos en abundancia, de sobra en bastantes productos, para todos. Añadimos la obviedad de que la otra pata importante es la mecanización.

    ¡Bien!: Salvo en los cultivos de huerta, mejor dicho, en el cacho de huerto familiar donde se puede quitar la broza a base de doblar el lomo, una agricultura totalmente ecológica es inviable. Sin "minerales" y herbicidas, no hay cosechas. Los insecticidas y fungicidas no  siempre son imprescindibles.

    Las explotaciones, no profesionales del campo la mayoría, que cultivan en ecológico, no obtienen cosechas, o muy escasas. Si la practican no es por vocación ecologista, sino por cazar las sustanciosas primas. En el cosechón del pasado año, una parcela, que conozco, de trigo escanda, en ecológico,  salió a 500 kilos la hectárea.

    Ahora bien: la filosofía de nuestra explotación familiar es la de usar los menos "fitos" posibles. Una forma de evitar herbicidas es con la rotación de cultivos. Preferimos un mínimo laboreo para matar el rebrote otoñal que el "herbicida total". Insecticidas y fungicidas cuando no queda más remedio.

    Les pongo un ejemplo de ahora mismo: LAS ALFALFAS.

    Resulta que este año, después de un otoño de lluvias justas, nulas en diciembre y enero, vinieron muy bien los cien litros de febrero, insuficientes para los cereales como no llueva pronto, pero que, junto con la buena temperatura de marzo, han hecho que la primera corta de alfalfa, esté ya hecha,  con casi un mes de adelanto sobre lo normal (que por abril ya he conocido yo segar).

   Me consulta el gerente de una labranza grande. Voy, piso la parcela. Me da la alfalfa por la rodilla, Tiene claramente terminado el ciclo. Sacudo, pongo las manos, y se me llenan del gusano verde. Se empieza ya a ver el daño, el tiempo está, por desgracia, muy bueno para la seca, ¿qué hacer pues? ¡¡SEGAR!! ¿Cómo, por rutina, (qué es pronto) se puede estar ciego ante la evidencia? Mis hijos ya están segado. Ayer, en el camino a Zamora, he visto segar y segadas.

  Pues miren: les voy a contar lo que consiguen aplicando la "piretrina", que algunos lo están haciendo, ¡menudo pestazo pega!: retrasar en quince días el nuevo brote, arriesgarse a que, pasadas dos semanas, plazo obligatorio de siega después de aplicado el insecticida, ¡ojalá!, llueva, y ni un kilo más de cosecha  que ahora. Incluso, las alfalfas más viejas, extraído todo el jugo, empiezan a mermar. Y, lo peor, meter veneno, evitable, aunque sea poco, a la cadena alimentaria. Les recomendaría a los ganaderos que la van a comprar tuvieran en cuenta que hayan pasado los quince días desde la aplicación.

   Algo parecido está ocurriendo con los trigos:  desde hace días se empiezan a ver hojas amarillas. No sé si será por "roya" o "sectoria"; pero más bien creo que por la sequía. Y si no llueve va a dar igual tengan los hongos y los insectos que quieran. ¿A qué gastar dinero en pesticidas? ¡Además!: ¡menudo precio tienen los cererales..!

    Resumiendo: FITOS SÍ (los más peligrosos se han ido retirando del mercado), PERO LOS IMPRESCINDIBLES.

miércoles, 5 de abril de 2017

¿VA A LLOVER EN SEMANA SANTA?



      Hace dos días los de La Opinión anunciaban una gota fría en el Atlántico, frente a las costas de Portugal que podría estropear, a partir del martes las procesiones. Tan sedientos como estamos, ¡qué alegría!

     Busco en los modelos metereológicos, esos en los que se ven las isobaras, borrascas, presiones, anticiclones, masas de nubes y su posible evolución. De momento, na de na. Pero si está el aire de arriba, áspero y endemoniao.

    Hay un borrascón  sobre las Azores, que se acerca y se separa. Sobre Europa los anticiclones no le dejan entrar, en unos días. Veremos a mediados de la próxima semana, la santa: ¡con lo buenicos que nos hacemos casi todos esos días: nos ponemos la corbata, el anillo y la capa, y todos y todas unos santos.

    En el modelo, la mancha azul, para el Viernes Santo,se pone encima de nosotros. A ver si quiere Dios, que la cosa se está poniendo muy fea. Y ya para el Domingo de Resurrección, una mancha azul oscura cubre toda la península.

