domingo, 6 de marzo de 2016

LA OTRA HISTORIA DE VILLALPANDO. Capítulo final.


     Hace más de dos meses que publicamos el anterior y penúltimo capítulo. No queremos dejar inconclusa esta historia, la real y penosa, por eso copiamos la llamada  de los jornaleros, junio de 1904, en la siguiente:

PROCLAMA DE LA ASOCIACIÓN OBRERA A LOS TRABAJADORES DEL PARTIDO DE VILLALPANDO.

   "Es cierto hasta la evidencia que la burguesía se dispone, para explotarnos este verano, de la manera más inicua que lo ha venido haciendo hasta la fecha.


     Es cierto que también se nos tienden lazos para engañarnos con halagos, y damos la voz de alerta a nuestros compañeros de trabajo, para decirles que los firmantes de un manifiesto dirigido a los agricultores, son representantes  burgueses. Lo que es más: representantes de la reacción, y con un cinismo que no tiene una persona, por poco piadosa que sea, se ocupan en dicho manifiesto de defender a la burguesía, cuando los necesitados de defensa, como todos sabéis, somos los que lo producimos todo y carecemos hasta de pan para poder alimentar a nuestros hijos.


   ¡Trabajadores del campo!: Uníos como lo estamos nosotros, como lo está Villalobos,, como lo están Villalpando, Villamayor, Villárdiga, Tapioles, Revellinos, Cerecinos, Castroverde, Villar de Fallaves y Cañizo.


   ¡Trabajadores del campo! Los que no estáis asociados, no traicionéis la causa de los oprimidos, que somos todos los que dependemos de esta gente tan poco cristiana, que ha venido alimentándonos con pan y cebolla, como recompensa al excesivo trabajo que hacemos en la siega y en la era.


   ¡Trabajadores del Campo!, la razón es nuestra, y pensando y obrando reflexivamente, el triunfo será nuestro. Vuestro puesto está en las filas de los explotados. Uníos a los que no quieren sufrir las iras y venganzas de la explotación.


   

   ¡Trabajadores del campo!, todos juntos nos haremos respetar, y esperamos el día de pedirles estrecha cuenta de lo que hasta la fecha nos han tiranizado.

   Nos hablan de la usura, y ya sabéis que el obrero no es usurero. Más cuadraría ese calificativo a los burgueses que con miras egoístas se aprovecharán de nuestras necesidades y de la falta de unión de los trabajadores para negarles la justa jornada de su trabajo.


   No hagáis caso de llamamientos ni ofertas. Tiempo han tenido de hacerlo desde que el mundo es mundo, y, sin embargo, jamás se acordaron de nuestra precaria situación.


   Pero en vista de que vosotros habéis despertado del letargo y abrís los ojos a la verdad, no consintiendo que se os trate como a esclavos, no consintiendo que se os trate como caballerías, no consintiendo que por el jornal que debe ganar uno, trabaje el niño, la mujer y el marido; sabed y tened presente que la clase capitalista es la causante de tanta ignorancia, pues ante el despertar de nuestras mujeres, de nuestros hijos y de nosotros mismos, esos reaccionarios quieren tender una red, diciendo que prescinden de toda idea política. No hacerles caso, decidles que les habéis conocido, que habéis conocido su falsedad.


   ¡Trabajadores!: Vuestro puesto está al lado de los compañeros de fatigas, no al lado de engañadores; al lado de las Asociaciones obreras que se citan, deben estar todos los obreros del campos, y donde no haya Asociación, creadla, y podéis contar con todos los firmantes de esta hojita. Trabajadores del campo, al lado nuestro tenéis un puesto que ocupar, y es desde donde únicamente podemos defender nuestros intereses.


   Nosotros no ocultamos nuestras miras ni aspiraciones. Queremos, por tener derecho a ello y ser un deber de la humanidad, mejorar en el terreno económico. Es decir, queremos trabajar, y ganar para alimentarnos, dejando para los burgueses la sabrosa cebolla que forzosamente nos vienen haciendo comer, demostrando que la burguesía de Villalpando es aun peor que la de otros pueblos.


   Queremos que las autoridades y todas las personas sensatas propaguen la verdad del mal trato, peor jornal, pésima alimentación que se no da, y queremos y exigiremos en tiempo oportuno no apelar al embuste, la calumnia y el engaño, y que se nos escuche a nosotros también, para que sepa el mundo tenemos razón y somos excesivamente sufridos.


   En el terreno político defendemos y propagamos la lucha de clases, dividiendo la sociedad en dos: explotados y explotadores. Nos creemos con derecho a intervenir en la mala o buena marcha de los Ayuntamientos, Diputaciones y las Cortes, procurando por todos los medios llevar representantes que defiendan a la clase obrera y la razón que a ésta asiste.


    Unidos los trabajadores conseguiremos la emancipación de la Humanidad.


     ¡Viva el Partido Socialista Obrero! ¡Viva la Unión Internacional!


      Vuestros y de la causa obrera.


   EL PRESIDENTE: Claudio Aparicio. ¿...?

   VICEPRESIDENTE Valentín Cañibano. Por el apellido creo de Villamayor.


   SECRETARIO 1º: Francisco Martínez. Posiblemente de Villalpando.


   SECRETARIO  2º.- Gregorio Fernández.        "                       "


   TESORERO: Pascasio del Campo. Por el apellido de Villanueva.


    CONTADOR: Pablo Varela, de Villalpando, seguro. Posiblemente abuelo de los Varelas que quedan en el pueblo.


    VOCALES: Fidencio González,  ¿...?. Narciso Guaza,  Toribio Lobato y Cleto Fernández. Estos tres últimos, por los apellidos, seguro que de Villalpando, al último, el Sr. Cleto, lo recuerdo muy viejico cuando yo era adolescente. No tuvo hijos. Vivía en una casica, ahora caída al principio de la calle Olleros, acera de allá.


                                 ________________________________


   Pido que alguien me ayude en este esfuerzo de recuperación histórica. Por ej.: si algún lector es descendiente de los nombrados, venciendo la dificultad informática, me envíen algún mensaje.

   Me gustaría igualmente recibir aportaciones históricas de  esa época, y comentarios de aquella situación social, que amplíen mi trabajo. Lo agradecería mucho.