sábado, 27 de marzo de 2010

LAS LABRANZAS DE MI INFANCIA.

Como no sé si existirá algún censo de cuando el número de labradores llegó a su apogeo, lo que debió ocurrir entre los años 1.950-1.955, que es a cuando alcanza mi memoria, voy a ir enumerando a todos los que recuerde. Habrá omisiones, sin duda, por eso pido colaboración a los lectores.

La labranza mayor, con mucha diferencia, era la de la Dehesa "El Encinar". Propiedad de la amilia López, que la compró, por esos años a los Covaledas. La superficie total de la dehesa, antes de ser desgajada, era unas 9o0 has.. Había más de 200 de monte cerrado, el resto de encinas, entre las que se sembraba cereal. Puede que este no fuera el mayor aprovechamiento por aquellos años, sino la madera, el carbón vegetal, el cisco, la leña, cabras, ovejas, marranos camperos, los famosos ibéricos de ahora.

En la dehesa vivían unas cuantas familias. Los dueños en la casa del medio, la de "Cotorruelo", aunque también tenían casa arrendada en el pueblo, puesto que había abuelos, hijos y nietos. Los leñadores, carboneros, cisqueros, pastores, vivían en chozos construídos con ramaje de encina. Los recuerdo.

La otra gran finca, "El Monte de las Pajas", de unas 600 has., la labraban en renta, repartida en "quiñones" de diez yeras, la mayoría de los labradores de Villalpando.

Detrás de ambas, El Raso Comunal, donde todos los labradores, incluso los ricos, tenían "viesas".

La otra finca, donde también había casa y vivía una familia, era "El Valle de las Urnias", conocido como "El Valle", a secas. Serían unas 80 has., la mayoría de monte y pradera. Había vacas, bravas, en alguna época.

Ahora ya pasemos a las labranzas del pueblo.

CASAS GRANDES: Las de tres o más pares de mulas, en algunas ovejas, majuelos, bodega, vacas, corrales llenos de animales, mozos, agosteros, criadas,..

Aurelia Rodríguez Paniagua, "La Viuda".

Hermanos Fernández Arguello, "Los Piteras".

Hermanos Allende Ortega, "Los Chicharros".

Hermanas Álvarez Fernández, "Las Gallegas".

Luis Mazo Ortega. Este cultivaba lo de los otros dos hermanos, Isabel y Pepe, "El Farmaceutico". Convirtió muchas yeras en regadío, para cultivar remolacha. Fue el más innovador y el que más jornales daba.

LABRANZAS DE PAR Y MEDIO A DOS PARES Y TIERRAS PROPIAS, ALGUNOS PARTE EN RENTA, PERO QUE COGÍAN OBRERO AUN FUERA DE LA RECOLECCIÓN.

Los de D. Lucas, de la que se había separado ya uno de los hijos, Francisco Cepeda Lucas.

Obdulia Lucas, la madre de "Los Curreros", Adolfo, Luis, Marino y Matilde.

Máximo Cañibano Mazo. Labraba también "Los Campos", propiedad de su cuñado Ángel Pulido Mazo.

Tomás Allende Paniagua, aunque esa labranza ya la conocí repartida entre los hijos, Julian, Paco, Tomasín y Amparo, esposa del anterior Francisco Cepeda.

Marcelino Allende Paniagua.

Pablo Allende Paniagua.

Ramón Allende Paniagua, "Manchao".

Laurentino Anta, "El Calduvero", esposo de la hermana, Vicenta, de estos Allende Paniagua.

Aurelio Núñez Alonso. En la que trabajaban, conjuntamente sus hijos Vitalino, y Antonio Núñez Baena, "Los Baenas".

Hermanos Riaño López, "Los Contreras", Mateo, Cándido y Antonio.

Pablo Riaño Riaño, "Covera". Tenía par y medio, aunque lo de medio par correspondía a tierras que traía en renta, de "Huesines". Trabajaba él y el hijo, cogían obrero a temporadas. También las hijas iban a coger legumbres, almendras y a vendimiar.

Cecilio Fernández Argüello, el señor Cecilio. Tenía labranza aparte de la de los hermanos solteros, "Los Piteras".

Ángel Fernández Argüello, "Angelito Tragayeras". También hermano e igual que el anterior. Luego, al formar Cooperativa, se unieron de nuevo, las tres labranzas. Así siguen, pues vive la hermana menor de 91 años. Esta labranza es actualmente la de, posiblemente más superficie, dentro del término, y mejores parcelas.

