sábado, 16 de diciembre de 2017

MÁS SOBRE EL PROBLEMA DEL AGUA EN LA VILLA..







Ya sé que, sobre todo a los que estén fuera, lo que más les gusta es que cuente historias pasadas del pueblo, y que sean alegres, divertidas, y lo hacemos de vez en cuando, pero a los que estamos dentro lo que más nos preocupa son los problemas del día a día. Ahora el más importante es del agua. Por eso, como esto no tiene visos de arreglo, vuelvo sobre el asunto, ahora con mucha más información.

    Para empezar copio fragmentos de lo dicho por la Organización Mundial de la Salud, sobre el arsénico y el fluoruro. Quien tenga interés puede entrar en esa página y leérselo entero. Verán que no son inventos míos.

Arsénico


Nota descriptiva


Junio de 2016


Datos y cifras:

El arsénico está presente de forma natural en niveles altos en las aguas subterráneas de varios países.

El arsénico es muy tóxico en su forma inorgánica.
Su mayor amenaza para la salud pública reside en la utilización de agua contaminada para beber, preparar alimentos y regar cultivos alimentarios.

La exposición prolongada al arsénico a través del consumo de agua y alimentos contaminados puede causar cáncer y lesiones cutáneas. También se ha asociado a problemas de desarrollo, enfermedades cardiovasculares, neurotoxicidad y diabetes.

¡Pues ya ven! que rico es el arsénico,

Y, ¿a partir de qué niveles es perjudicial?

 Lo repito: a partir a 10 nanogramos litros, "ug", no microgramos como dijo el ayuntamiento en la primera información a la prensa.

Lo sonrojante es que, unidas la ignorancia con la maldad, se atrevan a poner en el bando que hasta los 100 microgramos no existe peligro, (Les parecerá que tiene poco negocio Santi ), pero ellos, como son tan buenos, al tener 10'5 ya nos avisan de que no bebamos y nos ponen los dos cañitos.
FLUORUROS

La intervención más importante en las comunidades afectadas consiste en prevenir que se prolongue la exposición al fluoruro implantando un sistema seguro de abastecimiento de agua potable


Los efectos sobre el hueso se consideran los más relevantes para la evaluación de los efectos adversos de la exposición a largo plazo de los seres humanos a fluoruro. Fluorosis esquelética es una discapacidad invalidante que afecta a millones de personas en varias regiones de África, India y China, que tiene enorme importancia para la salud pública y el impacto socioeconómico. La ingesta de fluoruro en el agua y / o productos alimenticios es el principal factor causal en la incidencia de fluorosis esquelético endémica.

Existe una clara evidencia de la India y China que la fluorosis esquelética y un mayor riesgo de fracturas óseas se producen con una ingesta total de fluoruro de 14 mg / día, y hay evidencias que sugieren un aumento del riesgo de efectos óseos en la ingesta total de fluoruro por encima de aproximadamente 6 mg / día.



Ahora comentario sobre el fluoruro, no tan malo como su primo anterior pero, aunque chiquito, matón.

Para empezar: la OMS recomienda unos niveles en el agua de consumo inferiores a 5 mg/litro. Recordamos que un miligramo es igual a un millón de nanográmos. Si me equivoco y anda por ahí algún químico me puede corregir.

Lo que nos ha estado ocultando durante años el Ayuntamiento es que el pozo de Berrabueyes sobrepasa el nivel de fluor, y el de Ctª Villamayor, el de arsénico. Mezclaban el agua de los dos (lo dijo el alcalde en La Opinión), y se quedaban ambos parámetros un poquitín por debajo del límite, hasta que septiembre aumentó el arsénico y sobrepasó, aun en la mezcla, el límite.

Y miren lo que dice el último párrafo copiado del informe de la OMS sobre el fluoruro: que a partir de una ingesta de ap. seis miligramos día ya hay peligro para los huesos. Luego, bebiendo litro y medio de ese agua,  chupamos SIETE miligrámos diarios de fluor. Eso durante años, cadera que se jode.

Sí, ya lo sé, que el fluor es bueno para los dientes, pero como colutorio; que hacíamos esos enjuagues con los niños en el cole, una tarde a la semana: garrafa, jarra, vasitos, enjuague y vuelta al vasito.

Bien les advertíamos que no tragaran, aun a sabiendas del refrán: "administrador que administra y enfermo que enjuaga, algo traga".

Supongo que nuestros administradores velarán para que el agua de los cañitos del Paseo y Santo Domingo, salga sin fluor ni arsénico.

Yo, por si acaso, voy a buscarla a Tapioles. Me ofrece más garantía y es riquísima.

¡Ah!, ¡qué se me olvidaba!: ya ven que la OMS dice que el arsénico es malo también para regar cultivos alimentarios. Mercadona nos obligó a analizar el agua para regar los pimientos.

Pues si es mala para regar la huerta, pues ya ven para beber los animales. Aparte de que les haga más o menos daño (ayer vi en ANPICLOR, Benavente, un proyecto de potabilizadora para navesde pollos), como me dijo el alcalde de Tapioles, si el animal bebe agua contaminada, nosotros comemos esa carne idem.

Antes de comprar pollos y ternera, voy a mirar de qué granja proceden

jueves, 14 de diciembre de 2017

TRISTE NOTICIA.



      Como a media mañana salía para Benavente. Al cruzar las Cercas de Santa María, por donde los herradores, veo jaleo en el tanatorio. Viene en ese momento, entristecida, Elena, la de Giralde pequeño, y le pregunto...

     -Luci, me dice muy quedo. Debo poner cara de asombro, de duda. -Sí, Lucita la de Esteban.

     -¡¡Ehh?? ¿Es posible? Me invade  una gran tristeza. Dejó el coche. y así, recién estremecido marcho a darles un abrazo lloroso a Esteban, a Oscar; a Olga, Carlota; a Mª Jesús y a la otra hermana mayor. Salgo y llamo a Sari para darle la noticia. La afectó: las dos compartían el dolor de haber perdido hijos, casi quintos, muy jóvenes. El Estebín amigo de correrías de nuestro hijo David, quien le prestaba  la chupa para que fardara.

        El nudo en la garganta y las lágrimas me duraron hasta casi llegar a Benavente. A la vuelta paro donde mi hermano. Él y su mujer también estaban tristes. Hoy, mañana, van a ser días de tristeza en todo el pueblo, porque ¿quién no quería a Lucita, la de Porfirio y Goya; la de Esteban? 

       A esa familia me unen vínculos viejos: Goya fue un bastante, mi segunda madre. Eso ella nunca lo olvidó, y siempre me tuvo cariño. Un día, ya malita, allí en el banco de "Los citos", se puso a contarme muchas cosas, que Luci compartía. En ese banco, el pasado agosto tuve con ella una bonita conversación que, nunca pensé, fuera la última. Nos profesábamos mutuo afecto.

     Era fácil sentirlo por Luci, porque era, como dijo Machado, "en el buen sentido de la palabra", buena, como son las buenas personas: sencilla, afable, alegre, de las que no malmeten, ni traen ni llevan,, ni pican, ni incordian. Una buena madre, una buena esposa.

    Hace unos días, al comprobar como Milagros, la de One y Julina, le ponía remedio a mi sordera, al comprobar que es tan atenta y simpática como buena profesional audioprotésica (perdón por la palabreja que seguro he escrito mal), cuando me daba noticia de sus hermanas profesionales de la medicina en alto nivel, se me ocurrió decirle:

    -¡Qué lástima que vuestros padres no vean lo bien que, con vuestro esfuerzo, os habéis situado.

