lunes, 21 de abril de 2014

SEMANA SANTA



                                      LA SEMANA SANTA VILLALPANDINERA.

                Pues como en el resto  de España (todavía no pondremos lo de “ex”), según cuentan todos los medios, la ocupación hostelera colgó el cartel de “no hay billetes”. Todo lleno: “La Cañada Real”, la Posada de los Condestables, el Atlanta, El Rincón de San Cayetano…, los bares, las terrazas…, la mayoría de las casas de temporada. Daba gusto el ver el pueblo tan animado.

            Fui alguna tarde al parque, hacía tan bueno..,  aquello era la “arcadia feliz”, tan lleno de niños, de mamás, de mayores, de amigos emigrantes con quienes conversar. Delicioso.

            También ha estado ocupado el “corral de los Modroños”. Vinieron los sevillanos con el papá y la abuelita de allá, llevaron, el papá y la abuelita, flores a la mamá. Triste consuelo. Vinieron los de Oviedo: nuestra hija Gracia con dos grandones especialistas en la “güi”, o la tableta, o como coños quiera se llame la maquinita esa con la que pasan el día, aparte del ordenador portátil y la tele de casa de David donde juegan, con los pequeños, a matar marcianos con unos mandos a distancia.

            Pasé gran parte del sábado con mi amigo el historiador de Villamayor. Después de una sesión de trabajo en este cacharro para un libro sobre la historia de su pueblo, lo llevé a circunvalar parte del “Raso” y del “Monte de las Pajas”, para que se enterara del heroísmo de los “labriegos del Raso”. Acabamos en el caseto de Valdeconejo, donde nuestros hijos tenían preparada buena parrillada.

            Vi completa la procesión de Viernes Santo. Primero en su inició. Después la vi desfilar de principio a final apoyado en los pretiles de Santa María. Nada que ver estas procesiones, en las que prácticamente ya solo van las cofradías con aquellas  de monaguillos con ciriales, interminables  filas de niños, niñas con maestros, maestras; hombres, mujeres,.. y las autoridades, incluido el Jefe de la Guardia Civil. Procesiones llenas de canticos, de parletas y cuchicheos.

            Las de ahora han ganado mucho en su estética. La banda las solemniza: flores, carrozas, cofradías, varas, mayordomos,  presidentes…; ordenadas, silenciosas…

            No sólo pensando en esta humilde Semana Santa villalpandina, sino, sobre todo, en esas multitudinarias manifestaciones ¿religiosas?, de Sevilla, de Málaga, de Valladolid, de Zamora, pienso: ¿todos esos miles de cofrades (¡mira que si por dármelas de progre digo y cofradas?), de costaleros, participantes en general, simplemente como espectadores, tienen fe? Y, si no, ¿qué están haciendo? ¿un carnaval?

            ¡Hombre! No es igual toda la farándula sevillana que la austera, solemne, sería con imaginería de gran valor de nuestras ciudades castellano-leonesas. ¿Qué tendrán de religiosidad evangélica esos tronos de “La Macarena”, “La Soleá”, tan cargados de cirios y oropeles? Mueven mucho más a la creencia nuestros “berruguetes y gregoriosfernandez”.

            Conociendo tan bien “el percal” villalpandinero, al ver desfilar a los oriundos, y oriundas, (ellas tan tiesas y  guapas de negro, mantilla y peineta)  tiendo a pensar que predomina más lo noble: un cierto, en mayor o menor grado, sentimiento religioso. Hay también tradición, costumbre, vanidoso lucimiento…, una forma “sui generis” de práctica religiosa. Ya no sé si se confiesan todos. Según Pablo Román, todos comulgan el jueves y el viernes, se tragan un montón de sermones. Y ya no pisan en la iglesia el resto del año.

            Viendo, conociendo a alguno de los penitentes, me viene Machado a la memoria: “aquel trueno, vestido de nazareno…”

            De todos los modos esa manifestación religiosa, o cívica, o como queramos, se merece un respeto que los bares de la plaza, (salvo el Ideal, según ha escrito Malcón y sé de buena tinta), no tuvieron con la procesión del Viernes, a pesar de ser avisados por el Municipal de que retiraran mesas, sillas, sombrillas de las terrazas, durante ese rato. Hicieron mal, esos hosteleros y quienes charlaban, bebían, fumaban durante el sermón.

¿Alguien se imagina un espectáculo así en la plaza de Valladolid durante el sermón de las Siete  Palabras?   
           
