viernes, 1 de mayo de 2009

BODA.

¡Bueno!. ¡Pues no sólo funerales se celebran en el pueblo...!. De tarde en tarde también alguna boda, y algún bautizo.

Esta tarde, a las cinco y media, en primera convocatoria, y a las,.....¡ni se sabe!, primero que estén listas todas las Mirandas, con sus respectivos niños, pueden pasar horas, se unirán en sagrado matrimonio, en la iglesia de San Nicolás, bendecido por Don Tomás Osorio, la bella señorita, Sara Miranda Riaño, quien, además de eso, bella señorita, es Médico, yo diría Médica, con el distinguido joven Miguel. No sé como se apellida, ¡por no subir a por la tarjeta de invitación...!. Si sé que es de padres Argentinos, afincados en España, hace bastantes años. Que es un muchacho educado, culto, encantador. He conversado bastante con él. Ingeniero, creo que de los de verdad, con trabajo. Se conocieron en esas "movidas" religiosas, sinceras, de jóvenes, de las que éstas son buenas clientes.

Llevan unos años de novios. Sara, la carrera curso por curso, el MIR, trabajo en un hospital y boda.

Nació un 8? de mayo de 1983, domingo en que se celebraron elecciones municipales. Fui uno de los concejales elegidos en aquellas, segundas de la democracia. No me importaban mucho. Pasé la mañana, sembrando melonar, que lo comieron las ovejas de Martín "Cogorza". ¡Qué más dio: lo iban a comer los agenijos!. Ese mismo día se murió Petronilo, "el telegrafista".

Vengo ahora de allí, de la restaurada casa de mis suegros, de la que han desaparecido la bodega, "el doble de sobre ella", las cuadras, lagar, paneras, cabañales, pocilga, gallinero, todo sustituido por cesped, ¡qué pijería!.Había bastante trajín.

¡Cómo no recordar cuando de ella salió otra, no menos bonita Sara, también médica, de almas, esposa, hija, madre, abuela,.... .para casarse!.

¡Cómo no recordar tantas salidas....!. La de Sara Alonso, la matriarca, un día de San Isidro, cumplido su cometido vital; la de Rosi Riaño, para el altar, y para el cielo, cuando tanto le faltaba por disfrutar aquí abajo,.... .

Ella está viva en el recuerdo de todos.