    Me contesto: -¡Yo sé que nos ven, que están disfrutando. Tengo la esperanza de algún lejano día reunirme con ellos...

    Hoy ha venido a mi mente la esperanza de Milagros: que esta familia de "los Citos", tan puesta a prueba, tan curtida en la adversidad, con tantas pruebas de ser buena gente, tenga ese asidero, es muy consolador.
   

martes, 12 de diciembre de 2017

¿ARSÉNICO?. No, gracias




                EL GRAVE PROBLEMA DEL AGUA POTABLE.

               Lo primero y fundamental: les aseguro que sé muy bien de lo que voy a hablarles a continuación, que todo esto lo tengo muy madurado, y que hasta que no he tenido toda la información técnica sobre el asunto, no me he puesto a escribir; no existe por mi parte la menor intencionalidad de mala política, sino la de prestar con mi información un buen servicio al, y a los,  ayuntamiento/s y a la población de la comarca en general.

               En marzo de 1975 picamos nuestro pozo de sondeo en la carretera de Villamayor, tercero que se hizo en el término. El primero, particular, fue el de Julio Pinto-“Miluchi”, y el segundo el de Manolo el de la dehesa. Analizamos el agua. Desde entonces empecé a saber de bacterias coliformes, Escherichia coli y huevos de nematodos; desde entonces de pH, nitratos, potasios, ciaunuros, arsénicos, fluoruros, durezas, sulfatos, conductividad, y demás sales.

               En septiembre de 1985, picamos otro sondeo en la finca de las “zanahorias”, actualmente de los pimientos y/o del intento de atropello, como ustedes quieran. Nuevo análisis para ver si valía para el riego, porque salió muy profunda. En ambos, perfecto. Miren los años que llevamos regando y cada vez el terreno está mejor, mientras que ha habido pozos, y no muy lejanos, que han estropeado las tierras.

               Dado que el agua esta del camino de Valladolid, sale fresca y riquísima a principio de 2007 iniciamos el proceso para su declaración de agua mineral. Evito contarles todo el papeleo, burocracia, viajes a Zamora, etc. Vino un ingeniero de minas, llenó tres garrafas, las precintó y una a Madrid, al Instituto Geológico y Minero. Ochocientos euros la broma.

               Análisis exhaustivo de todos los parámetros posibles, que son cincuenta y uno, incluida la radioactividad. Cumplía todos, además con muy débil mineralización en los más peligrosos: cianuro, arsénico, fluoruros; zinc, cobre, plomo, boro, aluminio, sodio… (todos los minerales se encuentran en el suelo, disueltos en el agua en forma de sales). Ya digo: cumplía todos, menos uno: el nitrato. El límite permitido es de 50 mg/l, y, entonces, febrero 2007, tenía 58 mg/l.

               No pasa nada. No valió para embotellar, pero para regar, fenomenal: riego y algo de abono al tiempo.

               Este año, para el cultivo de pimientos, nuevos análisis. Igual de bien, incluso mejor: habían bajado los nitratos.

               Desde los tiempos de Carmen, recién inaugurado del pozo de Berrabueyes, supe de las escherichicias, nemátodos y coliformes. Eso se mata a base de cloro. Puse un filtro grande en un grifo en el jardín.

               Sabía, desde hacía tiempo, que el agua del pueblo estaba en el límite en fluoruros y arsénicos. He mantenido diversas entrevistas y conversaciones en el Servicio de Sanidad, en la Diputación; he hablado con la Jefa del Servicio de Minas; hemos intentando reiniciar el procedimiento para la declaración de agua mineral, he pasado horas informándome en internet…

CONCLUSIONES:

               a).- Salvo en pozos muy contados, y lejos de las poblaciones, las aguas subterráneas, y las superficiales no digamos, están cada vez más contaminadas.

               b).- La contaminación en nitratos, que es la más extendida, si bien el cuerpo humano admite unos 300 mg diarios sin daño para su salud, es debida a las aportaciones a los terrenos agrícolas de fertilizantes nitrogenados químicos, y orgánicos (estiércoles, purines), muy solubles y lixiables.

               c).- La contaminación por otras sales minerales, como es el caso de las arsénicas, no procede de la superficie, ( ni en los fertilizantes ni en los herbicidas se encuentran estas sales) sino de las rocas del subsuelo. Al disminuir el agua en las capas freáticas, es mayor la concentración de las tales sales.

               SOLUCIONES: o beber agua mineral  o POTABILIZAR el agua de consumo.

               Es responsabilidad de los ayuntamientos poner en el grifo AGUA POTABLE. (Creo que mientras eso no ocurra no deberían poner al cobro el recibo del agua). Y, ¿cómo?

                Pues instalando una planta potabilizadora, como hay en todas las ciudades y en bastantes pueblos. ¿Qué vale mucho dinero?   Pues no han cacareado poco lo del superavit: TRESCIENTOS VEINTE MIL EUROS invirtieron enTapioles en el año 2.007 y otros 80,000 van a invertir ahora, para ciento y pico vecinos, más las muchas cabezas de ganado existente en dicho pueblo.

               Otra solución podría ser utilizar la de pozos sin uso. Hay unos cuantos, seis, muy cerca del pueblo, y muy cerca de la acometida desde el de los "Quince Puentes". Sería cuestión de analizarlos y llegar a un acuerdo con los dueños.

               He borrado  la propuesta de las depuradoras domésticas sólo para beber los humanos y humanas, porque informado de varios veterinarios, me han asegurado que lo que es malo para las personas, lo es también para los animales, sobre todo para los pollos de engorde. Por tanto lo que procede es que cuanto antes podamos beber el agua del grifo.

              Ahora bien: como me parece que eso va para largo, y me voy cansando de cargar y subir garrafas, voy a instalar en nuestra casa una depuradora doméstica. Y le pasaré la cuenta al Ayuntamiento.

                

           

sábado, 9 de diciembre de 2017

ACTUALIDAD VILLALPANDINA.


   Dado que en La Opinión digital de hoy, no me han permitido colgar un comentario, sumándome a los novedosos y brillantes elogios que la periodista prodiga  a la celebración inmaculista, hecho mano de este medio parar narrarles a ustedes mis sentimientos y mi información. Es un honor que en periodicucho tan amarillo, me hayan vetado.

   Para mí, lo más bonito de todas estas fiestas es saludar, convivir, conversar con los de dentro y los de fuera: ¡que ya te leo en el blog!; que te he oído en RNE... ¿que, qué pasa con el agua?; ¿ya no tienes pimientos?. Riquísimos...

   De los toros bajo cero y de Astauyvi, ¡olé!. Pueden buscar en   "yiuctuc" toda la faena de Diego. Fue lo mejor. Esos muletazos, por sí solos, ya justifican la celebración del "Toro de la Purísima".

   De los quintos: que se portaron de maravilla. Se divirtieron sin una gamberrada, sin una molestia al vecindario...

     La hoguera bien. Ecológica. Es digno de elogiar, y mi elogio es sincero, que en lugar de talar carrascos de encina, hayan quemado restos de poda de los árboles ornamentales, setos y algún palé inservible.

      ¡Pero amigo!: nada comparable con la procesión. Allí estaba lo mejor del pueblo. Vi a algún individuo, en una actitud tan fervorosa, rezando el rosario con el primo de al lado, que bien a las claras se veía su bondad interior, sus virtudes, sus buenas acciones, su humildad, su pobreza por dar todo a los pobres, llevada con dignidad.

