sábado, 28 de febrero de 2009

EL RINCON DE SAN CAYETANO Y OTROS NEGOCIOS.

A los Villalpandinos de la diáspora, a los de mi generación y más jóvenes, les puedo asegurar que este Villalpando, aunque menos poblado y más envejecidos sus habitantes, en nada se parece al de nuestra infancia y juventud, aunque tanto añoremos.



Ayer cuando recorría la nave de ferretería y bricolage del DÍA, o DIA, tan surtida pensaba ¿pero estoy en mi pueblo, en el herrenal, "la reñal", de Peliblanco, de antes de llegar al "Caño de Santa María"?. Igual me ocurre cuando voy al ALSA. ¡Si aquí estaba La Comendadora y la era de "La Viuda"....!.



De la carnicerías ya les he hablado, sobre todo la de Vicente Blanco de Prada, hijo de Manolo el de la "seña Juliana", y de Sole "La Tachuelera", en nada envidían a las de cualquier ciudad.



La Posada Rural "Los Condestables", ya es conocida. ¡Hasta tiene Spa!. ¡Si la "señá" Sinda levantara la cabeza, qué comentarios no haría....!.



Ayer, con su empresaria y promotora Pilar Casado, visité las obras de las casas para "Turismo Rural" que está construyendo. Ésta, lo de la actividad empresarial lo lleva en las venas. Una de las dos naves, de la antigua iglesia de Santiago, la del sur, habilitada para alojamiento turístico, conservando su fábrica de los siglos XII, XIII: tres arcos ojivales en piedra arenisca, muros de tapial y adobe, un pilastrón exterior en ladrillo mudejar,.... . Eso va a ser una preciosidad.



Se va a llamar Casa (son dos) de Turismo Rural "El Rincón de San Cayetano". ¿Por qué ese nombre?. Pues porque esa nave estaba presidida por un retablo con la imagen de ese santo (¡sabe Dios adónde habrá ido a parar el pobre!), y era conocida como la capilla de san Cayetano. Y a la parte exterior, que hacía un poco de rinconada, se le conocía como "El Rincón de San C.).



Cuando el Obispado de León, en 1896, refundó en una ( la de Santa María) las ocho parroquias que quedaban en el pueblo (las enumero para los más jóvenes: Santa María la Antigua, Santa María del Templo, San Nicolás, San Pedro, Santiago, San Andrés, San Lorenzo y San Miguel, excluyó de esa reunificación a la de Santiago, mientras viviera el Parroco titular, D. Matías Lucas.



Este D. Matías, conocido como el Cura de Santiago, procedía de la montaña leonesa, de entre Cistierna y Riaño. Trajo con él a dos hermanos, uno soltero y algo deficiente, el otro casado, llamado Pedro Lucas, y conocido como el "tio Currero", apodo que le fue adjudicado aquí, como a todo forastero que se precie, por haber matado los curros del molino, padre de Engracia, Obdulia, Francisco, Patrocinio, Tesia y Vitoriana; y una criada.



Los cuatro primeros se criaron y vivieron en Villalpando con el padre. Las dos pequeñas, siguieron viviendo en "la montaña" con la madre. Posiblemente no habrían nacido cuando el padre vino para acá con el tío. Logicamente el Pedro Lucas, viajaba a caballo, con cierta frecuencia al pueblo montañés, llamado Puentealmuey.



Engracia casó con Lucas Cepeda, Obdulia con Miguel, hermano del anterior. De esos matrimonios nació númerosa descendencia: de D. Lucas y Engracia, Luquitas, Paco, José María, Eduardo, y bastantes hijas que no recuerdo. Vive aquí "Clarita", y alguna más fuera del pueblo, del segundo: Adolfo, Miguel (muerto en la guerra), Luis, Pedro "Perules, Marino y Matilde, conocidos todos como "Los Curreros". Patro se casó con el hijo mayor de D. Vitorio Gallego, "el médico", vivieron en Santa Eufemia, donde le llamaban "El Montañés", tenían buena labranza, y no sé cuantas hijas, a cual más guapas, las más pequeñas ya de mi generación. Recuerdo a Toyi, quien más venía por aquí, a casa de su tía Obdulia, frente a nuestra casa.