    Esta es una de esas primaveras de siempre mirar al cielo, para ver si hay "cambio", si se pone el "ramo de la fuente", si empiezan a "levantarse los burros" por la dehesa; si los pardales se agarran a las paredes de barro, si se pone cálido por las noches y el sol se mete con "cara de agua"...

    En otoño llovió lo justico. Febrero se portó como un hombre bueno (que malos, y lo dice Tobeña aunque no conoce a algunos "homínidos de esta fauna", hay unos cuantos). Cayeron a lo largo del mes cien litros. Ya decíamos entonces:  hasta finales de marzo, primeros de abril, nos arreglamos. Tenemos un campo precioso, pero ya empieza a acusar la sequía.

    Los más valientes, sin apenas tempero, que lo saca la labor, ya andan sembrando los girasoles. Mi hijo va a esperar a que llueva. Si aunque se siembre ahora, mientras no vengan las aguas, no se van a nacer. Si acaso en algunos corros frescos puede "trabajar" y no salir. Y si no llueve, nos ahorramos la semilla y el herbicída que valen un pastón.

    Los "muchachos" míos andan regando. Aprovechan la tarifa nocturna para pegarle un riego cada noche a la recién sembrada remolacha en "los quince puentes".  El programador automático, con permiso de los ratones, abre y cierra válvulas cada hora, y así quedan regados los once sectores.

    Solventados problemas en el motor, mañana, s. D. q., comenzarán a regar un trigo de fuerza en el Camino de Valladolid. Ahí, aunque rieguen con gasóleo, lo harán también por la noche, en que se suele parar el viento y no hay evaporación, sino al contrario. Ello supone una eficiencia del treinta por ciento a mayores.

    Es un consuelo ver echar los aspersores. Les aseguro que me gusta ver los nuestros y los ajenos. El agua es vida. La remolacha es un cultivo sumidero de carbono, creador de muchos puestos de trabajo directos e indirectos. Importamos  azúcar, cereales... El regadío fija población en el medio rural, pero aquí que no tenemos canales, las inversiones son altas. Nosotros lo hemos ido haciendo poco a poco, con mucho esfuerzo y sacrificio, con muchos miles de kilos de zanahorias, pasadas por las manos de toda la familia. Ahora uno de mis hijos se ha pasado el invierno arreglando un viejo motor. Se pasan días montando coberturas...

    Perdonen que lo recuerde. No lo puedo evitar, sobre todo algunas mañanas que me toca ir a parar el motor poco después de que el sol asome tras la loma del valle, y la niebla de los aspersores, al trasluz, es un canto a la vida. Y, ¡que esto tan bonito, por odio y con abuso de poder, sin que incumpliera norma alguna y a nadie perjudicara, (vayan a ver si encuentran algo que invada, estorbe o moleste) se lo quisieran cargar  (si no es por los tribunales)"las autoridades" del empadrónate.., quien me debe estar ahí, y mil favores y cariños a lo largo de toda una vida, inculcado por el otro...

    Y si lo vuelvo a sacar a colación,es porque el otro no para en su guerra contra mi persona y familia.  Guerra en la que va a implicar, aunque yo no lo quiera, a terceras personas en las que se apoyó en su día (léase personas de la anterior Junta de Gobierno Local, Arquitecto o de la administración del ayuntamiento). He manifestado varias veces que, por mi cuenta, no iba a tomar la iniciativa de tirar de la manta, pero como me atacan he de defenderme. Les recomiendo lean las Normas Urbanística de Villalpando, art. 1.3.11, y la Ley de Urbanismo de Castilla y León. 5/1999, de 8 de abril, art. 99.1, por si consideran conveniente desmarcarse.

 

   

sábado, 1 de abril de 2017

BUENAS, MALAS Y REGULARES PERSONAS EN LA VIDA NORMAL.



   Razonamos en el artículo anterior que para los que  poseen tendencia innata a la maldad, los que delinquen, el remedio más eficaz es el castigo, apartarlos del cuerpo social por su toxicidad; todo de acuerdo con unas justas leyes.

    En el caso de los extranjeros, que encuentran, sobre todo los del "este", en España un paraíso para la delincuencia (todo los días tenemos noticias de bandas organizadas que roban y destrozan a mansalva), la mejor solución sería ponerlos de patas en sus países, ficharlos bien y no consentirles el regreso. Serían muy convenientes los tratados internacionales para que los delincuentes cumplieran condenas en sus naciones.

