lunes, 24 de septiembre de 2012

MI NIÑA.






   ¿Ustedes saben?. ¡¡¡¡SE HA MUERTO NI NIÑA!!!. Mi niña Sara-Belén. Recurro aquí, para lanzar mi dolor a los cuatro vientos. Desde esta mañana, cuando supe que se nos iba, no me quedan lágrimas en los ojos. Perdonen que les haga partícipes de tan honda pena, y perdonen que alguna intimidad les cuente.

   No he podido  estar con ella sus últimas horas por esta minusvalía neuronal y emocional que padezco.

   Anoche llegó Sara a Sevilla. La llevé a coger el autobús a Zamora. Fuimos todo el camino sin hablar, oyendo música. Me dio un abrazo muy tierno. Me dijo que estaría allí dos semanas.. Pienso que ella sabía que no, pero me lo creí, me lo creía todo: las frases leves que sostenían mi esperanza, y que hacían pudiera llevar una vida normal. ¡Qué entereza la de esta madre, la de esta esposa!.

  ¿Ustedes saben?. Desde chiquitina fue un encanto. La más mimosita, la que más jugaba con papá. La llevé conmigo, en su primer curso, al Colegio de Villanueva. Tan pequeñita. Me decía Transi, su maestra, que era un encanto. Ya sabía leer. Escribía con preciosa letra y pulcritud. Sus dibujos eran primorosos. Y así, sobresaliente, desde entonces hasta su licenciatura en medicina, y el Erasmus en Roma, y el MIR, y los cinco años de residencia en el Hospital Central de la Cruz Roja, y las guardias  oftalmológicas en La Paz, y la oftalmología  pediátrica en el Hospital del Niño Jesús, y conoce a Ángel (su ángel) y se casan en San Nicolás, y va con él a Sevilla, Hospital de Osuna, y hace cinco años nace Nacho, y hace tres Rodrigo. Y hoy lo deja todo, nos deja a todos. Deja a esos niños,...... 

    Pasó aquí el verano, salía, se arreglaba, iba a la piscina con ese vientre terrible, cuando el dolor no se lo impedía,.......

    ¡HIJA, HIJA MÍA......!.

    Allá están todos sus hermanos. Mañana a las seis traerán su cuerpo.    ¡¡¡¡POR FAVOR!!!!, ¡¡¡¡¡POR CARIDAD!!!, ¡¡¡¡POR HUMANIDAD!!!. Quien quiera acompañarnos, quien quiera compartir nuestro dolor, que lo haga con sinceridad, con esfuerzo, (sé que así ocurrirá con la mayoría), que entren en la iglesia, que no se queden de cháchara y parleta en la plazuela, esperando a "dar la mano" (me chirría el cumpli-miento del "te acompaño,...., cuando hasta que te toca la vez, estas parlando con el de al lado, de cualquier bobada). Nadie tiene obligación de cumplir nada. Y si quieren ir al Cementerio ¡igual!. RESPETEN NUESTRO DOLOR con una respetuosa actitud de silencio.

    Pido lo mismo que hago. Aunque el dolor es tan intenso,.....

     Ramón. Amigos de lejos. No vengáis. Os siento a nuestro lado. Me basta con vuestro mensaje por este medio.

     ¡¡¡Perdonad, perdonad mis confidencias. Perdonad el favor que pido!!!.


































49 comentarios:

catia dijo...

Mi mas sincero pesame en estos momentos tan dificiles para todos vosotros
Mucho animo amigo y espero que la gente respetara tu dolor no podre estar presente pero pensare en vosotros

Marian Núñez Zamora dijo...

Hola,por decir algo,Agapito lo siento tanto,me he enterado hace un rato,me llamó Yolanda la prima de Arancha y no me lo quería creer.La amiga pequeña de la panda que se nos fue.Dios mío,es tan difícil...No puedo parar de llorar y de recordar tantas cosas vividas con ella.Gracias amiga por todo.

