jueves, 20 de agosto de 2015

POBRE DE MÍ

      que se acaban las fiestas de San Roquín. Pobre de todos, cuando se acabe agosto y  quedemos solos!

      Me asomé sólo dos ratos a la plaza. Me aburre. Lo tengo todo tan visto... Antes, cuando había mozos a esgalla toreando, recortando, corriendo calle arriba, calle abajo, no había "ganao", ahora que éste abunda faltan los mozos.

     Aún así la concurrencia, como todos los años, ha sido abundante y por la calle ha habido buenas carreras.

      Esta fiesta que antiguamente, dos días pelados en plena recolección ("Candidín (alcalde) no quiere vacas / porque se pierden dos días / y los mozos no trabajan / y hay que darles la comida") llamaba, si acaso, a los cuatro mozos de cada aldea, desde los años sesenta, ya con cosechadoras y emigrantes, empezó a tomar auge.

      En la exposición fotográfica del pasado año (un éxito que debió repetirse este) se vieron fotos de la plaza por los años setenta, en lo intermedios taurinos, llena a rebosar en un desfile de la peña pionera, la "Tócame Roque", en la que todo el mundo participaba, reía, bailaba. Se ha perdido del todo esa interrelación festiva.

     En los pueblos de la comarca, unos cuantos en trance de desaparición, ya no celebran sus fiestas de antes, San Babilés, San Antón, San Blas,..  no hay gente en el invierno. Esperan a agosto, cuando los pueblos se animan, para organizar "semanas culturales". En Villalpando tuvimos la suerte de que nuestras fiestas de siempre, eran, son en agosto, cuando están los "forasteros" y somos la cabecera de comarca; muchas casas, de agosto más de la mitad, y muchas tierras que pagan abundante IBI. Tenemos más presupuesto. Han eclipsado los sanroques y las vírgenes de Villamayor, Villafáfila, Castronuevo... Son fiesta de "sota, caballo y rey". No es necesaria la imaginación. El éxito está asegurado de antemano. Y, para la gente joven y no tanto, la mayor diversión no se encuentra en el programa. Con los garitos de las peñas les basta.

     Incidente pocos: las protestas en el sorteo de las últimas entradas para las gradas, pues parece ser había recomendaciones. Por eso Guadillo no quiso sacar abono. Dijo: -Ese tablao es pa viejos. Yo prefiero andar por las garitas y en los "petriles". Me vino contando a la tertulia en la portalada: -Ahora por la tarde han sacao el toro de los recortes, otro cornigacho y dos vacas negras con buenas velas.."; el camión de los huevos que se cargó el cargadero de las puertas de entrada a la plaza desde la Solana; y un montón de gallinaza cerca de los "Huerticos" que se puso a arder a las "cinco (solares) en punto de la tarde. / Eran las cinco en punto. Ya sin Lorcas ni Sánchez Mejías.

     Al tiempo que a todos nos queda el regusto de unos días bonitos (en mi caso conviviendo con risas y recuerdos) reflexiono: ¿Cuándo se acabe agosto, qué? Organizar estas fiestas es fácil, menos triunfalismos filiales de clan. En allegar, gestionar recursos para crear empleo, fijar población, evitar la sangría demográfica, evitar la corrupción, es donde hay que dar la talla. Con o sin  asesor, ¿iríamos a la mili?

1 comentario:

Agapito Modroño Alonso dijo...

Un texto de Eugenio de Ávila, Director del Día de Zamora, con el que me identifico.

"Me preocuparía que me loasen malandrines, badulaques y felones. Sospecharía de mi persona si recibiese el cariño de bellacos hipócritas e inicuos. Me enorgullezco de que mis amigos del alma, la gente que estimo, las personas que quiero destaquen por su bonhomía. Presumo de los hombres y mujeres que me estiman porque son honrados, sencillos y humildes. Me jacto de que ni un solo canalla formase parte de mi círculo de amistades desde que el uso de razón anido en mi forma de obrar, de sentir, de comportarme. Y no olvido que para ser un buen periodista hay que ser una buena persona. Por cumplir con el aserto, no he pasado de ser un periodista mediocre, casi tanto como los que se dedican a esta profesión aquí y allá, tan próximos en maldad a la peor de la casta política. Quizá, mi salvación la obtenga amando a una mujer sencilla y hermosa y buena...como tú".