   Descendamos ahora a la convivencia entre las personas normales. Dice el Profesor Tobeña que frente al dos o tres por ciento con instintos criminales, y otros  dos o tres dígitos más que nacen malos, malos, existe, sobre un veinte por ciento, buenazos de nacimiento. Luego, abunda más lo bueno que lo malo, teniendo en cuenta que entre los regulares, la mayoría, somos más los que tenemos tendencia al bien, que los dominados por la tendencia al mal, en mayor o menor medida.

   A lo largo de la historia de la humanidad la lucha entre el bien y el mal ha sido constante. No puedo entrar en el análisis de todos los pensadores, filósofos, doctrinas, corrientes filosóficas y de pensamiento que han tratado de influir en las sociedades humanas. Simplemente intento unas reflexiones de andar por casa.

   Vivir en un pueblo con habitantes suficientes para un amplio muestreo, y para que todos nos conociéramos, sobre todo cuando tanto nos interrelacionábamos, (ahora somos menos y más desconocidos) da mucho lugar para conocer a las personas por sus comportamientos, en las distintas épocas. En nada se parece la sociedad de mi infancia y juventud a la actual. Por supuesto que, dados a escoger, aun mejorable, la diferencia es abismal a favor de ésta.

   No obstante, aparte de las carencias y necesidades, que se fueron aliviando a partir de finales de los cincuenta, también aquellas sociedades, sobre todo las rurales, tenían aspectos positivos: eran más patriarcales. En todas había curas, maestros, incluso médicos. En las "cabezas de partido judicial", como se decía entonces, jueces, abogados, procuradores, notario, registrador (es inevitable utilizar el masculino, pues salvo las maestras y hermanas de la caridad, lo demás eran hombres), practicantes..., quienes ejercían positiva influencia.

   Y no sólo los de este estamento superior, que diríamos, sino otras personas que, con la edad, se iban haciendo venerables, porque habían sido de conducta intachable. Recuerdo por ej., a los señores Amadeo Fernández,. Vicente y Paco Méndez, albañiles; al señor Silvano y mi tío Paco,  carreteros; labradores medianos, como los Allendes (Tomás, Pablo, Marcelino, Vicente); los Núñez: Manolo y Aurelio; otros más pequeños pero igual de honrados y ejemplares, como el Sr. Ubaldo, "Toteza", "Pajalarga", "los Roísos ", el tío Forrús"...; no puedo olvidar a los ancianos que conocí de niño, pastores a sueldo, cavadores de majuelos, alguna albillera propia, y los demás ajenos, como el suegro de "Upín", que vivía en la calle del Espino; los Bayones, Mecos, Brigidones; el Sr. Aínse, que cuidaba el majuelo de Cobera...

   Todas esas personas ejercían influencia positiva en la vida del pueblo.

     Por supuesto que estábamos en la dictadura, de lo que niños y jóvenes no éramos conscientes. Todas esas circunstancias contribuían a que apenas existiera delincuencia, salvo los pequeños hurtos debidos a las necesidades.

    El gobierno de los pueblos no engendraba confrontación. Alguna que otra trifulca sí se originaba en la Hermandad de Labradores y Ganaderos, porque ahí se manejaban más intereses: arriendo de los pastos, guardería del campo, las afiliaciones de los obreros a la seguridad social agraria, pago de cuotas, cobro de "puntos".., que todo se llevaba desde esa oficina, (en la que estaban, por la noche, don Eloy y don Benigno, cuando podían ir labradores y obreros) en el "Sindicato".

     En la elección de los cargos dirigentes de la Hermandad existía cierta democracia. Debió ser por ello que esos puestos los ocuparan, e hicieran buena labor social, gentes con reciente pasado muy de izquierdas, que mantenían una buena relación con los de derechas.. Tengo que citar a Eumenio "el tocinero", Serapio Veledo, Melecio Mansilla, Segundo López, "relojero"...

    ¡Claro!: entre la influencia de los curas, (le oí al Sr. Silvano: "la religión es un freno") de los patriarcas, y de la guardia civil, existía una moralidad, no me refiero sólo al sexo, entre convencida a impuesta. Las familias estaban muy estructuradas. Con trabajar para subsistir y criar a las camadas no había tiempo para peleas ni pensar en divorcios. En los pocos casos de maridos tarambanas las mujeres aguantaban carros y carretas.

   Esas circunstancias propiciaban que, por temor policial y social, afloraran menos las tendencias negativas de las personas.

    Y, por fin, llegamos "al consonante": ahora cuando gozamos de libertad es el momento en el que quien posea valores,  cada uno, según su capacidad de influencia, intente convencer con su ejemplo y su palabra, de la necesidad, por el bien de todos, de ser honrados.

   Podríamos exponer alguna idea sobre un código de buena conducta, aunque de ello ya hay mucho escrito.