Ángel Martínez, "Peliblanco", con sus yernos Agustín Fernández y Marcelino Allende. También labranza grande.

Filomeno Alonso. Trabajan tres hijos: "Pepito", Amosín y One. Además de labranza tenían yeguas, vacas y ovejas con pastor.

Olegario Alonso de parecidas característica al hermano anterior.

Pablo García Fernández, "Balastrera". Vivía en la calle Olleros. No tuvo hijos.

Ángel Fernández, "Chabolo", esposo de Servilia Riaño Riaño.

Faustino Allende, "Brina".

Vicenta Alonso, e hijos, "Los Barriles".

Matías Alonso Alonso.

Teófilo Bariego Morales e hijos. "Los Correas".

Emiliano Suena, "Chuchis". Era Abogado y tenía mozo de año

Ivo y Acacio Riaño, "Los Ivos". Labraban tierras en renta de "Las Huérfanas".

Vicente Allende Luna, también tierras en renta de la misma "Capellanía", Fundación Licenciado "Antonio Sánchez", del siglo XVI.

Manolo Núñez Alonso. En renta la mayoría de las tierras, con mozo de año, no obstante.

LOS DE PAR DE MULAS SIN OBREROS, POR TENER HIJOS, SI ACASO EN LA RECOLECCIÓN,

DINASTÍA DE "LOS PINTORES".

Indalecio (todos le llamábamos "Coco", padre de Constan, de Luis,.... ) Infestas Boyano. Tenían la burrica negra más ligera y andadora del pueblo.

Lorenzo Infestas Boyano.

Mariano Infestas Boyano.

Antonio Infestas Boyano, "El Rojo, el pintor".

Teodoro Infestas Boyano, "Pernales".

Acacio Infestas Boyano.

Cándido Vega, esposo de la única "pintora", Quiteria Infestas Boyano.

DINASTIA DE LOS CAMILOS.

Cándido Boyano Chimeno.

Indalecio Boyano Chimeno, "Peterete".

Ciriaco Boyano Chimeno, con Alejandra Martínez, viuda de su hermano Jesús, y hermana de Servilia, esposa de Ciriaco. Tenían también alguna vaca y carnicería.

Macario Boyano Chimeno, "El Chulo". El hombre más habilidoso, elegante, buena persona, y trabajador que he conocido.

----------------------------
Pío Pérez Mulero. "Echaba" frente a su casa, compartiendo la era, donde hoy están los silos, casa huerto, de la carretera de Madrid.

Eustaquio García, hasta que vendieron las tierras para montar la serrería y el tejar. Después los herederos las han recuperado con creces. Labraban con vacas. También tenían de leche. Yo iba, de niño allí a comprarla. Somos vecinos.

La señora Áurea Allende y su hijo Timoteo Allende, "Timorate".

Venancio Redondo.

Francisco Lucas, "El Currero".

DINASTIA DE LOS MARCOS.

Antonio Mazariegos Mansilla, padre del torero.

Eleuterio Mazariegos Mansilla.

José Mazariegos Mansilla.

Segundo Mazariegos Mansilla.

------------------------------------

Mi abuela Ana Alonso, y su hijo Pablo Alonso Alonso.

Teófilo Alonso Alonso.

Aurelia de Prada, "La Tachuelera". tenían la era al lado de casa, donde está hoy el almacén de materiales de construcción de Mari Carmen, la de Casto.

Julio "Cabañas".

Juanito de la Puente. Fue labrador antes de tener ovejas, ya con su hijo, aunque venía de padre pastor. Tenía un carro de varas nuevo y bueno, construido por el Sr. Silvano, que nos dejaba en vendimias para recoger orujo.

Ramón Morales, con su hijo "Torín".

Fracisco Cepeda Herrero, "Lizondo".

Cleofé Mazariegos.

Tomás Martínez, "El Lolo". Trabajaba en el Ayuntamiento. Recuerdo de crío a su hijo Tomasín, todavía con las mulas, hasta que, pronto, emigró.

Frutos Martínez Ferrero. Quesero de toda la vida. Como les iba muy bien con el negocio, en aquellos años compraron alguna tierra y montaron labranza.

Francisco Riaño, "Pacorro".

Regino Barrios.

Publio Sánchez, "El señor Publio".