           P.D. dos días después: Que el domingo de Resurrección se celebró una novillada para la que se había hecho una gran publicidad. Me temí se suspendiera por falta de público. Informado ayer, supe que casi media entrada, y que estuvo muy entretenida.

                Otra cosa: Me llega un correo de Antonio de Caso que agradezco mucho. Es una foto de familia con motivo del cumple de Sara, el pasado viernes. Me la mandó David por email para colgarla en el blog, y no fui capaz. Como ando muy ocupado, ahí quedó. Pues, ¡oh sorpresa!, me la manda Antonio de Caso en un correo con un texto muy bonito por debajo, que tampoco sé cómo pasarlos al blog.

                  ¡Gracias Carrisio!.

            

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo ignoraba que esos Bares habían sido avisados por el Municipal, de ser así yo creo que el Ayuntamiento debería tomar medidas. ¡Vaya cara! Malcon

Anónimo dijo...

Estoy bastante de acuerdo con lo que plantea Agapito en referencia al comportamiento un tanto incívico y fuera de lugar de unas "Fiestas supuestamente religiosas" aunque yo pienso, y es mi opinión que son unas fiestas, o tradiciones paganas.

Luego diré el porque me parecen unas fiestas paganas.

Primero deseo dar respuesta a la persona que se llama Malcon, mira chaval, estamos en el siglo 21 la santa inquisición por suerte ya no esta entre nosotros, aunque algunos y algunas los queráis resucitar.

La semana santa son tradiciones que muchas personas siguen, estáis criticando a aquellas personas que supuestamente no respetan vuestras tradiciones, y yo me pregunto, ¿Cuándo leches vais vosotros y vosotras a respetar a aquellas personas que no piensan como vosotros y vosotras?

¿Por qué he de cerrar mi negocio cuando estáis en la plaza? que pasa, que el pueblo es vuestro? Joder, ya vale de intimidar, y acojonar, fíjate, no os hecho a vosotros la culpa, para nada, la culpa se la echo a este ayuntamiento que pierde el culo por dar apoyo a una religión, cuando cojones aprenderán a ser imparciales y respetar a todas las creencias.

Ahora os digo el porque yo pienso que son unas fiestas paganas.

Dios, Jesús, o quienes quieran que fuesen, dejaron escrita una biblia que en uno de sus apartados dice una cosa que ninguno de ustedes los cristianos y cristianas lo cumple, y dice lo siguiente:

«Yo, el Señor, soy tu Dios, que te ha sacado del país de Egipto, de la casa de servidumbre. No habrá para ti otros dioses delante de mí. No te harás escultura ni imagen alguna ni de lo que hay arriba en los cielos, ni de lo que hay abajo en la tierra, ni de lo que hay en las aguas debajo de la tierra. No te postrarás ante ellas ni les darás culto» (Ex 20, 2-5).
¿Y qué me viene a decir este texto? Pues muy sencillo, prohíbe expresamente adorar a imágenes que quieran representar a Dios, Jesús u otras personas, que lo que ustedes los cristianos están haciendo va en contra del precepto cristiano, en una palabra, dejen ustedes de hacer teatro.

Agapito Modroño Alonso dijo...



Al comunicante anónimo.

Creo que te excedes en tu comentario. Estoy seguro que Malcon, y por supuesto yo, respetamos otras creencias o no creencias, y aborrecemos los horrores de la "Santa Inquisición".

Que no se trata de llevar a nadie a la hoguera.

Olvidémonos que la procesión, parada en la plaza y sermón (que no escuché) es una manifestación religiosa. Con todos los defectos y pegas que queramos ponerle, al menos estéticamente es bonita. Unos con más fe, otros con menos, unos más virtuosos, otros menos; motivados por más sinceridad o vanidad protagonizan un acto que se merece un respeto. Y quienes estaban en las terrazas no respetaban.

No pedimos a nadie que cierre su negocio, dentro de su local, pero no en un espacio que es de todos, que ellos utilicen todo el año. Porque cesaran una hora no creo tanto fuera el perjuicio.

Y, a pesar de que el estar en las terrazas, faltando con sus tertulias y actitud al respeto de esas personas, nadie dijo ni mu. Luego a nadie se puede tachar de inquisodores. El ayuntamiento a nadie va a multar. Simplemente, aquí en el blog Malcon critica esa falta de respeto, cuyo rechazo en el pueblo es general.

En cuanto a lo de las imágenes y la Biblia no tengo ganas de entrar en Wikipedia para buscar otra cita a favor. Es muy posible que sea como tu dices.

Por supuesto que el Cristianismo auténtico o es un código de conductas, una ética, o no es nada. No sé si el "fervor" de la Semana Santa moverá a ser más bueno a quien no lo sea.