                                                     Segunda Parte

    Nos hablaba el Catecismo Católico de los siete pecados capitales, yo diría, coincidentes con la moral natural. Esas tendencias negativas, asociales, en el ser humano son la fuente de los desajustes para una convivencia más justa y armónica. Vamos a recordarlos: soberbia, ira, avaricia, envidia son los cuatro más gordos; los otros tres, pereza, gula y lujuria son más disculpables. Pienso habría que añadir, hipocresía, falsedad, zorrería.

    Don José Labrador Luna fue un señor católico ejemplar. Seguro que nació con el gen "finlandés", el de la bondad. Vivió soltero con una hermana. Ejerció de Procurador de los Tribunales. Vivía en una casa de la carretera de Madrid, que es en la actualidad, modificada, de Isidro "Pucherero". Cuentan que cuando la gripe del dieciocho, la última epidemia grave, y muy contagiosa, él fue a atender a las siete familias que vivían en las casas del Raso, afectados todos sus miembros.

   Al poco de estar servidor con don Manuel Cossio,  otra católica buena persona, presencié esta conversación, con don José Labrador, servidor casi niño y él casi anciano:

   -Mira Manolo: yo, de los siete demonios capitales, a seis los tengo bien sujetos. Tú sabes que no soy iracundo, ni avaro,  envidioso, perezoso, glotón, ni lujurioso; pero el que me trae más por la calle de la amargura es de la soberbia, eso de creerme yo el mejor,... Y era un hombre humilde.

     ¡Bueno!: que cada persona a quien más quiera sea a sí misma está en la ley natural, en el instinto de supervivencia. Eso de amar al prójimo como a ti mismo, en según a qué prójimos, es un precepto incumplible. Cierto que han existido, y existirán personas que han dado su vida por salvar la de otros, sobre todo si eran seres amados.

    Una faceta de la soberbia es la vanidad, normalmente asociada a la necedad. Son estos individuos que no suelen tener otro tema de conversación más que hablar de lo que tienen, de lo listos, de lo machos que son o han sido. Eso, los del "yo": porque soy, porque tengo...

     Les pongo un ejemplo: un especimen de mi casi quinta: -"yo he sido muy figura. Ahora estoy jodido de la espalda de tanto manejar la puta hemina que, además, me gustaba tanto (nada: cuatro cargas en la era hace doscientos años). Ni he escrito un libro, ni he tenido un hijo, ni he plantado un árbol, pero era el mejor labrador del pueblo (lo dejó antes de los cincuenta años y vendió las tierras que le tocaron, casa, tractor, nave...), y ya ves como futbolista, gracias a mi ganamos el trofeo "Gañán"  (en el Atlético Villalpando, cuyo rival más directo era el Villamayor de Campos); y con las mujeres, he tenido las que he querido... (de joven, feo y patán no se comió un rosco. Ya de mayor a la oleta del dinero fresco de las tierras que vendía, no le faltaron extranjeras).

   De todos los modos estos vanidosos, si no son muy necios o pedantes que pueden resultar insoportables,  no son peligrosos. Lo malo son los soberbios dañinos

   Es una buena máxima el "no trates a los demás como no te gustaría que te trataran a ti". Personalmente una de las filosofías que trato de aplicarme es la de desear no ser envidioso ni envidiado, ni temeroso ni temido, ni agresor ni agredido, ni ladrón ni robado, ni murmurador ni murmurado...

    No necesariamente el "hombre ha de ser lobo para el hombre". Ahora, cuando las máquinas han liberado a hombres y mujeres de los trabajos más penosos, podríamos, podemos vivir en una convivencia con bienestar basado en la justicia.

    Así como a los malvados malhechores el temor a la ley es lo que puede frenarlos, a estos otros de menor pelaje, a esta gente con ciertos defectos de fábrica y, sobre todo, si llegan a desempeñar cargos públicos (lugar en el que se refugian mediocres o prepotentes con ansías de medrar, de valerse del cargo para satisfacer su "ego" y su bolsillo), debe ser, a tenor de sus hechos, de su comportamiento, el temor al rechazo social lo que podría disuadirlos.

    Perdonen que me haya subido al púlpito, que de acuerdo con la deontología periodística, además de entretener e informar, intente, en mi pequeño ámbito, formar.

 


       

 

 
 

 

sábado, 25 de marzo de 2017

BUENAS, MALAS Y REGULARES PERSONAS. ¿QUÉ SE PUEDE HACER?


