domingo, 5 de agosto de 2012

ACTUALIDAD VILLALPANDINA

    Otra vez Agosto, San Roque. La rueda del tiempo gira, a nuestros años,  cada vez con mayor velocidad. Pero con los recuerdos conseguimos pararla y retrocedemos a los agostos de acarreos y trillas, de baños en los charcos del Valderaduey, de cazar pardales con escopeta y linterna en el corral de las escuelas; de paseos nocturnos por la carretera, de la terraza de Ismael;  de los humildes sanroques: encierros a pata sin un vehículo, dos días justos de vacas, baile, dos garitas de madera, los tablados, cerveza con gaseosa y algo de pulpo "ancá Citos", y, aunque un poco más tarde, por la noche, cama y silencio, frescos para correr cuernos al día siguiente o para ir a la era.

    Da gusto salir por el pueblo. Lo veo incluso más animado de gente que otros años. ¿No será que es más barato que los hoteles y playas?.

     Y no sólo somos singulares por ser la patria del rejuvenecido torero, un chaval de 80 años, sino por ser el único Ayuntamiento de España que en los últimos años ha conseguido minorar su deuda en un 80%.

     ¡Cinco días de toros gratis!. ¡Pa que se enteren los antitaurinos!, (¿No querías caldo Sr. Mansilla y otros muchos?. ¡Pues tomad tres tazas!) amén del gran prix, concurso de cortes y novillada en la plaza de toros, pagando.  Y todo mucho más barato que antes y que endenantes, cuando al "ex". Estos se lo bordan. saben comprar y vender. Las reses bravas están baratas. Los novillos y vaquillas del gran prix, sirven luego para las capeas por la plaza. Y de las canales sacan un buen dinero. ¡Por cuatro perras van a hacer este San Roque!.

      Lo más caro es el servicio de ambulancias, permisos, seguros, papeles,.... Dos mil euracos cada capea, por ello habían decidido habría sólo tres días: 15,16 y 17. Los hosteleros reaccionaron, se reunieron con los ediles y acordaron aportar lo necesario para más cuernos el 18 y 19. Todos van a colaborar con cantidades superiores a años anteriores, salvo dos.

     ¡Por lo tanto!, a mayores de los tres susodichos días el sábado 18, capea por la tarde, y el domingo 19 desencierro por la mañana. Eso de soltar dos o tres animalicos del camión para que por rastrojos, barbechos, girasoles y alfalfas los persiga una multitud de caballos, coches, tractores, todoterrenos, rancheras,......

    El desencierro del día 15 intentan hacerlo vistoso, plástico, bonito. Tendrán a novillos y cabestros, (hermanados por tenerlos ya juntos en la ganadería),  desde el día antes en la plaza de toros, comiendo buena alfalfa de nave cercana, y agua fluorada de San Marcos.. Hay acuerdo de colaboración con los caballistas de la localidad, además de algún vaquero de la ganadería, para conducir la manada, así que los suelten, por la parcela de Nájera a buscar la Cañada del Ardero, por la que cruzarán la carretera de Villamayor y luego la de Villanueva, dejando el "Ahogaborricos" a la derecha, seguir por la cañada del río y salir al camino del Cementerio para entrar por la "Rampla" a La Solana y La Plaza.

    Si lo consiguieran así sería una preciosidad. Se me ocurre que los caballistas de "La Espuela" deben llevar un distintivo de orden que les dé autoridad para evitar que los vehículos se acerquen a la manada. Las reses deben ir arropadas por los caballos. Los motores, a cierta distancia, viendo el espectáculo. Si alguno se interpone, coger su matrícula y multa al canto. Un encierro así, como el previsto, si sale, además de ser un bello espectáculo lleno de plasticidad, puede consolidarse para años sucesivos, coger fama y darle visitantes y realce a la fiesta.

    Considero como principales obstáculos el cruce de las carreteras. Es necesario que en ellas, de San Lorenzo a los "Quince Puentes",en una, y hasta  el Puente del Ahogaborricos, en la otra, no dejan parar ni a un solo coche.

    Corto porque llega la muy grata visita de mi amigo Ramón y su familia. Mañana, (s.D.q.) seguiremos informando.