domingo, 5 de enero de 2014

CONTESTANDO A MALCON


     Me envía MALCON un comentario, al que les remito, con un apunte desmitificador sobre Felipe González, en el que quiero abundar, recordando, por haberlo vivido, y para los más jóvenes que puedan asomarse por aquí, actuaciones nefastas, auténticas granujerías de este señor.

    El gran reproche que le hago es que, con ese enorme poder que tuvo durante muchos años, pudo haber cambiado el país, implantado una democracia limpia y real, solucionado el problema separatista, cambiando la constitución si hubiera sido necesario. Tenía tal masa de fieles seguidores que pudo haber hecho lo que le viniera en gana.

    Pero como era un embaucador desprovisto de ética no enderezó el rumbo de la nación, que miren a donde nos ha conducido. Toquemos algunos aspectos.

    OTAN. Uno de los dogmas de la progresía en aquellos años ochenta, cuando estaba tan de moda ser de "izquierdas", "progre", era el antiatlantismo, el antiamericanismo. Unos pocos años antes, con la UCD, habíamos conseguido ser admitidos en la Organización del Tratado del Atlántico Norte, OTAN, contra el criterio de las izquierdas. Estaba todavía vigente el Pacto de Varsovia y la URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas).

    Uno de los eslóganes con el que F. G. arrasó en las elecciones del 28 de octubre de 1982 (fui Presidente de Mesa y, ¡qué cosas recuerdo!) fue el de : "OTAN, DE ENTRADA, NO",  (a lo que algún chusco replico: "y de salida menos"). Todo el mundo le votó pensando, (alguno que los de AP, los "fachas", les iban a ordeñar las vacas), en que nos saldríamos de la OTAN.

   Una vez Presidente, a buenas horas se iba a salir. Entonces se inventó un referendum para seguir, siempre que se cumplieran cuatro condiciones. Ni yo ni nadie las recuerda, podría buscarlo en internet, desde el primer momento sabíamos que era igual lo de las condiciones, que era un simple lavado de cara, para justificar lo de que no es "digo", sino "Diego".

   Y, como dice MALCON, todos los acérrimos, que entonces eran muchos más, a llevar el SÍ como corderitos. También fui Presidente de una Mesa, recuerdo que con una señora que entonces estaba embarazada. Saben que, al final de la votación, votan los de las mesas. Yo no voté, delante de todos. Un interventor "socialista" intentó hacerme votar a la fuerza, porque según él, tenía obligación por ser funcionario y Presidente de Mesa.  Años después ese socialista en las municipales votaba Carmen y PP.

   Entonces, la débil oposición, era ya Manuel Fraga.  AP aconsejó la abstención. ¿Qué falta hacía un referendum para seguir en la OTAN si ya estábamos? Pero supongamos que por fastidiar a González, propugna el NO, que se hubiera sumado al de la izquierda más radical que votó negativo. ¿Se dan cuenta que riesgo más innecesario se corrió?

     Y, ¡sobre todo!, ¿se acuerda alguien de las condiciones?. ¿Saben si se han cumplido?. Ya les digo yo que no. Seguimos en la otan, gracias a Dios, (es un decir) con todas las consecuencias.

      Los GAL. Vamos a ser sinceros: en aquellos años de plomo la inmensa mayoría de los españoles nos alegramos cuando empezaron a caer algunos etarras. Desconocíamos el origen del Batallón Vasco Español, después de los GAL (grupos armados de liberación), pero pensábamos que necesariamente habría de producirse una reacción, de empresarios, por ej., de víctimas que se organizaran. Era inadmisible que mataran y mataran con casi total impunidad. En Francia tenían el "status" de refugiados políticos. Andaban por la calle. No se escondían. Era su "taina".

     Si Tejero y Milán del Bosch no se hubieran precipitado, el terrorismo hubiera madurado una sublevación militar en todas las capitanías de España.

    Felipe González, aunque fracasado el primer intento, era consciente de que los militares pudieran volver a saltar ante tanto terror, ante una "guerra", en la que sólo mataban los de una parte. De ahí que, cuando menos, diera su consentimiento en la creación de los GAL. Se manejaron millones en fondos reservados. Eso no estaba al alcance de unos policías, Amedo y Dominguez, ni siquiera del Jefe de los policías, Julián San Cristobal, ni del Director General de Seguridad, Rafael Vera; ni siquiera el Ministro del Interior, José Barrionuevo. Había un señor "X". ¿Quién iba a ser si no? Estos últimos, fueron tan fieles que se comieron el marrón. Ahora ya, sin tapujos, éstos lo dicen: Felipe González era el señor "X".

    Los de los GAl fueron chapuceros y metieron la mano en el cajón, aún así consiguieron el objetivo de que Francia dejara de ser el santuario etarra.

     Si  F. G., hubiera sido un hombre integro habría salido diciendo: Sí. Soy responsable. Y se le hubiera perdonado.

      Nota curiosa: ¡Oh paradojas!: fue un gobierno de izquierdas (de las que estoy harto de sufrir como simpatizaban con ETA, aun después de muerto Franco) quien creó un terrorismo de estado contra los etarras.

CORRUPCIÓN: La raíz de ésta es la partitocracia y la financiación de los partidos políticos. Recuerdo a los que no lo vivieron, o eran muy pequeños, como en las campañas electorales se gastaba dinero que no podía salir de las afiliaciones: aquel mes de junio de 1977 fue muy lluvioso. El día 15, primeras elecciones generales. España sufrió un diluvio de agua y de papel: toneladas y toneladas de póster electorales, cartas programas, vallas; mítines...

    Aquello fue precioso: la fiesta de la democracia. No olvidaré el acto del Partido Comunista en el cine, lleno hasta arriba. Muchos supervivientes perseguidos represaliados durante la guerra civil, y la posguerra. ¡Qué lágrimas!, ¡Qué emoción! Todos llenaban, en pueblos y ciudades.

   Se abrieron sedes por doquier: aquí tuvieron AP y el PSOE. ¿De dónde salía de todo eso? De préstamos bancarios que no se devolvían, de "donativos" a cambio de algo.

    Eso se institucionalizó con F.G. Y, si el cura va a peces... Empezó con Juan Guerra, modus operandi copiado después por Urdangarín, la marea de corrupción llegó a ser axfisiante: Filesa, Malesa, Time Spor, Urralburu, la Mestre en el BOE, Mariano Rubio... llegó, Dios mío, hasta el Director General de la Guardia Civil, Roldán, que hubo de huir de España.

    No sé si Mario Conde estará limpio del todo. Lo que si aseguro, lo dice mi información y mi sentido común, es que se lo cargaron conjuntamente F. González y Aznar, porque les hacia sombra.

    Sentido común. Comparemos un poco. ¿Duda alguien que no ha sido mucho mayor el latrocinio en Bankia y todas las cajas regionales de España, incluida nuestra querida Caja España  (¿quién nos lo iba a decir?), que han estado a punto de llevar la nación a la quiebra? ¿Ha ido alguien a la cárcel?, o irá: ¿Blesa, Rato, Llamas...?

     Muy oportuno el apunte de Malcon sobre las mansiones de González y los pantalones de pana. Si ese es el engaño de las élites socialistas en esta democracia. Nada que ver con los socialistas históricos que conocí de joven. Éstos, desde la transición, mucho obrerismo para captar votos, para mantener adhesiones y mucho burguesismo para su provecho. Creo son innecesarios los ejemplos.

     He dicho.