jueves, 10 de enero de 2008

SOBRE POBLACIÓN Y OTRAS COSILLAS.

Villalpando, por primera vez, desde hace cuatropecientos años, aumenta, a final de 2007, en 35 habitantes. Ahora somos, 1651. Con cierto optimismo, y a bulto, habrán leído que dije que alrededor de 1700. Y, a lo mejor, por ahí andamos: han venido unas cuantas familias de los pueblos de alrededor que siguen censadas en sus localidades.

Pero antes de seguir con esto de la población, perdonen dé una mala noticia: la tala de los árboles del Camino del Cementerio. Quiero pensar que, para "enancharlo" y convertirlo en avenida, no habrán tenido más remedio. Además, como el daño está hecho, ¡que le vamos a hacer!. Pedir que planten unos nuevos. Vamos a extrañar mucho la sombra de los talados.

Sigamos con datos poblacionales, que sobre esto existe mucha falsa creencia, de que esto "antes", fue una ciudad populosa.

En el censo de 1930, Villalpando tenía 2971 h. . Entonces, como el promedio de vida era muy bajo, y el índice de natalidad muy alto, predominaba la población infantil y juvenil. Como diría un demógrafo, la pirámide poblacional era de amplia base y escasa altura.

¡Fíjense!. Dado el aumento demográfico que cada año existía, en 1936, ya superaba los 3000 h.. ¡Pues bien!. En las elecciones del 16 de febrero de ese año, tenían derecho a voto 1537 personas. Votaban los mayores de 23 años. Lo cual quiere decir que menores de esa edad era casí la mitad de la población.

Ahora, evidentemente, es al revés. Tenemos crecimiento vegetativo negativo. En castellano: hay más defunciones que nacimientos. ¿Entonces?. ¿De dónde el aumento de población?. Pues, ¡ como en toda España!, de la inmigración.

La colonia más abundante es de Búlgaros. También tenemos Ucranianos, alguna Rusa, Colombianas, Bolivianos, Dominícanas (de ellas unas cuantas casadas con Villalpandinos) cuatro Argentinas (ninguna casada todavía, pero todo se andará. La pequeñita, "Pelusillo", tiene 14 meses, y suple el cariño de mis nietos ausentes), y un Argentino. Trabajan en la ganadería, construcción, hostelería, empleadas del hogar, etc. O sea: los trabajos que rechazan los de por aquí.

Estos inmigrantes están compensando la demografía negativa, e incluso la emigración de jóvenes del pueblo que aún se sigue produciendo.

Negras nubes tenemos sobre el horizonte: la crísis del ovino. (A ello le dedicaremos otra charla). En Villalpando unas treinta familias viven de esto. Unas cuantas no lo van a poder aguantar, aunque suba algo la leche; pero es que el pienso se ha puesto por las nubes. Si a ello unimos que el ladrillo, en España, está entrando en recesión, ¿a dónde se van a colocar los pastores que sobren?.

¿Saben en qué, bastantes ganaderos, y no sólo de ovino, jóvenes o de media edad, tienen puesta la esperanza de trabajo?. En las centrales eléctricas proyectadas.

Para acabar algo más sobre censo. Este pueblo, como toda la España rural, 70 % de la población en aquella época, alcanzó su cota poblacional en la década de los años 1950, en que anduvo, cito de memoria, por los 3200 h.
En la actualidad, si tenemos en cuenta que el conjunto de la provincia perdió 255 h., más del 90 % en la Comarca de "Los Valles de Benavente", quizá por haber sido la más poblada, los más 35 de Villalpando, son de agradecer.
En la provincia nos superan, además de la capital, que no crece, 66.138 h., Benavente que sí, 18.744 más el montón censandos en otros pueblos que allí viven, Toro 9.738, crece en 71., nos superan digo, Morales del Vino, 2,345 h., Fuentesauco 1.935 h., y Villaralbo, 1.793 h.. Y nos pisa los talones, Puebla de Sanabria, 1.614 h. y S. Cristobal de Entreviñas, 1.607 h.

¡ Bueno!: por hoy ya es bastante, que no quiero cansar. En la próxima, s.D.q., les explicaremos a los de fuera motivos para viajar a este lugar. De algo gastronómico se trata.

4 comentarios:

futureis4u dijo...

Buenas tardes,

En primer lugar, ruego disculpen las molestias que esta duda pueda ocasionar. Les explico la historia. Mi bisabuelo y bisabuela (Vitorina) eran habitantes (imagino censados) de Villalpando hace...casi un siglo. Mi bisabuelo dejó a mi bisabuela y partió a Filipinas con el que más tarde fundaría la compañia cervecera San Miguel. Ruego me indiquen si tienen alguna información de este señor (por saber no se ni el nombre...), se que tuvieron a una hija que más tarde sería mi abuela (a la que no tuve la suerte de conocer) Raquel Aguado. Sería una información muy muy util para intentar buscarlo en Filipinas. Muchisimas gracias!!! Mi correo es futureis4u@hotmail.com

Atentamente,

Valdueza Piñel, Hugo

Agapito dijo...