Félix Alonso Herrero, "El Roiso". Padre de Arístides.

Pedro Alonso Herrero, "Manzano". padre de Cachulo. Tenían también panadería.

Estanislao Alonso Herrero. Labrancica más pequeña que la de sus hermanos anteriores.

Julián Alonso Morales, "El Nene".

Josefa Chimeno Luna, y sus hijos, Domingo, "Muralla", Pedro y Angelito,"Los Espinacos". Por los años 50 tuvieron la labranza junta con la de mi abuela, hermana de la anterior,

María Chimeno Luna, viuda de Gregorio Modroño, con los que me crié. Mi padre y mis tíos, "Los Modroños", no eran considerados como labradores, sino aguardienteros, aunque el menor, David, pasaba dos meses podando e injertando majuelos. También él, y tío Antonio iban a labrar con Pedro y Angelito Espinaco. Mis tíos habían comprado las pocas, regular para la época, tierras y majuelos que tenían.

Luciano López, "El Tobo".

Gregorio Martínez, "Goyo el Cacharrero".

Aurelio Núñez Alonso, "Bastian". Era guarda del campo. El hijo labrador, de muy joven, Evencio, hasta que estudió "Magisterio".

Martín Sampedro. Continuan los hijos.

HIJOS DE LA SEÑORA JUANA.

Isaías Alonso.
Herminio Alonso. Éste emigró muy pronto.
Justiniano Alonso. Emigró siendo ya mozo su hijo "Neme"
Vitaliano Alonso.

Virgilio González Gutierrez, "Pelujo". (¡Ves Isidro como no me había olvidado!).

Toribio García Rodríguez, "El Pelesín". Labraba con burros. Su principal activo era "La Albillera".

Felipe Espinaco, "Paquete".

Nazario y Eloy ("Zapico") Sampedro.

Gregorio Lobato, "Goyo el Chocolatero". Tenía un carro de varas azul, y un caballejo. Traía las mercancias del tren de Castroverde.

Benigno de Prada, "Grillero".

CONTINUAMOS LA RELACIÓN CON LOS MÁS HERÓICOS, QUIENES LABRABAN, LA MAYORÍA EN "EL RASO".

CASTAÑONICOS.

Francisco Alonso Castañón, "Cosco".
Isaías Alonso Castañón, "Muralla".

SOBERANOS.

Laurentio Vázquez, padre de María.

Aurelio Vázquez. Labraban en el Raso más cercano y de mejor calidad. Tenían también vacas.

Esteban Martínez, luego su hijo Cesáreo Martínez Luna. "Pajalargas". Este fue el último que labró con mulas, que segó, acarreó, trilló, hasta los años ochenta, con una pareja de "mucho poder", que compró a Cañibano

GARIBALDES. Eran una familia muy numerosa. Los que sobrevivieron a la guerra, (fusilaron a tres hermanos), creo siguieron con esa labranza, todo de tierras en el Raso, y tan lejos que, incluso, antes de la guerra, hicieron allá una casica y una era empedrada. Debieron seguir con labranza en los primeros años 40. No los recuerdo. Emigraron todos.

José Prieto, "El Tuerto". Padre de Valeriana, José, Mariano, Antonio.

Mariano Suena; "Cartero de Tapioles", cuñado del anterior. También tuvo pequeña labranza.

Máximo Mazariegos y su hijo Pedrín, "Los Gatos".

Modesto de Caso, el de "·La Huerta Grande".

Mi querido Boni, "El Pedrín". Escalofriante oírle contar su lucha labrando quiñones de "El Monte de las Pajas", hasta que, todavía joven, emigró a Asturias.

José Mazariegos, esposo de una Guaza, (apenas los recuerdo, falleció muy joven) padre de Silicia, Josefina, Florín, etc...

"Morgate", padre de Lucilo y Ulpiano, etc. Pasó de los burros a dos mulicas. Hacía portes a Zamora con el carro.

¿Domingo Deza?, el marido de "Caina", Leocadia Redondo Morales.

Domicio Redondo, "Manteime". Tenía labranza de una mula.

¡Bueno!: Ya no me descabezo más. Si alguna "echan en falta", lo digan. Creo que en la relación hay, de las grandes a las pequeñas, unas cien labranzas. No creo en toda la región hubiera otro pueblo con ese número.

Además trabajaban también algo de tierra, al menos diez o doce hortelanos. Todos tenían un burro. También obreros, o medio obreros, que tenían algún majuelo y burro.

