domingo, 22 de enero de 2017

¡VAYA MAÑANA!


   Voy a la Residencia intentando llegar a la misa de don Primitivo y visitar a los muchos conocidos. No sabía la hora. Acababan de salir.

   Intento, como vengo haciendo desde años ha, pasar al salón a darles el "aeo", decirles hola, un gesto, una caricia, unas palabricas, que sé que les viene bien, que lo agradecen.

   La señora de la portería me dice que no se puede pasar, que si deseo visitar a alguno lo llaman para que salga a la sala de visitas, que a quién deseo visitar. Lo mismo me corrobora la "Sor". Le digo que en principio a mis primnos, Primi, a Carmen, a Visi Martín;  Visi Hidalgo, toda la vida vecina por Los Corralones,  a África, al "Mellao", a Concha Tocinera, a Dora, a Pablo Barrios, a la pastora de  de santa Eufemia, a Palmira "Tachuelera", a Consuelo Méndez, María la del "Monte"a Agustín "Melón, a Neme, a la Urueña de Tapioles, a la Badallo de Cerecinos, a la Díez de Villamayor... ¿Me los sacan a todos juntos, o uno a uno?

    ¡¡Por favor!!: de lo que se trata es de hacer el recorrido y lo dicho: unas palabricas, un gesto. ¡Pues nada!: que les vaya bien.

     Voy al Toreo. Allí al Maestro dormita mientras se le cae el moco. -¡Pues hoy está mejor!: si le ves hace unos días. Ha tenido un gripazo de miedo. Miro las fotos que cuelgan de las paredes. Me pregunto: ¿es el mismo de las tardes de gloria? ¿Dónde están todos los que se le arrimaban, todos los que se aprovecharon de él, incluso para lo más vil?

     En el bar de su sobrina, al menos calor no le falta, comida y un tazón de leche por la noche. Pero, ¿cómo estará  su alquilado piso cuando vaya por la noche a la cama? ¿Quién le lleva al médico? ¿Quién le compra las medicinas? ¿Quién..?

     Me consuela saber que una buena persona se ocupa de él, en lo que puede, pues trabaja. Es el amigo más fiel en los últimos años, su mozo de espadas y de ibuprofenos.

      Después de mucho rato de charlas, me entero en el "Toreo" del "oberbunkin" en el tanatorio. Allí están "Angelito Barril" y un hombre de Villamayor. Cuando saquen al primero, traerán a Ismael el de la "Granja". Y me entra mucha tristeza.

     Ángel Boyano Alonso, el cuarto de los mocetones "Barriles", era mi primo. Estuve en adolescente en su boda. Estuvo en la reunión de todos los Alonsos, Henar tiene la foto. Nos teníamos cariño.

     Ismael González Temprano, un hombre siempre elegante por el que parecía que no pasaba el tiempo. Conmigo siempre atento y cariñoso. En aquel su pequeño bar "La Granja", en la carretera de Madrid, fue en el que primero empezaron a entrar las chicas y mujeres. ¡Cuántos recuerdos de bailar en el verano en aquella terraza, al comienzo del Camino de la Casa! ¡Cómo lo fue ampliando hasta convertirlo en un buen restaurante! En él fue nuestra comida de boda. Allí paraba Auto-Res. ¡Cuán amigos toda la vida..!

     Aunque hace tiempo que no escribo necrológicas, no sufran por el negocio del "Santa María" En las últimas semanas los "clientes" han sido de Cerecinos, Villamayor, Castroverde, También de la Villa, aunque no fueran residentes, Luis Redondo, marido de Pepita Gallego Lobato, la mayor de la "señá" Ciriaca; Manolo López Blázquez, el de la exdehesa,  (qué error aquella deforestación, enterrado ayer en Tapioles, el pueblo de su esposa Avelina Urueña.

     Ya hace mucho tiempo que de la residencia me llegan quejas, sobre todo en cuanto a admisiones, horarios, cuotas... Harto de ser el que siempre  dé la cara, ya ven que ni mú. Y así voy a seguir. No obstante quien tenga alguna queja que dar, aquí está el micrófono.

     Pienso, no obstante, que quizá podría ser llegado el momento de replantearse el funcionamiento de esta institución. De las concejalas del "Feisbuk" nada espero. Si acaso podría tomar cartas en el asunto, de forma discreta, sin salir en el periódico, la Asociación por la Defensa de la Sanidad.

     En nuestro tardío horario de almuerzo, todavía me da tiempo a dar un paseo por el río con Pablo y María. Ya en casa "Fores" me recibe con gran alborozo, los conejos se ponen de manos, canta el "quico", Sara tiene rica comida y Edu ayer quedó primero en la carrera de Toro.

    Paz, justicia  y bien a todos.

   

   





 

2 comentarios:

Angel Infestas dijo...

Mi sentido pésame a las familias de estos paisanos, en especial a la de Angel Boyano. En verano tuve ocasión de saludarle y recordar con agrado alguna actividad conjunta en Madrid, allá por los años setenta. Descansen en paz.

Agapito Modroño Alonso dijo...


Hecho queda.

Tu recuerdo de las cosas del pueblo es admirable. Una de mis sorpresas al leer "El retiro del templario", fue tu recuerdo, no solo de calles, sino de pagos, parajes, lugares; incluso de algunos ya desaparecidos.

Anteayer me preguntaba Julita Allende Cifuentes, sobrina de Teresa "Baldomera", sobre el "Castillo de Piedra". describes muy bien como ocupaba toda la actual manzana. Nuestra duda era sobre la laguna, al final del Reguero, en la que sitúas un episodio guerrero.

Me encarga Sara que te diga como le está encantando tu novela, que el otro día, cuando llamaste, se quedó con muchas ganas de decírtelo. Está enfrascada, lo que me viene muy bien para disponer del mando de la tele por las noches, el rato que la veo, pues yo leo por las tardes. Me pongo los cascos para que no le moleste el sonido y se abstrae con Lucas Gil de Zamora y Mateo Senise. Por su cara de pena creo debe andar por los momentos de supresión de la orden.

Que marchando a los diez u once años del pueblo, y volviendo poco recuerdes tanto, tiene mérito. También es normal confundas a los hermanos, cuando eran cinco y muy parecidos. Por eso te aclaro que el "Barril" fallecido, es el cuarto (Filomeno, Vitorio, Dionisio, ÁNGEL. Con quien tú coincidiste en Madrid fue con el menor, ocho años menos que Ángel, Eloy. Quien goza de excelente salud e intenta imitar a su suegra, Petra Vega, que fue esposa de Vicente el herrero, quien cumplirá en breve 105 años.

Un abrazo.