Tomas Mansilla dijo...

Con esta mala noticia me he quedado en blanco, querria decirte tantas y tantas cosas, pero no me salen, solo deseo que sepas que estoy contigo y con toda tu familia en el dolor, y que para lo que gustes cuenta con Tomás Mansilla, mi mas sincero pésame amigo.

Fernando Mazariegos Manrique dijo...

Helado, me he quedado helado,joder joder,no se que decir,solamente que estoy de fuera de la peninsula y no voy a poder a acomañar a una familia que tambien es la mia.Menos mal que sabemos que alla donde Belen esta llegando hay gente que la cuidara en estos primeros momentos de su nueva andadura.Animo y muchos abrazos

Antonio-Isidro de Caso Crespo (carrisio) dijo...

Amigos y vecinos, siento de verdad vuestro dolor.

Se que cuando muere una esposa se es “viudo”.


Yo desgraciadamente, ya lo viví, siendo muy joven.

Siempre me he preguntado ¿Qué se siente cuando se muere un hij@? ¿Cómo ubicar el dolor en el contexto de ser padres?

Es una pregunta que provoca no sólo desazón sino que obliga a replantearse toda lo que nos queda de vida.

Creo que el dolor es aún más dramático cuando nos enfrentamos a la muerte de una hij@ de manera abrupta, sin que la esperemos.

Creo que cuando se está al lado de un enfermo terminal, su agonía es nuestra preparación.

Pero cuando parte un hijo de pronto, tiene que ser lo más terrible para unos padres.

Por duro que suene, os he de decir que la vida continua,y creo que las heridas tiene que cerrarse y dejar el paso a la cicatriz, que siempre estará, pero ya no provocándonos el dolor desgarrador del primer momento.

Amigos Agapito Sara e hij@s, os digo por experiencia que el peor de los duelos, es el duelo solitario, a buen seguro vosotros no vais a estar solos en nigún momento.

Amigo vecino eres de esas personas que acaban de perder a un ser querido (una hija) ¡¡¡que entereza la tuya!!! Al informar del suceso tan trágico, otros estaríamos tan aturdid@s que ni siquiera sabríamos que hacer.

Tú has tomado la iniciativa con la entereza y templanza que te caracteriza en el papel de cronista, provocándonos un desgarrador primer momento.

Un abrazo para ti, para Sara y para tus hijos, ya sabes que puedes contar conmigo para lo que necesites.



Varo dijo...

Agapito:

Tuvimos la suerte de conocer a Belén y de quererla como la buena amiga que fue. Compartimos tu dolor.
Un abrazo muy fuerte, ahora más que nunca.
Fernando y Olga.

Agapito dijo...

No sé si podré seguir colgando mensajes. Es desgarrador. Esto ya me supera, porque sé que son sinceros. Ahora, sólo en casa me refugio en el ordenador, y me encuentro mis amigos, las amigas de Belén......¡GRACIAS!.

Luciano: No soy capaz de abrir tu correo

Agapito dijo...

Ya estoy llorando a raudales.

Anónimo dijo...

¡ Que valor tienes amigo con tu emocionante y dolorido mensaje !

Ánimo Agapito, no podremos acompañaros, pasaremos pronto por ahí, hemos pasado por trances similares y sé tendreis el corazón roto, pero sobran las palabras, sabes nos tendreis siempre que nos necesiteis, esos niños seran vuestro mayor consuelo.
Un fuerte abrazo.

Ramón

Agapito dijo...

Amigo Ramón. Sabes que tú eres el referente al que me agarro. Ya me gustaría tener un fortaleza física, tu serenidad. Tengo valor mientras me duran las fuerzas. Lo de esta tarde me temo no poder resistirlo. Ahora, acompañado de mi hermano, me vuelvo a sentar en el ordenador, actividad que me desahoga. Vienen amigos y a llorar juntos.

¡Adios amigo!.

Angel Infestas dijo...