La Iglesia de Santiago poseía abundantes bienes: terrenos junto al molino de D. Vicente Conejo, conocidos como "El Chapazal". Frente a la Iglesia, la casa rectoral, y a la vez de labranza, con una huerta que ocupaba toda la manzana.



Fue éste D. Matías, "Cura de Santiago", quien segregó la nave, "capilla de San Cayetano" del resto de la iglesia de Santiago. Para ello tapó con adobes el arco que las comunicaba, dedicándola a pajar. Fue, precisamente, su sobrino, Franciso Lucas, "El Currero", quien lo vendió a Marcial Galindo y Palmira de Prada, de recién casados, hacia 1954. Como eso tenía mucha altura, lo doblaron. En la parte de arriba construyeron la vivienda, en la de abajo, taller de carros y un pajar. Posteriormente el mismo matrimonio, compró a la Parroquia el resto de la Iglesia de Santiago, que ya llevaba bastantes años cerrada.

San Cayetano debía ser santo de mucha devoción en la Parroquia, pues a bastantes niños le adjudicaban ese nombre: Cayetano Riaño se llamaba el abuelo de mi suegro, Pablo Riaño, a quien el Cura de Santiago impuso la penitencia de casarse con Sotera, a quien dejó embarzada, y salir a pedir para las ánimas el resto de su vida. Cayetano se llamaba el padre de "Los Colcos", Igual el menor de sus hijos, "Tano", marido de Cecilia, y Tanico su hijo, quien está ahora trabajando en la capilla con el nombre de sus antepasados. Y si prosperara lo de éste con la Boliviana, podría haber más "Tanicos".

Perdonen tanta divagación, y vayan adquiriendo reservas para el próximo verano. Basta con llamar al 980 660 425.

21 comentarios:

Anónimo dijo...

Si no he entendido mal la iglesia es suya, o construye en una nave segregada de la iglesia, o como es esto.

Anónimo dijo...

Gracias por la cronologia que haces de los "Curreros", aunque en algún comentario te excedes un poco.

Me gustaria saber de donde viene el apellido "Cepeda" ya que somos muchos en el pueblo y nunca he tenido muy claro los que en verdad son familia o no.

Te doy las gracias por anticipado por pedirte tal favor.

Marino

Agapito dijo...

Amigo Marino: ¡Gracias por enviar tu comentario, y perdona lo que pueda haber de exceso!. Sí te aseguro que intento ser objetivo y que por la familia Cepeda Lucas Cepeda Lucas, "Los Curreros", siento verdadero afecto.

La casa de tu abuela Obdulia, con la puerta frente a la nuestra, estaban separadas por una estrecha calle. Yo, de joven, rompí una enemistad que venía de las abuelas. En los tiempos de Matilde y Tomás era intimidad. Compartíamos penas y alegrías. Recuerdo de llorar cuando Miguel-Ángel estuvo muy enfermo. (Soy, y más antes, muy llorón). La enfermedad de Matilde la vivimos con dolor. Tu tía Matilde fue una de las personas más bondadosas y abnegadas que yo he conocido. Sus hijas pequeñas coincidieron con los nuestros mayores. Marta tiene cuatro días más que Gracia. Se criaron juntas, a veces se pegaban, jamás hubo un roce. ¡Y las "averías" de Jesús, a las que yo contribuía fabricándole tiradores y "pinchaperros"....!. Con Tomás, dormido en su cama para siempre, salía a llorar al corral, para que no me vieran.

Con tu padre mantuve una gran amistad. Me encantaba conversar con él, con Paco Allende, con un Sargento, por las noches en el paseo.

Para ver los orígenes del apellido Cepeda, tendrías que ir a la heráldica. Tu abuelo Miguel era de Villalpando. Tu tío Luis decía que estabáis emparentados con Santa Teresa.

De las memorias de un Gobernador que estuvo en Zamora, Antonio Guerola, creo que el anterior o posterior, al padre de "Clarín", recuerdo, cuando habla de Villalpando, las disputas por la Alcaldía en las que intervenía, mediados del XIX, un "Carlos Cepeda".

