jueves, 4 de diciembre de 2014

DESAPROVECHAMOS RECURSOS, (II)



Cuando se adquieren unos hábitos de consumo, de forma y lugar de vida, es difícil dar marcha atrás.

Esta crisis no es coyuntural, es estructural. Nada volverá a ser cómo fue, ni falta que hace. Por ello, cuanto antes nos adaptemos a los nuevos tiempos, mejor.

Aunque mucho se puede hacer por el empleo, empezando, sobre todo los jóvenes, por aceptar lo que encuentren, incluido el auto empleo, no existen yacimientos para emplear a los cinco millones de parados. Para los de larga duración, de más de 50 años, se va a aprobar un salario de subsistencia. Insisto en la idea de que no se puede, ni debe dejar a nadie tirado en la calle, desnudo y muerto de hambre.

Y, dada esta situación, vuelvo a los recursos desaprovechados con los que antes subsistían millones de familias en el medio rural. Para aprovecharlos harían falta medidas políticas de sentido común.

Pongamos ejemplos: Hace unos días, un hombre de mediana edad, natural de San Martín, me comentaba que nadie había preguntado por la casa, puesta en venta, en la "plaza", con un cartel bien grande. Está habitable. Tiene un buen corral, creo, incluso en pie, cuadras y pajares. -La daría por tres millones, me dijo. -Hace poco nos hemos gastado casi uno en repararla-. Les da pena dejarla abandonada-. Tienen otra para cuando vienen en el verano. Pero, ¿quién va a dar dinero por una casa en San Martín, o en Tapioles, o en Quintanilla del Olmo, salvo, muy poco, Severiano?

-Tiene razón mi padre. Ganaríamos mucho en regalarla-.

Pues esa es la cuestión. Un aumento de IBI a casas antiguas, permanentemente deshabitadas, animaría a sus propietarios de estas aldeas a regalarlas, (podría hacerlo al Estado, para que éste las adjudicara a quien quisiera instalarse) y a los de Villalpando a darlas por lo que les ofrecieran. ¿Quién va a pagar por una casa en Villalpando veinte millones, si a dos pasos, en San Martín, la tiene por uno, o dos, o gratis? Con esta medida se haría un favor a los propietarios. Todas las que ahora están en ruinas, bastantes en estos pueblos, previo expediente de ruina, van a ser limpiados los escombros por la Diputación. Los gastos, si quieren acceder al solar, habrán de pagarlos los dueños. Como ellos, valen más que el solar, éstos pasarán al Ayuntamiento. Ese es el camino que van a seguir las que aún se mantienen en pie.

Suponiendo esas medidas tendríamos un parque de viviendas en los pueblos para ofrecer gratis o a bajo precio, a gente de la ciudad que se han quedado sin piso o que, con ese salario de subsistencia no tienen para pagarlo o, ni siquiera, los gastos de comunidad, calefacción...

Cubierta la seguridad social, sin gastos en vivienda, ni en sanidad, ni en educación (quienes tengan hijos), se vive con muy poco en el pueblo. El corral de la labranza, muchos con pozo, puede convertirse en un huerto familiar; se pueden criar pollos ecológicos, alimentados con los desperdicios de pescado que Julio tira al contenedor, y el triguillín, resto de selección, que los labradores medio regalan. La calefacción ya hemos dicho cómo. Puede valer una estufa de 60 euros (eso me costó la que regalé a Said). Y volver a cebar marrano, criar gallinas, conejos e incluso una cabra ( "La p. de la cabra, la madre...")

¡Qué sí hombre, que es algo muy factible! Incluso algún otro trabajillo, otras actividades podrían realizarse. Para que no se rían de mí no cito algunas.

En Villalpando ya hay algún matrimonio de jóvenes en paro, que se han venido al pueblo, por el simple hecho de disponer de una buena vivienda propia de la familia. Si lo que uno de los dos ganaba en la ciudad se iba para el piso... ¡Pues ya está!: la casa gratis en el pueblo es un sueldo. Con la prestación de desempleo, y la ayuda familiar, en el peor de los casos, y lo que ella gana, en trabajitos que le han salido, viven, con el crío, estupendamente, adaptados y felices.

Que sí, que es necesario empezar a aprovechar recursos desaprovechados.








2 comentarios:

Anónimo dijo...

Mejor ir a otro pueblo que a Villalpando, ya que encuanto se enteren que tienes corral y animales te cobran un monton de basura y te sale mas barato comprar el marrano a Paredes o a Vicente.

Agapito Modroño Alonso dijo...

Que no hombre, no, que por la basura cobran igual a todo el mundo, y si tuvieras marrano la basura no la ibas a tirar al contenedor.