Amigos Sara y Agapito.
En este trance no tengo más palabras que comunicaros mi más profundo pésame.
Un abrazo muy fuerte.

Ángel Infestas Gil

Julio-Juani dijo...

Querido Agapito:
Por tu blog pudimos confirmar los primeros rumores de la muerte de Belén y pudimos acompañar un rato a Sara y atus hijos en el Tanatorio. Ha sido una noticia muy triste, inesperada y que llena de dolor a todos los que la conocíamos.
Os acompañamos sinceramente en vuestro dolor desde Sevilla.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Lloré al conocer la noticia, me quedé sin habla. Lloré al leer tu blog, Agapito, todavía no me lo creo.
¿Por qué es tan injusta la vida?
Siempre la agradeceré sus palabras tranquilizadoras, cuando mi hijo se cayó de la bici, se metió el manillar en el ojo y vino a verle.
Muchos sentimos su pérdida, y os acompañaremos en vuestro dolor que también es nuestro. Lourdes

Anónimo dijo...

soy de la comarca y sigo tu blog desde hace años aunque creo que no te conozco personalmente. En estas circunstancias solo te puedo decir que mucho animo para ti y los tuyos en estos momentos de dolor.

Marco dijo...

Mi más sentido pésame, la ventaja que tiene ser cristiano es que cuando una buena persona muere, su alma sigue viviendo en el cielo eternamente.
Y en la casa de Jehová morara por largos días.
Fortalécete en tu fe.
Descanse en paz

Angela Mazariegos dijo...

Agapito mucho ánimo!! Es terrible leer cosas de éstas que te quedan sin palabras,pero así es la vida muchas veces de injusta. Ahora teneis que ser fuertes por esas dos criaturas a las que su madre estará cuidando desde el cielo para que no sufran su ausencia. Un abrazo Agapito y adelante!!

Agapito dijo...

Amigo Marco-Antonio: Consolador tu mensa. A esa esperanza quiero agarrarme como a clavo ardiendo. Pero me cuesta, me cuesta. Creo en Jesús de Nazaret. Su mensaje ético siempre me ha convencido. Su doctrina es preciosa para andar por la tierra, pero lo del más allá......¿ ?. Claro que si no hubiera un alma, si no hubiera cielo, Dios tendría que inventarlo para personas como mi hija, como tu madre.

Gracias a todos los demás, a todos, los que aquí aparecen y los que no quieren que su mensaje se haga público.

Ahora están de camino, qué distinta esta venida. Eran tan gozosas las otras: cuando fue a la Universidad. Las Navidades todas en familia, con amigas. ¡Cómo le gustaba quedarse acurrucadita en el sofá al calor de la chimenea; en el verano, como tenía todo aprobado, ella era una más a lavar y embolsar zanahorias; cuando vino Ángel por primera vez; qué deciros cuando venía con Nacho bebé, igual a una foto mía de 9 meses; con Rodrigo, a quien yo llamo preciosidad; cada Semana Santa. A "Ro" lo llevó con túnica en la sillita porque apenas andaba en la procesión de la borriquita.

No se mueven de casa mi hermano y su esposa. Los dejo, bajo, me meto en la cama, y no paro. Me refugio en vuestro consuelo. Ahora ya voy a arreglarme para salir a esperarla. Para coger a Sara y llorar, llorar, llorar.

¡Gracias a todos!.

Anónimo dijo...

Querido vecino querida familia..LA tendré presente en mis oraciones. Mucho animo a todos. Belen cuidaremos de los tuyos

Jesús Mazariegos Manrique dijo...

Mi más sincero pesar a toda la familia, mi hermano al enterarse por el blog me comunicó la noticia.

Agapito, la vida a veces es una gran putada y esta es una de ellas.

Lo siento mucho.

Jesús Mazariegos.

laciana dijo...

