domingo, 28 de julio de 2013

YA NO NOS CABE

    Eso ocurre en la Cooperativa Agrinza con la cosecha de este año.

    Uno de mis disfrutes, en pasados días, ha sido subirme a la cosechadora. Sólo los que vivimos la dura recolección desde la feria a septiembre (segar, atropar, acarrear, trillar, aparvar, limpiar, cos
talear) para coger unos pocos sacos de grano, valoramos el ir sentados en moderna cabina, con aire acondicionado, isonorizada, sin polvo, viendo como su enorme corte va devorando las mieses, viendo el chorro de grano limpio que, cada poco este año, llena la tolva. No deja de emocionarme cuando el tubo de la máquina vierte en el remolque, en estas grandes "bañeras" de ahora.


   En una de tamaño medio, llena en hora y media, van "cien cargas", 18.000 kilos, la cosecha de una labranza mediana de entonces. Una labranza mediana de ahora puede llenar dieciocho o veinte de esas bañeras. Las grandes, ni se sabe. Las hay en la comarca que pasan, con mucho, del millón de kilos de cosecha de cereal, más forrajes, legumbres, girasol....

    En Agrinza ya no cabe el grano. Están llanos silos, naves, las playas exteriores,... Hasta han tenido que preparar enorme muelo en la tierra lindero.

    Este record de recepción en Agrinza,  ¿se debe sólo a una cosecha, puede que también record?

    No solo, sino al excelente funcionamiento de la Cooperativa.

    Para empezar, los cuatro trabajadores de la misma, Nacho, Tomás, Pasca y "Jose" no actúan como asalariados al uso, sino que la viven y sienten como propia. No escatiman horas ni esfuerzo. La recepción está abierta, ininterrumpidamente, de ocho de la mañana a diez de la tarde-noche, los siete días de la semana.

     Las piqueras tragan a impresionante ritmo, y si hay sitio y apuro, se bascula dentro de las naves. En los últimos días mucho también fuera. Ello unido a que ya bastante llega en camiones, o en esos enormes remolques, ha hecho que la recepción esté siendo muy fluida, que, a todo el mundo le dé tiempo, con dos tractores si es necesario, a entregar desde la cosechadora. Han desaparecido los muelos de las eras.

     Pero es que, además, entregamos nuestro grano con absoluta confianza, con absoluta tranquilidad de cobrar. Y cobrar cuando lo necesitemos, a partir del primero de septiembre, al precio de mercado que semanalmente se va fijando.

       Ello ha hecho que, incluso los grandes productores con capacidad de almacenamiento (naves), estén trayendo su cereal a la Cooperativa, sin arriesgarse a comercializar por su cuenta con el consiguiente riesgo de impago.

       Me encanta resaltar esta riqueza agropecuaria "terracampina". No es sólo el cereal, insistimos en el importante capítulo de forrajes y girasoles, pero, además, y sobre todo, está la producción ganadera: leche (no sólo de ovejas, también de vaca; quedan pocas granjas de vacas leche, pero gigantescas: Bolaños, Rojeca en Villanueva, Toranzos en Revellinos, López en Villamayor, Mirandas en Cerecinos...) y carnes. En esto el avance es impresionantes: cordero lechal, bovino y porcino. Un botón de muestra: han desaparecido casi todos los pequeños porcicultores. Unas pocas gigantescas explotaciones han venido a sustituirles. Yo pensé que la mayor sería una de Villalba de la Lampreana, con 400 cerdas madres. Modernísima. Le instaló la calefacción, suelo radiante, "Biomaser", caldera de astillas. ¡Pues bien!: en San Cebrían de Castro, pueblo de este partido, han inaugurado una explotación de 4.300 cerdas madres. Producirá 93.000 lechones año. ¡La de cebada que hace falta para alimentar a tanto bicho..!

    En la elaboración y distribución de piensos otra empresa villalpandina es pionera en la Comarca: Hnos Suena de Anta. No sólo Agrinza recepciona cereal, también mucho esta empresa, para sus mezclas.

     Sería injusto no mencionarla. Han adquirido solvencia y confianza de agricultores y ganaderos. Actúan con mucha formalidad. Es lógico que en estos momentos de gran oferta, a quien quiera que le lleven el grano desde la cosechadora, vender y cobrar, le paguen a precio actual, que ha bajado mucho. Pero también contemplan la opción, a la cual se acogen la mayoría, de cobrar a lo largo del año, al precio de mercado en ese momento. El de la Lonja, y el de Cobadú, que vienen a ser la misma cosa. 

     ¡Ah!: que también tenemos vino. Les aseguro que "Mitus" mantiene una excelente relación calidad-precio. Pongan este clarete villalpandino en una botella de Cigales y verán quién lo distingue.

      ¡Si es que no nos falta de ná!. Cuando hay que cantar: "La Maquila", y el coro "Muvi".

                                --------------------------

      Ayer funeral: Ángel de Prada Castrillo, "Angelito" el de Cayo "Morique". ¡Cómo lloraba su mujer!. Esta familia sufrió la tragedía de perder a una hija en aquel desgraciado accidente de tráfico que se llevó a otras dos niñas, hijas de su hermano, y al buen hombre que las llevaba por ahí en el "600".

     Desarrolló toda su vida laboral, Secretario de Ayuntamiento, en Asturias y Galicia. Ahora, supongo porque él lo pidió, ha vuelto al pueblo a quedarse para siempre.

       Descanse en paz.