viernes, 2 de junio de 2017

INFORMANDO.


                                         LA HORA DE LA VERDAD.

            Por fin ha llegado a este ayuntamiento. Tres concejales del equipo de gobierno, hartos de que (cita textual)  “una persona ajena a la Corporación tome todas las decisiones importantes del ayuntamiento”,  solicitaron el pasado día diez de mayo, la celebración de un pleno extraordinario, para contrastar opciones en la compra de los toros para San Roque,  comparar presupuestos, para que todo el pueblo se entere con transparencia.

            Pasado el plazo legal, según informaba ayer La Opinión, el alcalde  no ha convocado el pleno, por lo que, según dicta el Art. 46 de la Ley de Bases del Régimen Local, queda convocado automáticamente para el décimo día, a contar desde el final del plazo en que debió haberlo sido por el alcalde. Ese día, será el próximo 13 o 14, a las doce horas. Creo que los concejales anunciarán cuál de esos dos días.

            Si es que tenía que ocurrir: lo que no podía ser es que ese señor, que fue el dueño del Ayuntamiento durante dos legislaturas, lo siguiera siendo, cuando servidor y las urnas lo apartaron del cargo.

            Ya unos días antes de aparecer en el periódico la solicitud de ese pleno extraordinario, tenía noticia directa del mismo. Como ven he estado callado. Me he limitado a cortar y pegar lo aparecido en La Opinión, y algún breve comentario, por no interferir.

Pero cuando, hace cuatro días, me llega el DEL SERVICIO TERRITORIAL DE MEDIO AMBIENTE, COMUNICADO RESOLUCIÓN DEL RECURSO DE ALZADA EN EXPEDIENTE SANCIONADOR nº ZA-PA-24/2015, incoado a D. Ángel Boyano de Paz, por infracción en materia de Prevención Ambiental en su explotación ganadera de lidia y carne, en la dehesa “El Encinar”, dejando pasar unos días, y dada la situación, me decido a dar la noticia, que resumo entresacando los párrafos más significativos de dicho comunicado.

Sin embargo en el caso de la explotación de vacuno de carne y de lidia no consta que se haya tramitado licencia ambiental, ni se justifica por el denunciado haber tramitado las licencias ambientales correspondientes, independientemente de que exista licencia de obra (únicamente figura licencia de obra menor de fecha 9 de agosto de 2011 para la  colocación de corraletas y cercados para el manejo de ganado bravo, que no sustituye a la licencia ambiental)”.

En definitiva, los hechos que resultan probados (esto es: realizar una actividad sin la licencia ambiental preceptiva) constituyen una infracción grave tipificada en el artículo 73.3.a) de la Ley 11/2003.

Y, por esa infracción se le impone una multa a D. Ángel Boyano de Paz de 2.001’00 euros.

“La resolución además declara la pérdida del derecho del infractor obtener subvenciones de la Consejería competente en materia de medio ambiente durante un plazo de dos años”.

La Orden de la que doy noticia pone fin a la vía administrativa, si bien cabe el interponer recurso, pagando previamente la multa, y llevando Abogado y Procurador, ante el Juzgado de lo Contencioso Administrativo.

¿A son de qué doy ahora esta noticia?

 Pues por la estrecha relación que guarda con la presunta ilegalidad urbanística cometida en la finca de la que es propietario, en una tercera parte, el ex concejal en “la sombra”. Aparte de que consideramos ilegal construir una PLAZA DE TIENTAS,  con una licencia de OBRA MENOR para “Colocación de Cercados y Corraletas” (explicado hasta la saciedad) también lo sería por realizar esa obra en una explotación que carecía totalmente de licencia alguna.

Ahora debería ser el momento, si no en  en ese pleno extraordinario, convocado por ley para el día 14 próximo, y por ser competencia municipal, se retomase el estudio de esa flagrante presunta ilegalidad urbanística que, en su día, me vi obligado a denunciar, y por la que se destapó lo de la falta de licencias ambientales.

. Ni la memoria, plano y croquis para obra menor, presuntamente falsos presentados cuatro años después, ni el breve e inconsistente informe del Arquitecto Municipal, pueden dar cobertura legal a lo que no la tiene.

