lunes, 6 de enero de 2014

LA CABALGATA DE REYES


      Muy bonita. Salió muy bien la cabalgata. Como esto va, sobre todo, para los de fuera, escribamos la crónica en plan cotilla.

       Salí a esperarlos a la carretera de Rioseco, pa'llá del "Toreo". Abría la marcha la banda de cornetas de la Vera Cruz, con pocos efectivos, pero sonaba bien. A cierta distancia venía un tractor con un arco de luces intensas. Lo conducía el dueño, Daniel de la Puente. Remolcaba el "portal de Belén". San José,  Marío Mayoral, como el me dijo un día "el nieto de Marcelino", de 8 años. El crió más salao del mundo. La Virgen otra niña, Sofia, creo, hija de Ángel Pérez  y Ángela, de Villalobos. De vez en cuando le daba biberón al niño.
,      Siete carrozas, siete tractoristas que salieron con sus tractores a esperar a los reyes. Además del dicho, José Ángel de la Puente, "Pasca"; Juan Carlos Mazariegos, "Narci"; Eloy Boyano,  "Barril"; Antonio Cepeda "Lizondo"; Álvaro Modroño "Ivo" y Antonio Pérez, "Pérez"

      La del portal dicha, las de los tres Reyes con sus pajes; dos llenas de pastorcitos y pastorcitas (¿quién dijo que no había relevo generacional? No bajaban de cincuenta. Cierto que muchos de fuera, aunque papás villalpandinos); La última, con un palacio, que debía ser el de Herodes, preciosa obra del carpintero Juan Carlos G. Castrillo, llena de pajes pequeños, y  mamás "pajas".

     En la plaza, los  Reyes le ofrecieron sus ofrendas al niño que cogía, un poco asustado, "San José". Luego, desde el Ayuntamiento, dieron la bienvenida y leyeron las cartas. Muy bien los tres Reyes: breves, amenos, simpáticos, si bien Baltasar, debió ser por lo de la inmersión lingüística, se pasó enseguida del africano al castellano.

   Aunque suene a frase hecha, lo he de decir: disfruté con la ilusión de los niños, la de todos, no sólo de mis cuatro nietos en edad de "creer", sino, y mucho con hijos de inmigrantes: Caterina, con su mamá Hosanna, ucraniana; Marco y Katia, con su mamá Olga, rusa; las niñas de Oscar de mamá también ucraniana; había búlgaros, rumanos, peruanos..., que viven aquí y  en  pueblos de la lado.

    Como carrozas, reyes, pajes, pastorcitos..., iban bonitos, bien decorados, iluminados, todo en su punto, bien organizado, hemos de felicitar y agradecérselo a la Concejala de Cultura, "Nena" que, coja y todo, se lo curra bien currado.

     Bonita, bonita esta confraternidad de que goza el pueblo.

    ¡Hasta otro año si Dios quiere!.