    ¿Y las autoridades?: ¡lástima que faltaran ocho de los trece alcaldes!; ¡lástima la ausencia de dignos  cargos públicos provinciales, que nunca faltaba!  Peor para ellos. Así no se contagian de la inmaculez de los locales. Tampoco eran necesarios los siete concejales restantes. Bastaba con el del bastón, escoltado por la guardia civil.. Él solo posee suficiente representación, capacidad e inteligencia para gobernar a un pueblo. Al verlo en el medio, entre los civiles, me llevé un susto! ¡Qué no, que solo era en la procesión..! Es que yo me creía que estábamos en un estado aconfesional. De todos modos la benemérita luce mucho, le da mucha solemnidad a la procesión. 

     No cabe duda de que esto es la reserva espiritual de Castilla y León. Aquí se mantienen las excelsas tradiciones. Aquí podría seguir filmando Berlanga esa visualización de las fuerzas vivas: Cura, Alcalde y Guardia Civil, que tantos bienes siempre han prodigado a los lugareños...

    ¿Y lo del agua?: ¡joder!, ¡qué impacientes! Si para la pila del "agua bendita" da igual que tenga arsénico.

                                       ------------------------------------------

      El pasado día seis, y esto es más serio, falleció, rodeada de su familia, Pilar Infestas Mazariegos. Era la esposa del buen amigo, buena persona, buen carpintero y tallista (donante de su arte para la carroza del Nazareno) Macario Gago. Recibieron muchos consuelos, y sinceros, de familiares y amigos.
 
 

sábado, 2 de diciembre de 2017

CON TODOS LOS RESPETOS.


                                                   CARTA ABIERTA A ÁNGEL CARRETERO.


               Amigo Ángel: Te confieso que cuando tuve noticia de que ibas a ser nuestro cura me dio alegría. Tengo relación con tu hermano Pedro desde hace muchos años. Un día te lo dije: mi familia le compró la primera partida importante de planta de almendros cuando estaba empezando. Mi esposa mantiene buena relación con tu madre, y es una de tus más fieles feligresas. También leo algunos de tus artículos en La Opinión. Como eres un cura joven y moderno, pienso puedes revitalizar la vida espiritual de la parroquia; pensé que, por fin, acabarían las anacrónicas relaciones iglesia-estado: cura-alcalde.

               Si lees en mi blog la despedida a Tomás Osorio, verás como por él siempre sentí cariño, admiración, a pesar de las serias discrepancia que mantuvimos. La más fundamental fue por su relación con la alcaldesa de 28 años. Él, la parroquia, fueron víctimas de algunas de las actuaciones de esta señora, que le causaron gran perjuicio económico. Cuando quieras te lo cuento en privado. Y podrías buscar en las cuentas, las rentas que pagaban los arrendatarios de las tierras de la iglesia, incluida la dicha. También deberías comparar las que pagan ahora los cuatro últimos arrendatarios que aún quedan.

               Tomás Osorio, como miembro del Patronato de la Residencia, no sólo conoció, sino que tapó la presunta corrupción que, cuando quieras, te demuestro. ¡A propósito!: ¿has ocupado su puesto en el Patronato actualmente?

               Mira: sé que ir contra la corriente de la inercia histórica, de las rutinas, de los tópicos, de las leyendas, de lo falso, no es fácil
.
               ¡Oh Villalpando y su tierra gloriosa! ¡Los primeros del mundo en proclamar la inmaculada concepción de la virgen María..! ¡La villa mariana de acendrado catolicismo!...

El manoseo de esto a lo largo de la historia vivió sus momentos álgidos en la etapa Allende-Osorio: ¡qué impresionantes saraos político-religiosos, con comilonas y bebilonas incluidas..! ¡Qué repugnante utilización del cierto sentimiento religioso de las gentes sencillas por parte de personas deshonestas!

Para empezar te aseguro que la poca gente que va quedando en la tierra, confunde lo de la inmaculada concepción, con lo de la virginidad de María. Y Luego: es tan abismal la diferencia entre aquella pobre, teocrática sociedad medieval, de nobles y vasallos, en una constante guerra, pestes, hambrunas…, con la nuestra…

Cada vez que releo la escritura del voto, lo vengo haciendo desde los trece años, siento verdadera ternura, verdadera compasión por aquellas gentes. ¡Estaban tan achuchados los pobres!, porque de la peste y la guerra no se libraban ni los poderosos. ¡Cómo clamaban, cómo buscaban la protección de una madre en el cielo..! :“E como los cristianos non tenemos otra medicina, ni otro bien ni socorro, ni de quien podamos ser socorridos en nuestras cuitas e miserias e tribulaciones, salvo tan solamente a la gloriosa Virgen María…” Esta afirmación me sigue conmoviendo.

Estoy seguro  que desde el alcaide Ramiro de Mazuela, pasando por todos los alcaldes, regidores, clérigos, escribano, al último de los alguaciles, eran todos “homes buenos”. Si bien de esos textos se pueden sacar muchas lecturas. No todo el monte era orégano.

Si recontamos todos los nombres de alcaide, alcaldes, jurados, procuradores, regidores; curas, capellanes, arcipreste que aparecen en la escritura del voto, unos cuarenta nos salen, ninguno de ellos trabajaba. Mucha carga, junto al mantenimiento de tanta iglesia, para una población que, contando con la de las aldeas, apenas llegaría a los tres mil habitantes.

En aquellas alturas, de finales del siglo XV, llevaba siglos tergiversado el primitivo ideal Cristiano del amor, por el impuesto  del temor: la iglesia tenebrista que llegó hasta ayer por la mañana. Ni me quiero acordar de las homilías de don Policarpo...

 Entonces, cuando el voto, a aquellas pobres gentes les culpaban de la pestilencia, de la guerra, de la langosta.., por ser castigos divinos a causa de sus “pecados”. ¡Pobre gente! Si los  reyes y nobles, entre hermanos, tíos y sobrinos no hubieran andado casi siempre a mamporros, si hubieran sido más humanos y caritativos, en lugar de tan ambiciosos y soberbios, se hubieran evitado las guerras. Y las pestes ya sabemos cómo.

Aquellos teócratas (nobles, clérigos y burgueses) imponían a la fuerza las promesas que hacían en sus votos; No es de celebrar que a ocho trabajadores que “fueron prendados por no guardar lo escrito en el voto” les multaran con 350 maravedíes, en total, que “dieron al mayordomo de Santa María para comprar cera pa dicha iglesia”.

Recordemos el momento histórico en el contexto general, aparte de las guerras, pestilencias y hambrunas: faltaban treinta y seis años para que Magallanes-Elcano demostraran la esfericidad de la tierra; por entonces seguían creyendo que nuestro misnúsculo planeta era el centro del universo; la medicina era prácticamente inexistente,  ni siquiera existían indicios de los actuales avances científicos; la labor humanitaria y educativa que hacía la iglesia, no paliaba esas enormes carencias físicas y culturales. ¡Fíjate!: daban de comer a veinte pobres el día de la Purísima. Y, ¿el resto del año? 

En materia educativa el analfabetismo estaba generalizado. Incluso entre bastantes nobles guerreros. El vestido, la vivienda, todo era paupérrimo. En medio de esa pobreza e ignorancia, lo sobrenatural era su válvula de escape. Estaban prestos a creerse cualquier dogma.

