sábado, 26 de diciembre de 2009

FUEGOS EN EL SENA.

Así se titula el relato escrito por Fernando Cartón Sancho, "Varo" para los amigos. Junto a otros tres cuentos: "La Promesa", premiado en un certamen en Sevilla, "La Chica de la Foto", publicado en su blog, y otro sobre hechos de la II Guerra Mundial, va a ser publicado, formando parte del libro que creo se va a titular "La Veleta de la Noche", o algo parecido.

Para los villalpandinos ausentes, biografío, muy brevemente, a Fernando: es hijo de Juan Cartón, un joyero muy elegante de Villamayor, conocido en toda la comarca, y de Milagros Sancho, una palentina, de Tierra de Campos, que vino de Maestra a Villar de Fallaves. Ahí nació, al menos, Fernando. No sé si los otros dos lo hicieron ya en Villalpando, adonde su madre vino cuando empezó a funcionar el Colegio Comarcal. Allí, en las casas de los Maestros, se criaron los tres hermanos.

Fernando es Licenciado en Derecho. Ejerce de Procurador (¡y vive!) en Villalpando. Junto con su hermano Juan-A., trabaja una buena labranza. Como es muy inquieto, y duerme poco , le queda tiempo para leer, escribir, investigar historias, tocar la guitarra, compartir con Olga el cuidado del crío, y charlar con los amigos. Hay días que nuestra "cerveza-mosto", en lo de "Torti", llega hasta las cuatro.

"Fuegos en el Sena" es el nombre de un supuesto cuadro de Picasso, en torno al cual gira la trama. La acción transcurre en Moscú y San Petesburgo, ciudades que él muy bien conoce, con referencias a París, Berlín, Madrid, Lisboa,...

Esta novelita corta es de una enorme amenidad. Enumero sus virtudes:

-Perfecta la ambientación. Logra describir los lugares y paisajes, los más emblemáticos de ambas ciudades rusas, con dos pinceladas, al igual que la presentación, y el retrato, de los personajes; entremezclándolo con los ágiles y abundantes diálogos.

-Verosimil, ingeniosa, creíble la ficción. ¡Qué capacidad de fabulación tiene el tío!.

-Las descripciones (no lo hace de un tirón) de la chica, son de un erotismo fino, sutil, eficaz, adornadas con algunas preciosas metáforas.

Para escribir así se precisa, aparte de "el don" : un dominio de la gramática, morfología y sintaxis (si es que no tiene ni un solo gazapo, de los inevitables cuando te comes alguna letra, tilde, punto o coma); cosmopolitismo adquirido viajando; conocimientos históricos, pictóricos, geográficos, del mundillo de los negocios sobre las obras de arte,.... .

Y cuando lleguen al final: ......!y fueron felices,.... colorín colorado....!, se van a pensar si no tiene un toque autobiográfico. Él lo niega, pero, conociendo a "Katía" y a Olga, ¡no sé yo....!

Resumiendo, como le va a decir quien lo lea: ¡Precioso, muy bonito, me ha gustado mucho!.

7 comentarios:

MADOLOK dijo...

Tienes muchisima razón, es una persona inquieta nuestro amigo Fernando y me encantaria ya poder tener en mis manos el libro que englobe esos cuentos, será una gozada recrearme leyendolos, estoy segura que serán muy interesantes.
Es una persona muy grande, siempre lo que creido asi.

Agapito dijo...

Lo vas a tener pronto en Zamora. Lo va a editar Semuret.

Varo dijo...

Agapito:
No veas qué sorpresa me he llevado al abrir tu blog. Gracias por tus elogios. Ya veo que te ha gustado este relato que sólo pretende entretener.
Efectivamente, pronto saldrá publicado mi primer libro; estoy un poco nerviosillo por ello, supongo que como cualquier primerizo.
Sólo, permíteme, unas pequeñas matizaciones a tu artículo: No nací en Villar de Fallaves, sino que me nacieron en Valladolid (yo no lo pude eligir). Quien sí nació en Villar fue mi hermano Juan. Pero el hecho de no haber nacido aquí o en alguno de los pueblos de al lado creo que no me priva de la "villalpandinidad" de la que orgullosamente me gusta hacer gala, aunque sin triunfalismos. Otra cosa, el libro se va a titular LA VELETA NOCTURNA; reunirá todos esos cuentos que tú citas.
Bueno... Gracias de nuevo y enhorabuena por tu blog.
Fernando Cartón Sancho.

Agapito dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Agapito dijo...

Amigo Fernando: Acepto tu matización. Dudaba si el parto rápido, sin que a tu madre le diera tiempo de ir al hospital, había sido el tuyo o el de Juan. Es igual: en Villarico transcurrieron tus primeros pocos años, y el resto, hasta ahora, salvo los periodos de estudio y viajes, en Villalpando. Y aquí murió tu padre, cuando tu eras niño. ¡Perdona estos recuerdos!. ¡Cómo no vas a considerarte, como yo, sin triunfalismos, "villalpandino"!.

Ahora te sugiero agilices la publicación de "La Veleta Nocturna".

Un saludo.

A. Modroño

Anónimo dijo...

He leído algo de Fernando en su blog y es extraordinario. Le deseo mucha suerte con su primer libro.
José A. (Barna)

Agapito dijo...

En su blog: "Historias de Varo" se dio a conocer como historiador, con un rigor y una erudicción que a todos nos dejó sorprendidos, y agradecidos, aunque desmontara el mito de "Intercatia".

Durante muchos meses nadie, salvo servidor, que lo intuyó a las primeras de cambio, supo quién era Varo. Por indicación suya lo callé, a pesar de las preguntas.

Los siguientes en suponerlo fueron mi hermano Pablo y Antonio Prieto. Éste, cuando excavaban para la cimentación del edificio del Juzgado, al lado de donde había estado el convento de Dominicos, le oyó un comentario culto. Lo comentó con Pablo, y empezaron a sospechar. A mí ya no me quedó más remedio que confirmar sus sospechas.

Fernando sabe lo dificil que es vender libros, dado sobre todo, la cantidad de ellos que se publican. Pero, seguro que en en estas provincias, va a tener difusión. Así lo deseo para que dé el siguiente paso: escribir una historia concisa, documentada y rigurosa de "Villalpando y Comarca", humilde, aséptica y sin exaltaciones patrioteras; desmontando mitos. Prácticamente tiene el trabajo hecho. Es coger, ampliando hasta el siglo XX, lo publicado en su blog.

Por respeto a su intimidad, no cuento más de sus proyectos literarios.

Un saludo.