viernes, 2 de mayo de 2014

OTRO VILLALPANDINO QUE DESTACA.


     Se llama EDUARDO FERNÁNDEZ LÓPEZ, nieto por parte de padre de Mariano, el de Amadeo; hijo de Marcelino.

    Su padre ya me había contado cosas del muchacho. He tenido el gusto de conversar algunos ratos con él. Hubiera pasado horas. Además de alto y guapo es afable, sencillo, muy culto. Se le nota, sin que alardee de ello, su licenciatura con nota en Historia del Arte, por la Universidad de Valladolid, y su doctorando en Historia Contemporánea y Constitucionalismo en la Universidad de Cádiz.

  Un día de esta Semana Santa ya algo me habían contado sus padres en la terraza del "Ideal". Ahora por la prensa me entero de su brillante participación como conferenciante en el Ciclo para Jóvenes Historiadores organizado por la Universidad de Cádiz.

   En su conferencia glosó la biografía de Juan Nicasio Gallego, un zamorano, nacido donde es ahora la Plaza Mayor en 1777. Clérigo ilustrado fue Diputado por Zamora en las Cortes gaditanas que alumbraron aquella esperanza, aquellas nuevas, justas, idealistas normas que, de no ser tronchadas en flor, hubieran evitado tanto horror, tanta tragedia, tanta vileza en la triste España del XIX y del XX.

    Participó muy activamente Juan Nicasio Gallego en la ponencia para abolir la esclavitud, en boga por entonces en los territorios de ultramar; en otra para suprimir el Santo (qué cosas) Oficio; y en todas las ideas ilustradas que parieron la Primera Constitución Democrática Española, aprobada por las Cortes de Cádiz el 19 de Marzo de 1812. ¡Sí hombre!: "La Pepa".

   Sé que en su tesis doctoral Eduardo esta investigando, sacando a la luz, toda la vida y peripecias de este ilustre zamorano. Uno del pequeño ejercito de idealistas que intentaron plantarle cara con la razón al abuso de los poderosos, a la ignorancia y a la brutalidad..

   Se me está ocurriendo qué interesante sería escucharlo aquí, en su pueblo, con su abuela Dora en la primera fila. Lanzo el guante por si el Ayuntamiento o alguna Asociación  para alguna "Semana Cultural" quisieran invitarlo.

   Pienso que de vez en cuando además de "Sevillanas", "Rutas Ecuestres", "Bailes Flamencos" un poco de erudición no viene mal.

3 comentarios:

Anónimo dijo...



Agapito: Dados mis conocimientos profesionales quiero informar sobre el problema de la torre de San Nicolás. Espero que cuelgues este comentario en tu blog, ya que no hay nada personal contra Félix ni contra la Asociación de tu mujer, tan buena gente ambos.

El problema se ha enfocado mal desde el principio. El escrito de la Asociación pidiendo se deje libre la torre se apoya en que dicho monumento es "BIEN DE INTERÉS CULTURAL", BIC. Y, aunque muy bien pudiera serlo, oficialmente no está declarado como tal. Por lo tanto no tiene competencia sobre ello la Comisión provincial del Patrimonio de Zamora.

Ahora bien: el que no esté declarado como BIC no quiere decir que sea un monumento desprotegido.

No es BIC, pero SI MONUMENTO O EDIFICIO CATALOGADO en las "Normas Subsidiarias de Planeamiento Urbanístico de Villalpando". Luego le corresponde al Ayuntamiento de la villa, cumpliendo su propia normativa PROTEGERLO.

Y protegerlo es NO PERMITIR, una vez caídos esos dos locales adosados a la torre, su reconstrucción.

Que sea el propio ayuntamiento quien reconstruya uno de ellos es una ilegalidad como la copa de un pino.

Debería toda la Corporación reconsiderar su postura en la que existen irregularidades de las que todos son responsables.

1ª.- Cuando en acuerdo plenario, por unanimidad, aceptan la donación del solar y ruinas del que no va a ser reconstruido, propiedad de la esposa de Raimundo, LO HACEN LIBRE DE CARGAS Y GRAVÁMENES. Ello se contradice con la obligación que contrae, haciéndose cargo de la responsabilidad de la ruina, de reconstruir el segundo, propiedad de la familia Zapatero Gallego.

2ª.- Aún mayor es todo el cúmulo de irregularidades contra un edificio PROTEGIDO por las propias normas municipales de urbanismo que el mismo ayuntamiento legislador incumple.

Es mi deseo que se hagan compatibles los intereses de la familia afectada con el respeto a nuestro patrimonio.

Anónimo dijo...

¿Y ahora que"patrimonio" Si esto leído es cierto poca salida más tiene la corporación, bueno, el alcalde, que ironizaba, o mejor dicho se canchondeaba, en sus eufóricas declaraciones, del feibu y de la opinión de días pasados, que reconsiderar la situación y obrar cumpliendo la ley, su propia ley, sin dañar a nadie.

Agapito Modroño Alonso dijo...



Es completamente cierto lo dicho en el mensaje. La torre de san Nicolás es un edificio CATALOGADO. Es toda la Corporación la responsable de las irregularidades que denuncia el comunicante. Yo también me pronuncio para que den marcha atrás.