¡Oh la iglesia católica como institución..! ¡Cuánto de bueno y cuánto de malo a lo largo de los siglos! No sé, no sé. Pienso que Constantino la lio con el Edicto de Milán en el 313. Hasta entonces, los emperadores romanos habían perseguido al Cristianismo porque su idea revolucionaria socavaba su poder. El mensaje Cristiano calaba con fuerza, creo entre las buenas personas, por su ideal de la fraternidad, de la justicia, de la paz.

Como los Cristianos, a pesar de los tres siglos de persecución,  aumentaban, llegando a ser el grupo de población organizada más importante del imperio, pues Constantino, astutamente, pasó de ser perseguidor a adoptar el Cristianismo como religión oficial (después surgieron los cismas y las distintas iglesias). Así quedó institucionalizado el Cristianismo,  y mezclado con el poder político, militar, económico. De ahí procede la poderosísima iglesia de la Edad Media y de hasta los siglos XIX-XX, tan llena de luz y de sombras; entre éstas la imposición a la fuerza de su doctrina y de sus dogmas; adiposidades en su grasiento cuerpo.

Ahora la iglesia se ha hecho más pobre, (aunque todavía le sobra mucho oropel), más humilde, cercana, caritativa, social (Manos Unidas, Caritas, Domund,..), más minoritaria. Los curas de ahora sois, escasos por desgracia, mucho más ejemplares. Nadie se hace cura por aquello de “donde hay bonete hay zoquete”. Pienso debéis insistir en la idea fuerza del mensaje Evangélico: caridad fraternidad, justicia, paz; debéis insistir en el Sermón de la Montaña, en las Bienaventuranzas; debéis insistir en esos comportamientos, en ese código de conducta Cristiana, tan acorde con la ÉTICA UNIVERSAL, con la moral natural. Para mí ese mensaje de Jesús de Nazaret, tan sublime, tan contra corriente en aquellos tiempos es el único asidero a mi titubeante, por culpa de tanto mal ejemplo, fe.

Y ya, por fin, descendiendo a “Villalpando y su tierra gloriosa”, a ser “los heraldos del dogma”…, y por ello a su “acendrado catolicismo”. ¿Tú crees que esas “glorias” pretéritas, lo de ser los primeros, bla, bla, bla (eso de los primeros, tan chauvinista, cómo nos gusta) han contribuido a que las gentes de la villa y tierra sean mejores?

Te recomiendo leas la “Otra historia de la villa” donde están recogidos datos reales de los últimos ciento y pico años.

Cuando las revueltas campesinas de 1904 dicen en su queja los jornaleros  hambrientos, que vivían en casuchas inmundas, “que la burguesía de Villalpando es todavía peor que la de otros pueblos y que los trata como esclavos” Las algarroberas hambrientas se juntaron en la plaza para pedir pan para sus hijos. Ese mismo año de huelgas reprimidas por la fuerza (cierto que la situación era mala también para los pequeños labradores, pero aunque sólo comieran pan y tocino, comían), de hambruna en el invierno, la teocracia del pueblo (había siete curas, alineados con quienes mandaban, uno por cada iglesia entonces abierta, más otro para el oratorio particular en casa de los Mazos, y el pobre don Facundo que iba a decir misa a la dehesa)  refrendó por cuarta vez el voto concepcionista.

¿Qué nos extraña que, cuando un ocho de diciembre, en los años de la República, un labrantín pobre, que salía en su burro a “alumbrar”, al preguntarle una mujer: -¿Pero Esteban, cómo vas hoy a trabajar que es el día de la Purísima?, éste le contestara: -¿Y qué tengo yo con esa señora? Aquella irreverencia, en el “treinta y seis”, le costó la cárcel. Y ya no te quiero contar cómo se “celebró” la Purísima de ese mismo año. Te aseguro que en aquellas circunstancias trágicas, que son de ayer por la mañana, “los heraldos del dogma” no evitaron los crímenes.

En el año 1940 para dar gracias a Dios por el triunfo de las fuerzas nacionales, se refrendó, por quinta vez, el voto, con Misa solemne, etc. en la Plaza Mayor. La procesión llegó a la plaza entrando por la calle Dr. Ballester Nieto (hoy La Solana), donde se había instalado un arco. El ayuntamiento emitió un bando ordenando a todo el vecindario que desfilara por debajo de aquel arco. Una parte importante del pueblo, además de vencida, humillada.

,¿Y en los últimos años, y ahora? Te puedo documentar inmoralidades de organizadoras de efemérides marianas. De cómo una concejala que leía epístolas en uno de esos acontecimientos, había utilizado a una menor, como testigo falso, para condenar a un inocente. Ese pecado de dar testimonio falso (con el que de Nazaret fue más crítico)  en juicios se ha repetido unas cuantas veces por parte de políticos  o "ex",locales, de los que no llenan el primer banco, hasta la pasada semana.

El cupo de odios entre familias muy directas, lo tenemos bien servido. Y ni te cuento el de la hipocresía…

Por supuesto que de nada te echó culpa. Tú nada tienes que ver con aquella iglesia, ni con quienes poseen tendencia genética a la maldad, intento, únicamente, en la línea de separación de poderes que la iglesia española y universal practican, animarte a que acabes con ese anacronismo de las íntimas relaciones entre la parroquia y el ayuntamiento a propósito de la Purísima y San Roque.

Tú imagínate que el alcalde o alcaldesa, y algún concejal, sea persona que, públicamente, se declara atea (sería lo de menos si fuera honrada), pero además utiliza el poder para, saciando bajos instintos, hacer daño, perseguir a una familia, con decisiones injustas e ilegales, que le rebaten los tribunales; imagínate que, como buen político, miente constantemente; que no resuelve graves problemas pendientes en el pueblo, a pesar de pagar unos impuestos y tasas excesivos, y más cosas que me callo… ¿No es repugnante que esas personas “presidan” actos religiosos? (Misas y procesiones), para lo que se les reservan bancos, en los que se hace más evidente su soledad? ¿Todavía sigue pagando el ayuntamiento la novena y el predicador?

No quiero entrar en más detalles. Tú sabes que, por desgracia, a los cargos políticos, tanto arriba como abajo, llegan muchos deshonestos.  Pero aunque fueran todos un dechado de bondad..: ¡qué estamos en un estado aconfesional!, ¡qué la iglesia no necesita, de forma oficial, a los políticos en sus ceremonias, como piedra de escándalo. La iglesia, lo que la sociedad necesita, es ejemplaridad. Y un buen ejemplo es que dentro de los templos no haya ni sitiales, ni bancos reservados, ni preferencias. Bastante “inri” era lo de la entrada del Caudillo bajo palio.

Y que la fiesta de la Purísima, en lo religioso, incluso en lo profano sea alegre, sin excesos ni molestias a vecinos; que la iglesia se llene y reviente de júbilo. Y que los ritos, y el recuerdo de nuestros mayores sirvan para hacernos mejores. 

Y que perdones mi atrevimiento.




    Si pinchan la foto la verán en pantalla completa.

  Vísperas de la inauguración del nuevo San Nicolás, después de San Roque de 1996.

Estreno de la "Escenificación del Voto", texto dialogado en verso, original de Luciano  López, "El Tobo". La iglesia no se llenó hasta arriba, como se merecía el autor, porque la "doña", entonces en disputa con el cura por la colocación del cuadro de Pedrero, encargado por el ayuntamiento, y, además enemiga de Luciano, intentó boicotear la representación contraprogamando a la misma hora una parrillada en el yegüarizo, como actuación más cultural.

