viernes, 16 de diciembre de 2016

NUESTRA COOPERATIVA



                                               LA ASAMBLEA DE AGRINZA. 16-XII-16.

            Voy directamente al grano:

            Son, incluido mi hijo, 266 socios. Ha habido 27 altas en el último año, y 2 bajas. Hoy hemos, servidor por delegación, asistido 53 socios.

            Antes (en Agrinza el antes,  es cuando pertenecíamos a Coreccal, y el después cuando nos asociamos con Cobadú) cuando andábamos por los 170 socios, asistían unos 140 a las asambleas. Casi se llenaba el Sindicato o el Cine. Motivo: para protestar por el descontento generalizado, y, para acallar el descontento, asistir al banquete con el que la Cooperativa obsequiaba a socios, cónyuges, el Repiso, el Aldea y alguno más de Valladolid, al finalizar la misma. Teníamos pérdidas y nos gastábamos cuatro o cinco mil euros en la comilona. Por allí aparecían comensales que ni se sabía fueran socios.

            En este último ejercicio hemos batido todos los records: 40.000 toneladas de grano recibido, otro montón (he perdido los apuntes) de combustible, de abono, herbicidas, insenticidas, fungicidas (fitos en el lenguaje agrícola), respuestos, leche, aceite… vendidos. Record de facturación y de beneficios.

            Por primera la Cooperativa va a empezar a pagar el 1% de interés por el capital social. Éste se fue formando, en un principio por aportaciones de 60.000, 90.000 y 120.000 pts/año cada socio, según el tamaño de la explotación, durante diez años.  “Después”, cambio el sistema: la aportación al capital social se detrae del grano entregado, me parece que a razón de 1’50 pts/kilo.

            Creo va a ser el segundo año en que existe “rapell”. Consistente en devolver, al final de la campaña a cada socio un 4% de lo pagado por la compra de abono, fitos,..

            Tenemos completamente saldada la deuda.  Desde que nos asociamos a Cobadú, primero empezamos a peluchar, ahora la Cooperativa marcha “viento en popa”.

            ¡Bueno!: pues en la Asamblea de hoy a nadie se le ocurre hacer un elogio, un gesto. No hubo más que un largo incordio por una cuestión puntual. El precio de la veza grano. 

            Resulta que de esta legumbre, dada la obligada rotación que impone la PAC, dado que es más productiva que el barbecho, dado que el grano tenía un precio altísimo, dado que recibe una prima de la PAC, se siembran miles de hectáreas, que, normalmente, la mayoría se siegan para forraje.

            Como la pasada primavera fue muy lluviosa, cada poco “daban agua”, muchos labradores no se atrevieron a meter el “peine”. La dejaron para la cosechadora. Motivo por el que la Cooperativa ha recibido, cito de memoria, 300.000 kilos de grano. Las partidas más limpias, la Cooperativa las selecciona para venderlas para siembra.

            La semilla certificada para siembra vale sobre 90 pts/kilo. El año pasado hasta a ciento y pico. Incluso se acabó la veza, no se encontraba ni un tito para sembrar. Por eso al agricultor, le pagaba las partidas limpias, sobre a 60 pts/kilo. Luego, selecciona, caídos, etc. se vendía sobre 90 en sacas y no certificada.

            Este año la que ha sobrado para sembrar, no tiene otra salida que para pienso. El precio de todos los granos para alimentación depende de la oferta y demanda globales. El de las proteaginosas (veza, guisantes, titarros, yeros, algarrobas…) de el de la soja en el mercado de Chicago. Resultado: la veza grano para forraje a 33 pts./kilo.

            No hubo un elogio para la buenísima gestión de Agrinza y Cobadú, que repercute en los socios. Pero amigo, que a alguno no le hayan salido las cuentas para forrarse más, llevó media hora de discusión, que derivó en críticas a Cobadú.

            Servidor, como Unamuno en el paraninfo, se había propuesto no hablar, pero ante tanta sinrazón no pude callarme.

