sábado, 25 de julio de 2015

RAYNA RACHEVA ILYENA


      Era una mujer búlgara de 52 años. Falleció de repente en la madrugada del pasado jueves día 23. Trabajaba en el ordeño de las ovejas de Justi y César, en el Camino de Valladolid. La había visto el día antes, sentada a la sombra de la nave, esperando la trajeran al pueblo. Ayer en la plazuela de San Miguel, junto a la casa donde vivía, se agolpaba la colonia búlgara de la comarca. Allí la velaron. Allí celebraron el ritual funerario, tan lejos de su país, al que Rayna no regresará.

   Conviven con nosotros, desde hace ya bastantes años, puede que quince familias búlgaras; integradas, sin el menor problema de convivencia. Ayudan a mantener la población del pueblo, aportan niños al Colegio y al Instituto, prestan su necesario trabajo, muy útil socialmente, en la ganadería, en la construcción, y, sobre todo, en el servicio doméstico. La primera persona de Bulgaria enterrada en el cementerio de Villalpando. Ayer, tan liado con lo del regadío ayudando a unos amigos, sentí no poder ir al entierro.

        Aprovecho para transmitir mi afecto a aquellos, los primeros que fueron llegando, cuyos nombres conozco y con los que mantengo cierta relación: Mimí, Ivo, Marcos..., otros jóvenes, cuyos nombres se me olvidan, a los demás de rostros familiares. Me alegra puedan encontrar entre nosotros el bienestar que buscan.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------

    OTRAS NOTICIAS: Hace ya unos días que pararon o marcharon las cosechadoras. Lo nunca visto, a mediados de julio, ni una espiga en las tierras. No ha habido colas en Agrinza, ni se han llenado las naves. La cosecha de cereal, una pena. ¿A dos mil kilos de media? Además el precio es bajo. Es un año de no cubrir costes. ¡Ay si no fuera por las ayudas europeas de la Política Agraria Común..!

     AGRINZA:  El servicio que nos presta ayuda mucho a los agricultores, a la comarca. Han ampliado el gasocentro. Ahora ya se puede repostar, en auto servicio, además de gasóleo A, B, , también gasolina; todo unos céntimos más barato que en gasolineras. Nos seleccionan veza y guisantes desde la cosecha; además de todos los antiguos servicios.

    Y lo mejor: existe beneficio, con el que, después de 26 años, en los seis últimos, (hasta 2.008, la deuda aumentaba) HEMOS ACABADO DE PAGAR LA COOPERATIVA. ¡Qué descanso!

OVINO: Poco a poco va desapareciendo la imagen del pastor tradicional: rebaño, cacha, morral, burro, perros... De cinco años para acá se han cerrado unas cuantas naves, unos cuantos cabañales, por jubilación(sin relevo porque los hijos no quieren ser pastores), o abandono: Ángel de la Puente "Zurdo"; Marcelino; Jose el de "Adelina"; Ángel Herrero; los de la Puente Blanco, y, hace unos días Maximiano, también de la Puente, le llevó a su hermano las 18 últimas ovejas que le quedaban. Alguno más se me olvida.

    No obstante no peligra el ovino. Los precios han vuelto a ser rentables, y los que quedan son muy profesionales y con buenas edades.

     De todos los modos, en recuerdo de tanto hatajera, bien vendría hacerles un monumento.


 


2 comentarios:

Gracia dijo...

Muy chula tu entrada.
He visto un error, que supongo que es un error tipográfico,"bien vendría hacerlos un monumento" es "hacerles un monumento"
Me gusta esa idea poner un monumento, diría escultura, a los pastores.

Agapito Modroño Alonso dijo...



¡Muchas gracias!.