Anónimo dijo...

Agapito, yo no he dicho que tu y Malcon no respetéis otras creencias, !!ni muchísimo menos!! He nombrado a Malcon, porque su exclamación a sido la siguiente:

El ayuntamiento debería tomar medidas, !!vaya cara!!

Reconozco que has hecho un escrito impoluto, pero en nada se acerca a una respuesta lógica y sobre todo respetuosa con el resto de personas que no creemos en los actos de semana santa.

Todo son evasivas, ¿Qué me molesta tener mi negocio cerrado durante una hora? Es una fiesta muy estética, olvidémonos de que estaban en la plaza, y ya para rematar, los de las terrazas no respetaban.

Una cosa es, que ustedes estén haciendo aquello que les guste, y otra muy diferente es que yo con mi negocio tenga que hacer aquello que no les moleste, ¿Dónde queda mi libertad, y donde empieza la de ustedes?

Evidentemente a nadie se le va a llevar a ninguna hoguera, pero para las personas que están disfrutando de su tiempo libre en las terrazas, no les son nada gratas las palabras de los integrantes de la procesión, cuando exclaman, no tienen vergüenza, no tienen decoro, no apagan las luces, esto el ayuntamiento lo debería de prohibir, etc...

Yo estaba viendo un partido de futbol en uno de los bares, y fíjate a donde lleva el "miedo escénico" de las personas, que el dueño del local dijo a los presentes, si meten gol, ni se os ocurra gritar gollll ¿Por qué? Es un delito?

Se positivamente que si rebuscas en la biblia encontraras palabras que "favorezcan" o al menos maquillen aquello que yo escribí, y que por cierto no es de mi cosecha, son palabras de la misma biblia, en serio, me da igual no creo ni en la frase que yo deje colgada, ni en aquellas que me podrías decir, no es el caso, el caso es, que para el disfrute de unas personas, yo he de renunciar a mi libertad.

Anónimo dijo...

La ignorancia es muy atrevida, y lo digo porque si realmente se conociera el por qué de las procesiones, se entendería lo del respeto o no a las procesiones.

Fue en el Concilio de Trento donde se decidió sacar a la calle la imaginería religiosa, "teatralizar" los encuentros o episodios evangélicos.

Hoy en día, está más que claro que se trata de una cuestión turística de carácter general y que de forma particular cada uno lo vive según sus convicciones.

La Administración debe ser aconfesional y si una determinada asociación, club, peña,... decide ocupar la vía pública, para un evento o celebración entiendo que debería solicitar el debido permiso para ello; lo que pasa es que por tradición está tan arraigado en la costumbre popular que se entremezcla lo civil con lo religioso, pero sinceramente, va siendo hora de separar conceptos y convicciones.

En Valladolid, y el Norte de Castilla lo reflejó, mientras se procesionaba, estaban las terrazas con gente, en la plaza no sé, en el soportal a buen seguro, fuera no creo entre otras cosas porque montan gradas para ver el “espectáculo”, yo he sido espectador y me tomé mi cola, por no decir pipas, que por cierto en Zamora son muy tradicionales, hasta tuvieron que poner un cucuruchos para recoger las cascaras.

Resumiendo, respeto si, sumisión no; yo estuve el Viernes y no me pareció que hubiera falta de respeto por quienes estaban en las terrazas y solo hubiese faltado recriminación alguna, esto lo comparo como ese linchamiento que había para quien no respetaba el luto por ir de negro y que hoy está más que superado; “ñores” si quieren recogimiento de verdad en la iglesia o en su casa, en la calle, “pos” eso…cada cual.

Les ofrezco una solución, que procesionen por las calles como el Jueves Santo, así no habrá encontronazos.

Saludos Agapito y todos los lectores de este Blog.

Anónimo dijo...

hola Agapito me encanta tu blog.
pero creo que lo de que se recogen las las mierdas de los perros es falso por completo, esta todo el pueblo lleno de zurullos asquerosos, no hay ningún tipo de civica respecto a ese tema. te envio un saludo.

Agapito Modroño Alonso dijo...



He visto en alguno de los jardines del pueblo una señal que indica "prohibido perros". Puede ser porque me fijo poco pero yo no veo excrementos de perro por las calles. Sé de algún propietario, mi hermano Pablo, por ej., que cuando sale con sus perritas lleva una bolsa por si hacen caca.

El lunes y el martes por la plaza olía a cuadra, aunque habían retirado lo mayor.

Gracias por participar y por tu gusto al blog.