lunes, 16 de enero de 2017

RESPUESTA A MI CARTA ABIERTA DIRIGIDA AL PROFESOR MANUEL MURIEL RIVAS, PUBLICADA EN ESTE BLOG CON FECHA 1º DE DICIEMBRE PASADO.


Muriel

9:58 (hace 16 minutos)




para 
Muriel ha dejado un nuevo comentario en su entrada "CARTA": 


     Estimado amigo Agapito: Permítame usted a mí también hablarle desde la cercanía y familiaridad, pero con todo el respeto que se me impone al hablar a una persona de más edad, pues en mi tierra acostumbramos a usar, y a veces también abusar, del "usted".

   He descubierto su carta abierta hacia mi persona un poco tarde, pero como bien dice el refranero "más vale tarde que nunca" y, créame si le digo que su lectura ha causado en mí´una profunda alegría y, tamién, por qué negarlo, una gran emoción.

   No sé si sabrá que desde mediados del mes pasado no resido en Villalpando, ya que volví a Sevilla, ante la irrechazable oferta de una vacante a tiempo completo en mi tierra. Así fue cómo, con mucha tristeza y en medio de las celebraciones de la Purísima" me vi obligado a despedirme de los muchos amigos que en tan poco tiempo conocí en la villa y de mis colegas y alumnos del IES TIERRA DE CAMPOS. En cierta forma, mi artículo era un acto de agradecimiento al pueblo y sus habitantes por la acogida tan amable que me dispensaron.

   No me cabe ninguna duda de que usted es otra "rara avis", pues en su blog muestra gran sensibilidad y pasión por la historia de su pueblo y nos advierte constantemente de la utilidad de su estudio para aprender de nuestros errores, sobre todo de los más cercanos.

   Por otra parte, suscribo totalmente su reflexión sobre lo absurdo y nocivo que resulta para la formación del espíritu humano cualquier tipo de nacionalismo y chauvinismo, sobre todo si este no viene acompañado de los valores de tolerancia y respeto hacia el que es diferente.

   En relación al lema GLORIA EX TOLLERANTIA "Gloria a partir de la tolerancia" he de decirle que el concepto de "Tolerancia" actual no se corresponde con la TOLERANTIA latina y la evolución del vocablo en el medievo. Este correspondería más bien a "soportar", "aguantar", con lo cual, siendo rigurosos en la traducción el lema quedaría: "Gloria a partir de la resistencia". El concepto actual de tolerancia como "respeto al diferente" es una traslación de su significado original que vendría a ser en este sentido "soportar al que es diferente".

   En definitiva, como puede observar, me tomé esa pequeña licencia en mi artículo en cuanto a la traducción literal de la TOLERANTIA del lema de la casa de los Manso-Zúñiga, no digo de la villa, porque parece ser, como ya me apuntaba Fernando Cartón, que en realidad este nunca formó parte del escudo de la villa. 

   No obstante, ya puestos, si la historia es un proceso en marcha y está por construir por los propios pueblos, ¿por qué no usar un lema que en la actualidad representaría un concepto tan positivo como el de la "tolerancia"? "Repintemos los blasones", sí, pero con el objetivo de mejorar y aprender, al margen de los errores cometidos en el pasado en ese sentido, que por otra parte no son exclusivos de Villalpando evidentemente. Al menos, ese es mi pensamiento y mi idea de progreso.

   Por otra parte, me encantaría leer su libro "La otra historia de la villa" y desde aquí le animo a que no desfallezca, ya sea desde su blog o en cualquier otro espacio, en su ánimo de contar la historia desde otro prisma, el prisma de la minoría, o de los que simplemente se mantienen al margen del poder, esa historia que desgraciadamente pocas veces pasa a ser Historia. 

   Me despido de usted agradeciéndole con todo el afecto posible esta carta que ha tenido a bien escribirme, y esperando continuar el valioso legado de colegas de profesión que como usted dedicaron toda una vida a la enseñanza de los valores de ese "humanismo Cristiano" tan necesarios ahora y siempre.
Un afectuoso abrazo.

MANUEL MURIEL RIVAS.

2 comentarios:

Agapito Modroño Alonso dijo...


Querido muchacho: Acostumbrado como estoy a escribir cartas sin respuesta, a la zorrería y a la mezquindad como la de uno que escribe con el seudónimo de "Alfalfa Cortada", cuyo mensaje acabo de devolverle, tu carta me ha producido gran alegría.

Ya siento no haber tenido el gusto de conocerte, y más el que te hayas marchado. Pena: para uno que vive en el pueblo, y que aporta cultura fuera del aula, se nos va.

Desconociendo lo de tu ausencia, supuse la indiferencia hacia este viejo maestro que, como a todas las cosas del pueblo, profesan los profesores del IES "Tierra de Campos".

Muchas gracias a tu explicación del término "tollerantia" en sus orígenes. Ya me extrañaba lo de tolerar en la Edad Media, Moderna e incluso contemporánea. En algo se ha de notar que tú eres de Secundaria. ¿Qué sistema educativo es este que posterga a interinidades (parece ese es tu caso) a Profesores tan valiosos? Si bien no dudo, suponiendo que convoquen oposiciones, consigas plaza en breve. Y, si volvieras ya "propietario" a Villalpando, qué alegría.

Gracias por animarme a no decaer en mi empeño, imitando de lejos a Cervantes, Larra, Unamuno o incluso a Macías Picaveza, de intentar corregir lacras, la mejora en valores humanos en este pueblo perdido en la inmensidad de la estepa. Sé que con los mayores, los de colmillo retorcido por la maldad y la ignorancia, es tarea imposible, pero también los y las hay más receptivos.

Será muy gratificante para mí que leas "La otra historia..." Si me das una dirección de correo electrónico te mando el manuscrito. Si bien opino, al menos a mi me gusta más, leerlo en papel. Se lo puedes pedir a "Librería Patricia".

Recibe mi fuerte apretón de manos.


Muriel dijo...

Estimado Agapito, sin ningún tipo de duda me haré con dicho ejemplar de su obra apenas tenga la oportunidad de regresar a Villalpando, y de paso espero tener el placer de conocerle en persona.
Un afectuoso saludo.