martes, 25 de febrero de 2014


                                               COMENTARIO A SOMOS POCOS PERO REUNDIDEROS                         


Anónimo dijo: Las ollas se quedaron en los merenderos que es la vertiente francesa de bebamos en casa.

Nuevo fin de semana de soledad y desolación rajoniana. 

Ahora eso sí: una charla animada había en la plaza, ya entrado el domingo, de cuatro contra uno, y este uno defendiendo que sí ha robado Bárcenas o alguien del PP, que mejor que eso les votó España .

¡Toma ya!: eso es Villalpando.

                                                       RESPUESTA

             Gracias por el mensaje. Me gustaría que en este blog participaran más los lectores, que fuera el foro donde se debatieran los problemas del pueblo. Por eso subo este comentario a la cabecera, porque toca el problema de un sector: el hostelero.

            La hostelería en Villalpando, como en toda España, está sobredimensionada. Aparte de los negocios que tienen su vida propia en la carretera, y van bien, en el pueblo, dada su población y la de la comarca, hay excesivos bares. Y lo cierto es que, como son propios y están amortizados, casi todos, con mucha diferencia de negocio de unos a otros, la mayoría se va manteniendo.

            Y se mantienen en el día a día, no sólo por los del pueblo que salimos a diario, sino por los funcionarios y la gente de paso. Y se mantienen, sobre todo, gracias a la enorme, comparativamente, población flotante: en agosto, cuando se triplican los residentes; Semana Santa, Navidades y ciertos “puentes”.

            Otra cosa es que, con la ocurrencia de la olla, puedan reanimar un fin de  semana “pelao” en pleno invierno, por más carteles que pusieran.

            En lo de “la soledad rajoniana” del fin de semana creo se refiere el comunicante a “la noche”. Hay seis “garitos” (perdonen emplee el lenguaje juvenil) específicos que viven del sábado noche, más alguno de los de día que también se suma. Ayer me informaba uno de los profesionales del sector: -“por más que montemos atracciones la noche está muerta. Yo cierro ya, me voy a dedicar a otra cosa”.

            Yo le comentaba que es lo normal, que las aguas vuelven a su cauce. Que para mantenerse tantos establecimientos nocturnos de una y pico noche semanal, en un pueblo, en una zona de escasa población, y menos juvenil, tenían que venir de un amplio radio, y gastar mucho. Y está la competencia de Benavente, Rioseco, Zamora…

            Él me aseguraba que ocurría igual en todos los lugares. Y conveníamos: “la crisis”, que es de verdad, que no es una broma; que impide a bastantes el derroche de cincuenta euros para emborracharse cada semana. También quiero pensar que puede se cansen de la tonta diversión de noche en vela y borrachera semanal.
                                   
                                                     ----------------------------------------------

            Más me sorprende que hubiera en la plaza una discusión de política. Aquí la gente se guarda mucho de pronunciarse. Yo lo voy a hacer, sobre ese tema, una vez más aquí.

            Lo de Bárcenas está más claro que el agua. Creerse que Rajoy y parte del PP están limpios en eso y en lo de la Gürtel es por ignorancia, o peor: por sectarismo.

            Dicho lo cual, allá va una noticia de hoy mismo; treinta y siete cargos públicos del PSOE en Galicia están imputados en tramas de corrupción.

            En las setecientas páginas del libro “Operación Princesa”, si bien de forma novelada, pero basándose en hechos reales, se cuentan todas las tramas de proxenitismo en burdeles, narcotráfico, adjudicaciones de obras… en que están implicados políticos del PP, del PSOE, del BNG, algún mando policial, de la guardia civil, de la policía nacional… Todavía hay varios sumarios abiertos, el más gordo el de “Operación Carioca”, en Lugo. He entrado en internet y he visto los nombres propios de los personajes retratados en la novela del periodista que se oculta en un seudónimo. En las costas de Villagarcía de Arosa, Cambados…, donde están las mansiones de los Miñancos, Charlines…, hay una zona llamada “villa pesoe” por los chalets de dirigentes del mismo que allí disfrutan de su segunda vivienda.

            Lo que pasa es que me da la impresión que los españoles lo digerimos, lo asimilamos todo. Que a esto de la corrupción se le van a poner parches, pero no se va a producir el “borrón y cuenta nueva”.

            Espero comentarios.

            Firmado. A. Modroño.

            Saludos.
             

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que hay demasiados bares en el pueblo.hay algunos que cobran mas que otros.Salimos pocos de vinos, pero se está agusto

Anónimo dijo...

Sigo con atención sus escritos sobre el habla de Villalpando, del profesor don Luciano López. Le agradecería me indicase donde puedo adquirir ese libro.
Y al hilo, usted diría: al consonante, de esto, me atrevo a pedirle opinión sobre una palabra que no creo que la tenga recogida el profesor. Se trata del terminó villalpandés. Sí, esa palabra recientemente acuñada por nuestro carismático alcalde en el programa de San Roque pasado, que parece lo que no es por la explicación que a renglón seguido, y nunca mejor expresado, nos da de la misma.
Muchas gracias. Le animo a seguir ofreciéndonos sus crónicas. En cuanto a la participación en este su página, pues que le voy a relatar que no sepa. Mire: han caído en mis manos los refranes de San Antón que echaron en la Asociación de los jubilados, y me los han dado casi como si fueran octavillas de cuando la clandestinidad, oiga. Usted por proximidad los conocerá. Verá que son inocuos. Pues eso
Un saludo. P.O.L.