            Primero: puntualicé sobre el precio de la veza grano en el mercado: los almacenistas más fuertes de la comarca han vendido la veza seleccionada para siembra a 53 pts./ kilo. Quita caídos, como mínimo un 20%, en las más limpias, importe de la selección, margen comercial, ¿a cómo le han pagado esa veza al agricultor vendedor?. Pues  a como está en el mercado, oferta y demanda, a como la ha pagado Agrinza.

             En este momento y zona la mayoría de los agricultores siembran de la de su cosecha puesto que, otra ventaja, la podemos seleccionar en la Cooperativa. Y la sobrante la dejamos desinfectada en sacas, que: “guarda pan para mayo y leña para abril…”

            Segundo: Mostré mi desacuerdo en las tópicas críticas a Cobadú. Siempre ocurre igual: lo más difícil es demostrar al ofuscado lo evidente. Si un tío, se empeña en decir que hoy es verano, luce un sol espléndido y estamos a 40º, ya puedes intentar razonarle.

            Igual a unos pocos, los más listos, les ocurre con Cobadú, y sobre todo con el gerente de la inmensa labor: Rafael Sánchez Olea. Por más evidencias, nada: erre que erre.

            Hablé muy poco: sólo dije que recordaran como estábamos con Coreccal. Como todos los sabíamos no lo enumeré, sí ahora aquí:  al borde la quiebra con una deuda de 1.000 millones de las antiguas pts., que aumentaba cada año. Cobrábamos con un año de retraso, siempre por debajo de los precios de mercado. No teníamos ventajas de tipo alguno. Y con el riesgo de perder lo aportado como capital social. ¿Qué ha pasado con la TEO, NUTECAL, CALPORC, etc?

            Ahora: ¿dónde hubieran metido la mayoría de los labradores el cosechón del pasado verano, sin una cola, sin una espera, con total comodidad desde la cosechadora? Veinte camiones salían diarios para Cobadú.

            ¿Y la seguridad del cobro a lo largo de la campaña cuando el agricultor decide vender al precio fijado cada semana? ¿Cuántos pufos no han existido por parte de los Cetragran y compañía?

            Como hoy dijo Nacho: “esta semana hemos recibido órdenes de venta por valor de 600.000 euros. ¿Ustedes saben la tranquilidad de disponer del dinero para pagar a tocateja, sin los sudores de aumentar la deuda con los bancos?”

            Contra tanto dato positivo algunos se empeñan en culpar a Rafa, Cobadú,  de que el precio de los cereales en la lonja de Zamora sea más barato que en las vecinas. Y eso salió en la Asamblea. Las vecinas: Salamanca por ej., la provincia con mayor censo ganadero de España, consumidora de piensos;  Zamora, provincia exportadora de cereal, pues lo lógico es que haya al menos 5 euros Tm., de portes.

            Pero es que, además, sabiendo que esta semana el precio de Cobadú-Agrinza para el trigo es de 151 euros/Tm, el de la cebada de 142 euros/Tm, y el de la lonja de Zamora es de 149 y 140, respectivamente, hube de tener flema para mantener la calma frente a la sinrazón. Después de que Nacho aportara también datos en este sentido, de cómo somos la Cooperativa que mejor paga el cereal de toda CyL.

            Lo malo es tener que recordar obviedades que, al parecer, desconocen: los precios de todas las materias primas, cereales, legumbres,  leche, carne, obedecen a la ley de la oferta y la demanda mundiales. Es la lonja de Chicago la que decide. Por lo tanto  poco  puede influir Rafa en el precio de los cereales.

            Cordialmente, les dije a los dos rezungones que era injusta su crítica a Rafa-Cobadú. Al finalizar la Asamblea se me acerca uno y me reprocha que he empleado la palabra “corrupción”.

            Mentira total. Pero, a ver, ¿contra quién?, ¿dentro de qué frase? Si es que en mi breve parlamento de defensa de Cobadú, no había contexto para la tal.

