lunes, 26 de octubre de 2015



                               A MODO DE PEQUEÑAS MEMORIAS. (IV)

            Perdonen una pequeña digresión, y dado que a mí me calumnian, antes de entrar en el detalle de como yo nunca a nadie he calumniado, quiero rebatir una   asquerosa reciente llegada a mis oídos. ¡Cómo será posible esa vileza meapilas de baja estofa!

            Cuando he hablado de mis obras de caridad he omitido bastantes, entre ellas pequeños detalles recientes, que no vienen al caso. Estos los hago a cambio de amistad, sencillamente.

            Desde agosto a mis vecinas las Clarisas no le han faltado sandías y melones. Y lo hago con tal cariño que la insidia dicha a mi ayudante, necesita una aclaración.

            Hace ocho o diez días llenamos la furgonetilla con los últimos melones aprovechables, muchos de invierno, y aún sin madurar. Llamé a las Clarisas y les dejé eso, “una buena tarolada”. Quisimos llevárselos hasta la despensa.

            “Uno”, solo uno, pasó y lo vio. En lugar de pensar que estaba haciendo una buena obra, pensó que estaba haciendo negocio, y le fue con el cuento al amiguete.

            Así, el “amiguete”, de parecida catadura moral e intelectual, a los pocos días, le dijo a mi ayudante: -“Buena tarolada de melones le estabais descargando el otro día a las monjas. Buena clientela  tiene Agapito en la vecindad”.

            Mi ayudante le contesto:  -¡Sí, pero Agapito se los regala, no como lo que tú vendías a la residencia!

              Lo anterior entronca muy bien con el chismorreo, las indirectas insidiosas, la hipocresía, el individualismo; en general, falta de valores cívicos, de principios éticos descritos por Macías Picavea en su novela “Tierra de Campos”. Aunque hayan pasado más de cien años, sobre todo en bastantes hombres tomavinos  de cierta edad, que en lugar de saberes van acumulando maldades, perduran esas actitudes.

            Pero claro, son otros los tiempos en que “Manuel Bermejo” intentó redimir a Valdecastro y acabó  “crucificado”. Ahora son más las personas que se informan, que leen, que aman y buscan la verdad, para ellas escribo. Los otros, los cortos de conocimientos y largos de malicia, en su ignorancia son irrecuperables. Llegando a mis oídos sus murmuraciones comprendan es justo este desahogo. Son los mismos personajes, mal endémico, que describía don Ricardo Macías.

                                                    --------------------------------------

            Y, ¡por fin el consonante de que jamás he mentido ni calumniado, en los tiempos de Carmen, ni ahora! De todos los trapos sucios tengo documentación.
           
            Después de que el “regidor”, en “La Opinión” fecha 7/Feb./ 2015  no dudara en calificar de “falta de ética, honestidad y cúmulo de falsedades” las afirmaciones de Modroño en el blog. Después que justificara denuncia por calumnias, tengo derecho a utilizar este medio para insistir en demostrar lo contrario, en demostrar mi total inocencia.

            No he calumniado en el blog cuando informé de una presunta ilegalidad en la obra realizada en la “Dehesa el Encinar” por Ángel Boyano de Paz. Nunca hice afirmaciones contundentes, siempre hable de PRESUNTAS. He contado hechos ciertos.  Pueden repasar las entradas de los meses de enero y febrero, en las que me ratifico totalmente, y recuerdo resumiendo:

a).- Según informe sellado, Registro de salida nº 122, 29/ene./2015, del ayuntamiento de Villalpando, que obra en mi poder, la licencia concedida,  lo fue como “obra menor” para LA CONSTRUCCIÓN DE CERCADOS Y CORRALETAS para el manejo del ganado bravo en la dehesa El Encinar, y que por lo tanto no necesitaba proyecto.

b).- Que lo construido es UNA PLAZA DE TIENTAS, (busquen en internet la foto de la placa del día de la inauguración: PLAZA DE TIENTAS…, lo pone la placa, pero si lo digo yo “soy malo”)  con sus correspondientes burladeros, chiqueros, pasadizos, por encima... Aunque no hubiere más, en eso considero una presunta ilegalidad: solicitud de licencia para una cosa, y construir otra.

