domingo, 15 de abril de 2018

¡QUÉ FAMILIA!


     La de DIONISIO DE LA PUENTE HERRERO. Eso fue lo que pensaba al verlos, en la dolorosa solemnidad de las oraciones y cantos, tan unidos en el dolor, ayer tarde en el cementerio.

      Dionisio se ha ido tranquilo, con la satisfacción del deber cumplido, después de haber gozado de larga ancianidad cuidado, acompañado, querido de sus hijas, de sus hijos, de nietos y de bisnietos. Uno de los pequeños, Rodrigo, quiso y entró a ver al "abuelo", a despedirlo en nombre de todos, y el abuelo, que ya no podía hablar, intentó una caricia con la mano.

      No, no me ciega el cariño que los tengo, de toda la vida, desde que en mi primer año de maestro, Angelines, fuera una de las alumnas  aventajadas en aquel, que acocotaron, bachillerato radiofónico, siempre han estado a mi lado en los momentos tristes, ni es mi estilo la adulación gratuita: los de la Puente Granado encarnan los mejores valores familiares humanos tradicionales de la sociedad rural que está desapareciendo. Que ahí están esos cuatro matrimonios ejemplares, generadores a su vez de jóvenes y  prometedoras familias, de esas que han aprendido "en el hogar en qué se funda la dicha más perfecta".

     Conversar con Dionisio era una delicia. Era sencillo, ameno, con buen léxico,  un campesino sabio. En estos tiempos hubiera ido a la Universidad, pero él, matado su único y mayor hermano en la guerra, hubo de dejar sus "estudios" de peluquero y practicante para estudiar, bien pronto, en la universidad del cabañal y las teleras, de los rastrojos y entre majuelos, de parideras y herradón; de soles, cierzos y chaparrones, (Recuerdo un día en que Domingo "Pajalarga" y servidor tirábamos herbicída en el camino de la Casa, que se lio a llover a cántaros y, refugiados en la cabina del tractor, pasó Dionisio ya sesentón, envuelto de la manta, atrochando por los regueros del agua sobre el camino, sin abandonar a su rebaño, de la dehesa al pueblo)  al tener, por aquellos tiempos, a no ser que nevara, de "arrancar" todos los días. "Estudiar" para con un rebaño  sostener a su padre y a su madre, sacar luego a una familia, situarlos, a los dos varones también como buenos ganaderos... 

     Sí, claro: aunque me transmitían la conformidad, incluso satisfacción por tantos años vividos con calidad de vida, siempre la partida, por mayor que sea el padre, es dolorosa. Yo sé que en las lágrimas de ayer de los hijos estaban todos los recuerdos de una vida. Quiero darles mi consuelo de que ésta haya sido tan ejemplar y de lo muy acompañados que han vivido los tristes momentos.

     ¡Un abrazo muy fuerte, amigos!
     

       

Maximiano de la Puente Herrero, poco antes de caer en Brunete.

viernes, 13 de abril de 2018

EL CONFLICTO DEL CALLEJERO.


    Me refiero al acordado cambio de la Ctª Madrid-Coruña por el de la Avnd. Maestro Andrés Vázquez.

     ¡A ver por dónde empiezo!. ¡Menudo lío con tantas interferencias de todo tipo y con lo viejo y enconado que está el problema!. Me voy a olvidar de particularismos y grupúsculos. Voy a intentar guiarme por la razón y el sentido común, sin pensar a quién voy a gustar o disgustar:

      PRIMERO: Aun sin conocer cuál es realmente el perjuicio que a los industriales y vecinos de la concurrida carretera les va a ocasionar el cambio de nombre, dado que la mayoría, están en desacuerdo, con el tal, es de suponer que molestias y perjuicios les va a causar. 

       SEGUNDO: ¡Pues!, tengámoslo en cuenta y busquemos otra solución, que, además, va a ser muy dífícil que a la carretera de "Madrí" dejemos de llamarle así.

