miércoles, 5 de octubre de 2011

NOTICIAS BUENAS Y RECIENTES.

Pues resulta que hace un rato, bajaba yo la puerta villa, que iba a por almendras, y veo abajo coches y gente.

De aquí del pueblo estaban, Félix, Antonio, Mari-Luz... Esos son del Ayuntamiento. Los demás eran forasteros. Con permiso me metí en el corro y me enteré.
Había gente de la Junta, de la empresa, Rearasa, El Arquitecto, Sr. Cobos, con quien conversé amablemente...

Estaban firmando el "Acta de Replanteo e Inicio de Obra". Por lo tanto, a pregunta de Félix, dijeron que comenzarían así que llegara la máquina, para derribar la casa de al lado que está en ruinas, el lunes a más tardar. También, de inmediato, van a arreglar el desperfecto originado por la hormigonera. Les falta la aceptación del presupuesto por parte de la compañía aseguradora.

Cuando comience la obra van a cerca todo el recinto y cortar el tránsito del todo.

Le pregunté al Arquitecto por qué en 40 años se ha degradado la arenisca más que en los cuatro siglos y pico anteriores. Su respuesta fue que como consecuencia del asfaltado, que impide la respiración de la tierra, y la desaparición de la cava y la laguna, que es donde iban a parar antes todas las humedades. También por la tierra que ha habido en el interior de los cubos.

Ahora, además de restaurarla, la van a sanear. Van a recuperar el antiguo foso. Las piedras dañadas las van a sustituir por otras de arenisca de las mismas cantera.

Pena ha sido, por cuestiones burocráticas y de dinero, que la obra no comenzara a en el buen tiempo, no de cara al invierno que, como venga lluvioso, habrán de parar la obra.

¡Bien!: lo importante es que, ¡por fin comienza la obra!.

¡¡Aleluya!!.