Con mucho gusto bajé e hice subir a Luciano y a Emilia al altar. El aplauso duró minutos.






lunes, 27 de noviembre de 2017

MI PASO POR ACCIÓN CATÓLICA.




                        MI PASO POR LA ACCIÓN CATÓLICA.


             La foto está hecha el 15 de junio de 1958, en la plazuela de Santo Domingo, con motivo de una festividad mariana. El de la camisa de falange no soy yo, sino el que porta la bandera de A.C. Tenía 17 años.


               La Opinión el Correo de Zamora de fecha 8 de febrero de 2.015, ocupando casi una página, da la noticia de la REPROBACIÓN  a mi persona, por parte de TODA,  la Corporación de Villalpando, de aquel entonces. (¡Cuánto les pesa ahora a la mayoría haberlo hecho, haberse dejado dominar!). Como todavía se empeñan en que esto siga coleando, y siguen implicando a todos en la redacción de esa injuriosa y calumniosa NOTA, creo es llegada la hora de que cuenten la verdad de lo ocurrido. He tenido la grandeza de perdonar, incluso no he perdido la amistad con algunos de los reprobadores, incluso con una miembro de la Junta de Gobierno que tomó el acuerdo de causarnos perjuicio tan grave en la Instalación de riego, pero, insisto, es el momento, por su bien y el todos, de que digan la verdad.  

               -Aprueban un acuerdo de pleno en el que desmienten las ¿falsedades? Vertidas por Agapito Modroño.- Ya se ha visto qué falsedades, ni una.

               Aparte de los improperios que me dedica el regidor, publican una NOTA con nueve puntos, que les invito relean.

               En el 9º aluden, de forma despectiva, a mi paso por Acción Católica, para terminar con la falsedad de “haber sido uno de los últimos a los que se vio con camisa azul en Villalpando”, algo contrapuesto, como voy a demostrar con una foto de entonces.

 Como resulta que, de ese paso guardo muy buenos recuerdos, que fue un paso muy honroso, hasta el extremo que le dediqué el último capítulo, “LOS DE ACCIÓN CATÓLICA”, a mi primer  librito, “Crónicas…”, voy a resumir lo en él escrito, intentando aclarar equívocos, “corregir al que yerra”, aunque sé los hay tan cegados, que prefieren seguir en su ignorancia y su maldad.

Dicho capítulo, escrito en Febrero de 1993, comienza así:

Éramos un grupo reducido de muchachos con inquietudes humanas, sociales, religiosas. Éramos  Cristianos comprometidos…, en la línea del padre Llanos y de los curas obreros de la época. Hace poco he tirado al contenedor el montón de ejemplares del semanario “SIGNO”, en el que citado jesuita escribía.

Una muestra de nuestra inquietud social fue la protesta que organizamos un verano, con reuniones en el sindicato, para conseguir que los obreros  descansaran los domingos durante los tres meses de las faenas de recolección. Aquello nos costó algún disgusto. Y me callo quién era uno de los que entonces mandaba en la “Hermandad”, en el Ayuntamiento, en el pueblo.

Sólo desde la ignorante incultura se puede asociar a la Acción Católica con el franquismo, con el totalitarismo, cuando en su seno fue donde surgieron las primeras discrepancias con aquel, en una de las ramas de la A.C., la JOC, Juventud Obrera Católica.

Con cierta frecuencia, los de A.C. teníamos reuniones provinciales en Zamora, en la “Casa de Ejercicios”; ahora es la residencia para sacerdotes ancianos, cerca de la catedral. Recuerdo con mucho agrado la presencia de muchachos, algo mayores que yo, pertenecientes a la JOC: Demetrio Madrid, Domingo Mañanes, Ángel Bariego…, líderes sociales y políticos ya en la democracia.

Además de la anterior sensibilidad “jocista”, la ideología predominante dentro de la A.C. era la “Democracia Cristiana”. El líder aquí en Zamora era el por entonces joven y brillante Abogado, Juan Antonio Barba Palao;  Adolfo Suárez, un chico guapo de Ávila, empezó a destacar, a ser conocido, como Presidente de los Jóvenes de A.C. de esa provincia, donde era Gobernador Civil su mentor, Fernando Herrero Tejedor. De forma, creo un poco maledicente, me contaba Carlos Pinilla, que Suárez se hizo del Opus Dei porque lo era Herrero Tejedor, pero que cuando éste falleció en un accidente de tráfico, Suárez se borró rápido del “Opus”. De lo que estoy convencido es de que Adolfo Suárez poseía principios éticos concordantes con la moral Cristiana.

De la A.C. salieron, además de Suárez, los impulsores de la transición política desde dentro del régimen: Torcuato Fernández Miranda, Landelino Lavilla, Marcelino Oreja…, todos los del grupo “Tácito” que escribían en el “YA”, el periódico más afín a la A.C., y con los que me identificaba plenamente.

¡Pues ya ven qué delito haber pertenecido a la A.C..!

La Misa Parroquial, en San Nicolás, del primer domingo de cada mes, estaba dedicada a los “Jóvenes de A.C.”. Participábamos con mucho fervor. Al final cantábamos el himno, dos de cuyos versos decían: “Caballero español y cristiano / por la causa del bien lucharé”.

Esa máxima ha sido, es norte de mi vida. No sé cómo se sentirán los inmorales, los soberbios, cuando consiguen “éxitos”: el poder, el dinero, el sexo…, los cobardes que, temerosos del poder local, no se atreven a testificar verdades, (ellos saben a quién me refiero)  pero les aseguro que no los envidio. Superados los malos ratos que defenderme contra la persecución y la mentira conllevan, no vean ustedes qué serenidad, qué paz embarga mi espíritu. Me llevan a disfrutar de los placeres espirituales: la música, la literatura, las amistades sinceras, el amor de mi esposa, de mis hijos, de mi ayuda a los mismos, de mis nietos; de todos los afectos sinceros, con el gesto, la sonrisa, el saludo  de las gentes de estos pueblos.

A ver si puedo escanear y colgar las fotos.
       



Foto del mismo día. Fila de arriba de izquierda a derecha: Agapito Modroño, Alfredo Paniagua, Pablo Modroño, Carlos el de "Santines. La chica de mantilla, Carmina la de Loreto, que al poco se metió monja. Quien porta el cirial, Pacucho

     Los de enmedio: Eloy Boyano, "Barril"; Angelito "Marcos"; Olegarín; Luci "El Tobo"; Jesús "Soberano"; ,un poco más alto, Severiano Infestas; Requeté.

     Los de abasjo: Benito "el de las Gallegas"; Julio Zamora; el morenico pequeño, Marcelino, hermano de Josefina la "Gata"; sonriendo Amosín; Abundio Gallego. La  chica que sube, muy amiga de mi hermana, es Luli, hija del Sargento de la Guardia Civil.
               

domingo, 19 de noviembre de 2017

ESCRITO PARA "LA MAR DE CAMPOS"

  


                 LAS CLARISAS DE VILLALPANDO.

               Son  vecinas de toda la vida. Mis primeros recuerdos son de cuando mi abuela paterna me llevaba a las misas en su iglesia. Sus campanas marcaban los ritmos de nuestras vidas. Algunas veladas de trasnocheo, cuando el brasero duraba, mi abuela decía: -“Venga, a la cama que todavía toca la monja a “maitines” y nos pilla levantados”.