       TERCERO: Que Andrés Mazariegos Vázquez, "El Nono", por su maestría, por su perseverancia, por haber sido una de las grandes figuras del toreo, por llevar por el mundo el nombre de Villalpando, merece que su nombre y su recuerdo perdure;  que es justo ese homenaje de dedicarle una calle o plaza, un busto, una lápida y una jornada de cariño, NO CABE DUDA.

      CUARTO: Pero si es que todo es compatible y tiene fácil arreglo. Aparte de que les confiese mi gusto personal por haber nacido (no como Gila, sino un día que sí estaba mi sagrada madre) y haberme criado por la carretera de Madrid, de preferir que ésta siga llamándose así, aparte digo, y objetivamente ¿qué más da le pongamos el nombre del torero a otro digno lugar del pueblo?

      QUINTO: Aún a sabiendas de que baste que a Agapito se le ocurra la idea para que algunos la rechacen, lo suelto: Plaza de San Andrés, lugar donde nació  "Andrés Vázquez", PLAZA DEL MAESTRO, idem. Si, además, en el solar donde estaba la casa materna, se coloca un busto, o una buena cerámica en el muro, de esas tan bonitas que pinta Nevado, con Andrés pegando una verónica de esas suyas, quedará un bonito recuerdo para toda la vida, junto a la "Puerta Villa", nada menos, el lugar más visitado del pueblo. y los de la carretera, y todos, contentos.

       Por último, perdonen mi moraleja dirigida, sobre todo, a quienes más responsabilidad tienen: ¡hombre!, gastar energías en esta tonta batalla es absurdo, cuando llevamos seis meses sin agua potable; cuando no sabemos si era verdad o mentira lo del superavit, puesto que ya nadie habla de él, y, "presuntamente" no tenemos dinero para la potabilizadora, ni conocemos las cuentas del ayuntamiento, ni lo que gana el alcalde; de la residencia mejor me callo. Recuerdo lo de ganadería grande sin licencias (sentencia publicada unas páginas atrás) y todo el favoritismo y corruptelas en torno a esta cuestión de lo que puedo mostrar, más pruebas, aunque no es poco la sentencia TCA. 

  
    Resumiendo. Lo del torero, con respeto y humildad se me ocurre: marcha atrás, ACUERDO, parar recogida firmas y recursos, intrigas, utilización política del asunto y divisiones en el pando. 

      Y, colorín, colorado. Por si acaso no escribo lo siguiente.  
    

Esta fotografía, junto con unas cuantas más del pueblo y de su familia se publicó en un reportaje en la revista "AMA", la de más difusión nacional en aquellos tiempos. Andrés si ha llevado el nombre de su pueblo por todas partes.

martes, 10 de abril de 2018

INTERCAMBIO EPISTOLAR CON ÁNGEL INFESTAS GIL.




Descripción: Archivos adjuntos
Descripción: https://mail.google.com/mail/u/0/images/cleardot.gif
Descripción: https://mail.google.com/mail/u/0/images/cleardot.gif
para mí
Descripción: https://mail.google.com/mail/u/0/images/cleardot.gif

Amigo Agapito.
Gracias por tu comentario que me anima a seguir con esta actividad que ocupa mi tiempo de jubilado.

Sigo tu blog y, gracias a él, me mantengo al día de lo más noticiable de nuestro pueblo, pero lo que más me gusta son tus trabajos sobre su historia más reciente, por eso espero que nos ofrezcas pronto los que has anunciado sobre los anarquistas. En un artículo que escribí hace tiempo sobre la huelga de 1904 (creo que te lo pasé. Por si no lo hice, te adjunto una copia), avanzaba como hipótesis la ideología anarquista de su promotores. Me gustaría saber algo más de la presencia anarquista en Villalpando; algo me contó mi padre cuando me hablaba de la casa del pueblo, pero tengo ideas poco claras.

