domingo, 22 de enero de 2012

EL ENTIERRO DE ADOLFO.

IMPRESIONANTE.

La iglesia llena. Cofrades, con las capas y cruces. El coro de la Parroquia. La banda que él creó. Un señor que, al final, sube y lee una preciosa semblanza de Riñones. Impresionante el cortejo funebre que abría Alejos con la cruz, la banda en dos filas tocando una marcha fúnebre. Lo vi llegar, pues me adelanté huyendo de las parletas. Imponía esa llegada.

Ya en el Cementerio, tan escasos de Curas como andamos, Pablo Román Allende, Mayordomo, delante de la capilla inició las preces presentando al señor que las iba a dirigir. Una cofrade, su esposa, recitó una conmovedora poesía de Luciano López al Nazareno, la que más le gustaba a Adolfo. El tarro de mis lágrimas se desbordaba por momentos. Cuando la banda, entre los cipreses, callados hasta los pájaros que los habitan, rompió el silencio, ya no pude más. Me emocionó tanto todo eso, unido a tantos recuerdos de Adolfo, (por ej.: cuando me contaba su infancia de niño huérfano trabajando desde tan pequeño en casa del Sr. Eustaquio), que no pude contener el llanto y hube de retirarme para no dar el espectáculo.

En la banda hay niños de no más de diez u once años. Eso también me conmovía. Creo no olviden estas vivencias. Quiero les influyan para ser buenas personas.

Cuando di el pésame a su hijo, a sus tres hijas, compartimos lágrimas, que yo trataba de ocultar.

---------------------------------------

Para completar la mañana, después de pasar por casa para serenarme,
refrescar mi cara, salí un rato al bar.

Recuerdan el rifi rafe mantenido en este blog con Pablo Román. Cuando vi entrar a su panda en el Burgos, intenté hacerme el distraído, me daba un poco de no sé qué. Él fue, aunque yo estaba de cara al mostrador, quien, dándome un golpe en la espalda, me tendió la mano. Me volví y nos dimos un abrazo. Los dos nos disputábamos las disculpas. Le di muchas gracias por tener la generosidad de "dar él paso". Me hizo muchas confidencias. Y le comprendo. A veces pasamos por situaciones, por estados de ánimo en que buscamos, necesitamos un desahogo. Y él lo encuentra escribiendo de historias pasadas, porque las presentes que está viviendo son mucho más duras, aunque el tío tiene tan buen caracter que, como todavía le queda para eso, sigue, en su pueblo, tomando los vinos con alegría.

Hablamos de Riñones, comentamos la preciosa ceremonia: me contó que había pedido hacía unos días, que la banda le diera el ¡adios! con el toque de oración; que se merecía, al igual que "Tororo", que hubieran ido más cofrades con corbata, anillo, capa y cruz. Él siempre pone los pasquines. Le, me resulta penoso, que sólo sean cofrades en Semana Santa. El origen de las cofradías, hermandades, está en el prestarse ayuda en caso de necesidad, aparte del comportamiento Cristiano. Y ahora no son capaces de acompañar al hermano fallecido.

Es gratificante, nos quedamos con el ejemplo de Riñones, sencillo, honrado, trabajador, era cofrade, Católico practicante y buena persona.

9 comentarios:

Loren dijo...

Casi no puedo creer que haya muerto Riñones ,!si era indestructible¡no hace muchos años coincidimos con el mi hermano Lito ,Trifi el del silo y yo,tomando vinos y emocionandose al ver a Trifi,siento muchisimo su muerte ,por otro lado me alegro hayas hecho las paces con Pablito, que se de sobras carece de maldad,no merece la pena discutir por tonterías del pasado y entristecernos el presente ,un abrazo

T050 dijo...

Como me gusta el encuentro entre Pablo y tu,ya lo comente una vez,que no sabia el por que de esas tiranteces,y que por favor lo solucionarais de una forma amistosa,mas que nada por mi interes,ya que me entretiene y me gusta muchisimo los comentarios que dejais escritos en los foros villalpandinos,lo dicho estoy encantado de vuestra reconciliacion,saludos para los dos y que sigais dando color y calor a todas las noticias de Villalpando

Agapito dijo...