Agapito, acabo de abrir tu blog y no doy crédito a tu escrito.
Sabes que conocí a tu hija y alguna vez jugamos juntos en la plaza de Sta. Maria, tenía tus mismos ojos. Siento de todo corazón su muerte, D.E.P.
Recibe desde Villablino, tú y toda tu familia, mi más sentido pésame
Javier Rodríguez
.

Pablo Roman Allende dijo...

Agapito, acabo de enterarme de la muerte de vuestra querida hija. Me ha traído Reyes el teléfono y al abrir tu blog me encuentro con tu desgarradora carta . No podre darte en persona el gran abrazo que sabes que deseo darte. Llevo unos días ingresado. ?Recuerdss la última vez que nos vinos en la terraza del Ideal y nos hablaste largo y tendido de Belén?. No nos imaginábamos un desenlace tan rápido. Yo rezaré a ese Nazareno al que tanta fe proclamas.

elvira dijo...


Estimado Agapito,
recibe tú y toda vuestra familia, mi más sentido pésame,y todo mi cariño en estos durísimos momentos que estais pasando.
Un abrazo, Elvira.

miguel angel gil de la puente dijo...

lo siento de corazon.
mi más sentido pésame para toda la familia.
mucho animo.

miguel angel gil de la puente dijo...

En estos momentos tan duros para toda la familia os mando mi más sentido pésamen.
Mucho ánimo.

marta a. dijo...

Siento profundamente la marcha de vuestra hija,hermana,madre y esposa.mucha fuerza para intentar sobrellevar esta tremenda desgracia.recordarla,como tú haces,Agapito,hará que siempre esté con vosotros.mucho ánimo.

Agapito dijo...

Me conmueve, emociona tanta muestra de amistad, de afecto. Agradezco que me sigan llegando mensajes de tanto lector del blog, y más si se identifican. Seguro que a todos los conozco o a sus familias.

Los agradezco, aunque me hacen llorar: son todos tan sentidos, tan sinceros, tan espontáneos: el de "China", ¡claro que es una putada!, pero hemos de esperar en la trascendencia; el de Javi: jugabais en la plazuela, tú eres algo mayor que ella; el de Pablo, hospitalizado, ¿qué te pasa hombre?. Sobre el Nazareno un matiz recordando a Serrat: "no quiero cantar ni puedo / a este Jesús del madero, sino al que anduvo en la mar". Cómo me gustaría tener la certeza de que resucitó.; el de Ángela, optimista y sonriente como es ella; el de Elvira, el de Marta, el del hijo pequeño de Aniano, todos, todos; a toda la gente que ayer tan de verdad, llorando nos acompañó.


Anónimo dijo...

Desde ayer tengo un nudo en la garganta que me tiene acongojada.
Una noticia triste y dificil de comprender para los que nos quedamos por una marcha tan aticipada. Creo que ha tenido una bonita despedida, dulce como ella era. Comparti con ella tienda en campamentos juveniles y experiencias que uno guarda en lo profundo de si, me hubiera gustado despedirla pero las noticias no siempre llegan cuando uno quiere. Belen descansa, no te vas del todo por que queda mucho de ti e los que te quieren. Yo te recordare con tu sonrisa y voz dulce.
Agapito un abrazo para toda la familia en estos duros momentos.
Cristina Fernandez

Anónimo dijo...

Agapito,siento muchísimo la pérdida de un ser tan querido: tu hija, a la vez madre y tambien esposa. Hay que ser fuertes en esta vida, no queda otra y ella estará cuidando de sus dos pequeños ,de su marido y de todos vosotros. Mucho ánimo para este fatal desenlace y un abrazo muy fuerte para toda la familia.

Anónimo dijo...