Por si es de tu interés, te mando también una nota sobre los carboneros de la dehesa. Mis viajes a llevarles el pan forman parte de mis recuerdos de infancia. Me impresionó mucho como vivían esas familias en chozos entre las encinas, cómo preparaban las carboneras y cómo las mujeres 'mondaban' las raíces de las encinas para vender la piel a los curtidores... Esta breve nota me la pasó un colega de la Universidad, de Macotera, según lo que le contó uno de sus tíos sobre los carboneros que fueron a nuestro pueblo. No es mucho, pero quizá te ayude a completar tus apuntes.
"Eran leñadores de Macotera, buscados por Francisco "Luchana", que se encargaba de llevar a la gente. El señor que llevaba la finca pudiera ser de Alconada (pueblo a unos 40 km de Salamanca, próximo a Macotera) y tenía a su servicio a Francisco "Luchana".
Iban a hacer leña de los Santos hasta Navidad; desde año nuevo hasta Carnavales y desde el miércoles de ceniza hasta Semana Santa.
Uno de los que fue de cocinero se llamaba Jeremías "el Piro", que tendría ahora unos 90 años".

Tienes razón cuando sugieres que el último artículo del blog debía haber seguido un poco más, pero no está mal que os quedéis con ganas... Con ese breve relato quería empezar un acercamiento a la situación insostenible que los consejeros flamencos y sus colaboradores nativos fueron creando, ganándose el rechazo de todos los sectores de la sociedad castellana. En el próximo intentaré resumir los motivos de unas quejas sordas en un comienzo hasta que se convirtieron en el clamor de una revolución.
En esta sección aprovecho las notas de una nueva novela para depurar los mitos que unos y otros nos trasmitieron sobre los comuneros y procuro ser lo más objetivo que puedo, contrastando fuentes de la época (crónicas y epistolarios) y opiniones de nuestros grandes historiadores actuales.

Aprecio mucho cualquier comentario o sugerencia que te animes a hacerme. Y ya está bien por hoy, que me esperan los comuneros.

Un fuerte abrazo de viejo amigo

Ángel

Agapito Modroño Alonso <modronoalonso@gmail.com>
6 abr. (hace 4 días)
Descripción: https://mail.google.com/mail/u/0/images/cleardot.gif
Descripción: https://mail.google.com/mail/u/0/images/cleardot.gif
Descripción: https://mail.google.com/mail/u/0/images/cleardot.gif
para Angel
Descripción: https://mail.google.com/mail/u/0/images/cleardot.gif
  Amigo Ángel:

  ¿No te dio Patricia, la de la librería, un ejemplar de la "Otra Historia de la Villa"? Si no lo tienes dímelo y te mando el texto por correo electrónico.

   El tal librito es una  reedición de "Víctimas de la guerra civil en Villalpando", al que incorporé, al principio, un capítulo de las revueltas campesinas en Tierra de Campos el año 1904. Como tú y yo bebemos de la misma fuente, el informe de Álvarez Buylla, recogido y comentado por Julio Arostegui, "Miseria y Conciencia del Campesino Castellano", tu trabajo y el mío se parecen, aunque yo me circunscribí a lo ocurrido en Villalpando. También copio esos datos del precio de los alimentos y del importe de los jornales.

    Lo que sí te aseguro, por haberlo leído en el mismo, es que los jornaleros organizados espontáneamente, rechazaban cualquier tipo de politización o utilización de  sindicato  alguno, incluida la CNT, a su revuelta.

    Tengo constancia documental, (actas constitutivas, estatutos directivas...)y la aporto en "Víctimas", de tres de los cuatro partidos de izquierdas existentes en la villa: PRRS, el de mi abuelo, Galarza y Marcelino Domingo; PSOE, y PCE. Sin embargo, todo lo que sé de los anarquistas es por transmisión oral o por noticias indirectas de hemeroteca. Por ej.: los dos heridos, uno de ellos muerto, "Tano", por otros obreros del pueblo la noche del 1º de junio de 1934, en que el Heraldo de Zamora lo identifica como el Presidente del Sindicato CNT, o por la participación y muerte de Abundio Riaño en Vera de Bidasoa, a quien los de la Gestora de Izquierdas del 36 le dedicaron una calle. No soy capaz de recordar de donde saqué el dato, que recojo en Víctimas.