     Con los que nacen malvados, criminales, dañinos, apartarlos de la circulación. Lo dice científicamente Tobeña, estamos hartos de conocerlos. Ni les influye, como ocurre en algunos casos, ni el buen ambiente familiar, ni el social.

    Recuerdo, por los años ochenta, al famoso Quintas de Zamora. Asesinó, de forma cruel, a una candorosa pareja de adolescentes que estudiaban las aves en el río Duero. Sin más, porque le dio la gana. Aquello me entristeció e indignó al máximo. Por entonces mi hija mayor era una adolescente que estudiaba COU en Zamora.

   Con los años y todo el catálogo de horrores que padecemos, se está produciendo una cierta e inevitable insensibilización,  Si es que todos los telediarios están llenos de sangre. Aún así, en mi caso, les aseguro no me resultan indiferentes, ni los crímenes de los delincuentes comunes, ni los de los delincuentes organizados, todavía más peligrosos, porque intentan justificar sus crímenes sobre inocentes en aras de no sé qué ideario nacionalista o religioso.

   Quedó atrás la pesadilla de ETA. ¡Dios mío, cuánta crueldad!: aquel asesinato del joven y brillante abogado sevillano y su esposa; ya no recuerdo si dos o tres niños pequeños huérfanos; el de Gregorio Ordoñez, y el más inhumano de Miguel Ángel Blanco, después de dos días de angustia, como a un corderico inocente. Y así, hasta cerca de ochocientas víctimas. ¿Para qué? Si aquel sector de la sociedad vasca no hubiera estado enfermo de fanatismo, aquella actuación de sus afines ideológicamente, hubiera bastado para renunciar a sus ideas.

   Desapareció ETA, unos aficionados, (no se "inhmolaban") al lado de estos de la "yihad". Son criminales de nacimiento y además irracionalmente fanatizados por una absurda idea. Una lacra y un peligro para occidente. Con chinos, rusos, indios, etc., no se van a meter. Con éstos no queda otra más que la actuación policial y de las leyes. Acabar con ellos, desde el punto de vista militar (evitando el daño a inocentes) y esperar a ver si a los afines les entra el raciocinio. También que la progresía, tan crítica con los israelitas cuando se "pasan" con los palestinos, empieza a "piarla" contra estos "hermanos" de la alianza de civilizaciones.

   Volvamos a los delincuentes comunes. A esos que nacen malvados. Fijándonos sólo en España, en los últimos años tenemos un buen muestreo, de los más famosos, que crímenes raro es el día que no hay alguno: el espeluznante caso de las niñas de Alcaser; al Anglés no lo han echado mano, el Ricart ya está en libertad; el Bretón que se carga a sus dos niñicos; los de la otra niña adoptada en Galicia, ¿para qué acordarnos de Marta del Castillo con "El Cuco" y el "Carcaño" chuleándose de todo el mundo, y el dineral gastado (necesario), para buscar sus restos..?

   De la injusta severidad, de la brutalidad contra cualquier pequeño o grande delincuente en tiempos pasados, hemos pasado a otra, también injusta, laxitud contra el delito. Aunque pocos se atrevan a escribirlo, esto es un sentir generalizado entre la población: lo barato que resulta robar, matar.

   Presumir de buenismo  farda mucho. Es, o fue, una de las modas de la filosofía "progre". Hasta nuestra Constitución recogió , ¡y qué bien si fuera eficaz!, esa doctrina en su Art. 25.2: "las penas de prisión, etc., estarán orientadas a la reeducación y reinserción social".

    Reinserción de violadores que cuando salen de permiso penitenciario la vuelven a armar, a criminales que idem. Conozco ejemplos muy cercanos.

    De ello trata Adolfo Tobeña en "Neurología de la maldad", estudio científico a disposición del mundo de la justicia en el que, incluso alerta de la imposibilidad en la mayoría de los casos, del buen deseo constitucional, con individuos que carecen de sentimiento de culpa, que son insensibles, incluso gozan con el dolor ajeno.

     Desgraciadamente el freno para los malhechores no es otro que el temor a que les sean aplicadas unas leyes coercitivas justas, que se los aparte, incluso de por vida de la relación social. La relativa impunidad con que ahora actúan anima mucho.

    Que nadie piense, al atreverme a escribir de lo que se habla mucho, pero no sobre el papel o la pantalla, que me motiva el odio, sino mi afán de justicia, y, sobre todo, mi piedad por las víctimas. Les puedo asegurar soy persona compasiva pero mucho más con quien sufre que con hace sufrir.

    En el próximo capítulo, s.D.q., trataremos de la gente más corriente.