Agapito y Sara.No tengo palabras para expresar la emoción que sentí ayer en la Iglesia,estaba repleta, la misa impresionante,¡¡cuanta pena perder a una hija!!, nunca olvidaré cuando hace tres años murió mi padre,el relato tan entrañable que hiciste sobre él,y la foto en uno de tus libros en la que estoy yo con mis hermanas y abuelos,nunca,nunca lo olvidaré.
Decirte que siento en el alma el dolor que estais sintiendo,y que yo comparto,Belén,ayer no estuvo sola, todo el pueblo la acompañó en su último viaje, desde el Cielo os verá envejecer hasta que os reunais con ella,cuando mires al Cielo y veas una estrella fugaz,piensa que es tu hija que te hace un guiño desde lo más alto.
Un abrazo muy fuerte para ti y toda la familia.
T.G.M.

Rafael fernandez boyano dijo...

Un fuerte abrazo desde Madrid,en estos momentos tan duros,para ti y todos los tuyos,tu amigo Rafa

Anónimo dijo...

Hoy llego de viaje y me encuentro con la triste noticia.
Recibe mis mas sentido pesame.

Teofilo Quesada

Anónimo dijo...


Un correo de Luciano López Gutiérrez-

Muy bien, Agapito. Estaba muy preocupado con la tarde de ayer porque conozco tu carácter hipersensible, pero mis madres me han dicho que mostraste mucha entereza, y que tan sólo dos veces tuviste que ir a la sacristía para reponerte un poco.

En cuanto a la ceremonia, ya me han dicho mis madres que ha sido impresionante, se les ponía un nudo al contármelo (vamos que se echaron a llorar), tanto por el cariño con que arropó la multitud a vuestra familia (cariño, por supuesto, muy merecido), como por la consternación y respeto que mostraba todo el mundo.

No te quepa duda de que lo que Belén quería era que la corriente de la vida no se paralizase: flotando en dicha corriente van sus hijos, y todo apoyo para su padre por parte de los abuelos y demás familia vendrá muy bien. Tienes que seguir con dos cojones: hay cosas que solo puedes enseñar tú a esos chiquillos.

Me imagino que la entereza de Sara (¡gran madre y esposa!) está relacionada con su fe perfectamente cimentada, en ti, en cambio, advierto últimamente cierto agnosticismo. A mí cuando lo de mi padre, no es comparable a lo tuyo por supuesto, pues no supuso una quiebra del orden natural en la partida, me sirvió mucho la lectura de los estoicos. Si quieres, te llevo algún libro.

Me alegró mucho que nos podamos ver el sábado. ¡Magnífica señal!

Abrazos más fuertes que nunca de tu amigo Luciano.



-

Agapito dijo...

Luciano: Sí, sí. Tráeme algún libro.

Agapito dijo...

Cristina: Cuán sentido es tu mensaje. El de una niña brutalmente huérfana, seguro que por ello Belén en los campamentos te protegería. Era un cielo; Tomasa: ¿y tú que no conociste madre?; amigo "Rafita", Luciano, Teófilo, a todos un millón de gracias.

Agapito dijo...

Luciano: "Sólo dos veces tuviste que ir a la Sacristía....". ¡Si te parece! ¿Sabes cuándo? Cuando empezó D. Tomás la homilía recordando que en la primera foto que él tiene desde su llegada a Villalpando está Belén a su derecha vestida de ángel. Creo fue el día de La Purísima de 1978. ¿Tu sabes lo que era mi niña a los cinco años?. Y siempre en la parroquia, siempre colaborando en todo, hasta que se fue a la Universidad. Igual que todos mis hijos, que mi mujer, que yo hasta que tanta gente me decepcionó. ¡Cómo no deshacerme en llanto...!. Mi hija Gracia y mi hermano Pablo me metieron en la sacristía a desahogarme.

Va a ser mejor que el resto lo cuente en nueva entrada.

Un abrazo fuerte, fuerte.

Anónimo dijo...

