viernes, 19 de junio de 2015

UNA MAGNÍFICA ENTREVISTA copiada de LA OPINIÓN.



     Torero de plata que hoy es homenajeado en su pueblo.



Luis Miguel Villalpando: "Hoy se torea con más técnica que nunca, pero se ha perdido la esencia"

"Hay maestros que se han vendido al negocio, para crear hay que ser libre; se está perdiendo hombría"

19.06.2015 | 09:01
Luis Miguel Villalpando el pasado miércoles en el casco antiguo de Zamora.
Luis Miguel Villalpando el pasado miércoles en el casco antiguo de Zamora.
Treinta años sin ejercer de torero con todas las de la ley. Lo volverá a hacer mañana. Un acto de irresponsabilidad, dice él. Un detalle de dignidad torera, responde la conciencia. Su pueblo del alma, Villalpando, lo homenajea y nada mejor que ponerse delante de un novillo y decir: este es mi mensaje, mi torería, mi forma de entender la lidia. Novillero de campanillas, con festejos en Las Ventas, La Maestranza, Zamora, en decenas de plazas. Se cansó de mendigar carteles y se vistió de plata hasta hace cinco años. Ha sido uno de los mejores subalternos: reconocido y premiado. Serio, reflexivo, sin trampa ni cartón. Torero dentro y fuera de la plaza. Un espécimen al que Diógenes hubiera iluminado con su lámpara.

Luis Miguel Villalpando se reúne esta noche con sus paisanos en el Ayuntamiento villalpandino. Contará mil historias. Hablará de las dificultades que vive la fiesta nacional acorralada por unos y por otros, machacada. Tirará de las orejas a algunos matadores que en vez de marcar impronta se han dejado llevar por el negocio y los negociantes. "Para crear hay que ser libre", espeta. Y ensalzará a Diego Urdiales, al que apodera, pura torería, y con el que, olvidado el ataque de ansiedad, hará el paseíllo mañana junto a Sánchez Puerto y Matías Tejela. Responsabilidad manda y ese afán pedagógico que lleva dentro. El mejor docente es el que sabe.

-¿Por qué se ha metido en el berenjenal del festival taurino del sábado (mañana)?

-Me resistí lo que pude pero acabé cediendo. 30 años sin ponerme delante de un toro armado con muleta. Es un acto de irresponsabilidad. Dudé mucho, hasta tuve un ataque de ansiedad, pero me he preparado física y psicológicamente y estoy dispuesto a hacer frente a lo que venga. Ha ayudado mucho que voy a estar rodeado de amigos.

-Usted ha vivido ya varias décadas del toreo, ¿se lidia ahora -como dicen algunos- mejor que nunca?

-No. Se torea con más técnica, más largo, pero con menos esencia que nunca. Hay más dominio, pero la lidia se ha homogeneizado, se ha perdido creatividad.

-¿El exceso de técnica está acabando con la transmisión, con el arte?

-Muchos toreros utilizan la técnica como escudo, solo unos pocos la ponen al servicio del arte, del público...

-¿Quiénes?

-Diego Urdiales, por ejemplo. Torea, largo, limpio, con técnica y transmite. Pero que nadie me entienda mal, quiero resaltar que los maestros de ahora tienen mucho mérito porque dominan al toro, torean muy bonito.

-¿Y el toro?

-El toro ha mejorado mucho gracias a la selección. Parece que ya hemos superado la época de crisis, cuando se caía en todas las plazas. Ha habido gente que ha dado con la tecla, pero, ojo, en el proceso se puede haber desnaturalizado el animal. El astado de hoy es excesivamente grande, con mucho peso.

-Usted ha ejercido de subalterno muchos años. Los toreros de plata no siempre han estado bien considerados, incluso por los matadores. ¿Es ahora cuando más reconocimiento tienen?

-Sí. La figura del subalterno es importante, imprescindible. Ahora todo el mundo la respeta. Antes había toreros a los que no gustaba que los peones se lucieran en banderillas. Ahora sí. Cada parte de la fiesta tiene que tener su papel.

-La fiesta nacional es, además de cultura (no para todo el mundo), un negocio, hay muchos intereses que a veces juegan en su contra.

-Sí, claro que sí. Hay muchos intereses creados, particulares. Eso va en contra del espectáculo, de la afición que es quien alimenta la fiesta. El torero no es superior a nadie. Tiene las mismas sensibilidades. Eso sí, atesora la capacidad de jugarse la vida. Pero en los últimos tiempos se está perdiendo hombría. Hay muchas figuras que están siendo manejados por otras personas solo por dinero. Un artista para ser creativo tiene que ser libre...

-¿Se están perdiendo valores?

