sábado, 27 de agosto de 2016

LO NUNCA VISTO.




                                                                                 HA SIDO PRECIOSO

                ¡Que ambientazo! Les aseguro que cuando, allá por marzo, leí en el periódico que una etapa de la Vuelta Ciclista a España comenzaría en Villalpando, lo puse en duda.

                No sé de quién habrá sido el mérito, ni cuánto ha costado, ni a quién, pero ha merecido la pena. Allá va mi crónica subjetiva:

 Al llegar a la plaza de San Andrés me saluda una encantadora y, en principio, desconocida pareja. La señora era hija del famoso “Lobico”, a cuyo abuelo, la Gestora de Izquierdas puso una multa por hacer su nieto “ aguas mayores en el Paseo de Venus”. Contaré esa historia en otra crónica. Habían venido de exprofeso a ver la salida de la carrera, en el pueblo de su padre, con lo que él, tan aficionado al ciclismo (tuvo un hermano profesional en Francia) tanto hubiera disfrutado.

La bajada, el parque, los accesos,  todo estaba lleno. Había guardias de seguridad, policías, gente de orden por todas partes. Veo gente con sombreros de paja, tan necesarios bajo la chicharrera. Pregunto dónde los regalan. Me indican. Voy p’allá. Habían vallado la era de “Garibalde”, dentro de la cual estaban los puestos de los patrocinadores. Unas chicas, y policías, vigilaban la entrada. A quienes no llevábamos una pulsera de plástico puesta en la muñeca, nos impedían el paso.

Pregunto, y me dicen que esas pulseras las han dado en el ayuntamiento. De ello, los despulserados, no teníamos ni idea.  Vemos favoritismo. Formamos un grupo de protesta.

Llega Mercedes, “la Tocinera”, madre de Chema Martínez. Tampoco la dejan pasar. Avisa de su maternidad. Van en busca del campeón, que estaba dentro, junto a Indurain, con sus bicicletas (ellos están participando en otra marcha ciclista). La dejan pasar, quiere colarme a mí, como amigo. ¡Nada! Al poco regresa ya con una pulsera para mí. Quise rechazarla, para seguir solidarizándome con Julio pescadero  y con “Nanín”, miembros del club ciclista y tan buena gente. Se sintió muy ofendida por el desprecio. No tuve más remedio que ponerme la pulsera y pasar. Desde aquí mis disculpas a tan buenos amigos.

La verdad es que la cosa merecía la pena. Mientras estuvimos en la entrada, Iban llegando ciclistas, a beber agua, comer algo, sentarse en las tiendas de sus equipos. Algunos a cortarse el pelo en una magnífica peluquería allí instalada. Presencié, junto a mis nietos, y más gente,el arreglo al campeón Froome. Es un muchacho de carita pequeña, rubiejo, chatillo. A Inés le firmó en una mochila de la vuelta que llevaba.

Había para picar de todo. Y donde Carrefur me dieron el sombrero. Por allí andaba algún que otro politicucho. En una de las casetas un grupo de ciclistas tenían juerga con un precioso grupo de azafatas en “minisor”

Me retrasé por allí. Cuando regresé al parque aquello estaba, “petao”. Ya no vi cortar la cinta, ni falta que hizo. Un poco, entre cabezas, disfruté con la caravana “subiendo” la Puerta Villa: los ciclistas, coches de los equipos, de la organización de “los medios”... Todos aquellos habían llenado las “Cercas de San Miguel”, terreno algo ovejuno todavía.

Unos preciosos autocares, donde los ciclistas se duchan tras las carreras, enfilaron la Ctª de Quintanilla. Uno, al menos lo conducía una chica.

El pelotón fue casi por donde las procesiones: plaza de San Andrés, Amargura, Zarandona, la Plaza, Solana, Ctª Rioseco, la de Madrid, salida para Villafáfila. Las avutardas se espantaron con tanto jaleo.

De vuelta a la plaza lo difícil era conseguir un refresco para apagar la sed, por el calor y las butifarras. Con quienes me paraba coincidíamos: -Esto nunca lo habíamos visto en este pueblo, ni lo volveremos a ver. ¡Ojalá nos equivoquemos!

Esto sí que ha sido un espectáculo, y sin riesgo de que desaparezca ninguna bicicleta.

                                                                                                              

6 comentarios:

Agapito Modroño Alonso dijo...



Ayer por la tarde, una de las "muletas" en que el alcalde intenta apoyarse para suplir sus carencias culturales, y por lo tanto perceptor de la pulsera para entrar al recinto vallado, a pesar de pertenecer a los "elegidos" criticó el descarado favoritismo en lo de las pulseras.

Le contesté que ello, en medio de tanta chapucería, no sé si bulos o verdades que circulan por el pueblo (duda que se despejaría dando explicaciones), dejación de funciones, ridículo constante, era una cuestión menor.

Pablopau Allop dijo...

Lastima que tve no dedico laninguna atencion al pueblo. Una frustracion para los que vivimos fuera y esperabamos una panoramica o una minima promocion de la villa. Si costo dinero al pueblo es para reclamar que lo devuelvan.
Bueno me alegro que al menos los que estabais alli lo pasarais bien

Agapito Modroño Alonso dijo...

Igual que no sabemos lo que costaron los toros, aunque sí quién los compró, lo que gana el alcalde, las cuentas del ayuntamiento, en general, tampoco sabemos si la salida costó o no.

No sé si alguna tele dio algo, pero si ni siquiera imágenes de los corredores subiendo por, y la puerta de villa, es imperdonable.

Pablopau Allop dijo...

Miralo tu mismo, la salida esta desde el minuto 3:30 al 4:30

http://www.rtve.es/m/alacarta/videos/vuelta-ciclista-a-espana/etapa-8-vuelta-ciclista-espana-2016-villalpando-camperona/3704558/?media=tve

Agapito Modroño Alonso dijo...

¡Gracias por el vídeo! Cierto que debieron poner más de Villalpando. Por ej., el paso por la plaza y más imágenes de la Puerta de Villa.

Como dato curioso te cuento que un rato antes de que cerraran la carretera, mi hijo Jesús subió la Camperona en bici.

Pablopau Allop dijo...

Pues eso son palabras mayores.