sábado, 30 de abril de 2016

LA PAC Y FRANZ KAFKA. (III)


     Esas gestiones en Zamora el viernes día 22 del  presente abril, las completé visitando la oficina provincial de la Confederación Hidrográfica del Duero. Es ese organismo quien regula todas las concesiones de aguas y quien dictamina lo que es, y no, regadío. Allí estuve de la una a las dos menos cinco. Amable Lourdes, la funcionaria.

    Resulta que en el Registro de este organismo, no figura como de regadío la dichosa 845, ni siquiera la 844 lindante, en que sí hay un pozo, sin equipo de bombeo ni un tubo.

     El SIGPAC debería tomar los datos del Catastro, y éste de la CHD. Entonces, ya más seguro del error, tengo un motivo claro para la reclamación.

     Por ello, confirmada la posibilidad de reclamación por el Jefe del Servicio, al lunes siguiente, la redacto. Se la doy a firmar a Álvaro para llevarla a Benavente.

    A éste le asalta la duda: ¿y van a contestar a la reclamación, antes de que acabe el plazo para presentar la solicitud? ¿y si no contestan dentro de ese plazo o la rechazan y no ponemos hectáreas de regadío y perdemos los derechos?

   Llamadas a Valladolid, a la Consejería. Una hora: "de le paso", "no lo coge", chica que me atiende pero no sabe; hable usted con el Director General: misión imposible... Amenazo con contarlo en la radio. El viernes anterior ya había largado en la SER. Me atiende uno de muy arriba. Que reclame si quiero pero, pero lo que diga el SIGPAC es inamovible.

   Le insisto. ¿No se puede equivocar el SIGPAC? ¿Quién es el tal? ¿Dónde mora ese implacable y omnipotente dios? O sea: ¿de qué organismo depende?

   Por fin, a regañadientes me indican la morada del "altísimo", con la promesa de que no lo difunda. ¡Dios me libre!

  Busco en internet el teléfono. Llamo.  Pido hablar con la persona me pueda dar información del SIGPAC. Me pasan con la "sampedro". Imposible pasar la llamada más arriba. Insisto. Acceden por fin pero sin garantizarme me pueda dar información.

  Me atiende una señora tan educada como firme: -tenemos prohibido dar información a particulares.

  Me pongo afable y convincente. -¡qué es un error!, ¡qué se trata de corregirlo! ¿cómo hacerlo?

  Por fin me indica lo que suponía, y le sugerí, pasos a seguir: Iniciar expediente, ¡qué tela, en la CHD para legalizar nuestro regadío. Hecho ello, tarda varios meses, ir al Catastro, y de allí al SIGPAC. Si para la PAC del 17 está arreglado, me daré por contento.

  No nos queda más remedio que claudicar. Obedecer al: -arriende usted esas has. de regadío. Busco con urgencia a Álvaro. Tenía pendiente cerrar el trato con tu tío de Palencia. Llámalo que mañana vamos a firmar el contrato de arrendamiento, y darle la pasta. Eso se paga por adelantado.

     Y es así como la explotación de nuestros hijos se ha ampliado a la vega norte del Carrión.

     P.D.- Por si a los dueños o arrendatarios de ciertas parcelas les pueda afectar, les informo que en la CHD aparecen como de regadío unas parcelas en el Camino de Valladolid, que no lo son ni por el forro. Son ellas: la 999, pico del "Pitín"; la 1071, 1072, masa común, y la 1073 de Badás.

OTROSÍ DIGO. Que si alguien sabe donde están las cien hectáreas plantadas de pistachos en las inmediaciones de Villalpando, según la Opinión, por boca del mandado Alejandro Bermudez, hace unos días, que me lo diga.

     ¿Qué hay de cierto en esa noticia de la procesadora de frutos secos?

COTILLEO: Hace unos días fue visto Rodrigo Rato, acompañado de dos señoras en el ALSA. Al parecer regresaba de un funeral en Asturias. Viajaba en un flamante BMW.

   Del Pineda, por Villalpando, sólo circula alguna foto, y alguna televisión que busca la información, o la opinión "in situ",  que los de Villamayor no quieren dar. Ejemplo de prudencia la de los habitantes del pueblo vecino.