Anónimo dijo...

Lo de los bares está bien claro; que se dejen de tanta fiesta y tanto invento de tapas y que bajen un poco los precios, ya verás como acude más gente a tomarse los vinos, que con despachar un vino prácticamente tienen pagada la botella.¡Por supuesto que si vamos al bar es porque queremos, pero que no se quejen si no vamos!. Alfredo

Agapito Modroño Alonso dijo...

Amigo P.O.L. ¡Gracias por tu mensaje! Son éstos, aunque sean pocos, los que me animan a seguir escribiendo. Oralmente también recibo comentarios, y ellos, efectivamente conociendo la idiosincrasia de las gentes de mi pueblo, que no se mojan ni para lavarse la cara, valoro en gran medida.

El libro del Profesor D. Luciano López Gutiérrez, del que estoy tomando los vocablos, se titula: "Esbozo para un vocabulario de la Tierra de Campos zamorana". Lo puedes encontrar en "Librería Patricia".

La palabra "Villalpandinés" no la recoge Luciano. Nuestro gentilicio, como todo el mundo sabe, es villalpandinos. Ahora bien, que Félix se tomara la licencia de incorporarla en el programa de fiestas, dado que la justifica de forma festiva, me hizo mucha gracia, me pareció bien. Verle alegre me reconforta. La alcaldía, que tan bien dirige, repartiendo juego (son un buen equipo) es también un asidero en lo personal. Tenemos que animarle, y animarlos, a seguir.

Gracias también por la información sobre los refranes. No tenía noticia. Si es que, bien a mi pesar, apenas piso por el Club de Jubilados. Se los voy a pedir a Pablo.

Un abrazo.

FMM dijo...

Para mi el tapeo de Villalpando lo considero de lo mejor que hay en España,tanto por el precio,como por la calidad.La barra que ofrecen los bares de tapeo no la tienen en muchos sitios.

Ejemplos:
Abeto Rojo,especialidad calamares,si no te gustan,siempre podas tapear oreja,langostinos,patatas fritas....
Ideal y Burgos,para mi el bacalao rebozado,y si no tegusta,pues rufinas,alcachofas,tachuelas....

S'Ancora las patatas con pimentón,y si no gustan hay canapes.

El Arte,para mi el bacalao ajo-arriero,y si no gusta,pues infinidad de tapas.

Panceta en El Toreo,crestas en el Y'Cholys,paloma en el Aboleo,patatas con ajo en el Eñe,canapes en el Avenida.......(son muchos y me canso de escribir,perdon)

Lo digo con conocimiento de causa,por mi trabajo recorro muchos lugares y hay sitios que no te ponen ni manises.

Respecto que es caro,yo asi no lo veo,ya digo que ahí sitios que te "joden" por una caña 1,50€ y no te ponen nada.Que aquí pagas la tapa,puede que si,pero también elijo la que quiero.En otros sitios te cobran lo mismo y te ponen lo que hay,y si te la ponen.

Villalpando me encanta,muchos días mi mujer y yo hacemos "café torero",y lo pasamos fenomenal.

Agapito Modroño Alonso dijo...

¡Sí señor Fernando!: Muy bien descrito. Se nota que eres un experto.
Hay mucha tapa, variedad y calidad. Precio como en los demás sitios: 90 cts. el chato de mosto, con gaseosa, para no emborracharme y la tapa. ¡Qué me van a decirme a mí de la tapas del Ideal, del Avenida, del Tercer Nivel, del Burgos... si casi todas las mañanas salgo a almorzar en cualquiera de éstos.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Gracias por la información sobre el libro del profesor Luciano López. En Semana Santa tendré ocasión de adquirirlo.
Y lo de villalpandicenses, que así es la palabra en cuestión que le quise consultar, lo dejaremos como una gracia festiva. Aunque bien observado no la tiene tanto, créame. Si yo la tuviera en cuenta habría dejado de ser villalpandino en San Roque, para pertenecer, como me decían en la peña, al equipo de villalpandicenses. Y de eso ni hablar: Yo villalpandino, como me inculcó mi familia, por mucho que lo quiera cambiar el señor alcalde.
Le agradezco también la información que no da sobre La intelectualidad villalpandina. Algunos de éstos con más motivo, aunque su origen no sea Villalpando, paisanos nuestros son y villalpandinos también son considerados, al menos por mí. A ver si el señor Cartón ahora va a resultar ser villalpandicense…
Un saludo cordial. P.O.L.

Agapito Modroño Alonso dijo...

¡Gracias por tu mensaje! y una aclaración:

El Sr. Cartón si nació en Valladolid fue porque allí su madre fue a "dar a luz". Por entonces era Maestra y vivía en Villar de Fallaves. En ese pueblo vivió hasta los seis o siete años, en que se desplazaron a Villalpando. Desde entonces ha vivido y estado empadronado en la villa. Y, hasta ahora, de los citados en esa lista, es el único que reside en el pueblo con su mujer, Olga, y sus dos niños, Marco Flavio y Katía. Ahora también está su madre en su casa.

Ya quisiera yo, sin desmerecer a nadie, que todos los que se sienten villalpandinos, ejercieran de tal, viviendo en el pueblo, y tuvieran niños.

Si nos fijamos en el hecho biológico del nacimiento, desde hace 50 años en que las mujeres comenzaron a parir en el "Clínico", nadie sería "villalpandino".

De verdad que yo no discrimino por lo del "villalpandinismo" de nacimiento, y valoro mucho más el de residencia.

Un saludo.