Quiero con este recuerdo rendir un homenaje a tanto sudor, a tanto desvelo, a tanta necesidad.

Sugiero se levante un monumento al labrador arando con su pareja de mulas. Se podría instalar en el parque de "La Puerta de Villa".

5 de abril: Otras cuatro labranzas bregadoras se me habían quedado en el tintero:

Victorio Fernández, "Chistera". Los hijos, ganaderos después, la han aumentado.

"Teo" Sánchez, "Forrús", cuñado del anterior.

Manolo Vega, "Brillantina". No lo había citado porque en la época a que me remito, no sé si había montado o no la labranzá. Aunque venía de familia labradora, su actividad principal era la droguería en la calle Zarandona. Sí le recuerdo labranza de mulas, pero ya con su hijo Manolo. Después tuvieron tractor, un Barreiros gris. Siguió Ricardo con cuadra de vacas, hasta que se ha dedicado de lleno al comercio.

Y un pequeño labrador, tendría una mula, y dos hectáreas y media propias, que vendió a Domingo "Pajalarga", pegando a la laguna de la dehesa. Lo recuerdo perfectamente. Era un hombre delgado y nervioso al que todos llamábamos "Tijeras"

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Amigo Agapito,
enhorabuena por tu bonito artículo de los labradores, pero…creo que también hubo muchos PASTORES a soldada, de estos Sñrs que nombras, que algún día escribiré en su memoria, y en la de mi padre.
Permíteme que en tú blog, te haga una pequeña corrección a tu memoria, de un amigo mío que se te ha ido de tu cabeza, muy importante para mi el Sñr Virgilio González Gutiérrez que emigraron a Madrid con su Sñra e hijos Matías, Andrés e Isabel.
En el recuerdo, a mi amigo fiel, Andrés González Primo “PELUJO”
LABRADOR LEVANTA CON ORGULLO LA CABEZA
Y MIRALES DE FRENTE, CARA A CARA
SON TUS CALLOSAS MANOS,
LAS JOYAS DE SU HACIENDA, QUE HOY ESTÁN EN MADRID, Y ES UN GRAN ELECTRICISTA.
Tú niño duramente cansado del arado
con la faz seca y las manos negras
la mirada triste en tu cara enjuta
perdida juventud junto a la era al lado del paseo.
Príncipe de los campos te llamo
mas tu vida de mísera pobreza
se iba pudriendo junto a tu cayado trillo carro y mulas.
Yo te veía que tú eras padre del trigo y la cebada,
hermano de la encina milenaria.
El sol te quemaba el alma con su fuego.
La luna sabía de tus madrugadas.

Sufrido hombre de las tierras pardas
¿porque te humillabas cuando te hablaban?
¿porque sonrojabas y bajabas tu mirada?

Amigo mío, bueno y tranquilo de mi pueblo,.
Amigo rudo y mendigo de la pena
que el hombre de ciudad, tu Madrid… no te comprende
y te mira sin conocer tu GRANDEZA.
RECUERDO A LA BURRA ELECTRICA DE MI AMIGO “PELUJO”
La burra eléctrica de “pelujo” el decía de ella: A mi burra yo la quiero/ cómo no voy a quererla/ si ella me ayuda a crecer/ y me enseña el comportamiento de la vida animal/. A mi burra yo la quiero…/ y aunque vosotros no lo creáis/ cuando la jaleo los pelos/ me lleva hasta la escuela/ me lleva hasta la era/ me lleva hasta la tierra/ que taxis más hermoso tengo/ cómo quiero a mi burra, era la envidia de todos nosotros.
Yo pienso que:
“la quería, a su burra eléctrica” la quería a la burra porque no hablaba, no se quejaba/ ni pedía nada a cambio/ no lloraba/ no le quitaba un lugar en su silla/ ni se ponía triste por nada/ no suspiraba cuando le quedaba en la escuela Villa con don Manolo que esta se volvía solo a casa con un toque en la nalga/ no le hacía quedar mal con sus amigos/ no le pedía nunca nada a cambio/ se inclinaba a un solo toque de su dueño/ subía y bajaba las escaleras de San Pedro, recuerdo que esta si que era la mejor burra del mi pueblo que yo recuerde por aquellos años sesenta.

Gracias amigo.

Anónimo dijo...