     He pedido al Archivo Histórico Nacional las fichas de los seis villalpandinos metidos a redentores contra Primo de Rivera en el "veinticuatro". Espero esos datos para dedicarles un capítulo. Teresa Cifuentes me informó de que también poseían sede, en un cacho pajar o algo así, pero todos los papeles fueron destruidos, y de ellos nada he encontrado en el archivo del Gobierno Civil. La represión fue con el grupo que más se cebó.

     Lo de los carboneros de le dehesa me interesa un montón. También conocí y recuerdo aquellos chozos. Creo que para los curtidos no sólo utilizaban la corteza de las raíces, sino también de los troncos. No estoy seguro.

     En cuanto a los Comuneros es sabido que su levantamiento fue una reacción a los atropellos de los consejeros flamencos, sus colaboradores y el "belfo"  del Carlitos, aunque es más interesante, y doliente, descender a lo puntual, como tú haces. Seguro que tu novela va a ser interesante. Me hablaste de poseer algún dato sobre Villalpando, además de lo que nos cuenta don Luis, que  creo bastante ajustado a lo ocurrido.

      Te aseguro  me gustaría que mi blog fuera  sólo "un lujo cultural de los neutrales / que lavándose las manos / se desentienden y evaden" . Es más cómodo y menos  comprometido que esta lucha desigual que mantengo, pero mi libertad de expresión (sin dar una información que no tenga contrastada documentalmente), mis principios y el derecho a defenderme en una persecución no iniciada por mí, me impelen a actuar contra estos restos del ancestral caciquismo. No sé, me es igual, si algún día alguien reconocerá de qué dos buenos pájaros estoy librando al pueblo.

    Como considero interesante este intercambio epistolar, si me das el "nihil obstat", bastaría con que no me dijeras que no, lo publicaría en el blog.

     Un abrazo.

      A. Modroño.

    

     
Descripción: https://ssl.gstatic.com/ui/v1/icons/mail/images/cleardot.gif
Principio del formulario
Descripción: https://mail.google.com/mail/u/0/images/cleardot.gif

Final del formulario

Descripción: https://ssl.gstatic.com/ui/v1/icons/mail/images/cleardot.gif

Enviar






Descripción: https://mail.google.com/mail/u/0/images/cleardot.gif


Angel Infestas
Descripción: Archivos adjuntos7 abr. (hace 3 días)
Descripción: https://mail.google.com/mail/u/0/images/cleardot.gif
Descripción: https://mail.google.com/mail/u/0/images/cleardot.gif
Descripción: https://mail.google.com/mail/u/0/images/cleardot.gif
para mí
Descripción: https://mail.google.com/mail/u/0/images/cleardot.gif
Amigo Agapito.
Tengo el libro que me pasó Patricia y lo leí con gusto en su tiempo para preparar la frustrada presentación que me pediste, pero la memoria me la jugó el otro día y me pareció que te referías a temas nuevos. Hoy comprobé mi despiste. Espero que sigas adelante con tu investigación sobre Villalpando en el siglo XX; pocas personas hay tan preparadas y cualificadas para hacerlo como tú. Te haré llegar cualquier información que encuentre. De momento, te envío esos artículos que tenía recogidos.
La historia de las Comunidades fue un acontecimiento muy complejo, con muchos matices que las simplificaciones posteriores descuidan. En su estudio estoy aplicando el mismo método que usé con los templarios: procuro dejar de lado interpretaciones simples, leyendas y mitos para acercarme lo más posible a la objetividad de los hechos y desde ahí hacer un relato novelado.
Por supuesto que cuentas con mi “nihil obstat” para publicar este intercambio epistolar, que también puede interesar a otros paisanos. En algunas ocasiones he participado en el blog, pero siempre dudo al hacerlo porque temo que mis comentarios no sean acertados y puedan molestar a personas que aprecio. A pesar de ello y con esa reserva, lo seguiré haciendo, procurando superar la distancia en espacio y sobre todo en tiempo que me aleja de mi pueblo y que a veces me hace sentir forastero.

