lunes, 9 de marzo de 2009

ACTUALIDAD VILLALPANDINA.

Se ha muerto el padre del pueblo, el patriarca querido por todos. Se llamaba Eleuterio o Silvestre. ¿qué más da si nadie sabía su nombre?. ¡Se ha muerto Garibalde, "Gari"!.

Al pasar por su casa y ver la esquela en la puerta, me llevé disgusto. Yo le quería, porque había sido amigo de mi padre, de mis tíos, de los Modroños, porque había sido amigo mío. A mi siempre me llamaba "Modroño": cuando de chaval iba a comprar a su almacén unos kilos de pienso para las gallinas de Cossio, o de mozo, y mayor unos sacos de abono mineral para las tierras; cuando conversábamos en el bar o en la "puerta Villa".

No me voy a extender en su biografía, ni en su peripecia histórica, está en mi libro de la guerra civil en Villalpando, relación de víctimas que él me dio.

En el año 36 estaba ya casado, y tenía una niña, pero no tenía casa. La gestora de izquierdas que gobernó el pueblo de marzo a julio, adjudicó a doce obreros un doceava parte de un solar grande que se extendía entre la calle Real y Amargura, para que pudieran construir una casa, al precio de 15 cts. el pie cuadrado. La casa de Gari, en la que ha muerto, fue la única que pudo ser construida. Él la empezó, trabajaba después de la jornada de trabajo como jornalero agrícola en aquella primavera, hasta que lo llevaron a la cárcel el 28 de agosto de 1936. Cuando regresó en el año 1941, su madre, su mujer y su suegra habían conseguido terminar la casa. ¡Cuánto sacrificio no les costaría...... !.

¿Cómo, siendo un obrero agrícola, en aquellos años de hambre, consiguió unos ahorros y empezar un pequeño negocio de almacén de cereales, habiendo perdido, muy joven, a su entrañable compañera?. ¡Pues siendo muy trabajador e inteligente, además de muy honrado!.

Y pudo ir adquiriendo solares anejos, y frente a su casa. El pequeño negocio fue creciendo hasta llegar a ser pequeño almacenista de abonos minerales, tener ganado, comprar algunas tierras, ello ya con la ayuda de sus yernos. Él todavía pudo llegar a ver y disfrutar de "La Posada Los Condestasbles", en que se ha convertido la panera que él compró a "Las Gallegas". ¡Hasta tenía ilusión con un bisnieto futbolista!.

Lo ejemplar de este hombre es la grandeza de haber vivido sin rencor, después de cinco años en la cárcel por el delito de tener ideas. Él se relacionaba con todo el pueblo, incluso con los que le habían señalado. Un día me contaba, cómo uno de aquellos que en las noches del mes de agosto fatídico, aporreaba su puerta a ver si estaba en casa, y no se había "escapado", como uno de sus primos, después iba a su almacen a que le diera fiado un poco de pienso "pa el marrano". ¡Y se lo daba!.

Transcribo su alegato en el Consejo Sumarísimo de Guerra, en el que fue condenado a cadena perpetua:

¡Con la venia de Su Señoría!. Servidor nunca ha atacado a la iglesia (era uno de los cargos que tenía en su contra). Mire usted: Estoy bautizado, confirmado, hecha la Primera Comunión, y casado por La Iglesia. Tengo una niña y está bautizada por la Iglesia. Nunca he sido un "judio".

No sé si habrá comparecido ante otro tribunal, más bien creo ante un Padre Bondadoso adonde habrá podido alegar: ....y estoy, al igual que mi mujer, y toda mi familia, enterrado por la Iglesia. Aunque su mayor aval son 98 años de vida honrada.

Descansa en Paz, amigo Gari.