viernes, 18 de noviembre de 2011

RECORDANDO, AGRADECIENDO, COMENTANDO.

Me parecía un ultraje que ninguna otra entrada quitara de la cabecera, a "Se ha muerto mi hermana". Por eso borré la entrada de un compañero de partido.

Queremos dar las gracias a tantas muestras de condolencia como hemos recibido. Muchas de las personas que estuvieron por la noche en el tanatorio no me vieron. Sobre las ocho de la tarde ya no podía más, y Sara me llevó a casa. Ni sé las personas que me han dado el pésame en los días siguientes. ¡GRACIAS DE CORAZÓN A TODAS!.

No importa que escriba de otras cosas, a mi hermana, la recuerdo a cada instante.

----------------------------------

Y, ¡bien!: les cuento mi experiencia en la campaña.

Nos lo hemos currado. Nuestra labor ha consistido en montar "el kiosko", repartir dípticos y, papeletas, sin sobre, en Santa Clara y "La Marina" varios días, en Benavente, Toro, Villalpando, en conversar con la gente.

Hemos intentado salir todo lo posible en los medios. Al final los de La Opinión, el Adelanto y el Día de Zamora, nos han sacado, si no tanto como a los otros, no se han portado mal.

Estamos agradecidos a la SER de Benavente, a su redactora y locutora Mª Luisa Gallego, hija de Clemente, encargado, toda la vida, de la harinera de Cerecinos. A Onda 0, quien nos dedicó una entrevista de veinte minutos.

Lo de la COPE, penoso. Chelo Mateos, la de Zamora, me conoce de toda la vida. Hace bastantes años tuve un programa vespertino semanal. Fui dos veces por allí. Me llamó, de cumplido, el día de la presentación, pues no asistió a la rueda de prensa. Grabó, de compromiso. Me puso el pinganillo y me dijo: "dos minutos, dos minutos". Me pesa no haberle mandado a paseo. Creo no emitió lo grabado. Nos han silenciado totalmente.

También estamos quejosos de las teles de Zamora. La 8, ¡menos mal!, nos sacó un poco lo de la presentación de la candidatura. Después, ¡se acabó!. ¡Con la de cancha que les han dado a los del PPSOE...!.

También fui por allí, a ofrecer que emitieran "mi invitación" a un debate con Vázquez y Camacho, o con cualquiera de los dos, que se podría celebrar en sus estudios. Me prometieron que cuando comenzara la campaña me harían entrevista. ¡Nada!.

De todos los modos nos hemos dado a conocer y nuestro mensaje ha llegado a la mayor parte de los ciudadanos.

Como me decía ayer "Chagua", el compañero de trabajo de mi hijo David, "no sacarás el escaño, pero te has divertido". Eso es cierto.

El pasado sábado, sin ninguna gana, fui porque me insistieron los del partido, después de la segunda misa de funeral, y de estar un ratico con mis sobrinos, marché a Toro, sin quitarme, por el camino el recuerdo de mi hermana. Cuando llegué allí, día de mercado, con un ambientazo y la noticia de que estaba Camacho, me subió la adrenalina. Enseguida me puse a conversar con grupos de jubilados, a repartir folletos. Saludé a los del PP que también tenían chiringuito, al viejo conocido Santos Misol. Les gasté bromas.

Cuando nos instalamos, agarré el micro y, a través de la megafonía, largué un mitín al estilo de los de la "Pico de Oro" cuando la II República. Se me calentó la boca ¡qué estraño!, pero bien, sin "faltar" a nadie. Con argumentos. Se paraba la gente, algún corrillo se formaba en la terraza del "Imperial",...

Al rato de acabado el mitin, me dicen: "ahí viene Camacho". Salí a su encuentro, lo suludé, me presenté. El diálogo fue amistoso y cordial. Nos reímos. Yo llevaba en la mano, entre otros papeles, la carta aquí, y en la Opinión publicada, dentro de un sobre abierto, con su dirección y mi remite, por si se presentaba la ocasión de dársela.

Me preguntó si no tenía algún papel que darle. -"Sí mire, esta carta". La aceptó muy gustoso.

Ahora acaba de comunicarme el compañero que lleva la campaña que la ha contestado por e-meil a la dirección del partido, y que me llegará hoy por vía postal. Por lo adelantado tengo argumentos para la contraréplica. ¡Lástima sea el último día!. Veremos si me da tiempo a sacarla aquí. ¡Pena de cara a cara!.

Si alguien, resistiéndose al inevitable vendaval pepero u olvidándose de viejas e inútiles fidelidades a los del "puño", se decide a votarme, que no piense va a ser perdido su voto. Aunque existe poca posibilidad de que yo salga, esos votos contarán para el cómputo nacional de votantes a UPyD, quien sí tiene posibilidades de llegar al 5%, formar grupo propio y con ello influir en la tan necesitada regeneración de esta nación.

Qué me reclaman para traer astillas. Ya no me da tiempo a contar lo mal que algunos digieren perder privilegios en el pueblo. Un saludo a todos.