Amigo Hugo te informo con mucho gusto.

Conocí perfectamente a tu abuela Raquel y a su madre Vitorina. Jugué mucho de niño por aquel corral, puesto que mis padres vivían de frente, cuando venían unos primos de tu abuela que eran, aproximadamente de nuestra edad. Recuerdo uno al que llamábamos Paquito "Camuñas". Era un niño de ciudad al que los del pueblo le hacíamos muchas tratadas. Aquella casona, con cuadras enormes y cobertizos había sido una posada de arrieros y carromateros. En uno de los cubiertos había un automovil, de los primitivos, completamente escacharrado.

Vitorina Áreas, era hija de Pascual Áres. Hombre grandón, al que ya no conocí, y al que llamaban "Pascualón". De ahí que a sus hijas, Vitorina, Catalina, etc. le llamaran las "Pascualonas". Vitorina era de esas características: grande, hombruna, trabajadora, de mucho caracter.

Su marido, el bisabuelo al que buscas, se llamaba RAMIRO AGUADO. Hijo del señor Pedro Aguado. Mis informantes, para los detalles que no conocía, son mi tía Lola Herrero, íntima de Vitorina y Raquel. Ha regresado de la emigración y vive en la casa de siempre, frente a la de tu bisabuela Vitorina. La otra informante es Angelines Boyano. Te doy su teléfono y verás qué historia tan novelesca te cuenta. 983 47 59 99.

De tu abuela Raquel vive en Villalpando, un primo, llamado Manolo Casas Áres.

Tu tatarabuelo Pedro Aguado, creo descendía de Aguilar de Campos, (Valladolid). Creo llegó a Villalpando a instalar la primera lechería para fabricar queso con leche de oveja, porque sus nietos, sobrinos de tu bisabuelo, llamados Ramiro Tomás Aguado, y Araceli Tomás Aguado, fueron queseros.

Volvamos con RAMIRO AGUADO, tu bisabuelo. Era hombre guapo, elegante, simpático. Un Dandy de aquella época. (Así fue el Ramiro sobrino, un tío que sentó escuela de gracia y elegancia). Los cuatro años de vida con Vitorina fueron tormentosos. Una trabajadora, ahorradora, dominante. El otro simpático, liberal,... .

Cuando la niña tenía tres años. Año 1922, creo, se marchó sin despedirse. Sólo contó su huida a una señora de confianza: -"Me marcho por no matarla. Llevo a la niña clavada en el alma".

Según me informan, primero marchó a Cuba. De ahí a Filipinas.

Hasta que Raquel hizo la Primera Comunión estuvo manteniendo correspondencia con Vitorina.

Vitorina crió a Raquel entre algodones, evitándola el contacto con cualquier hombre: -"ni con un Ángel que bajara del cielo la dejaría casar".

Era muy guapa. Todos los días la veía ir al Rosario. Se casó de 33 años con Asterio Valdueza, tu abuelo, quien según mis noticias vive. Tuvo tres hijos, parece que seguiditos: Luis, Pedro y Ramiro Valdueza Aguado.

Raquel, ya en Madrid, investigó el paradero de su padre, por medio de los Filipinos. Parece ser que contactó con el socio. Supo que se había vuelto a casar y a tener hijos.

Raquel falleció muy joven. Esto ya lo sabes. Parece ser que sobre los 40 años. Cuando ella se casó y marchó del pueblo yo tenía 11 años. Después, en esa casa, hubo una academía, en la que yo di clase.

La casona, restaurada, está, mejorada, como en los tiempos de tu bisabuela.

¡Perdona si "me enrrollo"!. Eran gente muy próxima y querida. Mi abuela materna, como Vitorina, era también Maragata, y del mismo negocio. Yo nací en esa posada de arrieros y carromateros, un poco más adelante que la de Vitorina.

Encantado de poder informarte.

Un saludo.

Ángeles Arbesu dijo...

Hola! Soy bisnieta de Araceli Tomás Aguado, me gustaría saber más sobre mi familia. Gracias!

Agapito Modroño Alonso dijo...


Con mucho gusto te informo: el matrimonio Frutos Martínez Ferrero y Araceli Tomás Aguado, vivían, tenián dos casas en la calle de la Solana, antes Dr. Ballester Nieto. Eran familia muy querida y de buena posición. Poseían la única fábrica de quesos que existía en el pueblo. En los años del hambre regalaban el suero a los pobres. También tuvieron parada de sementales.

Criaron seis hijos. Ángel, Juanito, Cheli, "Pite", Mercedes y Raquel. ¿De cuál de ellos eres nieta?

Ángel se caso y vivió en Toro; Juan fue el esposo de Carmen Allende, alcaldesa de Villalpando durante 28 años; Cheli emigro muy joven, creo al casarse, al norte; Pite vivió en Valladolid; Mercedes, preciosa muñequita muy amiga mía, y Raquel, emigraron a San Sebastián.

De tu bisabuelo Frutos puedes encontrar numerosas referencias en mi libro "Víctimas de la Guerra Civil en Villalpando"; era correligionario de mi abuelo.

Espero me des alguna noticia tuya.