martes, 26 de agosto de 2014

MANUEL RODRÍGUEZ GIL



Toda su familia está alojada en un piso de "La Milagrosa", él prefería ir a dormir a su casica de la Calle Olleros. Tenía querencia a esa calle, en la que pasó parte de la infancia. Hijo de villalpandina y padre de San Esteban del Molar, ya había nacido en Vizcaya, donde también, en los años de escasez de la posguerra, faltaba el pan para los más humildes. Por eso sus padres le mandaron a Villalpando. En casa de su tío Heliodoro, "Cicerón", que trabajaba en la fábrica de harinas,y de su hermana Aquilina, por ese motivo, al menos pan había.

Extrañados de que no se presentara para ir a la piscina, fueron a la casica, y lo encontraron muerto.

Lo recuerdo desde joven, delgado, guapo, con el pelo rizado, no faltando nunca por las fiestas. Desde hace muchos años, con el otro matrimonio de noblotes vascos, vascos, ellas hermanas, pasaban aquí los veranos, las Semanas Santas, también venían por el invierno. Y las hijas, sus maridos, los nietos, el hijo.

Manolo le tenía mucho cariño a este pueblo, que consideraba, que era el suyo. Sé que disfrutó en la exposición de fotografía. Él, desde muy joven, venía con su máquina de retratar. Le mostró a mi hermano una preciosa colección de fotos, que yo también conozco. Me unía a él una buena amistad, que se reforzó cuando el accidente de coche de su hijo en el que viajaba nuestra hija Sara Belén, al regreso de unas fiestas, de madrugada.

Quiero decirle a su familia que sigan viniendo igual por el pueblo, que tienen muchos amigos, que les vamos a seguir queriendo. Será el mejor homenaje que puedan hacer a este hombre tan bueno: Manolo, sobrino de Heliodoro, de Aquilina y de "Beninín".

10 comentarios:

Nicolás Angel Pérez Prieto dijo...

Otra puñalada .

Los listos de Villalpando se reían de sus fotos y hoy habrán ido a su misa .

Quiere me en vida no me lleves flores cuando muera .

Agapito Modroño Alonso dijo...



Perdona Nicolás que discrepe. No sé si "algún listo" se reiría de sus fotos,a mi me encantaban; lo que si te aseguro es que quienes ayer fuimos a su Misa no éramos de esos, sino gente que le queríamos, que quisimos acompañar a su familia. Eso fue para mí la misa: un acto de acompañamiento, de consuelo, aunque hubiera de soportar a D. Primitivo. La gente que ayer allí estuvo,predominaban las mujeres, estábamos de corazón.

¿Qué en el pueblo hay un grupito de "zanganetes", que intentan ser guasones...? Mejor no tenerlos en cuenta.

Nicolás Angel Pérez Prieto dijo...

Correcta puntualizacion agapito .

Anónimo dijo...

Este Nicolás siempre corriendo fuera de la pista, primero dice una cosa y cuando le expones la pura realidad hasta te da la razón. Yo no creo que nadie se riera de las fotos de Manolo, el caso es escribir y decir lo que sea. Saludos Agapito

Agapito Modroño Alonso dijo...


Cualquiera puede cometer un desliz. Equivocarse es humano, rectificar es de sabios. Y no sólo de sabios, sino de humildes. Hay que tener grandeza moral para ello. Y así es Nicolás.

La humildad: eso si que escasea. El más tonto se cree el más listo.
Cuidado que tengo aguantadas palizas de necios y de vanidosos. En el pueblo solo quedan dos o tres.

Les hablo, como ejemplo, de uno que, cerradas todas las puertas, se marchó del pueblo.

Por haber jugado en el At. Villalpando, dice que ha sido figura como futbolista; por haber estado con mujeres a base de dinero, hasta que le han dejado en cueros, dice que es un ligón; siendo un rato feo se cree guapo; a pesar de haber vendido todas las tierras que le dejaron en herencia, dice que ha sido un buen labrador...; siendo ignorante, que ni lee, se informa, se actualiza, se cree listo.

Esos defectos son lo que se deben criticar

Gizane Rodriguez dijo...

Muchisimas gracias de todo corazón Agapito por ese sincero y entrañable homenaje que le has dedicado a mi tío Manolo,soy la hija mayor de su hermano Nandi,agradecida estoy,un saludo.

Nicolás Angel Pérez Prieto dijo...

Ni fuera de la pista ni otra cosa parecida . Siempre hablo de frente y dando mi nombre y cuando digo correcto agapito es por la respuesta dada por este señor .

Siempre con humildad y de frente y teniendo la suficiente entereza humana para cuando me creo equivocado reconocer mi error .

Que la gente de Villalpando se ríe de casi todo de lo digo a usted frente a frente cuando quiera y siempre con la máxima educación y sencillez

Agapito Modroño Alonso dijo...



Amiga Gizane: La amistad entre la familia Modroño y los Gil, viene de muy atrás. Tu tío abuelo Heliodoro, "Cicerón", (a quien hemos recordado estos días gracias a una foto en la exposición)era muy amigo de mi padre y hermanos, socios de la llamada "Sociedad", ubicada encima de lo que hoy es el bar "Ideal", Este tu tío abuelo era el encargado de traer y repartir la lotería de Navidad. Yo, de chaval, oía el sorteo por la radio, e iba anotando los números premiados que, inmediatamente pasábamos a Cicerón, para saberlo en el día. Entonces, hasta el día siguiente, no venía el periódico con la lista.

De "Beninín" todavía fui yo amigo personalmente. Y así sigue la amistad con Teodoro y Jacinto.

Con Manolo no sólo era amistad, sino cariño: ¡tan afable, educado, buen conversador...!, se lo merecía.

Era de justicia recordarlo.

Olga Arana dijo...

La mujer y los hijos de Manuel Rodríguez queremos agradecer al ti las bonitas palabras que has escrito en memoria de nuestro querido padre y al pueblo de Villala ando el cariño que nos han dispensado en tan duros momentos, lo recordaremos siempre con cariño al igual que tu querida hija Sara Belén , de todo corazón.

Un fuente abrazo.

Agapito Modroño Alonso dijo...


Nos sentimos contentos si hemos contribuido a mitigar un poco vuestra pena, sabiendo que lo mejor de Villalpando os quiere.