Un abrazo.

Ángel Infestas
Descripción: https://ssl.gstatic.com/ui/v1/icons/mail/images/cleardot.gif




Agapito Modroño Alonso <modronoalonso@gmail.com>
11:21 (hace 0 minutos)
Descripción: https://mail.google.com/mail/u/0/images/cleardot.gif
Descripción: https://mail.google.com/mail/u/0/images/cleardot.gif
Descripción: https://mail.google.com/mail/u/0/images/cleardot.gif
para Angel

Descripción: https://mail.google.com/mail/u/0/images/cleardot.gif
   ¡Buenos, y más por lluviosos, días, Ángel!

    ¡Gracias por los tres artículos que me adjuntas! Esa lectura es como un veneno para mí, que anoche me hizo trasnochar. De lo Cañizo tenía noticias, y referencias, si bien no tan precisas. Yo aunque hubiera sabido tanto pormenor (que algo sí por transmisión oral), de lo ocurrido en Villalpando, citando a tantas personas, no me hubiera atrevido a publicarlo. Seguro que el autor no vive en el pueblo. De todas esas personas que cita viven hijos, nietos, sobrinos a los que conozco. De todos los modos es un muy buen estudio. En ese pueblo se daba una situación en el reparto de la tierra, que era explosiva.

    Claro que la historia de las Comunidades fue un acontecimiento muy complejo, como, más o menos, todos los hechos históricos. Pero ocurre que las simplificaciones son casi inevitables, que los humanos, por pereza mental, por economía del pensamiento, tendemos a ello, incluso a las tergiversaciones y los mitos. Tenemos un ejemplo muy claro en lo que se piensa de la II República:  "los republicanos eran todos de izquierdas y demócratas". Pocos saben que en el Pacto de San Sebastían, y luego en el primer gobierno había intelectuales y políticos de centro y de derechas, además de moderados de izquierdas:: Miguel Maura, Alcalá Zamora, Ortega y Gaset .... De ahí necesario que los estudiosos contribuyáis a intentar deshacer errores. Y una muy buena forma de hacerlo es con la novela histórica. de ahí que te anime a no decaigas en tu empeño.

     ¡Gracias por tu "nihil obstat"! Eso espero, que pueda interesar  a otros paisanos, Tu presencia en esta bitácora es enriquecedora en lo cultural y en lo moral: ayudar a quitar el miedo a declararse lectores de la misma, por temor a represalias de las anquilosadas "fuerzas vivas" del pueblo, que siguen manejando muchos empleos, por ej.

     Un abrazo.

     A. Modroño. .

    . 
Descripción: https://ssl.gstatic.com/ui/v1/icons/mail/images/cleardot.gif




Inicio de la calle Olleros y las Cercas de San Miguel. Traseras del corral de Balastrera. A lz izquierda se ve el borde de "La Cava". Casas de barro, tapias de barro, calles de barro.


sábado, 7 de abril de 2018

REVOLTIJO


    Como casi siempre tengo cosas importantes que contar no recurro al manido recurso de hablar del tiempo, pero, en un mes de marzo tan excepcional creo conveniente hacerlo.



    A medida que iba transcurriendo el invierno sin caer una gota, y así seguía febrero, tan secos los embalses como nuestros campos, la sequía me preocupaba. Marzo suele ser ventoso y no llovedor. Cuando, hete aquí, que empiezan a llegar los trenes de borrascas atlánticas. La primera choca con una masa de aire frío polar, y el 27 de febrero, día arriba día abajo, amaneció una buena nevada. Luego tres semanas de lluvia: 120 l/m2. Lo malo ha sido que pasados los frentes ábregos en lugar de anticiclón y buena temperatura, los vientos rolaban al noroeste y norte y traían frío; nubes sueltas por el día y helada o al borde, por la noche (los almendros han resistido, este año florecieron más tarde, en marzo, como es su obligación). Ese frío de marzo, diez grados por debajo de lo normal, es el culpable de que el campo no tire lo debido, sobre todo las alfalfas, para quien es tan imprescindible el calor como la humedad.