Con este repaso se recuerda a mucha gente. Habia alguien que destacara por su sabiduria en las labores, alqguien que sirviera de referencia?

Agapito dijo...

Muy bonitos tus versos amigo Isidro-A.

No, no me había olvidado de Virgilio "Pelujo", ni de otros muchos que faltan. Hoy no me ha dado tiempo a completar la relación.

Anteayer estuve con Matías. Ayer conversé con su hermana Isabel.

Recuerdo unos versos a San Antón que "echó" tu amigo Andrés, sobre la burra que mientas. Posiblemente fuera el año 1958. Una estrofa decía así: -"Cómo canta la perdiz / cómo canta el perdigón / cuando la cebada nuestra / se apedreó". Se refería al pedrisco producido por una tormenta el dia 20 de junio de 1957, durante la procesión de "El Corpus", que tuvieron que llevar al "Santísimo" desde la plaza en el coche de D. Luis el Notario.

Un saludo.

Agapito dijo...

Para el segundo comentario:

Te digo como a Isidro. Aún no he completado la relación.

En cuanto a la pregunta me pones en un aprieto. Todos los labradores sentían el orgullo de serlo, tanto los que eran amos, como los criados. Los mejores tenían esa fama.

Los buenos, buenos eran los capaces de arar las tierras "pa dentro", haciendo el ramo en el centro. Eso quería decir que formaban una pequeña figura arada en el centro de la tierra de la misma forma que ésta, sobre la que iban dando vuelta, echando la vertedera la tierra "pa dentro", y de tal modo que al terminar, llegaran a las cuatro linderas al tiempo, dejando éstas limpias. La mayoría, los que no eran tan artistas, araban "pa fuera", o sea, alrededor, empezando por las linderas y terminando en el centro. Por es motivo, casi todas las tierras hacían hondonada en el medio.

Tenían fama los "Camilos". Yo a Macaroio, "El Chulo", ya con el tractorico, le conocí hacer preciosidades.

También era muy bueno Pedro Espinaco, primo del anterior, y de mi padre.

Entre los mozos de año los había muy buenos: Antonio "Pachico", Domingo "Pajalarga", "Chapirú",.. Incluso uno que era un crío, marchó antes de ir a la mili y ya había estado dos años en casa de Cecilio: Pedro Alonso, "Castañonico". Vive en Tarrasa. Tiene casa en el pueblo.

Agapito dijo...

Por San Isidro de celebraba el "Concurso de Arada", consistente en "Cortar", lo más recto posible. Recuerdo de niño, haberlo ganado José Alonso Bariego, "Senara" y Luis Quesada, "El Pradeño", con las mulas de mi tío Matías.

Anónimo dijo...

Recuerdo haber sacado la remolacha de Tomas Toranzo, una persona que recuerdo tenia muchos conocimientos en este tema y de los que siempre pagaban lo acordado.
Muchas gracias Sr. por hablar de agricultura

Agapito dijo...

Cuando comenzó el cultivo de la remolacha, Tomás Toranzo fue de los pioneros, y de los más importantes, pero todavía no tenía labranza cerealista, como eran todas, ni mulas, ni era. Era sólo remolachero. Mandaba hacer las labores a otros pares de mulas.

Después, hacía 1955 o 56, su padre D. Tomás Toranzo García, compró las tierras de D. Luis Rodríguez, "Huesines", pleiteó con algún colono, y cuando las tuvo, montó labranza con mozo de año. Porfirio Ortega trabajó en esa casa. También Segundo "Relojero". Compraron, a los Piteras, el mejor par de mulas nuevas que había en el pueblo. También tenían alguna vaca de lelche.

No muchos años después tuvieron el primer tractor: un Ebro 55, con el que, el propio Tomás Toranzo Rodríguez, trabajaba, todo lo de su padre y la herencia de "Los Curreros", de su santa esposa Matilde Cepeda. Eso, ya en los años 60, esa labranza era una de las grandes del pueblo.

Si no la cité es porque mi relación es de las labranzas de antes de los tractores, años 50-55. Por esas fechas Tomás era remolachero pero no tenía labranza.

De todos modos muchas gracias por participar y recordar a persona tan querida.

Un saludo.

Anónimo dijo...

alguien se acuerda de Esteban Espinaco,era mi bisabuelo,tenia tres hijas y estaba casado con felipa magdalena.me gustaria recuperar esa parte de mi historia.
Claudio Espinaco.email>cespinaco2000@hotmail.com

Agapito dijo...

