miércoles, 5 de abril de 2017

¿VA A LLOVER EN SEMANA SANTA?



      Hace dos días los de La Opinión anunciaban una gota fría en el Atlántico, frente a las costas de Portugal que podría estropear, a partir del martes las procesiones. Tan sedientos como estamos, ¡qué alegría!

     Busco en los modelos metereológicos, esos en los que se ven las isobaras, borrascas, presiones, anticiclones, masas de nubes y su posible evolución. De momento, na de na. Pero si está el aire de arriba, áspero y endemoniao.

    Hay un borrascón  sobre las Azores, que se acerca y se separa. Sobre Europa los anticiclones no le dejan entrar, en unos días. Veremos a mediados de la próxima semana, la santa: ¡con lo buenicos que nos hacemos casi todos esos días: nos ponemos la corbata, el anillo y la capa, y todos y todas unos santos.

    En el modelo, la mancha azul, para el Viernes Santo,se pone encima de nosotros. A ver si quiere Dios, que la cosa se está poniendo muy fea. Y ya para el Domingo de Resurrección, una mancha azul oscura cubre toda la península.

    Esta es una de esas primaveras de siempre mirar al cielo, para ver si hay "cambio", si se pone el "ramo de la fuente", si empiezan a "levantarse los burros" por la dehesa; si los pardales se agarran a las paredes de barro, si se pone cálido por las noches y el sol se mete con "cara de agua"...

    En otoño llovió lo justico. Febrero se portó como un hombre bueno (que malos, y lo dice Tobeña aunque no conoce a algunos "homínidos de esta fauna", hay unos cuantos). Cayeron a lo largo del mes cien litros. Ya decíamos entonces:  hasta finales de marzo, primeros de abril, nos arreglamos. Tenemos un campo precioso, pero ya empieza a acusar la sequía.

    Los más valientes, sin apenas tempero, que lo saca la labor, ya andan sembrando los girasoles. Mi hijo va a esperar a que llueva. Si aunque se siembre ahora, mientras no vengan las aguas, no se van a nacer. Si acaso en algunos corros frescos puede "trabajar" y no salir. Y si no llueve, nos ahorramos la semilla y el herbicída que valen un pastón.

    Los "muchachos" míos andan regando. Aprovechan la tarifa nocturna para pegarle un riego cada noche a la recién sembrada remolacha en "los quince puentes".  El programador automático, con permiso de los ratones, abre y cierra válvulas cada hora, y así quedan regados los once sectores.

    Solventados problemas en el motor, mañana, s. D. q., comenzarán a regar un trigo de fuerza en el Camino de Valladolid. Ahí, aunque rieguen con gasóleo, lo harán también por la noche, en que se suele parar el viento y no hay evaporación, sino al contrario. Ello supone una eficiencia del treinta por ciento a mayores.

    Es un consuelo ver echar los aspersores. Les aseguro que me gusta ver los nuestros y los ajenos. El agua es vida. La remolacha es un cultivo sumidero de carbono, creador de muchos puestos de trabajo directos e indirectos. Importamos  azúcar, cereales... El regadío fija población en el medio rural, pero aquí que no tenemos canales, las inversiones son altas. Nosotros lo hemos ido haciendo poco a poco, con mucho esfuerzo y sacrificio, con muchos miles de kilos de zanahorias, pasadas por las manos de toda la familia. Ahora uno de mis hijos se ha pasado el invierno arreglando un viejo motor. Se pasan días montando coberturas...

    Perdonen que lo recuerde. No lo puedo evitar, sobre todo algunas mañanas que me toca ir a parar el motor poco después de que el sol asome tras la loma del valle, y la niebla de los aspersores, al trasluz, es un canto a la vida. Y, ¡que esto tan bonito, por odio y con abuso de poder, sin que incumpliera norma alguna y a nadie perjudicara, (vayan a ver si encuentran algo que invada, estorbe o moleste) se lo quisieran cargar  (si no es por los tribunales)"las autoridades" del empadrónate.., quien me debe estar ahí, y mil favores y cariños a lo largo de toda una vida, inculcado por el otro...

    Y si lo vuelvo a sacar a colación,es porque el otro no para en su guerra contra mi persona y familia.  Guerra en la que va a implicar, aunque yo no lo quiera, a terceras personas en las que se apoyó en su día (léase personas de la anterior Junta de Gobierno Local, Arquitecto o de la administración del ayuntamiento). He manifestado varias veces que, por mi cuenta, no iba a tomar la iniciativa de tirar de la manta, pero como me atacan he de defenderme. Les recomiendo lean las Normas Urbanística de Villalpando, art. 1.3.11, y la Ley de Urbanismo de Castilla y León. 5/1999, de 8 de abril, art. 99.1, por si consideran conveniente desmarcarse.

 

   

3 comentarios:

Agapito Modroño Alonso dijo...


¡Nada!: según los pronósticos no va a llover en Semana Santa, ni en la siguiente. ¡Ojalá se equivoquen! La cosa pinta muy mal. ¡Con lo bueno que está el campo!, pero si uno se mete en los sembrados verá como se van secando las hojas de abajo.

Veremos si Agroseguro, para quien lo tengan suscrito, se hace cargo de la tragedia, que parece general en toda España.

¡Bueno!: nos consolaremos con las ayudas de la PAC.

ciudadano dijo...

Agapito, por si no lo sabes, además de las leyes que citas, está el Decreto 22/2004 de 29 de Enero; el Reglamento de Urbanismo de C y L, Art. 293; y la Ley 38/1999.

Que defiendan es legal construir una plaza de tientas de esas dimensiones, sin un papel en su momento y un informe técnico cuatro años después que no alude a plaza de tientas, es vergonzoso.

Agapito Modroño Alonso dijo...



Y más que para ello se apoyen en la corrupción del PP.