El apellido Lucas, parece ser es de origen flamento, por degeneración de Lyuck, o algo así, procedente de los que acompañaron a Carlos I, a su llegada a España. Existe la posibilidad que junto al apellido, a través de los genes, se transmitiera la "pelirrojez" que, en tus primos, ha llegado hasta nosotros. Esto último es una simple conjetura, sin ningún rigor.

Espero saludarte en Villalpando. ¡Gracias por tus visitas y comentarios!.

Agapito dijo...

Al comunicante ANÓNIMO: -"Si no he entendido mal la iglesia es suya". ¿de quién? ¿a quién te refieres?, a ¿D. Matías Lucas?.

La Iglesia, al igual que los otros bienes de la Parroquia, supongo eran del Obispado de León, o de la Parroquia, como tal.

Lo que sí sé, por transmisión oral, vía mi abuela y Beatriz Riaño, que fue el citado D. Matías quien tapó la nave y segregó la capilla.

¿De qué forma éste, y los otros bienes, pasaron a sus sobrinos?. No lo sé, si por donación del Obispado, por compra, o de qué forma legal. Lo cierto es que la referida nave-capilla la conocimos propiedad de su sobrino Francisco Lucas, "El Currero", quien vivía en una de las dos casas de enfrente, donde estuvo el supermercado de "El Arco". Y que éste la vendió a Marcial Galindo y Palmira de Prada.

De todos modos, sea como quiera, qué más da a estas alturas. Lo cierto es que Pilar Casado lo está restaurando de una forma preciosa.

Marta dijo...

¡muy buenas Agapito!de mil amores me ha sentado a mi ese comentario sobre la amistad habida entre nuestras familias y agradezco enormemente las palabras y halagos hacia mis padres.Del apellido Cepeda te diré que, aun no sabiendo mucho,nos place la idea de que el apellido Cepeda haya sido escrito con puño y letra de Santa Teresa aunque pertenezca a un árbol geealógico distinto.Saludos Marta.

tomas dijo...

soy tomas mansilla y te agradeceria que en mi nombre y en el de mi familia les darias el pesame a la familia de garibalde

Agapito dijo...

Amigo Tomás: Posiblemente, a través de este medio le llegue el pésame a la familia de Garibalde. De todos modos, cuando me encuentre con alguno, se lo transmitiré.

¿Qué tal el viejo miliciano?. Eran de hierro aquellos hombres.

Un saludo a tu esposa, a Mele, a tus hermanas.

Anónimo dijo...

Aqui sigue vivito y coleando ¿ De hierro? yo los pongo fuera de catalogacion, se le va un poco la memoria, la actual, pero por lo demas la vida sigue, yo le suelo contar las defunciones que hay en Villalpando y todo a traves de lo que tu nos dices a traves de tu blog, ya se enteró de lo de garibalde, cuando se lo dije, soltó lo siguiente, este se libró por los pelos de un calvo pero a su primo lo fusilaron por una equivocacion del apellido, si deseas que le haga alguna pregunta en nombre tuyo solo lo tienes que decir y cuenta con ello, igual para semana santa si hace un poco bueno iremos mi mujer y yo a dar una vuelta

Anónimo dijo...

No conocía este blog, me alegra mucho leer y saber cosas de mi familia CEPEDA, así me entero que soy currero (yo creía que eran solo los de otra rama).Bueno solo decirte que soy biznieto de Pedro Lucas, nieto de Lucas y Engracia e hijo de José María.
Indicarte que las hijas de Lucas y Engracia que no recuerdas son: Emilia (fallecida), Juana y Carmina.
Gracias Agapito por la reseña familiar, un saludo
José María

Agapito dijo...

Encantado de saludarte, amigo. Ahora las recuerdo perfectamente. Emilia era la madre de Angelito Cañibano Cepeda. Se murió de repente, un domingo, creo del mes de marzo, cuando salíamos de Misa de San Nicolás, posiblmente al año 1955, o por ahí. Viví aquello de muchacho.