     Esperemos que pasado este nuevo temporal de borrascas, agua que no viene mal, aumente la temperatura, que la cosecha de forrajes, veza alfalfa, dependen de humedad y calor en marzo abril. Ya puede llover en el invierno que como marzo y abril vengan fríos, no hay alfalfa. La veza lo soporta mejor.



    ------------------------------------------------------------



    NACIONAL: Dado que en la política nacional existen similitudes con la local, comento.



    Lo de Puigdemont: pues es un palo para el bien de España, para el interés general de todos los españoles. Viene a entorpecer aún más la solución al problema catalán.  Pero ya os lo decía yo: hace unas semanas, cuando trincaron a los de la última redada, a Turull y los otros dos, lo comenté en RNE: todos los encarcelamientos, en lo legal, en justicia, me parecían excesivos y en lo político inconvenientes. 



    Esos tres jueces alemanes consideran que no ha existido delito de rebelión, porque no ha existido el uso de la violencia para imponer por la fuerza la independencia. A mi también me lo parece. Rebelión hubiera sido defender la DUI con los Mozos de Escuadra, por ej.



    Como decía Alberto Garzón, el de IU, hace unos días en RNE, los jueces no son robots, todos tienen su corazoncito, su ideología de acuerdo con la cual, incluso se asocian. No quiero citar nombres, si bien es público que de las dos asociaciones más importantes, unos son calificados de "progresistas" y otros de "conservadores". ¡Hombre!: en todos es de suponer imparcialidad, pero..: puede haber matices. Y los alemanes no lo han visto igual que Llerena. Quizá si éste hubiera considerado sólo el delito de malversación de caudales públicos y desobediencia, los cuales es evidente existen, y los hubiera inhabilitado, sin cárcel, preventivamente, (creo que igual que la prisión preventiva podrá existir la inhabilitaciòn idem. Si algún jurista de los que se asoman por aquí, que sé los hay, quiere nos lo podría aclarar) la situación, creo además de justa no hubiera enconado tanto el problema.

      Lo de Cristina Cifuentes. Calcadito a lo de aquí, (me lo acaba de decir un amigo visitante) que por algo son correligionarios: La han pillado con el carrito de los helados, la tía niega, niega y el partido la apoya. Sin entrar en detalles ésta, con ayuda al principio de ciertos profesores, nos quiere hacer comulgar con máster invisibles, y aquí, con ayuda de algunos "técnicos" y amistades, con "licencias"  y "memorias" traspapeladas. 

       Si ya lo decía mi abuela: "Quien ve su villa, ve Sevilla".
























viernes, 6 de abril de 2018

CONCHA CASTAÑÓN, "IN MEMORIAM"



      Les confieso que cada vez me cuesta más trabajo escribir necrológicas y referencias personales. Hay que andar con pies de plomo, a nada que me esbarre, y sin motivo, me viene alguna queja oral o gestual, normalmente de personas que no habían dado el menor signo de leer este blog. Y, aunque por ello, además del por el  número de entradas que recibo cada día, vea su enorme difusión, la cosa no deja de desagradarme. 

     Como depende de según y qué familias, que no escribo para adular ni para que me den las gracias, y lo que reflejo es pura sinceridad, no puedo dejar de glosar la vida de una persona tan valiosa como Concha Castañón.

     Además  resulta que la amistad entre Castañones y Modroños viene de muy lejos.

     Muy pronto empecé a escuchar a mi tío David, (quinto del 36 y de Guadillo) con quien me crié, sus peripecias en la guerra civil, dos años y medio de trincheras, combates, heridos, muertos, piojos, hambre y sin venir a casa. Su mayor alegría, por fin licenciado, fue encontrarse en la estación del tren en Benavente con Ezequiel Castañón, que iba con su carro a por pescado. Como casi todos los días venía algún licenciado del pueblo, ya su mujer, Narcisa, le metía algo más de merienda para que repartiera con los soldadicos hambrientos. Eso hizo con mi tío, además de traerlo en el carro.

