domingo, 21 de agosto de 2016

POR SI ALGUIEN QUIERE QUEDARSE A VIVIR AQUÍ.


   Este pueblo, a pesar de su escasa población, está muy bien dotado de servicios. Empecemos por los más importantes:

    LA SANIDAD. Dado que fui uno de quienes alzaron la voz, cuando no se cubrían las suplencias y cuando podías pasarte más de una hora para conseguir una receta, digo ahora que con la implantación de la receta electrónica aquello se ha descongestionado completamente, y que en el mismo trabajan unos  profesionales extraordinarios. De Horacio, el médico que me atiende, sólo puedo hablar bien: es afable, atento, cariñoso; no te pone un mal gesto. Es un buen profesional. Con el otro, cuyo nombre no recuerdo, la gente también está contenta.

   Las practicantas, tanto Feli, que vivió en Villalpando, y lleva mucho años, como Milagros atienden bien y en un plis-plas.

   Se hacen electros, análisis y otra pruebas sin necesidad de desplazarse, Los servicios de urgencia cumplen a la perfección. Ayer, que me caí de la bici por una imprudencia, hube de utilizarlos. Nos juntamos allí bastante gente. Una médico joven y una enfermera nos atendieron de maravilla.

   Tenemos en España la mejor sanidad de Europa. Otra cosa es que, en momentos puntuales surja algún desacople, que el periodicucho provincial, a instancia de los pesoeros, agranda. Cuando en esta provincia se triplica la población durante el mes de agosto, puede ocurrir, en momentos puntuales, algún atasco.

    Y si, en esta provincia, disminuye el personal sanitario y educativo, es porque disminuye, de forma alarmente la población. ¿Cómo puede haber un maestro en un pueblo donde no hay niños? Los hospitales , que visito de vez en cuando, prestan una muy buena atención.

    De la farmacia, ¡qué les voy a decir!: un lujo y una suerte contar con una farmacéutico que vive en el pueblo, que tiene esposa y dos niñas, que es profesional atento, amable, servicial, y que le llamamos Dani.

      Como para definir a Antonio, "el de la farmacia", agotaría la lista de calificativos, chocantes con su humildad, mejor callarme. ¿Qué les voy a decir que todos no sepamos? Algo sí muy importante: que creo es la única persona del pueblo que no tiene ni un solo enemigo.

   Para completar el magnífico equipo, Carlos ejerce su labor eficaz y silenciosa.

 
EDUCACIÓN: Ésta es de lujo. Si dividen el número total de alumnos, entre el de profesores, verán que salen a diez por cada docente. Los poquitos niños que son transportados desde los pueblos, tienen una cuidadora en cada bus. A la hora de los recreos y comida, otras cuidadoras se ocupan de todos,

    No sé cómo estarán los wáteres y lavabos, alguien en una reunión señaló su mal estado, pero todas las dependencias, dirección, sala de profesores, aulas, pasillos, gimnasio, comedor, pabellón deportivo, a las que todavía alguna vez me asomo, están limpias y confortables.

   Todavía quedan Esteban Cuenca y María Ángeles, de los que fui compañero. Son unos excelentes profesionales. Por mis nietos sé, que las "seño" son muy buenas.

   Ya desde mis tiempos el CEIP estaba dotado, además de las instalaciones dichas, de biblioteca, sala de audiovisuales, ambas muy bien equipadas.

   FUNCIONARIADO Y BANCOS: Cumplen con su misión y atienden al personal como Dios manda.

   De fiestas, tiendas y hostelería, ¡qué les voy a contar que no sepan!

   La infraestructura eclesial es magnífica: un iglesión nuevo, San Nicolás, dos capillas restauradas. Lástima la última que queda del XII, San Pedro. Al menos las goteras le van tapando. Más escasos andamos de curas: don Primitivo resiste, a duras penas, diciendo misa en la Residencia. Don Tomás tiene encima mucha carga para los ya bastantes años. Está necesitando, es justo su descanso.

    ASOCIACIONES, la tira. Como sería prolijo enumerarlas a todas, cito a las de mayor actividad y prestación social: MUVI y la ASOCIACIÓN DE JUBILADOS.

    Sólo nos falta, qué pena, más niños, más jóvenes, más personas residiendo en el pueblo. Muchas gracias a búlgaros y rumanos por su aportación. Prestan un servicio y están bien integrados.