               Tocaban a las nueve para el último rezo antes de acostarse. A la una de la madrugada, para levantarse a rezar “maitines”, Ahora lo han suprimido, aquello era inhumano. Pobrecicas, con el cariño que todos les tenemos, el frío que hacía en ese enorme caserón, deambular somnolientas de las celdas al coro por aquellos inmensos, gélidos y lóbregos claustros…, en aquel alto coro enrejado de pinchos puntiagudos,  a media noche, a mitad del sueño. Volvían a la cama hasta las seis, en que tocaba la campana de nuevo, para levantarse¸ media hora después para la “prima”; tocaban, a las siete y media para misa,  a las tres de la tarde: ¡venga, a la escuela, que ya toca la monja..!

               Fue fundado en 1635 por un tal Gaspar de Urueña. Su recinto, cerrado por alto muro de tapial, cal y arena, con muchos remiendos, ocupa toda una manzana al occidente del pueblo, dentro del cual están las altas y enormes edificaciones, para celdas, precioso claustro, donde las entierran, la iglesia, almacenes, bodega… yo qué sé, estancias y más estancias. También adosados a la entrada principal, la casa y su patio para la demandadera. Entre los edificios y las tapias, espacioso terreno para huerta, pocilga, gallinero..., ya sin huéspedes.

               Lo conocí todo destartalado. Los trescientos y pico años no habían pasado en balde. Las pobres monjicas apenas si podían tapar las goteras más urgentes. Eran muy pobres. Sus únicos ingresos procedían de la dote que pagaban las familias de las que ingresaban. Las que no tenían para pagar la dote eran  monjas legas, quienes cultivaban la huerta, ordeñaban la vaca, (en primavera iba y volvía del prado)  cuidaban cerdos y gallinas. Prácticamente de eso subsistían.

               En los años cuarenta y cincuenta, en aquel “florecimiento” de vocaciones, cada poco alguna chica “se metía monja”, una vez profesados los votos, para toda la vida, sin salir de entre aquellos muros; una de las fallecidas recientemente allí había pasado setenta y dos años: familias rurales muy numerosas, ambiente social de gran religiosidad, enorme influencia del cura de cada pueblo, escasas expectativas vitales, fuera del matrimonio, para las mujeres; de los setecientos mil muertos en la guerra civil, la mayoría fueron hombres jóvenes…

               Por los años sesenta, dentro de este convento, debió haber unas treinta monjas,  jóvenes la mayoría. Fue cuando a don Valentín Gangoso, el cura de la “Ventosa”, fábrica de harinas en Benavente, se le ocurrió que empezaran a fabricar “formas”, actividad con la que continúan, si bien con mucha menor demanda. Más de una saca de harina de cien kilos costaleé por esos enormes pasillos, precedido de la hermana tornera con la cara tapada, que iba tocando esquila para que se escondiera alguna que por allí hubiere. Me lo pagaban con recortes de las “formas”, el llamado “pan de angelito”.

Aquel trabajo no era suficiente para tantas mujeres jóvenes,  que,  además del “ora”, necesitaban más “labora”. Lo encontraron en la confección de prendas de ropa infantil, canastillas, etc., para la empresa “Teleno”, de León, quien les montó un estupendo taller.

 ¡Claro!, tantas mujeres trabajando y no gastando (por entonces ya dejaron de existir las dotes, las legas,  y fueron abandonando la huerta, plantaron frutales), pues empezaron a ahorrar mucho dinero.

Toda su obsesión era arreglar el convento. Y vaya si lo han conseguido, de rabo a cabo. Empezaron por la iglesia, a finales del franquismo y con dinero oficial, pero es que en los últimos años, con sus ingresos y una donación testamentaria de una señora de Villafáfila, unas ochenta hectáreas, lo han vuelto de cuajo. Difícil calcular los millones invertidos. Años de obras, grúas, albañiles, carpinteros, etc.. Está totalmente restaurado, creo mejor que cuando lo hicieron. Los enormes tejados, aprovechando la teja vieja, o si no la compraban, son nuevos en cuanto al maderamen.

Y quedan ocho monjicas. Cinco, de más de ochenta, si bien en plena forma, una de setenta y siete, y dos licenciadas, guapas, un encanto, que llegaron, de Salamanca y Ávila jóvenes, una tiene a su madre aquí con ella, lo han revitalizado. Las queremos mucho. Rezan por nosotros, y dan de comer a los transeúntes que por aquí deambulan.

Tengo la esperanza  de que estás Sor Carmen y Sor María se unan a las “Iesu Communio”, participen del milagro vocacional creado por Verónica Berzosa, quien desde su monasterio de clarisas de Lerma,  ha creado esa moderna comunidad  y cambiado el cilicio por la guitarra, a la que llegan cientos de chicas universitarias y guapas, de Madrid principalmente, que están llenando vacíos conventos burgaleses. Recientemente cincuenta de esa comunidad en expansión, se han trasladado y ocupado un monasterio en la provincia de Valencia.

Veinte o treinta de esas espiritualmente marchosas de ropa vaquera, nos vendrían de perlas en Villalpando. No perdamos la esperanza.

A.     Modroño Alonso.
              
                         


miércoles, 15 de noviembre de 2017

¿VEN CÓMO ACIERTO?


   Cuando daba clase comenzaba todas las mañanas con cualquier pequeña historieta para crear un ambiente agradable, para predisponer al trabajo. También esas pequeñas narraciones tenían un carácter didáctico, algo que se aprende sin querer: a hablar. La primera cualidad de un buen maestro ha de ser la fluidez verbal, el dominio del lenguaje.

    Ahora también en el blog cuento anécdotas locales que tanto le gustan a la gente, y   a  mí. Son, además, el contexto adecuado para resucitar viejos localismos, giros, expresiones del habla de nuestras gentes mayores. Pero, claro, no es mi única finalidad  en esta bitácora la de entretener al respetable, sino la de intentar la mejora en lo personal, en lo cultural, en lo moral,. Ya sé tarea difícil, casi imposible, pero, por intentarlo que no quede.

    Mi  inquietud social, regeneracionista está en mi trayectoria vital,  avalada por mi conducta. Sé, al ser persona que se significa, algo "peligroso" en el pueblo, y dar la cara, que soy objeto de maledicencias en alguna tertulia. Lo que les pido a esos es que cuando dicen que "soy mala persona", lo avalen con alguna actuación, con alguna mala acción, por mi parte. Todo lo anterior es a propósito de la prédica que sigue. Puesto que si he dado trigo, creo puedo predicar.

    ¡Bueno, al consonante!: Recuerden el artículo "colgado" el pasado 29 de octubre, en que predecía no habría otra "Semana Trágica" en Barcelona. Lo escribí al segundo día de aplicado el "155", de suspendida la autonomía catalana, cuando Puigdemont exhortaba a las masas independentistas a salir a la calle, cuando se iba a producir un estallido social... ¡Pues ya lo ven!: reculando to quisque. Y eso que tienen "presos políticos" (espero que cuando pase el asunto al Tribunal Supremo, los suelten como a la Forcadell) También me entristece la pérdida de la visión en un ojo de un votante). La huelga, salvo la actuación de los piquetes cortando el tráfico, un fracaso; en la manifestación por la libertad de los presos, aun teniendo cierta motivación, menos gente que en las anteriores; los partidos independentistas presentándose todos a las elecciones, separados y dispersos. Se acabó lo de "Juntos por el Sí". En las calles, la normalidad más absoluta. Insisto relean ese artículo en que predije todo esto.