Tuve la suerte de ser compañera y amiga de Sara Belén en la universidad. Además de una brillante estudiante era una buenísima amiga. Con ella pasé algunos de los momentos más bonitos de mi vida. Su sonrisa constante, su carcajada espontánea, su estilo...todo la hacía especial. Siento mucho no haber podido acompañarla en su enfermedad ni en su despedida, pero Dios sabe lo que he llorado por ella, lo mucho que lo he sentido, y me consuela pensar que su luz no se ha apagado, sino que brilla un poquito más arriba, haciéndonos un guiño de vez en cuando...
Mi más sentido pésame a toda la familia.

Eladio Pinto García dijo...

Querido Agapito,
Quiero enviarte mis mas sinceras condolencias y mi más sentido pésame
Te ruego disculpas por no haber podido asistir al funeral, pero por causas de trabajo estoy toda la semana lejos de casa.
He hablado con mi hernada y le he contado lo ocurrido. Te envía sus condolencias y un enorme abrazo para toda tu familia desde Méjico.
Mis Padres me han contado por teléfono la enorme tensión que viviste ayer en el momento en que llegó Belén.
Solo te puedo decir que, cuando ellos venían de regreso a Valladolid, mi Padre venía blanco, mareado y profundamente emocionado. Tubieron que parar varias veces en el camino, para reaccionar ante el triste recuerdo que les venía a la mente, del también cercano fallecimiento de mi hermano Raúl.
No tengo palabras para expresar lo que con palabras no se puede decir. Solo quiero darte un abrazo muy grande a ti y a toda tu familia y desearos un poco de tranquilidad y descanso.
ELADIO PINTO GARCÍA (Hijo de Julio y Miluchy)

José Antonio García dijo...

Queridos Agapito y Sara.
Desde Pedrajas, esta familia se une a vuestro dolor, y pedimos a Dios que os de fuerza para superar esa pérdida tan grande de vuestra hija Belén QUE ERA UN ENCANTO como todos vuestros hijos.
Un abrazo muy fuerte.

José Antonio García y María Jesús de la Puente Boyano.

Agapito dijo...

Querida compañera de universidad. Así, tal como la describes, era nuestra hija. ¡Cómo no "esgarrarme" a llorar cuando lo leo...!. Está Gracia, su hermana mayor, con nosotros y sus hijos, en la casa de al lado. Ella se está tragando todos mis llantos. Me oculto de Sara.

Ayer fui caminando al Cementerio. Me puse a pegar gritos y a decirle: "vamos para casa hija". El amigo albañil me consoló, y de nuevo Gracia al llegar a casa. Luego comimos en casa de Jesús toda la familia, catorce personas. Sara madre de invitada, ¡ya era hora!. La paz, armonía, bromas, sonrisas, mis anécdotas, incluso alegría, lo presidieron todo. Seguro que fue eso: esa luz a la que tú aludes. Así lo dijo David: -seguro que a "Paupi" (así él la llamaba siempre) le gusta vernos así.

A ti Eladio agradezco mucho que me des la ocasión de daros las gracias. Una de las presencias que más me emocionó, que más agradecí, fue la de tus padres Julio y Miluchy; porque tu padre, al menos para conducir, va estando mayor, y vinieron de exprofeso a pasar un mal rato, a llorar con nosotros. Venían de verdad, y las heridas del hijo fallecido joven se renovaron. Diles que son unos buenos amigos (Sara y Miluchi lo fueron desde niñas, desde la escuela, a pesar de ser mi suegro alcalde falangista (honrado, cabal y con gran sentido de lo social, que mató mucha hambre en el pueblo en los años de la posguerra), tu abuela comunista, luchadora, valiente, y tu abuelo fusilado por el franquismo en el 41. Lo que cuenta es la calidad humana de las personas, y esa máxima la hemos mantenido, a lo largo de toda la vida, Sara y yo con tus padres.

Dale muchos besos a tus padres.

Y a ti José Antonio y Mª Jesús, tan buenos amigos, ¿qué os voy a decir, cuando la amistad, y la familiaridad vienen de tan lejos?. Vino vuestra tía Angelines, con Elena y su marido, y no aguantó la ceremonia. A la mitad la tuvieron que llevar a casa. ¿Ya más?.

