domingo, 10 de agosto de 2014

EL COLMO



                                                                      EL COLMO.

                Ayer, a una persona que sólo viene en agosto, le escuché comentar echaba de menos la “semana cultural” que organizaba el régimen. Mi respuesta fue inmediata:

                -¿Llamas tú semana cultural  traer, a golpe de talonario, para cien personas, que más no caben en ese salón de actos del Miguel Cervantes, a Sánchez Dragó, Amando de Miguel  y Juan Manuel de Prada, en distintos años?

                -¿Llamas semana cultural las doctas disertaciones del “mataor” en los homenajes que, para enfrentarlo conmigo, organizaba la señora, teniendo como protagonista, el primer año, el libro que yo había escrito, publicado, costeado, al no hacerlo la Diputación gracias a su boicot?

                -Mira: desde que el pueblo se liberó, rompió las cadenas, han surgido asociaciones (Club de Jubilados, Astauvi, La Espuela, Grupo de danza, de sevillanas, Golpe de Gas. Club infantil de atletismo; Club de ciclismo…), que le dan vida al pueblo.  Sigue MUVI, la bicha del régimen, adonde se han integrado las mujeres que antes lo tenían prohibido, quien organiza en Junio su Semana Cultural, con múltiples actividades . Ello de forma participativa, sin costarle un duro al ayuntamiento.

                Son frecuentes en el salón de plenos del ayuntamiento las actuaciones del grupo coral de MUVI, el Coro Parroquial “Diego de Torres Bollo”, acompañando a conferencias u otros eventos.

                Voy a recordar presentaciones de libros, de autores locales, desde que feneció el régimen:  el de Pablo y D. Tomás sobre las parroquias y cofradías; dos, por lo menos, de Félix, el penúltimo, La Ciudad de los Ojos Grises, primero en las listas de ventas en el País Vasco; otro de D. Tomás sobre el voto inmaculista. Como el salón de plenos está abierto a todas las presentaciones, también lo fue el de Cañamero sobre Andrés Vázquez. Se presentó “La Veleta Nocturna”, preciosos relatos de Fernando Cartón; ya no recuerdo si también alguno de Luciano López. Sí que Cartón, Luciano y Félix, han intervenido en respectivas presentaciones. Y, en altura intelectual, aunque no salgan en televisión, nada han de envidiar a los conferenciantes del talonario antes aludidos. Creo debemos ir pensando, como gloria y orgullo del pueblo, más en los intelectuales que en los toreros. Que empezamos a tener un primer espada de las letras, premio Ateneo Ciudad de Sevilla, con unos apellidos tan villalpandinos como González y Modroño. Y me da la gana decirlo a quienes nos vienen hablando de cultura.

                Quiero también recordar, antes de lo anterior, el intento de boicot a la presentación  de “Las Memorias de un Torero”. Las MUVIS se pusieron las pilas y llenamos el Sindicato.

 .               El ambiente cultural propiciado por “el régimen” saltaba a la vista en el embadurnamiento de tapias y fachadas, que le daban al pueblo un aspecto deprimente. Yo pensaba cuando los fastos “marianos”, político-seudoreligiosos, qué pensarían las autoridades civiles y eclesiásticas cuando vieran las fachadas de la casa de la familia de Tarsila Martínez. Y, por la calle El Olivo, mejor no meterlos. O cuando vieran dibujos de burdos genitales, hasta en los pretiles, delante del artístico ábside de Santa María. Sucias pintadas por doquier, como una que rezaba: ¡Viva la Purísima y sus borracheras!

                ¿Qué ambiente cultural y cívico iba a propiciar un grupo que, en las noches electorales, para celebrar sus “democráticas” victorias, conseguidas con las mañas del caciquismo y el manejo impúdico, inmoral e ilegal de los ancianos de la residencia, se pasaban la noche en una orgía de groserías chocarreras, pasteles, alcohol, bombazos, bocinazos e insultos por el pueblo a sus víctimas.

                Si es que, ¡por favor!: que la diferencia en todos los órdenes es abismal. Sin jactancia: ¿se puede comparar la labor cultural realizada a través de este blog, con la esporádica de un conferenciante por más de relumbrón que sea?

                De la labor de mi hermano, Pablo Modroño, y sus colaboradores, José de la Puente, Hilario, Miguel…, al frente del Club de Jubilados, nada voy a decir porque está bien a la vista. Si les ruego no se pierdan la exposición de fotografía antigua que él ha preparado. Los mayores recordaremos (recordar es revivir) nuestra juventud, infancia, nuestro reciente pasado. Exposición de gran valor antropológico, social, histórico.

                Este año, el libro que toca presentar, (me parece que esto, además de con el deporte, algo tiene que ver con la cultura) es el de Chema Martínez, “No pienses, corre”. Será mañana a las doce. Este villalpandino de madre, bien se merece esté todo el pueblo en esa presentación, en ese homenaje.