Dado que en Comisión de Gobierno se rechazó mi petición de solicitar dictamen del Servicio de Urbanismo de la Diputación, les puedo proporcionar un riguroso, detallado y descriptivo informe, visado por el  Colegio de Arquitectos, en que se dictamina, de acuerdo con el PGOU de Villalpando y la Ley de Urbanismo de C y L., que la tal es OBRA MAYOR, por lo que le sería exigible el Proyecto Técnico de Obra, etc., etc.

Ahora es el momento de esclarecer las verdades, de depurar responsabilidades, sin necesidad de tener que recurrir a la Fiscalía, en que puede haber daños colaterales para terceros.

Importante asunto para debatir en nuevo pleno extraordinario.


       -------------------------------------------------------------------------------------------

          Cuando redacté el escrito anterior no había leído La Opinión. Lo cuelgo, porque estos tres concejales honestos, están contando cosas graves. Fíjense que cuentan cómo los engañaron el pasado 2016, y al final los toros los compraron sin que ellos lo supieran. Y como este año llevábamos el mismo camino. Y lo más grave es que no ha convocado el pleno, que se esconde, no da la cara. Y que los plenos parece ser se celebran, sin concejales, en el salón de su casa.

        Lo cuelgo para que lo lean despacio.

Tierra de Campos
Los ediles del PP que exigen un pleno en Villalpando: "Defendemos nuestra dignidad"
"Una persona ajena a la Corporación toma todas las decisiones importantes en el Ayuntamiento"
Alejandro Bermúdez 02.06.2017 | 10:02
Descripción: Uno de los toros utilizados en los encierros de San Roque de 2016.Uno de los toros utilizados en los encierros de San Roque de 2016. Foto L. O. Z.
·         Fotos de la noticia
Los tres concejales del Partido Popular en el Ayuntamiento de Villalpando que el pasado 10 de mayo solicitaron la celebración de un pleno extraordinario enfrentándose al alcalde, de su propio partido, explican que lo hicieron para "defender nuestra labor y nuestra dignidad, por las personas que confiaron en nosotros y nos votaron, pero también por las que no lo hicieron". Su intención es defender el trabajo que han llevado a cabo a lo largo de los últimos meses para preparar las fiestas de San Roque presentando al pleno una serie de propuestas y contratos ya cerrados que el alcalde, Félix González Ares, "inexplicablemente se niega a firmar" a pesar de que los seleccionaron por encargo del propio regidor entre todos los concejales del grupo de gobierno. "Algunos de ellos están aprobados en Junta de Gobierno Local, pero el alcalde no los firma".
Laura Grande Ferrero, Luis Antonio Prieto Mazariegos y José María González Mazariegos afirman sentirse "desplazados" y "ninguneados" por parte del regidor, Félix González Ares, que siempre acaba "despreciando nuestro criterio" y adoptando "el de un ex-concejal que es quien acaba tomando todas las decisiones importantes en el Ayuntamiento de Villalpando" a pesar de que ya no forma parte de la Corporación desde 2015, y de quien dicen que "pretende actuar como el verdadero alcalde en la sombra". En realidad, aseguran que "no es nada personal, nosotros no teníamos nada en contra de esta persona, tampoco a favor", pero "al final nosotros somos quienes respondemos delante del pueblo, y por eso no estamos dispuestos a seguir dando la cara por las decisiones de otro".
Los festejos de 2016 fueron un preludio de lo sucedido este año. El alcalde delegó todo el trabajo previo en sus compañeros "y nos ofreció la ayuda del ex-concejal para visitar ganaderías de toros bravos, cosa que en principio nos pareció bien porque él lo había hecho antes", aseguran. Los problemas llegaron cuando "empezamos a tener la sensación de que nos daba largas, se acercaba el verano y nunca concretaba una fecha", hasta que "un buen día nos encontramos con que los toros ya estaban elegidos, no habíamos ido a una sola ganadería", lamentan los concejales díscolos, que solo pudieron seleccionar las orquestas. "Lo peor es que si un toro no gusta, no es lo que la gente espera o hay cualquier otro problema, a los que nos ponen la cara colorada es a nosotros. Nosotros no teníamos ni idea de qué toros se habían comprado y no estamos dispuestos a que este año nos vuelva a suceder lo mismo", argumentan Grande, Prieto y González.