Ese tu sentimiento es el que tenemos la mayoría respecto de Riñones. Era un icono, nos parecía indestructible. Le vamos a echar de menos.

Me gustaría tener noticiasa de Trifi. Sé que anda, o andaba, por Málaga.

En cuanto a Pablito no es la primera vez que discutimos y luego hacemos las paces. Y no nos cuesta trabajo, porque aun en los peores momentos no nos guardamos rencor el uno hacia el otro. En la pasada trifulca no me hizo daño su enfado, por eso ahora las paces son sinceras sin que quede el resto de encono.

Gracias por tu mensaje.

Agapito dijo...

Lo mismo te digo a ti, T050, que debería ser JMMAV (Jefe Más Mayor Amante de Villalpando), respecto de Pablo. Él también está convencido que, además de las ceremonias, que son bonitas, sobre todo cuando son sinceras y respetuosas, como el entierro de Adolfo, es necesaria en el pueblo, como en todas partes, una mayor honradez.

Un saludo cordial.

loren dijo...

hasta donde sé Trifi sigue viviendo en Málaga ,pero hace tiempo que no tengo noticias suyas,un abrazo

Pablo Román Allende dijo...

Agapito:
Julián Lobato trabaja en su empresa.
Tal vez tu tía Lola pueda darte las señas o el teléfono de Julián.
Un abrazo. Pablo.

Agapito dijo...

¡Gracias Pablo!: Ya tenía noticia de que Julián y Trifino tenían relación.

Se trataría simplemente de que alguien le diera noticia de este blog, por si quería asomarse y recordar cosas del pueblo en que se crió.

Yo le podría recordar la pelea de gallos que organizamos entre unos "Rodislanes" pedreses, de esos grandes, de crestas y corales coloraos que tenían en la casa del silo, y el gallo padre "Legord", de nuestro corral, de esos blancos, de gallinas ponedoras, que eran de mucho menor tamaño, pequeñarro más bien. Se tiraba con los espolones por delante a todo el que entrara a su corral. Había que llevar una vara en la mano. Y la paliza que le dio el "Legord" a los "Rodislanes".

Antonio-Isidro de Caso Crespo (carrisio) dijo...

¡¡¡que bonito y tierno tu escrito!!!

Déjame deciros que...

EL ARTE PARA VOSOTROS ES LARGO Y, ADEMÁS, NO OS IMPORTA

Me alegro de ese abrazo en el Burgos que habeís tenido Pablo-Agapito.

Para mi sois como seres mitológicos en mi “pueblico” vamos… como Cástor y Pólux, dos Dioscuros… no de la misma madre, por supuesto, pero si mitos, que sabéis un huevo.

Observo que habéis sabido esperar, aguardar, a que la marea fluyera.

A buen seguro, orgullosos estamos los lectores de este medio, así lo demuestran los señores, sin que a nadie se inquiete.

Siempre he pensado que todos los que saben aguardar a la amistad, saben que la victoria llega.

Mando por este medio a todos los cofrades, amigos y familiares de "RIÑOSEN" mi más sincero pésame Ójala el tiempo nos enseñe a seguir adelante y a vivir los recuerdos, porque ellos son el mayor impulso del presente.
¡Un fuerte abrazo!

Agapito dijo...

¡Gracias Antonio-Isidro!.

Pablo y yo tenemos una cosa en común: nobleza. Con esa cualidad es fácil entenderse.

En cuanto al recordatorio de Riñones, puedo asegurarte posee una cualidad: sinceridad. No he hecho más que reflejar mis sentimientos.

Ayer, cuando entre en "El Ideal", le eché de menos leyendo "La Opinión" y su oferta de_ -" Modroño, ten si quieres que yo ya lo veré!.

¡Gracias de nuevo por tu ánimo!