Anónimo dijo...

No sabemos que decirnos en estos momentos ya que la perdida de una hija no tiene palabras de consuelo,solo decirnos que animo y miréis para adelante por que ella con la sonrisa que siempre tenía en la boca la gustaría veros bien y que la recordaríais como era ella .
Usta y Amelia.

Anónimo dijo...

No encuentro consuelo, ni palabras...
Me hubiera gustado estar ahí con todos vosotros, con las amigas...Si bien es cierto que, físicamente no estaba, mi corazón, en todo momento, lloraba al igual que todo Villalpando la partida de Belén, "Belenica" tal y como figura su nombre en mi teléfono y tal como yo siempre me dirigía a ella.
Cuántas risas hemos compartido juntas.
De pequeñicas, jugando en el corral de San Pedro con las gallinas, los conejos... a médicos. Siempre ella y Ani elegían ser los médicos, sus sueños se cumplieron. Rosi y yo (las tenderas) éramos más mayores, les dejábamos los peores juguetes que disponíamos para que crearan su hospital, los clientes los chicos: Jesús, David, Andrés..., siempre las preferían a ellas... jeje...
Ufff, cuántos recuerdos, ensayando canciones todas las tardes en el convento, volviendo loca a Sor Teresita.
Un poco más mozicas excursiones a los pinos con las bicis, a los pueblos de alrededor ¡cuántas zanahorias comimos en el lavadero! y ¡qué ricas estaban!...
Hicimos juntas el camino de Santiago, pasamos muchos ratos juntas caminando retrasadas del grupo, ella tenía los pies con ampollas y yo dolores en las caderas... Cuando vimos un puesto de atención sanitaria para los peregrinos entramos, nos dio por tanto la risa, no podíamos parar de reír, nos invitaron a salir y no nos atendieron.
Compartimos piso en Salamanca, era increíble, inteligente, trabajadora, ¡sacaba tiempo para todo!, ¡hacía de todo!, deporte, manualidades, cocinaba... ¡qué imaginación y creatividad!, lo mismo coser, que punto... y ¡qué expediente académico! ADMIRABLE.
Nos vimos en Ceuta cuando vino a conocer a la familia de Ángel, pasamos una tarde juntos. (Foto 1).
Estuve en Sevilla en su despedida de soltera, cómo nos divertimos... Yo estaba embarazada de Inés y no pude asistir en Villalpando a la boda, pero la fiesta de Sevilla no me la perdí. (Foto 2)
Vinieron ella y Ángel a visitarnos en Zamora, cuando Inés, al mes de nacer, fue ingresada en el hospital. Pese a lo serio del asunto, las fotos que nos hizo Ángel demuestran el buen rato que pasamos juntas, estar al lado de Belén era sonreír y reír sin parar... (Fotos 3 y 4)
Hace un mes en el parque de Villal Belén me enseñó que el dolor que sentía no podía borrar su sonrisa, y seguimos riendo y bromeando con un frío que hacía... Con todo eso y mucho más me quedo: "sonreír aunque llore en el alma".
Las amigas no dejamos de repetirnos en mensajes en los móviles: “BELÉN NOS SONRÍE DESDE EL CIELO”.
Te agradecería que no lo publicaras, que compartas mi dolor y mis maravillosos recuerdos con Sari, Gracia, Jesús, David, Álvaro, familia... y como no, Ángel, admirable cada vez que le he visto siempre tan pendiente de Belén, siempre tan enamorado....
No quiero terminar sin agradecerte las palabras que pese al dolor que soportabas ofreciste a mi padre. Mi madre sintió en el alma no poder acompañaros, ese día lo pasó en urgencias en Zamora acompañando a una anciana.
Un fuerte abrazo para todos de Omar, Inés y Arancha.

No me deja adjuntar fotos, en otra ocasión te las intentaré enviar son preciosas


María Luisa Gallego dijo...