                Por último el colmo. Sí, el colmo: que los del régimen, cuya bandera era que traían muchos toros, (“toros con cojones”, les oí más de una vez comentar), que amenazaban, “que si entrábamos nosotros íbamos a quitar los toros”, nos acusen ahora que no hay más que toros…

                No sé si más o menos. Dinero en toros ya les aseguro que mucho menos; seguridad y comodidad en infraestructuras, mucha más. ¿Se imaginan un “vitorino” en la plaza con aquellas garitas de antes, saltadas por cabestros en más de una ocasión? ¿Se acuerdan cuando uno se escapó y metió en el río? ¡Claro!: a lo mejor es que aquello formaba parte del programa porque era divertido. Precio de la póliza del seguro, mucho menor, a cambio de bastante más cobertura. Mejor no recordar.


                Pero como la fiesta se ha hecho tan grande, tan de toda la comarca, es tan especial, disfrutémosla, y más poniendo cada cosa en su sitio.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Si me permites, Agapito, para mí el colmo sería que alguien no pudiera pensar como quiere, sino lo que tú quieres .habrá gente al que le siga gustando el anterior gobierno,habrá gente al que le guste este ,gente a la que no le guste ninguno, y eso es lo mas normal. Yo sigo pensando que ni los malos son tan malos, ni los buenos tan buenos.Felices Fiestas a tos@s!!

Agapito Modroño Alonso dijo...


¿A son de qué viene ese juicio de valor sobre mi persona de qué la gente ha de pensar como yo quiero?

La típica tópica manida frase hecha en la que intentar refugiarse cuando no se tiene otro argumento, cuando la ceguera del odio, la envidia no nos deja ver la realidad!

Yo no estoy opinando, estoy exponiendo una situación, una relación de hechos, de evidencias que los ofuscados no queréis ver.
Y si tienes la valentía de darme tu nombre, y en privado, te cuento muchas más cosas para que veas quiénes son mejores y peores.

¿Qué te parece si empezara a pormenorizar todo lo que sé, de qué tengo pruebas y, aunque insinúo, no detallo?

¿Es un defecto ("que la gente haya de pensar como yo quiero") o es una conducta ejemplar, a base de informar, haber creado decisiones, para acabar con la corrupción y el caciquismo locales.

Si quieres ponerte a la altura, en lugar de salir con una memez, empieza por identificarte y darme datos de la bondades de "tus buenos" y las maldades de "tus malos".

Eso: otro colmo es que, tras la deleznable cobardía del anonimato se me quiera dar una lección de equidad.

¡Anda que te ondulen...!

Anónimo dijo...


Agapito. Dirán que eres un "venao" pero demasiada paciencia tienes con quien no quiere reconocer todas las verdades que dices y que están bien a la vista.

Yo le oí al entonces teniente alcalde decir: -"La bobada de la cultura que dice el "Roe", toros con cojones..."

Por cierto: a nadie del "régimen" vi en el homenaje a Chema Martínez.

Anónimo dijo...

Vale, rectifico, no es que tu lo quieras imponer, perdon Agapito, me he expresado mal.
Pero ni tengo ceguera, ni envidia ni nada, es que yo lo veo deotra forma distinta a la tuya. Dejemoslo asi.

Agapito Modroño Alonso dijo...


Por mi parte asunto zanjado. Te pido perdón. Puede que mi respuesta haya sido excesiva. Admito, veo a las claras, que no actúas motivado/a por ceguera, envidia ni nada. Como disculpa te digo es fácil confundirse: queda un reducido grupo de personas, apenas si un clan familiar y adláteres, que no paran de "picar los bueyes por debajo del carro" y,en sus "chus-chus" de los vinos con un "ex" comarcano, se regodean en una inútil difamación.

Al penúltimo mensaje, ¡gracias de corazón! Aunque mira: reconozco que en lo de ser "un poco venao" algo de razón tienen los corneados. Lo que también es cierto es que embisto recto y por derecho.

¡Gracias!, ¡perdón y: tengamos la fiesta en paz!

Agapito Modroño Alonso dijo...


Me llama Paco Cañamero, y en muy cordial conversación me informa que su libro sobre Andrés Vázquez, fue publicado por una editorial salmantina de la que él forma parte, en una edición de 1.500 ejemplares. Que, aunque quedan picos por ahí, la edición está agotada. Cierto que aquí no quedan en las librerías. Respondida la duda que expuse en la entrada.

Sí en cambio quedan del mío, puesto que hicimos 3.000 copias. Los que se están vendido aún proceden de los mil últimos que yo le regalé ( 20 cajas de 50 libros que vinieron a buscar a casa Satur, "mercedes" y carro, Jaime, Andrés y Jesús Granado),le había dado antes, recién publicado 217 ejemplares), y de los que está sacando un dinerito. Echen la cuenta de lo que valen mil libros.

Me parece que nadie le ha dado tanto. ¿Qué le han dado quienes lo han utilizado, incluso en mi contra?

Aclarado lo de Cañamero.

Agapito Modroño Alonso dijo...


Aclaro: absurda utilización de la que, gracias a Dios, no sacaron provecho.