Carmina, eran de las pequeñas. Emigró a Barcelona. Y Juana ¿no es la esposa de Sabas, agricultor de Moral de la Reina?.

De tu padre, José María, me acuerdo perfectamente. Se casó y vivía en un pueblo de "Tierra de Campos", ¿Aguilar?.

Lo de "Curreros", lo heredaron los primos dobles de tu padre, hijos de Obdulia, Adolfo, Luis, Pedro, Marino y Miguel (que murió en la guerra) (en la comarca se les conocía como "Los Perules", apodo taurino de Pedro), posible por la fuerte personalidad de tu abuelo Lucas, a quien en el pueblo, siempre le llamamos DON LUCAS, y sus hijos, los de Don Lucas.

¿Tú dónde vives?.

Un saludo.

Vidal Quijada López dijo...

Soy Mª José, casada con Vidal , de Fuentes de Ropel, nieta de María Cepeda, hermana mayor de Obdulia y otros seis hermanos más. Mi abuela se casó en Fuentes de R, con Fermín Gil León, farmaceútico, de cuyo matrimonio nacieron cinco hijos, Ignacio, Severa, Gervasio, José, (mi padre) y Miguel. Mi tía Severa, fué la madrina de boda, de Matilde Cepeda y Tomás Toranzo.

Agapito dijo...

Y,¿dónde vives?. ¿En Fuentes de Ropel o en Benavente?. Encantado de que te asomes por aquí.

Sí, sé que los Gil Cepeda, los de la farmacia de Benavente de toda la vida, en la calle de la Rúa, eran primos de Los Curreros. Creo recordar era el único sitio donde se hacían análisis clínicos. También recuerdo elaboraban un producto, del que seguramente tendrían la patente, para conservar el vino, que se llamaba "Enologil".

Pero hay algo por los apellidos que no me cuadra. Tu abuela debería ser hermana no de Obdulia, que se apellidaba Lucas, sino de su marido Miguel Cepeda.

Mucho gusto en saludarte.

marilola dijo...

Buenas, estoy buscando los origenes del apellido Cepeda en Villalpando, mi Bisabuela era Daniela Cepeda Haro era natural de Villalpando se casó con Mariano Garcia Bajo Yagüe natural de Béjar , en mi familia siempre se dijo que el origen de nuestro apellido provenia de Santa Teresa de Jesus Cepeda y Ahumada. Ruego me puedan facilitar cualquier dato sobre mi familia

Muchas Gracias.

Agapito dijo...

En Villalpando quedan Cepedas descendientes de Miguel y Lucas, hermanos de Villalpando que casaron con Engracia y Obdulia Lucas, citadas.

Aunque posiblemente todos procedan del mismo tronco, es apellido viejo aquí, existe otra rama de Cepedas, conocidos como "Los Lizondos". Sería, si acaso, con los ascendientes de éstos el parentesco de tu bisabuela, de la que no tengo ni idea. Emigraría del pueblo hace muchísimos años. De ella aquí no hay descendencia. El apellido Haro tampoco existe.

Si me das algún detalle más. Sobre qué año nació, adónde emigró, en qué Parroquia la bautizaron, se podría buscar en los libros de bautismo, aunque me parece que se han llevado todo el archivo al Obispado de Zamora.

No puedo decirte más.

Un saludo.

Anónimo dijo...

QUe ilusion! he encontrado esto por casualidad. Aquí se habla de mi abuelo, Jose María Cepeda Lucas, de Villalpando. Tenemos un árbol genealógico extenso, yo me apellido Cepeda de segundo apellido, mi abuelo se casó con Pilar, de villalobos, y estamos ligados también al pueblo Aguilar de Campos... por casualidad conocí a una "prima", hija de un primo de mi abuelo, que es de fuentes de ropel,así que sé que hay familia por ahí. ALguien preguntaba por la familia cepeda, pues aqui está una rama, si quieren más información pueden escribirme a smarincepeda@gmail.com, así aprendemos todos!! Muchos besos

Agapito dijo...