     Y es muy probable que las elecciones las ganen los constitucionalistas, que la futura presidenta de la autonomía catalana, sea Inés Arrimadas. Y, aunque así no fuera, el "proceso independentista" está desinflado. Esto puede ser el final de un secular problema.

     ¡Más consonante!: ¿Por qué se ha producido todo esto?

a).- Existía en la sociedad catalana un sentimiento nacionalista, que, en gran mayoría no era independentista.

     ¿Por qué la antigua CiU, el partido de Pujol, de Más, de Puigdemont, el partido de la burguesía catalana de centro derecha, se hace independentista, aliándose a la izquierda más extrema de los anticapitalistas de la CUP ( que, por cierto, ni una de sus medidas contra el capital han tomado)?

b).- Para tapar toda la inmensa corrupción del "tres por ciento".

     ¿Qué otro abono ha alimentado el terreno del auge del independentismo?

c).- La  crisis económica originada por el boom urbanístico y su consiguiente corrupción.

      La corrupción, siempre la corrupción ha sido la causante de todos los males. La causante de la emergencía del populismo, (en el caso de España de extrema izquierda), PODEMOS y sus confluencias. La causante, aunque esto no haya sido tan malo, sino incluso bueno, de la pérdida  de votos del PP y del PSOE. ¡Menos mal que también surgió Ciudadanos!

    Y, aunque al PP le haya venido muy bien que  el cisco catalán haya abierto y ocupado todos los informativos para ocultar la actualidad del juicio de la Gürtell, eso sigue ahí y empieza a seguir siendo noticia de nuevo, debe regenerarse, desde Génova al último rincón, incluido Villalpando, del que hablaremos otro día.

    Como anticipo: se están secando los chopos del polideportivo, creo por falta de riego; Pedro "el mudo", se despasareló, igual que Choni Castañón (¡qué peligro la antiestética pasarela, como dijimos en su momento) la otra noche bajando la puerta villa. Allí quedó postrado hasta que lo levantaron unos vecinos. Item más:  ¿Cuándo podremos beber agua del grifo?

    ¡Ah! : que ahora está cortando Jesús los últimos pimientos.
   

domingo, 12 de noviembre de 2017

PERSONAJE CÉLEBRE. (II)


     Ya desde crío fue inquieto y listo. Era muy pequeño cuando toda la familia se trasladó a vivir desde la Ronda de San Pedro, (en casa de mi suegros le recordaban de verlo pasar de las "hermanas", siempre atrochando por todos los charcos ) esquina a "Once Casas", a la carretera de Madrid, en la esquina, frente al silo.. Su padre hizo chamba con el Sr. Bernardo San Pedro. La casa de éste tenía ya buen corral para la labranza.

     La posada de abuela Ana, donde todavía paraban afiladores, manteros, marraneros, cisqueros... era un paraíso para los juegos. Además tenía la burra más sufrida y paciente que se ha conocido, a la que Eustaquio trató de domesticar. para que nos tirara a los otros tres primos que, junto a él, andábamos casi siempre juntos por  allí: Pablo mi hermano, Manolo el de "Bercario", y servidor.

    Por allí, por la era donde están los silos, la casa de abuela, la del Sr. Filomeno, las bodegas de la Fuente, y su laguna, la del "Excomulgao", nos juntábamos los muchachos de la carretera y Santa María. Allí, al lado, de las Cercas a la carretera, estaba la tentadora huerta de "La Viuda", donde hoy están los pisos de "La Milagrosa", la cochera de Avelino, los otros pisos que dan a la carretera, el gallinero de Mariano. Tenían un obrero solo para atender esa huerta, el Sr. "Moreno", padre de Santos "Mancha". Era un vergel con árboles frutales.

    Una tarde noche, recién oscurecido,  la pandilla no resistió la tentación de unas hermosas peras de "Donguindo". El Jefe y engaluchador de la cuadrilla fue One, que era un poco mayor, y Eustaquio quien saltó la tapia y abrió la puerta por dentro para que entraran los demás.

    Al día siguiente ya estaba la denuncia en el cuartel y la relación de los autores: One, Alfredo el de la "Tachuelera", Pablo el del aguardientero, Amalín, "Mingui", "Morito", y el pequeño de "China". Como eran críos muy menores de edad, el castigo fue para los padres, menos para el de Alfredo, que se había muerto y Filomeno "el Olegario", por ser mayor, y amigo de los de la "Viuda": tres domingos seguidos en la cárcel, mio tío José "China", mi padre Mateo Modroño, Amalio Argüello, Vicente "Moro" y Domingo "el herrador".

     Demos un salto en el tiempo dejando mucho en el tintero: marzo de 1962. A raíz de las inundaciones de enero de aquel año, llegaron al pueblo cuatro o cinco maquinotas del Ministerio de Obras Públicas y sus correspondiente maquinistas, a dragar el río. Éstos, una vez al mes, se escapaban un sábado a Madrid en un taxí de los Petronilos, conducido por "Zampa", de siete plazas. Yo tenía que incorporarme, voluntario a la mili, en aviación. Quedaba una plaza en el taxí. Taquín se pensó: esta es la mía. Juntó, de forma poco ortodoxa, dinero para el viaje, y se largó, escapao de casa, con nosotros.

    A primeros de enero, ya se habían escapado su primo, por la otra rama, "Josele", Antón, y otro que no recuerdo, y Eustaquió sabía que  Concha, la tía de Antón, les había colocado, y las señas de la pensión.

    Omito las incidencias del viaje y llegada que no hacen al caso: al día siguiente, domingo, nos juntamos. A mi me habían dado alojo en casa de Marcial Modroño, C/ General Oraá, 78, Teniente del Ejercito de Tierra. Él en la pensión con los otros, compartiendo cama. ABC, anuncios: -"Se necesita chico para pollería con experiencia". ¡Tú verás! Con  la tarjeta de castrador y sexólogo.. Así que entró en la sala donde estaban las jaulas, hizo unas observaciones muy atinadas. ¡Pues venga!: ponte el mono y a currar.

   Además de darles comida y  limpieza, su trabajo consistía en llevar, en una "Isocarro",  pollos vivos a un pequeño matadero desde donde los repartían a las tiendas. En el primer viaje, le acompañó el Jefe. El Eustaquio aprendió rápido. El jefe estaba encantado con él, más listo y trabajador no lo había. Incluso le regalaba algún pollo que llevar a la pensión.

   Un buen día del verano, paró a echar una cerveza, sin darse cuenta que dejaba la "Isocarro" sobre unos raíles. Vino el tranvía, le pegó el meneo, jaulas al suelo, escandalera de pollos por la "Gran Vía"... Eustaquio desapareció. El pollero no supo más de él.

     No pasa nada. Consiguió, no sé cómo, ni pude explicármelo, un mucho mejor empleo: MAYORDOMO, no de cofradía de Semana Santa, que eso es cualquiera, Mayordomo en una mansión señorial, en la calle Serrano, propiedad de un Notario, en el que había doncellas, ama de llaves, "chaufer", y Eustaquio de mayordomo, vestido con el uniforme, de librea.

     Llevaría un mes cuando fui a visitarle: pulcro, buen corte de pelo, bien afeitado, limpias las uñas, con unas gafas de intelectual de izquierdas, totalmente perdido el pelo de la dehesa... ¡Qué risa verlo así!