-Sí. Por encima de conseguir más o menos orejas hay otros conceptos, por ejemplo las sensaciones que transmite una buena faena. Esto no tiene que ser una competición como quieren algunos. A la afición se le está manipulando desde dentro. Eso es peligroso.

-La feria de San Pedro está ahí. Los carteles han creado mucha expectación. ¿Cómo ve el cambio de empresario en la plaza de Zamora?

-Los carteles son extraordinarios. Ahora, la afición, el público en general tiene que responder, llenar los tendidos, demostrar que en Zamora la fiesta nacional está viva.

-Los festejos populares están muy vivos en esta provincia. A los encierros y capeas acuden miles de personas, muchas de ellas jóvenes ¿Sigue siendo este el camino para hacer afición?

-Sí. Los festejos populares son parte de la cultura del pueblo. Siempre han sido y lo siguen siendo la base de la tauromaquia. Yo empecé a torear en las capeas de los pueblos. Entonces no había ganaderías donde ir a tentaderos. Hay que reflexionar sobre las causas de que acuda tanta gente a los encierros. No es, como dicen algunos, solo porque sean gratuitos. Hay otros motivos. En el campo o en las calles la gente se siente importante, protagonista. Y, además, están las sensaciones, el miedo. Es recuperar la fuerza de lo natural.


1 comentario:

Agapito Modroño Alonso dijo...


RESULTADO DE UNA MEDICIÓN: Escribo aquí, en comentarios, aunque no guarde relación con el tema taurino, en lugar de como nueva entrada, para evitar herir susceptibilidades

Los datos que voy a proporcionar se corresponden al proyecto:

"MEDICIÓN FINCA RÚSTICA", realizado por el estudio de "ARQUITECTOS S.L.P., Enrique de Juan-Roncero P. Avnd. Alfonso IX, nº 2, 4º, pta 1. Zamora. PROMOTOR. AYUNTAMIENTO DE VILLALPANDO. Parcela 1.077.- Pol. 1 VILLALPANDO (Zamora).- Fecha 20/01/2015.- Escala 1:100.- Plano: Planta de la parcela.

Traslado los datos del plano que me fue remitido por el Ayuntamiento con fecha 2 de abril de 2.015:

Parcela 1.077, polígono 1 - Villalpando. Superficie Catastral 5760 m2.- Superficie real sobre el terreno, antes de trazar yo la lindera y segregar el trozo invadido para que pasara la línea de riego, 6.451 m2. Luego en esa zona existía una invasión de 1.465 m2, de la masa común en nuestra parcela, rectángulo de 56 metros de longitud.

Tampoco estaba en su sitio la lindera a lo largo de la masa común lindante con lo que está de remolacha. Esa desviación supone una superficie de 774 m2 a nuestro favor.

Si hallan la diferencia verán que el saldo a nuestro favor era de 691 m2, que yo, desde hace años lo sabía, pero como es un terreno de tan mala calidad, y en secano, no había querido revolver, hasta que no tuvimos la necesidad de pasar por NUESTRO TERRENO un ramal general de riego.

CONSIDERACIONES:

1ª).- Que el actual arrendatario no era culpable de esa situación, por lo tanto no era problema de Agapito con Dani, como repetía y repetía el ex-teniente alcalde.

2ª.- Que, incluso si se me hubiera comunicado esa medición hecha por el Arquitecto, el 20 de enero, hubiéramos puesto la lindera de la remolacha en su sitio, igual que puse la otra.

3º.- Que respetaré las estacas puestas en la nueva medición realizada el pasado día 18. La hecha por mi COINCIDE TOTALMENTE con la hecha por topógrafo dotado de modernos aparatos, como he dicho.

4º.- LO MÁS IMPORTANTES: Que si se hubiera atendido a mi solicitud, oral en septiembre de 2.014, por escrito Nov. 2.014, seguro como estaba de que las linderas nordeste y sureste no estaban en su sitio se hubieran evitado todos los problemas, como les dije al Concejal, Secretario y Arquitecto presentes en la delimitación.

5º.- Afirmo que todas las tuberías soterradas, así como sus bocas de riego, están en terreno de nuestra propiedad, sin que exista perjuicio alguno para esa parcela propiedad del ayuntamiento, ni para el camino. Invito a quien lo desee que vaya a verlo. Ya ni se nota por donde va la tubería.

6º.- Que la propuesta, que reitero, de permuta, que ya he explicado, cerraría el conflicto en beneficio de todos.

7º.- Que, como gesto de buena voluntad, ofrezco la producción de remolacha de esa cuarta de terreno, en la masa común, con hojas y todo para que coman las "vacas de San Roque".

Me marcho a la plaza a disfrutar de la feria. ¡Felices Fiestas!