Acabo de enterarme de tan triste noticia...si me permites la expresión, tan impersonal como manida, para expresarte justamente lo contrario: Mi más sincero pésame a toda la familia Modroño-Riaño...Sentimiento que te traslado también en nombre de los commpañeros de la SER.
Un abrazo.
María Luisa Gallego

Agapito dijo...

¡Gracias a ti María Luisa, la periodista a quien siempre pude recurrir, la que nunca me cerró la puerta!. Transmite mi agradecimiento a tus compañeros de la SER.

Si echando un vistazo al blog puedes hacer un bosquejo de la personalidad de nuestra hija, tan excepcional, de la ceremonia y de la conmoción en el pueblo, tienes mi permiso para lanzarlo por las hondas.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Lo siento muchísimo Agapito.
En ningún momento mi intención era agravar tu dolor, sólo compartir momentos vividos junto a ella.
Un abrazo.

Agapito dijo...

Arancha. Soy yo quien debe pedirte disculpas. Sí sé cómo has llorado. Mándame las fotos como adjunto, a mi dirección: amodrono@telefonica.net. De esa forma las podré colgar en el blog, si tengo valor.

Tu madre me ha visto de lejos,ha venido a mi encuentro. Su sonrisa, sus besos me han hecho mucho bien.

Un besazo.

Anónimo dijo...

Nuestro mas sentido pesame desde Quintanilla del Monte.

Amigas de David

Anónimo dijo...

Queridos Agapito y Sari!

Desde el martes pasado no hay un solo dia en el que no lea tu blog, aunque llegue tarde y cansada de Toro, lo leo porque se que algo bonito voy a encontrar, hay mensajes tan bonitos, Belen y vosotros los mereciais.
Nunca me pude imaginar este desenlace, porque en alguno de nuestros mails del verano, me decias que estabais contentos porque estaba reciendo un nurvo tratamiento.
No se por donde seguir.
El martes pasado estaba en toro, me llama Estela, y me dice:"te tengo que dar una mala noticia", nunca me hubiera imaginado que fuera tan mala, no me lo queria creer, y rompi a llorar, estaba en el Counsejo Regulador, me paso en Toro mas de 12 horas al dia, cd pense que estaba tranquila fui hacia donde estaba mi jefe, me noto algo, porque me dijo:" que te pasa?", y otra vez a llorar, tuve que salir del edificio, porque era incapaz de hablar, como pude le dije que a las 5 me tenia que ir a Villalpando a despedir a la hija de los mejores amigos de mi padre, no tengo ninguna duda que ocupabas el primer puesto. Todo el camino lloviendo bastante, como me iba a imaginar el lunes que el martes te volveria a ver y el motivo.
LA CEREMONIA, madre mia, que emotividad, increible, segura estoy de que ella tenia que dar fuerza. No nos queriamos creer que la Ceremonia de la que eramos participes, era una despidida de una personita tan joven, ....., no puedo escribir mas.
Yo no os voy a decir que teneis que ser fuertes, porque no se puede ser tan fuerte, solo quiero deciros que os apoyeis el uno en el otro, y que llorar no es malo, es sentir, es querer que te consuelen, que te quieran, que te mimen.
Solo quiero daros un abrazo, un abrazo muy fuerte, y deciros que mi corazon esta triste, y que os quiere.
Agapito, quedate con el testimonio y el carino de los que de verdad te queremos.

Soraya Mazariegos.

Anónimo dijo...

Hola Agapito, soy Luis el hijo pequeño de Moreno. Siento mucho la pérdida de Sara Bélen, no me es posible darte el pésame en persona por temas de trabajo. Os mando mi más sentido pésame de todo corazón. Mucho ánimo y fuerza a todos.

Luis B. Alejos.

Agapito dijo...

¡Muchas gracias Luis!;

Hace unos días ya me dio el pésame tu hermano Jandri en nombre de toda la familia. Saluda a Marga.

Un abrazo.