    De Ezequiel y mi familia podría contar muchas más cosas, pero doy un salto para remontarme a mis primeros recuerdos de Concha: son los del bar "Riesco", (era el nombre que ponía en ese letrero que encontraron en Zamora) en la salida de la plaza para la calle Zarandona.

    No mucho antes se había casado con un buen mozo de Quintanilla del Monte, Enrique Blanco: guapo, ojos azules,, fornido, muy trabajador y emprendedor. Aquel bar era el de la juventud de entonces. Era un local humilde, con mostrador de madera a la izquierda de la entrada. En la parte del fondo tenía dos alturas. La de abajo para cocina, la de arriba llena de mesas y partidas.

     A diario por las noches estaba siempre lleno.  Casi todos, después del trabajo, salíamos hasta la hora de cenar. En los domingos y festivos por la tarde se mascaba el humo. Aquel fue el germen de todos los posteriores negocios: Enrique compró la bodega de "Ramoninche", empezó a comprar uvas y elaborar vino. Compró un camión nuevo, ya no recuerdo si Barreiros o Pegaso, de aquellos primeros de fabricación nacional...

      Recuerdo a Concha muy embarazada de Luis Miguel, el pequeño, sirviendo vinos, de sus cubas, detrás del mostrador. Recuerdo la triste noticia que conmocionó al pueblo: "se ha matado con el camión Enrique el del Riesco", y el velatorio en el mismo bar. Creo fue en diciembre del "sesenta y cuatro". Y quedó Concha con cuatro niños, el menor recién nacido, puede que sin pensión alguna, y un cacho bar con el local en renta. Y la ayuda de Ezequiel, Narcisa y familia tan unida...

     Todo lo demás ya lo saben: restaurante Riesco, trabajo, trabajo, trabajo; ni sé las horas diarias todo el año. Sus hijos siguieron en esa línea de emprendimiento y trabajo: Lali y Claudio unos años con el rerstaurante, Conchi esteticien,. Luis Miguel por la Costa del Sol; Enrique y María (también sé que Isidoro ayuda) con la Cañada Real, donde ha creado doce o catorce puestos de trabajo en el pueblo.

    Y sobre todo, lo más grandioso de los cuatro, es como han cuidado, mimado, protegido a Concha en su largo y progresivo deterioro. Y cómo lloraban ayer por ella.

     Tuvieron el consuelo de verse arropados por el afecto de la mayoría del pueblo. Saben que el mío es sincero. ¡Un abrazo amigos!

         

     


      

domingo, 1 de abril de 2018

ME DUELE SEMANA SANTA.


       Portan la imagen, para lo que era necesario pagar bastante dinero en la subasta, tres de los hermanos Mazariegos Vázquez. En los brazos delanteros Juan "Jabonero" y Andrés. Las de atrás, el mayor, Antonio, a quien no se ve y el brazo derecho trasero Teófilo Fernández, "Ofo". Por delante el mayordomo de entonces, Luis Cepeda Lucas, "El Currero". Los cofrades que se ven al fondo son: Anatasín el de Andres y Adolfito Riñones, "Ardilla", quien sigue siendo  cofrade. 



                    ME DUELE SEMANA SANTA Y LA INJUSTICIA.

          Me duele por la farsa, el esperpento que todas las primaveras venimos montando en torno al sufrimiento de un hombre bueno: Jesús de Nazaret.

            Desde adolescente, hasta bien entrado en la madurez, vivía estos días, sobre todo en los actos litúrgicos,  con un verdadero fervor religioso que me trascendía, que me hacía amar a todos, sin un odio, sin una enemistad. (“Yo he nacido en estos llanos de la estepa castellana, cuando había unos Cristianos/ que vivían como hermanos/ en república cristiana…”) . Días casi místicos de romántico ascetismo, al vivir los mismos ritos que vivieron nuestros mayores al escuchar las mismas campanas tañendo lúgubre, los mismos tambores, las mismas esquilas; al respirar el mismo olor a campo, a oveja y a rosquilla; el recuerdo, al pasar por la Puerta de Villa,  de tanto labriego, amo, mozo  de año, agostero, podador, alumbrador…; de tanta mujerica vendimiadora, algarrobera, respigadora…. Y de inspirarme, como a ellos, mucha compasión el sufrimiento, tan bien reflejado en las imágenes.