Si te tomas la molestia de repasar los comentarios, verás que hay uno de un tío tuyo. Será hermano de tu madre, pues es hijo de José María Cepeda Lucas, y se llama como él, su padre, y tu abuelo.

También hay un comentario de una señora de la familia de Fuentes de Ropel.

Recuerdo perfectamente a tu abuelo José Mª y a toda la familia. Vive aquí una hermana, Clarita, quien se casó con un primo doble, Luis, "Currero", Cepeda Lucas. Dos de sus hijos viven aquí con su madre

También residen en el pueblo, Ángel Cañibano Cepeda, Abogado, hijo de Emilia; Emilio, Carlos y Paquito, hijos de Paco. Todos estos son primos carnales de tu madre.

Encantado de poder informarte.

Saludos.

José Manuel dijo...

Hola Agapito.

Soy José Manuel Mayor Cepeda. Mi madre Carmen Cepeda Lucas es hija de Don Lucas y Doña Engracia. Se caso con Jesús Mayor de Aguilar de Campos y se trasladaron a vivir a Barcelona en 1959. Somos cuatro hermanos que vivimos todos en Barcelona con mis padres. De pequeños ibamos todos los veranos a Villalpando a casa de ni abuela Engracia, luego con el tiempo hemos continuado visitando el pueblo pero ya no con tanta frecuencia. La última vez que estuve fui al Bar Burgos, allí estuve charlando un rato con Primi y coíncidi con mi primo Emilio, hijo de mi tio Paco. Me a gustado encontrar este blog y recordar mis tiempos de infancia y coincidir con alguno de mis primos. Un saludo.

Agapito dijo...

¡Hola José Manuel!: Disfruto con los mensajes de quien en este blog encuentra a sus padres o abuelos del pueblo.

Y me alegro de contactar con un hijo de "Carmina". ¿No es tu madre la menor de toda la dinastía?.

Vamos a trasladarnos al año 1953. Yo era niño, y daba clase de mecanografía en el Colegio de Las Hermanas de la Caridad. Mientras yo escribía a máquina, un grupo de entonces muchachas jóvenes, pasaban allí horas, por las tardes, haciendo y aprendiendo diversas labores que les enseñaba la misma Hermana, Sor Consuelo.

Recuerdo a Charito Olea, sobrina de los Oleas de Villárdiga, quienes por entonces ya tenían coche y chofer.

Recuerdo a las ¿dos? hijas pequeñas de D. Lucas, pero sólo recuerdo el nombre de una, la más alta, Carmina, tu madre. Yo ignoraba se hubiera casado con un señor de Aguilar de Campos. Tenía la memoria de que esas dos pequeñas habían emigrado a Barcelona. No sé, lo mismo me preparo lío y la otra que acompañaba a tu madre era Clarita. Tu me lo podrías aclarar.

Cuéntale esto a tu madre. Dile que yo soy de la familia de los Modroños, "Los Aguardienteros". La casa de mis abuelos, en la que yo sigo viviendo, es la que estaba "frente por frente" a la casa de tu tía abuela Obdulia.

Un saludo.

José Manuel dijo...

Señor Agapito.
Estoy muy agradecido a este blog, pues me ha hecho estar al día de un pueblo que para mi significo tanto en mi infancia.
Si, mi madre es la mas pequeña de la dinastía, de la que sobreviven, Juanita que vive en Valladolid y que se caso con Sabas en Moral de la Reina, Clarita que sigue viviendo en Villalpando.
Si la que acompañaba a mi madre era Clarita. Las otras hermanas eran Engracia, que la pobre murió en Villalpando en unas condiciones desgraciadas una noche fría de invierno y Emilia que murió repentinamente mucho antes de que yo naciera.
Los hombres de la dinastía eran Lucas, Paco, José María que vivía en Aguilar de Campos y por lo que mi madre conoció a mi padre, y Eduardo que vivió toda su vida en Villalpando y al que usted debío conocer bien.
Muy agradecido por su contestación y si usted lo tiene a bien, seguiremos en contacto.

Agapito dijo...

Como yo, salvo pequeñas temporadas fuera, he vivido siempre en Villalpando y, desde niño, tenido relación con toda la gente, no sólo conocí a tus tíos, sino que tuve, con algunos, mucha relación.