     Estaba tan a gusto que se le olvidó que unos meses después entraba en quinta. Sus padres supieron por mí de lo bien colocado que estaba, pero no quiso que les diera sus señas. No sé si además no volvió a cambiar de oficio. Lo cierto es que cuando llevaron del Ayuntamiento la papela a su padre, éste dijo que no sabía dónde andaba. Le dieron un plazo. Como no apareció, le declararon "prófugo". Prófugo en pleno franquismo. Eso tenía cadena perpetua.

    Cuando vio la cosa "chunga" (y se pudo haber librado por lo del estrabismo) se alistó a la legión: -Cada uno será lo que quiera, nada importa su vida anterior..."

     Tres años  de "novio de la muerte",, en el Sahara, cuando todavía vivía Millán Astray, sin ojo, sin brazo, pero casado con Celia Gámez; cuando los legionarios eran hombres de pelo en pecho, cinco años de una tirada sin volver al pueblo, sin pisar en casa.  Para, por su estatura, no desentonar en los desfiles, en la fila, se hizo corneta y domesticó a la cabra.

    Llegó a ser Cabo Primero y gerente de la cantina, "El Mesón del Legionario". Trajo dinerillo ahorrado,y, además le quitaron el extravismo. Mandaba horrores.

    Licenciado, hacia el "sesenta y siete", puede que sus padres ya estuvieran en Valladolid, Paseo de Zorrilla, Nº 14, allí asentó sus reales Eustaquio. Entonces ya, con ese curriculo de caballero legionario y hoja de servicios inmaculada, incluso con méritos en acciones de guerra en algún rifirrafe con los indígenas,  y superado el examen, consiguió una plaza de Guardia Municipal en el Ayuntamiento de Valladolid. Para dar la talla ideo unos zapatos especiales. En sus primeros años fue Guardía de la Circulación, bien uniformado, casco, porra, silbato, etc. Verlo en la Plaza de Zorrilla, dando preferencia si veía a alguno de Villalpando, (pasa borrego) era un espectáculo.

    Dada su pericia en cualquier actividad, pronto pasó a trabajar en talleres. Estuvo siempre muy bien considerado dentro del cuerpo.

    Con ahorrillos compró un buen terreno en Villanueva de Duero. Después del trabajo en el Ayuntamiento, fue construyendo con sus manos, la hormigonera y su mujer, una mansión con piscina, huerto, barbacoa (la cocina bilbaina que rescató de la abandonada casa de abuela) como segunda residencia. (allí se reúnen con frecuencia algunos primos, entre ellos mi hermano), y otras dos más pequeñas para sus hijos.

    Esta es la biografía, sucinta de este primo especial, ahora lleno de amigos y de buenos recuerdos, (los malos los aparca). 

     Él ha escrito su vida en una autobiografía manuscrita mucho más amplia (y eso que solo fue a la escuela de don Valentín), de la que ha prometido mandarme copia. ¡Un figura!
 

 

 

 

   

sábado, 11 de noviembre de 2017

PERSONAJES CÉLEBRES.


    En el artículo anterior cito de pasada a mi primo Eustaquío "China", "Taquín". Como un sobrino suyo, en el comentario que acabo de colgar, se hace eco de esa alusión, no "me lleva el genio"escribir sobre él, con todo el cariño del mundo. Así han de entender el relato de sus peripecias

    Nació un día de Reyes por los años "cuarenta". Buen regalito le trajeron los monarcas a sus padres. Era ya el tercero de los hermanos. Sus padres se habían casado muy jóvenes, el día de la "Octava de Santa María del año "treinta y cuatro". Cuando mi tío José marchó a la guerra, había dejado a Jesús, y Felisa, nacida o a punto de hacerlo. A la vuelta, tres años después, bastante espaciados, llegaron otros cuatro, el protagonista y tres hermanas

    Taquín, menudo con un estrabismo que le daba más gracia a su pícara fisonomía  era de la piel del diablo, si bien no era un crío comprometedor,  ni ladronzuelo, ni  rencoroso. ¿Había cada joya por aquellos años..! Era trasto. Hoy, reunido el equipo sicopedagógico del CEIP, le hubieran diagnosticado "hiperactividad", y le habrían hecho no sé cuántas pruebas y  adaptaciones curriculares, y andarían tres maestras alrededor suyo. Entonces todo esto lo suplía don Valentín con la paleta, y no era de los que más pegaba,  que  era un pobrecico, pero es que entre "Tarzán", "los Moritos", "los Roques" y "el China", le hacían la vida imposible.

     Cuando acabó la escuela tuvo su primer oficio: pollero: habían comprado nuestros primos mayores, los "Demócritos", Julián y "Mocri" dueños de una tienda de ultramarinos y ferretería, en la calle Amargura, esquina a "Cantarranas", casa hoy propiedad de Elicio Sánchez, y que marchaban muy bien, habían comprado digo, la casa, muy vieja entonces, donde hoy está "el Aboleo", y allí, en jualas repartidas por todas las habitaciones de la casa, criaban pollos. Fue la primera granja de pollos que hubo en el pueblo.

     Entonces no había ni naves, ni pollos de engorde. Los que  estos cebaban, que se los daban medio regalados, eran los pollitos machos de las gallinas blancas ponedoras, las "Legord".

    Estos pollitos "Legord", cuando se hacían gallos, los dueños de cada corral, eran de una chulería, una potencia sexual y una agresividad excesivas. Más de un forastero llevó en sus nalgas la marca de sus espolones, cuando salía al corral, detrás del muladar, a "tirar de pantalón".

   Entonces, metidos en jaulas, con pienso compuesto, en cuanto echaban cresta y corales, y se les ponían colorados, aquello eran unas peleas y unos guirigáis impresionantes. Había muchos problemas de convivencia polleril, se mataban y no hacían.

   A Eustaquio se le ocurrió la idea: ¡Caparlos!

   Él, como era un crío muy observador y andaba siempre por el pueblo como perro sin amo, se lo había visto hacer a la capadora "señá Natividad", que vivía en la plazuela de San Nicolás. Dado que los pollos tienen "los rínfanos" en el interior de la cavidad abdominal, la castración es una técnica quirúrgica de alto riesgo. No es igual que a los marranos, o a los burros, con esos rinfanazos bajo la piel, y colgantes, tan proominentes y comprometedores.

   Ya desde niño le encantaban las manualidades: hacer casetas pa los gaviluchos, carros, jaulas pa los grillos, pescar ranas en el "Excomulgao"...; Provisto de acerado bisturí,  se inició en la castración. 

     Nuestro tío Pablo sujetaba  el pollo entre las piernas con las patas abiertas, él lo desplumaba un poco, cortaba, hurgaba y rínfanos fuera. Le echaban alcohol y mercromina.  Después de unos cuantos no superar el traumatismo post operatorio, cogió el truco y se hizo un experto capador autodidacta, primer mérito importante en su "currículum vitae". Viendo los de las casas de las incubadoras, la destreza de aquel muchacho, lo quisieron llevar para sexar pollitos. Estuvo una mañana y aprendió rápido; pero, como era tan pequeño y mi tía Coral lo quería tanto, siempre, aunque trasto, fue muy cariñoso, no lo dejó marchar de casa.

     Pasados unos pocos años, cuando decidió escaparse a Madrid, encargó unas tarjetas en la imprenta del "bazar J": EUSTAQUIO MAZARIEGOS ALONSO, "Castrador y sexólogo". "Trabajos a domicilio".

    
NOTA: Les aseguro que esto no es más que la presentación del personaje, que falta lo mejor, en lo que no será necesario añadir ni exagerar.