Por eso a principios de 2017 los concejales del PP pidieron al regidor que fuera claro y decidiera quién se encargaría de organizar las fiestas este año, "nos aseguró y nos prometió que nosotros". Por eso los concejales populares Laura Grande, Luis Antonio Prieto, José María González y también Diosdado Manrique Granado viajaron a cuatro ganaderías de lidia, dos en la provincia de Salamanca y otras dos en la zona de Toro, y seleccionaron diez astados de López Chaves y otros diez de Antonio Palla, "cuando se los presentamos al alcalde medio se enfadó y dijo que eso lo tenía que ver este ex-concejal, y hasta hoy", aseveran Laura y José María, quienes creen que "Félix González ha faltado a su palabra", y "lo que es peor, nos ha hecho perder el tiempo a todos, nosotros tenemos nuestro trabajo o nuestra familia y les restamos tiempo que dedicamnos al Ayuntamiento, viajando a Toro, a Salamanca y a donde sea, para nada. Si de esto se iba a encargar otra persona, que lo hubiera dicho desde el principio y ahorrábamos tiempo, gasolina y disgustos". También hay un contrato para la organización de una exhibición de cortes, aprobado en Junta de Gobierno Local, "que el alcalde no rubrica".
Estas desavenencias terminaron por romper el Grupo Popular en dos bloques que no se hablan entre ellos. De hecho, José María González, concejal de Obras, asegura que "el alcalde me ha quitado las competencias que tenía delegadas, aunque solo de palabra, no se ha atrevido a pasarlo ni por el pleno ni por la Junta de Gobierno Local". Los desacuerdos entre el regidor y sus concejales no se circunscriben solo a los temas taurinos, actualmente, aseguran los tres ediles populares, el Ayuntamiento tiene suscritas dos pólizas de responsabilidad civil diferentes, "una aprobada en Junta de Gobierno Local, y otra que nunca hemos visto en este último órgano". El regidor "intentó devolver el recibo del seguro que habíamos aprobado todos, al final lo tuvo que pagar, pero mientras tanto firmó otro sin pasarlo previamente por la Junta de Gobierno ni darnos ningún tipo de explicación".
Los enfrentamientos internos de los populares han dejado de facto al alcalde de Villalpando en minoría, con el único apoyo de Diosdado Manrique en una Corporación de nueve concejales. Sin embargo, los otros tres ediles del PP aseguran que para defender su trabajo y su dignidad no renunciarán a sus actas ni abandonarán el Grupo Municipal Popular.

Compartir en Twitter

2 comentarios:

Agapito Modroño Alonso dijo...


Dice el alcalde en La Opinión de hoy, que tiene "la fea costumbre de asesorarse de quien sabe", en alusión al "asesor". Si era tan necesario y quería seguir mandando, ¿por qué no se puso en segundo lugar, como siempre? ¿Por qué no ha convocado el pleno dentro del plazo, y no que tenga que convocarlo el Secretario, por ley? ¿Por qué no desmiente tanta afirmación como hacen los concejales díscolos?

Agapito Modroño Alonso dijo...


En cuanto al presunto saneamiento de las arcas públicas, suponiendo, no hace falta ser un genio para ello.La actualización catastral era de ley, pero no al subida del IBI en esas proporciones. Una casa normal paga 600 euros de IBI al año, el doble que un piso en Valladolid. Igual de desmesurada ha sido la subida del agua, y demás tasas. Hay un 60 % de casas cerradas que ni generan basuras, ni gastan agua, ni man residuos que depurar por el alcantarillado, pero pagan.

Una buena gestión sería invertir en alguna actividad que creara empleo, o, al menos, que estuvieran decentes las instalaciones del polideportivo.

Podría el regidor que, tan orgulloso está de su labor, ver la población que tenía el pueblo hace diez años y ahora.