Con quien menos, lógicamente con tu madre, salvo aquellos recuerdos del Colegio de Las Hermanas, ya tan lejanos.

Tampoco me había relacionado con tu tía Juanita, sí con su marido Sabas, a quien compré alfalfa que sembró en una parcela de la herencia.

Con Juanita conversé un día en el Clínico de Zamora, cuando estaba ingresado Luis "El Currero", esposo de Clarita. Luego traje a ésta para Villalpando.

Recuerdo el fallecimiento de tu tía Emilia. Creo que ya lo he contado por ahí atrás. Éramos vecinos por las puertas de atrás. Su esposo fue Angel-Vicente Cañibano, quien ejerció muchos años de Juez en Villalpando.

Lo de la pobre "Engracita", fue muy triste. Iba a casa de Clarita. ¡Para qué recordar lo demás!.

Tu tío Lucas vivió desde recién casado en Valencia de D. Juan. Su mujer, hija de Cayetano Riaño, primo de mi suegro, al igual que él, eran de lo más guapo y elegante del pueblo. Su hijo mayor, Luquitas, debe andar por mis años.

Lógicamente a quien más conocí fue a los que vivieron siempre aquí.

Con tu tío Paco tuve mucha relación comercial. Le compraba alfalfa. Además de eso llegué a tener con él una gran amistad en los últimos años de su vida. Simpatizábamos. Ahora me relaciono bien con sus hijos. Sin que los demás desmerezan, Carlos es un hombre prudente y ejemplar. ¡Cómo se ha portado con su madre!. Y, a pesar de la diferencia de edad, me llevo muy bien con Ignacio, el hijo de Emilio. Me encanta conversar con él y a él conmigo. También se lleva muy bien con el menor de mis hijos. Es un chaval extraordinario.

Intentaré contar más cosas en el blog para disfrute de todos los que tenéis cierta vinculación con este pueblo.

Un saludo.

Agapito dijo...

Como yo, salvo pequeñas temporadas fuera, he vivido siempre en Villalpando y, desde niño, tenido relación con toda la gente, no sólo conocí a tus tíos, sino que tuve, con algunos, mucha relación.

Con quien menos, lógicamente con tu madre, salvo aquellos recuerdos del Colegio de Las Hermanas, ya tan lejanos.

Tampoco me había relacionado con tu tía Juanita, sí con su marido Sabas, a quien compré alfalfa que sembró en una parcela de la herencia.

Con Juanita conversé un día en el Clínico de Zamora, cuando estaba ingresado Luis "El Currero", esposo de Clarita. Luego traje a ésta para Villalpando.

Recuerdo el fallecimiento de tu tía Emilia. Creo que ya lo he contado por ahí atrás. Éramos vecinos por las puertas de atrás. Su esposo fue Angel-Vicente Cañibano, quien ejerció muchos años de Juez en Villalpando.

Lo de la pobre "Engracita", fue muy triste. Iba a casa de Clarita. ¡Para qué recordar lo demás!.

Tu tío Lucas vivió desde recién casado en Valencia de D. Juan. Su mujer, hija de Cayetano Riaño, primo de mi suegro, al igual que él, eran de lo más guapo y elegante del pueblo. Su hijo mayor, Luquitas, debe andar por mis años.

Lógicamente a quien más conocí fue a los que vivieron siempre aquí.

Con tu tío Paco tuve mucha relación comercial. Le compraba alfalfa. Además de eso llegué a tener con él una gran amistad en los últimos años de su vida. Simpatizábamos. Ahora me relaciono bien con sus hijos. Sin que los demás desmerezan, Carlos es un hombre prudente y ejemplar. ¡Cómo se ha portado con su madre!. Y, a pesar de la diferencia de edad, me llevo muy bien con Ignacio, el hijo de Emilio. Me encanta conversar con él y a él conmigo. También se lleva muy bien con el menor de mis hijos. Es un chaval extraordinario.

Intentaré contar más cosas en el blog para disfrute de todos los que tenéis cierta vinculación con este pueblo.

Un saludo.