No conocí a este Esteban Espinaco.

¿Sólo tuvo tres hijas?. Siendo así como es que tú, bisnieto, conservas el apellido?.

Dame alguna información más: Segundo apellido. Fecha aproximada de su nacimiento y de su defunción. Si vivió siempre aquí, nombre de algún hijo,.... .

Todos los que conservan este apellido son parientes. Quedan hijos de Ciriaco Espinaco, a quién no conocí, murió relativamente joven, y Josefa Chimeno. Creo, los demás Espinacos que te voy a citar, eran hermanos, o primos: la señora Severa Espinaco, la del estanco. Macario Espinaco Pardo, "Paquete" a quien mató una vaca en el San Roque de 1946; Francisca Espinaco, la mujer de "Bastían". De ésta hay tres hijos y una hija aquí y en Valladolid. Recuerdo a uno que llamaban "Pipi", Pequeñico y cuitado, se llamaba Felipe Espinaco.

Esos son todos los Espinacos que ha habido y he conocido en esta villa. Menos "Pipi", que no tuvo hijos, y "Paquete", uno solo, los demás dejaron numerosa descendencia.

Un saludo.

EXPRESS-MAGAZINE dijo...

Gracias Agapito por la mencion a mi padre Luis Quesada, "El Pradeño",creo que aùn conservamos ese diploma de arada en la casa de Villablino.
saludos.

Agapito dijo...

¿Eres hija o hijo de Luis?. Tú sabes que yo fui su amigo, su protector en los últimos veranos que pasó en Villalpando?.

¿Sabes que yo le devolví al Geriátrico del pueblecito leonés, donde supe, más tarde que había muerto?.

¡Cuánto me alegro de haberle brindado amistad, cariño!.

En mi libro "Víctimas de la Guerra Civil en Villalpando", en la pequeña biografía de tu tío Teófilo, realizó una semblanza de aquella numerosa, peculiar, querida familia de "Los Pradeños". Con tu primo, "Teofilín", intercambio correos.

Un fuerte abrazo.

Jose duran rodriguez dijo...

Saludos.
Mi abuelo Antonio Félix Rodríguez fue barbero del pueblo en los años 1925-35 aproximadamente. Creo que tenían por mote "los Pelúos". Estaba casado con Paula Riaño. Hijos eran Marcelina y Victoria, que emigraron a Barcelona, Lidia Rodríguez Riaño (27/3/1920-7/7/1998), mi madre, que emigró a Bilbao con su tío Vicente Riaño, su tía y su abuela. Otros hijos: Florentino, que murió de tuberculosis. El menor, Cándido, también emigró a Barcelona. Primos de mi madre Lidia, tenían un café en Villalpando. Conchita que casó con Lucas Cepeda y tuvieron fábrica de quesos en Valencia de Don Juan.
Gracias por su trabajo.

Agapito Modroño Alonso dijo...


Son familias que ya van pillando muy lejos, aunque de las mismas tengo ciertas referencias.

No recuerdo haber oído de ese apodo de los "Pelúos". Sí, en cambio, conocí a Lucas Cepeda Cepeda, (de este aún vive la hermana menor en Villalpando) y a su mujer Conchita Riaño Allende, ambos muy guapos.

Seguro que el padre de Conchita, Cayetano Riaño, era hermano de tu abuela Paula. Ambos primos también, de mi suegro, Pablo Riaño Riaño.

Otro día te podría dar más explicaciones.

Un saludo cordial.

Mirta dijo...

Hola te puedo hablar de mi abuela maria espinaco casada con Basilio Martinez.Por los datos que das seria hermana de tu bisabuelo.

Agapito Modroño Alonso dijo...


Unos mensajes más arriba ya describo a los Espinacos que conocí o de los que tengo memoria. De esta María Espinaco, casada con Basilio Martínez no tengo ni idea. Seguro que emigraron antes de la guerra. Por mi parte el único vínculo con los Espinacos es que una hermana de mi abuela María, paterna, Josefa Chimeno, estaba casada con Ciriaco Espinaco. Sus numerosos hijos son Expinaco Chimeno, primos de mi padre Mateo Modroño Chimeno.

Quedan en el pueblo descendientes de aquellos Espinacos, por ej.: Azucena y Macario Núñez Espinaco que pudieran darte noticia.

Recibe mi saludo cordial.