c).- Cuando pedí la anterior información al Ayuntamiento, pregunté si se había, con la solicitud, acompañado proyecto y “DEMÁS REQUISITOS LEGALES”.

d).- Los requisitos legales, aún en el caso de que se suponga obra menor, los prescribe  el Art. 99, Ley 5/1.999 de 8 de abril: “Las solicitudes se acompañarán de la documentación necesaria para valorarlas, que se determinará reglamentariamente”.

e).- Con la solicitud de esa obra presentada con fecha 12 de julio de 2.011 por D. Ángel Boyano de Paz, NO SE ACOMPAÑÓ NI UN SOLO PAPEL. Como consta en el informe municipal citado en el punto a)., y en la declaración del Secretario en el Juzgado de Instrucción.

            Cuando menos es preceptiva una memoria de actuación, para que el Arquitecto valore si es obra mayor o menor, y croquis de situación, en el caso de obra nueva. Si hay algo presentado cuatro y pico años más tarde, como prueba falsa, no sirve.

f).- No hubo en su momento  informe escrito del arquitecto. Sí lo hubo a posteriori, el 17 de marzo de 2.015, a petición de Urbanismo. En él sigue sin referirse a plaza de tientas. En lugar de Cercados y Corraletas, se refiere en el mismo a "RECINTOS VALLADOS", ignorando el significado que da la RAE: lo vallado es lo cerrado con vallas, no con muros, como en este caso. Tampoco precisa la altura de dichos muros, ni indica el grosor, diámetro, dimensiones de los mismos

g).- Tampoco he mentido al decir que el acuerdo de concesión de la susodicha licencia fue tomado por UNANIMIDAD DE LOS MIEMBROS  que  componían la Junta Local.
      Eran estos, según certifica el Secretario D. Luis Miguel Berzosa Saez: “Que la Junta Local del Ayuntamiento de Villalpando está integrada por el Sr. Alcalde, D. Félix González Áres, que la preside, y por los Srs. Concejales D. Antonio Boyano Martínez, Dª María Eugenia Vidal Sinde y Dª Maria Luz Martín Ortega”.

       De ambos extremos, poseo sendas certificaciones. Escritos con registro de salida nº  387, Ayuntamiento de Villalpando,19/mar/2015.

            A mi edad, con tantas cornadas y experiencia, no me tiro a la piscina sin verla rebosar por los desagües. De todo lo afirmado, como ven, tengo papeles.

              Y, claro: exigiendo este ayuntamiento, este arquitecto proyecto hasta para derribar un chamizo, que se construya un plaza de tientas por parte de la familia del Teniente de Alcalde del PP, en aquel momento, con una licencia de 20 euros, me parece es censurable. Actuando así me veo honrando la memoria de los regeneracionistas de todos los tiempos en unos en que ello es necesario. Me veo entroncando con la actuación de los maestros comprometidos por la justicia, la igualdad, la cultura, el progreso en los tiempos de la II República.

            Puede que otro día, s.D.q. les hable de los Luis Cid, del honrado Antolín, de Casto Lorenzo, del “carmencismo” (también de su parte positiva, que la hubo), del Maillo, sobrino del Cid y heredero de sus mañas, quien tanto sale en la tele ¿Éste es la regeneración del PP?

          Todo ello guarda relación con el caso que nos ocupa. En CyL, (Consejería de Fomento, por ej.) en Villalpando  (¿Quieres a Juana por esposa?. Al no haber otra cosa...) sigue mandando el PP. .  Gran paragüas, aunque ya con piteras, bajo el cual algunos, todavía, se sienten protegidos en sus presuntas ilegalidades. Pero cuidadín con el de la coleta y su padre.

                                                --------------------


            Me voy al funeral de Saturnino Infestas Sinde. “Nino” el Bayón. Tenía 92 años. Padre de María Luisa Infestas Riaño. Era un hombre bueno de la estirpe de los honrados campesinos, nada que ver con los descritos anteriormente.

                La pasada semana falleció Paquita Méndez Alonso, a los 82 años. Buena gente también esa familia de Paco Méndez, albañil de toda la vida y hombre religioso sincero.

            Y la anterior uno de los antiguos pastores de toda la vida: Antonino Herrero Andrés a los 92 años.

            Descansen todos en paz.