          He ahí la gran tragedia de la humanidad: el sufrimiento, los sufrimientos. Uno inevitable: el de las enfermedades (cada vez más paliadas)  y la muerte;  otro evitable: el que nos provocamos los unos a los otros.

          Para el segundo nos dio los remedios: un código de conducta basado en la bondad y en la honradez: fraternidad y  justicia (me refiero a la justicia social. La otra, la de los jueces, si todos fuéramos buenos, justos, honrados no sería necesaria), compendiado en el Sermón de la Montaña. Y, a éstos, a los buenos, a quienes cumplen ese código de conducta, a quienes si pecan se arrepienten, les promete la vida eterna. La esperanza al temor existencial que, a todos, nos preocupa.

          Esa doctrina chocaba contra los poderes instituidos en una sociedad injusta, en la que los fuertes oprimían a los débiles. Y se lo cargaron, y de qué forma tan bárbara y cruel. Pero su doctrina cuajó, y sus seguidores de los primeros tiempos fueron puros. Después: ¡cómo se fue adulterando!, hasta el esperpento actual.

          Soy, como otras tantas, persona sensible y compasiva.( Me afecta el sufrimiento de los demás, incluido el de los animales, aunque ahora, tan saturados de guerras, tragedias, crímenes, sucesos, ante la impotencia, uno ha de decir: ¡lo siento!, pero yo qué voy a hacer, salvo reprobarlo). Por eso los “Gregorios Fernández”, Junis, Montañeses, Salcillos…, me siguen conmoviendo. Fue el primer inocente histórico “ajusticiado”.

          Por desgracia, a pesar de su doctrina o, incluso, lo más lacerante, por parte de quienes se decían sus seguidores, millones y millones de seres inocentes en la historia de la humanidad, han sido aniquilados con parecida crueldad o muertos en guerras: Bárbaros contra Romanos, Musulmanes contra Cristianos; las Cruzadas, Católicos contra Protestantes; la infame Inquisición; rojos contra nacionales (en todos los casos: y viceversa) guerras mundiales, los campos Nazis de exterminio; la plaga Yihadista actual… A muchos de estos inocentes, como al de Nazaret, les hicieron, además, pasar por la cruel parodia de un juicio: tribunales militares contra los “republicanos”, y de milicias populares contra “nacionales”, por ej. Siguen dándose aislados casos, conozco alguno, de inocentes condenados, lo que, aunque no sea a muerte, siempre es grave condenar a un inocente. Menos mal que en este caso, las pruebas de inocencia son tan contundentes, que la verdad ha de abrirse camino.

          Y  resulta que la doctrina del Nazareno tiene plena vigencia, es muy coincidente con la moral natural,  con la ética universal. Que el humanismo cristiano ha impregnado las políticas de progreso en Europa. Que Cristo fue el primer regenerador.

 Y la práctica religiosa, sobre todo la procesional, si no se traduce en un mejor comportamiento personal es pura hipocresía. Por ello me pregunto (aparte del costumbrismo, la tradición, de la belleza estética, de la estremecedora solemnidad de los pasos por las viejas rúas de Rioseco, de Zamora, de Valladolid…) ¿sirve para algo tanta  piadosa talla, tanta flor, tanta corneta, tanto caperuz, tanto oropel, tanto cirio, tanta carroza, tanta mantilla, tanta peineta…? ¿Para qué acompañar a un hombre bueno si no seguimos su ejemplo?

          Por eso, por tanta falsedad, si bien espero no vuelva a haber inocentes condenados, me duele la Semana Santa.
                            
           
º