martes, 14 de mayo de 2013

MI PÉSAME SINCERO





     A Aurita, Eloy, Pili y Antonio, hijos de "Chonera", Ascensión Fernández Carbajo, fallecida el pasado viernes. Me había hecho propósito decidido de asistir al entierro. Se complicaron las cosas el sábado, y me fue muy dificil. Encargué a mi hijo Jesús que transmitiera a éstos mi condolencia.

   La verdad es que tengo una especie de remordimiento. Quiero mucho a esta familia. El padre, Victorio, era mi primo. Siempre nuestra relación ha sido muy cordial. Les ruego, les suplico disculpas, y no me importa hacerlo públicamente por este medio.

    Triste ver cómo van desapareciendo esas esposas y madres, tan llenas de valores como lo era "Chonera": discreta, trabajadora, apacible, cariñosa, de sincera religiosidad. Pueden creer sus hijos que, en estos días, mi recuerdo ha estado con ellos.


                    -----------------------


   Para los que viven fuera, aunque lo supondrán, les cuento que "el año se presenta muy bueno". Pocas veces se ha visto una exhuberancia tal en los sembrados. Los labradores están asegurando sus parcelas a cuatro y cinco mil kilos de media. Cierto que las hay de dos mil, y menos: las que sufrieron encharcamientos por las excesivas lluvias de marzo, y, sobre todo, las muy pocas que no tienen "mineral". Con las nuevas variedades en trigo, (el "García", por ej.), en cebada (la Volley es la que se ha impuesto), los herbicidas y fertilizantes, cuando llueve, nos podemos acercar a los franceses, en cuanto a producción. Esperemos que los fríos que anuncian para a partir de mañana, no dañen la "cierna".

   Están concluyendo las siembras de girasol. Ya están naciendo los primeros.Ahora se siembra para "coger", no como en los primeros años de la PAC que se hacía por la subvención. La mayoría utilizamos sembradoras monograno de precisión: unas máquinas listísimas que entierran cada pepita a los centímetros de distancia y a la profundidad que le indiques; utilizamos herbicidas, semillas de calidad y una buena preparación del terreno. Verán en el verano como nuestros campos van a ser un magnífico modelo para Van Gogt.

   En estos días, por las mañanas sobre todo, huele a heno. Se están segando alfalfas y demás impresionantes forrañas. En avenas se están dando unos cortes terribles. Hay ya segadoras que lo dejan acondicionado y en maraños. Detrás puede ir la rotoempacadora encintadora, o sí no llueve y se seca, las gigantes empacadoras de paca "cuadrada" y hasta 500 kilos de peso. Otro sistema es el de los carros, que ya les he explicado.

   Es una gozada ver nuestros campos tan verdes,  llenos de unos unos productos, de unos alimentos tan necesarios para la economía, incluso nacional.

                ----------------------------


   PRIMERAS COMUNIONES: El pasado domingo el pueblo fue una fiesta. Hoy diecisiete "primerascomuniones" son casi como diecisiete bodas. Desde el corral de casa, se oía el murmullo de la animación en la plaza al salir de Misa. No todos eran oriundos. La nota más humana, e incluso de sincerida religiosidad, fue la presencia de cuatro niños de familias hispanas: tres hermanitos peruanos, indígenas puros,familia asentada en Villárdiga, ( a este pueblo ha ido también a vivir una familia de búlgaros que tienen dos niños. ¡Cinco vienen de ese pueblo al Colegio!)y otro niño de ecuatorianos, cuyos padres trabajan, y viven, en el "Monte Mata".
   


                 ------------------------------

   DIEGO LUNA. Por si alguien de los de fuera todavía no lo sabe, les cuento que este muchacho rubio, espigado, graciosamente pecosillo, de ojos azules, el crío que en clase más se hacía querer, es hijo de Jose Mari Luna, "Pacho", y de Merce Blanco Blanco. Y, por si alguien no lo sabe, les digo que quiere, y puede, ser torero. La cantera villalpandina no se extingue.

    Ayer se vistió de luces en una plaza grande, la de Valladolid. Dificil examen del que dependía su futuro. Y,... ¡cuajó gran faena!. Les remito a la prensa especializada. Se recreó tanto en las distintas suertes que le voló el tiempo. Pegó buena estocada, pero el bicho no caía. Se apresuró a descabellar. La premura en el tiempo le hizo deshacertar. Por ello perdió la oreja. Recibió, no obstante, una gran ovación.

    ¡Ánimo Dieguito!. Tienes madera. Queremos verte torero.


                  -----------------------------

    Cuando escribí la anterior "entrada" ignoraba otro fallecimiento ocurrido ayer, de persona querida, FRANCISCO CARRETERO RIVERA, el del Atlanta.

   Este matrimonio, naturales de Figueruela de Arriba, en Aliste, emigraron de jóvenes a un país centroeuropeo. Estuvieron unos años, ahorraron un dinerito, tenían aquí a un hermano guardia, Antonio, muy integrado en el pueblo, y decidieron instalarse en ese Villalpando, que casi ni les sonaba. Compraron un trozo de era, construyeron un edificio, que fueron ampliando, y aquí se quedaron con sus tres niños pequeños, "Toni", Eduardo y Noemí.

     Familia trabajadora y honrada han contribuido a darle vida al pueblo. "El Atlanta" es el bar, restaurante, hotel de referencia.

     Les reitero el pésame que les he dado personalmente.