            Posiblemente les engañó el subconsciente. De Rafa, en privado, en la barra del bar se dicen mentiras y barbaridades que, aunque las piensan, no  se atreven a decir en público, en una asamblea. Se emplea contra él el adjetivo que dimana de ese sustantivo.

            ¡Es triste!: con lo agradecidos que deberían estarle estos  cerealeros a Rafael Sánchez Olea, gracias a cuya ejemplar labor tiene salida su cómodo cereal.

            Cobadú es un gran complejo cooperativo de miles de socios que, a través de sus almacenes, fábricas, granjas, lleva los alimentos (carnes, en todas sus variables, leches, quesos…) desde la tierra a la tienda. Por todas estas provincias vemos camiones, silos, naves, de Cobadú. Lo de Moraleja es impresionante. Un montón de puestos de trabajo, además.

            Pues eso:  a cada uno lo suyo.
                                             -----------------------------------------------

            Otra cosa: como la Cooperativa crece, necesita ampliar sus instalaciones. Pavimentar más patio.

Van al ayuntamiento y el “técnico” les dice que, según las normas urbanísticas del “ratio superficie-ocupación”, ya no se puede construir y encementar más. Que como la superficie es de 20.000 metros cuadrados y están ocupados seis o siete mil ya no se puede ocupar más. ¿¿¿…???

            De frente hay una parcela, que hará 30.000 metros cuadrados, totalmente pavimentada, para nada, además.

            Que si la Cooperativa comprara una parcela, en el Raso, por ej., que sumara suelo de su propiedad, ya se tendría en cuenta. De Kafka.

            Se me ocurre:

            a).- Que como el urbanismo es una competencia municipal que, por el bien de la Cooperativa, de la Comarca, concedan la licencia.

            b).- Que como la Cooperativa es propiedad de los socios y entre todos sumamos miles de hectáreas, bastaría con que cada uno asignara, abscribiera, vinculara (no regalara) diez áreas de su propiedad al solar de “Caitanines” para cubrir el tonto expediente burocrático.

            Y que este blog está abierto a quien discrepe, ya sé que pedir asentimiento sería en vano, pues quien no esté de acuerdo, o tenga algo mejor que aportar, estoy a su disposición.

           
           
           
  


2 comentarios:

ciudadano dijo...


Una vez mas con dos cojones Agapito. Todo lo que cuentas es la pura verdad, pero ya sabes lo que dice el refran del que dice las verdades y por desgracia sigue ocurriendo lo de la toda la vida que hay muchos que no soportan que seas un tio tan legal. Anoche pregunte a uno que estuvo en la asamblea y me dijo que era mentira que tu dijeras la palabra corrupto. No te arrugues, sigue asi que eres un ejemplo para toda la comarca.

Agapito Modroño Alonso dijo...


¡Gracias hombre! Ante tanta desanimante zorrería, individualismo y avaricia me vienen muy bien las muestras de apoyo y ánimo.

Yo soporto la disparidad de criterios, cuando se aportan datos, se contraponen, se discuten, lo que me resulta insoportable es cuando se utiliza LA MENTIRA como arma de ataque al argumentador, como descalificación personal.

Un compañero maestro, cuando empecé mi lucha contra Carmen, ya me lo advirtió: -"te van a difamar, calumniar. Será por detrás, en el boca a boca, en el rumor, en el bulo, con el "me han dicho..." o "he oído.."-

No sólo fue así, sino que, en una ocasión, sin motivo, cuando yo estaba tranquilo, llenaron el pueblo de una hoja anónima llena de mentiras, insultos, descalificaciones... a los que he sobrevivido indemne.

Lo que nunca me había ocurrido es que pongan en mi boca, una palabra no dicha por mí. Reto me digan en que frase pronuncié la palabra corrupto, contra quién, a quién me refería...

De todos modos, "pelillos a la mar".