miércoles, 11 de enero de 2012

CONTROVERSIA HISTÓRICA. RESPUESTA A MARC EN EL FORO "VILLALPANDINOS".

A quien sienta curiosidad por nuestra historia, le remito al blog "Historias de Varo". Ahí se da cumplida respuesta a la afirmación, hecha en el Foro VILLALPANDINOS II, de que los hijos del Rey de Francia, Francisco I, estuvieran prisioneros en el palacio de los Condestables de Villalpando.

Es un buen trabajo de investigación, aportando suficiente bibliografía, en la que hay abundantes referencias a la estancia de los niños en otros lugares, que no voy a repetir, lugares también pertenecientes a los Condestables de Castilla.

"MARC" no hace más que copiar los párrafos correspondientes a la historia de D. Luis, como si eso fuera dogma de fe, cuando está tan llena de errores, tan carente de rigor histórico, como en este caso le demuestra Varo.

Hay cosas, además, que son de sentido común. ¿cómo van a pasar encerrados dos años en una lóbrega mazmorra, (eso es el interior del cubo que queda en pie), dos niños de 5 y 8 años?. ¿Cómo lo iban a poder resistir?. De todos los modos esta de la no prisión aquí, es sólo una de las afirmaciones que hace Varo en su artículo de "La Realidad al Mito".

No es cuestión de enfadarse o contentarse, es cuestión de irse desprendiendo de la caspa de una falsa "gloriosa" historia.

He intentado colgar este mensaje en el referido Foro, pero no me ha sido posible.

2 comentarios:

Varo dijo...

Muchas gracias, Agapito, por hacerme un hueco en tu blog.
Ya siento tener que ser yo siempre el que lleve la contraria a la historia "oficial" de este pueblo. ¡Cuánto me gustaría poder decir algún día que de nuestro pueblo salió un Cristóbal Colón o un Gran Capitán o un Doctor Fleming...
Pero sigo diciendo lo mismo: menos mirar hacia atrás y más pensar en el futuro, por nuestro propio bien y el de nuestros hijos.
Varo.

Agapito dijo...

Perdona Varo una pequeña matización. Si bien el más documentado, no eres el único en "llevar la contraria a la historia oficial". Está tambien Ramón López, natural de Villamayor de Campos y servidor.

En todo lo demás coincidimos, sobre todo en el convencimiento de estar realizando una labor de "higiene cultural" y, por lo tanto, social.

¡Sigamos!.